/ miércoles 5 de agosto de 2020

Los Frankenstein de la política

Hace muchos años estuve muy de cerca con una Gobernadora de muy alta popularidad en su estado, y que dentro de su gabinete, nombró un Doctor como Secretario de Salud, muy querido y reconocido en la comunidad. Vinieron las elecciones intermedias, y a alguien se le ocurrió la “maravillosa idea” de hacerlo Diputado Federal.

Y sí, ganó. Así, se perdió un muy buen médico y se inventó un mal político. Con el tiempo, este Frankenstein traicionó a quien lo apoyó para hacerse Diputado Federal, se cambió de partido político, y hasta creyó que podría llegar a ser Presidente Municipal de su ciudad, y quien sabe, con el tiempo hasta Gobernador. Esto no sucedió. Lo único que aprendió de haberse hecho político es la forma “correcta” de saludar a sus excompañeros de gabinete y de partido.

Más recientemente, pasó algo similar con quien fuera un muy buen y reconocido abogado, quien llegó a ser Procurador de la Ciudad de México. Muy alto en su popularidad dentro del Gobierno de Marcelo Ebrard, se llevó de calle a Mario Delgado en su intención por ser el candidato y próximo Jefe de Gobierno, por las siglas del PRD.

Ganó con la más alta votación y porcentaje en la historia de la ciudad, pero terminó su gobierno como el peor evaluado de los gobernantes, postulado por el PAN al Senado, y muy confrontado con su predecesor y quien finalmente impulsó a ser Jefe de Gobierno, el actual Canciller Marcelo Ebrard. Vueltas que da la vida.

Sin duda, el Senador Miguel Ángel Mancera en su ámbito, el del Derecho, pudo haber llegado a la más alta cima. Y como político no le fue nada mal, gobernó su ciudad, la perdió, quedó como Senador de una fracción de 2 y con varios de sus colaboradores con orden de aprehensión.

¿Ya adivinó por qué le describo estos dos ejemplos de la política real?

El Dr. Hugo López-Gatell ya es más político que técnico, y no dude que lo vea de Senador o candidato a algo. Y lo desastroso que sería. Ojo Presidente, ya le costó una renuncia muy ostensible. Hay que aprender de la historia.

Twitter: @floresaquino (aunque siga suspendida)


Hace muchos años estuve muy de cerca con una Gobernadora de muy alta popularidad en su estado, y que dentro de su gabinete, nombró un Doctor como Secretario de Salud, muy querido y reconocido en la comunidad. Vinieron las elecciones intermedias, y a alguien se le ocurrió la “maravillosa idea” de hacerlo Diputado Federal.

Y sí, ganó. Así, se perdió un muy buen médico y se inventó un mal político. Con el tiempo, este Frankenstein traicionó a quien lo apoyó para hacerse Diputado Federal, se cambió de partido político, y hasta creyó que podría llegar a ser Presidente Municipal de su ciudad, y quien sabe, con el tiempo hasta Gobernador. Esto no sucedió. Lo único que aprendió de haberse hecho político es la forma “correcta” de saludar a sus excompañeros de gabinete y de partido.

Más recientemente, pasó algo similar con quien fuera un muy buen y reconocido abogado, quien llegó a ser Procurador de la Ciudad de México. Muy alto en su popularidad dentro del Gobierno de Marcelo Ebrard, se llevó de calle a Mario Delgado en su intención por ser el candidato y próximo Jefe de Gobierno, por las siglas del PRD.

Ganó con la más alta votación y porcentaje en la historia de la ciudad, pero terminó su gobierno como el peor evaluado de los gobernantes, postulado por el PAN al Senado, y muy confrontado con su predecesor y quien finalmente impulsó a ser Jefe de Gobierno, el actual Canciller Marcelo Ebrard. Vueltas que da la vida.

Sin duda, el Senador Miguel Ángel Mancera en su ámbito, el del Derecho, pudo haber llegado a la más alta cima. Y como político no le fue nada mal, gobernó su ciudad, la perdió, quedó como Senador de una fracción de 2 y con varios de sus colaboradores con orden de aprehensión.

¿Ya adivinó por qué le describo estos dos ejemplos de la política real?

El Dr. Hugo López-Gatell ya es más político que técnico, y no dude que lo vea de Senador o candidato a algo. Y lo desastroso que sería. Ojo Presidente, ya le costó una renuncia muy ostensible. Hay que aprender de la historia.

Twitter: @floresaquino (aunque siga suspendida)


ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 30 de septiembre de 2020

¿A quién le sirve la violencia?

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 23 de septiembre de 2020

Yo protejo el humedal

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 09 de septiembre de 2020

Elecciones 2021: rebatinga en los partidos

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 02 de septiembre de 2020

La arrogancia de sentirse libres

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 26 de agosto de 2020

No es el doctor muerte

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 19 de agosto de 2020

¿Y dónde quedó la pandemia?

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 05 de agosto de 2020

Los Frankenstein de la política

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 29 de julio de 2020

Bienvenido de regreso Secretario

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 22 de julio de 2020

Ahora van contra Airbnb

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

Cargar Más