/ miércoles 27 de octubre de 2021

Estafa telefónica sofisticada

Vaya que las extorsiones telefónicas van en aumento, y encuentran nuevas modalidades para estafar y engañar a la gente. Lo peor, que las autoridades no han logrado aún evitar que sigan estos delitos, aún y con que se conoce que son bandas con un modus operandi muy identificado.

Le pongo un ejemplo cercano. Dos grandes amigos, que afortunadamente me tocó saber que sus whatsapp habían sido hackeados, y desde los cuales estaban solicitando dinero a sus contactos, como si fueran ellos mismos quienes lo pidieran.

En el caso de Rodrigo de la Cadena, usurparon su identidad y desde los números 5627003121, 4778192793, y 5626130698 se comunicaron con sus contactos diciendo que tenía un grave problema, para posteriormente intentar la estafa. Hizo las denuncias correspondientes y pudo recuperar su cuenta.

El otro caso, que me tocó recibir directamente, fue el de mi admirado Alberto Ángel “el Cuervo”. Aquí lo grave es que te buscan del propio whatsapp de la víctima, llamando poderosamente la atención que, asomándome a su perfil, hace unos días la cuenta la convirtieron en “empresarial”, con lo que no aparece el número del cual te llaman.

Sabiendo que era un engaño, les seguí el juego a los estafadores, con lo que pude identificar el modus operandi. Primero alguien que te envía un saludo (con buena ortografía) escribiéndote que se encuentra en recuperación y que ahí la lleva. Esto porque quienes somos amigos de El Cuervo, sabemos que hace poco estuvo en el hospital y está en proceso de recuperación, información obtenida por los estafadores al haber hackeado su cuenta.

Después, te van conduciendo al punto en el que te piden dinero “porque su tarjeta no pasa en el hospital y su aplicación tiene un problema”. Posteriormente, alguien con pésima ortografía te dice a donde tienes que depositar, en este caso la cuenta Banamex 5204 1657 58109999 a nombre de la “Doctora” Eustolia Martínez García.

Me llamó también la atención que al ver que no caí, alguien que escribía como extranjero, empezó a insultarme. Es decir, no era una sola persona, sino que alguien supervisa, seguramente de otro país.

Ahí están los números de teléfono y de cuenta de banco, y la tecnología permite saber de qué lugar envían los mensajes ¿por qué no actúa la autoridad?

Twitter: @floresaquino

Vaya que las extorsiones telefónicas van en aumento, y encuentran nuevas modalidades para estafar y engañar a la gente. Lo peor, que las autoridades no han logrado aún evitar que sigan estos delitos, aún y con que se conoce que son bandas con un modus operandi muy identificado.

Le pongo un ejemplo cercano. Dos grandes amigos, que afortunadamente me tocó saber que sus whatsapp habían sido hackeados, y desde los cuales estaban solicitando dinero a sus contactos, como si fueran ellos mismos quienes lo pidieran.

En el caso de Rodrigo de la Cadena, usurparon su identidad y desde los números 5627003121, 4778192793, y 5626130698 se comunicaron con sus contactos diciendo que tenía un grave problema, para posteriormente intentar la estafa. Hizo las denuncias correspondientes y pudo recuperar su cuenta.

El otro caso, que me tocó recibir directamente, fue el de mi admirado Alberto Ángel “el Cuervo”. Aquí lo grave es que te buscan del propio whatsapp de la víctima, llamando poderosamente la atención que, asomándome a su perfil, hace unos días la cuenta la convirtieron en “empresarial”, con lo que no aparece el número del cual te llaman.

Sabiendo que era un engaño, les seguí el juego a los estafadores, con lo que pude identificar el modus operandi. Primero alguien que te envía un saludo (con buena ortografía) escribiéndote que se encuentra en recuperación y que ahí la lleva. Esto porque quienes somos amigos de El Cuervo, sabemos que hace poco estuvo en el hospital y está en proceso de recuperación, información obtenida por los estafadores al haber hackeado su cuenta.

Después, te van conduciendo al punto en el que te piden dinero “porque su tarjeta no pasa en el hospital y su aplicación tiene un problema”. Posteriormente, alguien con pésima ortografía te dice a donde tienes que depositar, en este caso la cuenta Banamex 5204 1657 58109999 a nombre de la “Doctora” Eustolia Martínez García.

Me llamó también la atención que al ver que no caí, alguien que escribía como extranjero, empezó a insultarme. Es decir, no era una sola persona, sino que alguien supervisa, seguramente de otro país.

Ahí están los números de teléfono y de cuenta de banco, y la tecnología permite saber de qué lugar envían los mensajes ¿por qué no actúa la autoridad?

Twitter: @floresaquino

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 01 de diciembre de 2021

Duda razonable

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 24 de noviembre de 2021

El INFONAVIT en épocas post-covid

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 17 de noviembre de 2021

Oaxaqueños residentes en la Ciudad de México

PODER CIUDADANO 

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 10 de noviembre de 2021

Tráileres asesinos

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 03 de noviembre de 2021

Día de Muertos y reactivación económica

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 27 de octubre de 2021

Estafa telefónica sofisticada

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 13 de octubre de 2021

Traileros, la transa de sus seguros

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 06 de octubre de 2021

¡Se les acabó!

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 29 de septiembre de 2021

Rescatemos la Ciudad Deportiva

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

miércoles 22 de septiembre de 2021

Al borde del abismo

PODER CIUDADANO

Juan Carlos Flores Aquino

Cargar Más