/ jueves 4 de marzo de 2021

5 cosas que debes saber si tienes una tarjeta de crédito

Que levante la mano quien no tenga problemas con su tarjeta de crédito. ¿Nadie? Claro, en estos tiempos es fácil endeudarse más rápido de lo que uno imagina.

Nuestros amigos de Coru.com, plataforma de servicios financieros, realizaron un estudio que revela que 32% de los mexicanos gasta más de lo que gana y el 26% gasta lo mismo que ingresa. Esto debido a que realizan compras mal presupuestadas, además de tener un mal manejo de su dinero.

“El pago de las facturas mensuales y las nuevas necesidades de compra han limitado el poder adquisitivo de miles de mexicanos, aunado a esto, el 72.2% de los encuestados señala que sus ingresos varían frecuentemente, lo que no les permite tener un buen control de sus finanzas personales y hacen que cada compra no contemplada se convierta en un desafío de pago en el futuro”, afirma Fernando González, Partner en QED Investors y CEO de Coru, plataforma de servicios financieros.

Por ello, hoy más que nunca es vital que se realicen compras útiles, se designe un presupuesto acorde a las posibilidades de pago y se utilicen correctamente herramientas financieras como las tarjetas de crédito.

Estos plásticos son una excelente opción para gestionar gastos sin perder de vista que son instrumentos financieros y no “dinero extra”.

De acuerdo con la plataforma Coru.com, estos son algunos consejos para que las tarjetas de crédito sean un aliado de tus finanzas todo el año:

Planifica tus compras. Primero pregúntate si lo que quieres adquirir lo deseas o lo necesitas. Si lo necesitas entonces planea tus compras con cautela, revisar tu saldo y designa un presupuesto que esté dentro de tus posibilidades de pago.

Aprovecha los beneficios de tu tarjeta. Todas las tarjetas de crédito tienen algún tipo de beneficio, ya sea descuentos en algunas tiendas departamentales y establecimientos, compras a meses sin intereses, puntos o monedero electrónico. Revisa qué beneficios ofrece la tuya y considera los que te sean más útiles.

Usa las fechas de pago a tu favor. Hay dos fechas que debes tener muy presentes al momento de manejar tu tarjeta de crédito: tu fecha de corte y tu fecha límite de pago. El hacer un buen uso de éstas te puede ayudar a pagar un producto que adquiriste en un tiempo mayor y sin generar intereses.

Por ejemplo, si tu fecha de corte es el 10 de cada mes, puedes adquirir un producto o pagar un servicio el día 11, con lo que tendrás más de mes y medio para pagar, ya que ese cobro te llegaría hasta el próximo día 10 del siguiente mes.

¡Aguas con los pagos a meses! Las compras a meses pueden ser una buena solución, pero si no tienes cuidado puede resultar lo contrario, ya que cuando se acumulan varios pagos pequeños, el resultado es una suma considerable que puede ser una gran limitante para tu presupuesto del mes.

Antes de realizar cualquier compra revisa tu historial de pagos a meses y analiza si de verdad te conviene tener otro pago ‘chiquito’, o si es mejor para tus finanzas pagar de contado o buscar algo más económico.

Usa tu tarjeta como financiador. Una buena forma de usar tu tarjeta es como un financiador y “prestarte” un dinero hoy que podrás pagar después, así el golpe de la fecha no será tan severo, y en cuanto llegue tu próxima fecha de pago podrás saldarlo.

@lady_varo

ladyvaro.fp@gmail.com

Que levante la mano quien no tenga problemas con su tarjeta de crédito. ¿Nadie? Claro, en estos tiempos es fácil endeudarse más rápido de lo que uno imagina.

Nuestros amigos de Coru.com, plataforma de servicios financieros, realizaron un estudio que revela que 32% de los mexicanos gasta más de lo que gana y el 26% gasta lo mismo que ingresa. Esto debido a que realizan compras mal presupuestadas, además de tener un mal manejo de su dinero.

“El pago de las facturas mensuales y las nuevas necesidades de compra han limitado el poder adquisitivo de miles de mexicanos, aunado a esto, el 72.2% de los encuestados señala que sus ingresos varían frecuentemente, lo que no les permite tener un buen control de sus finanzas personales y hacen que cada compra no contemplada se convierta en un desafío de pago en el futuro”, afirma Fernando González, Partner en QED Investors y CEO de Coru, plataforma de servicios financieros.

Por ello, hoy más que nunca es vital que se realicen compras útiles, se designe un presupuesto acorde a las posibilidades de pago y se utilicen correctamente herramientas financieras como las tarjetas de crédito.

Estos plásticos son una excelente opción para gestionar gastos sin perder de vista que son instrumentos financieros y no “dinero extra”.

De acuerdo con la plataforma Coru.com, estos son algunos consejos para que las tarjetas de crédito sean un aliado de tus finanzas todo el año:

Planifica tus compras. Primero pregúntate si lo que quieres adquirir lo deseas o lo necesitas. Si lo necesitas entonces planea tus compras con cautela, revisar tu saldo y designa un presupuesto que esté dentro de tus posibilidades de pago.

Aprovecha los beneficios de tu tarjeta. Todas las tarjetas de crédito tienen algún tipo de beneficio, ya sea descuentos en algunas tiendas departamentales y establecimientos, compras a meses sin intereses, puntos o monedero electrónico. Revisa qué beneficios ofrece la tuya y considera los que te sean más útiles.

Usa las fechas de pago a tu favor. Hay dos fechas que debes tener muy presentes al momento de manejar tu tarjeta de crédito: tu fecha de corte y tu fecha límite de pago. El hacer un buen uso de éstas te puede ayudar a pagar un producto que adquiriste en un tiempo mayor y sin generar intereses.

Por ejemplo, si tu fecha de corte es el 10 de cada mes, puedes adquirir un producto o pagar un servicio el día 11, con lo que tendrás más de mes y medio para pagar, ya que ese cobro te llegaría hasta el próximo día 10 del siguiente mes.

¡Aguas con los pagos a meses! Las compras a meses pueden ser una buena solución, pero si no tienes cuidado puede resultar lo contrario, ya que cuando se acumulan varios pagos pequeños, el resultado es una suma considerable que puede ser una gran limitante para tu presupuesto del mes.

Antes de realizar cualquier compra revisa tu historial de pagos a meses y analiza si de verdad te conviene tener otro pago ‘chiquito’, o si es mejor para tus finanzas pagar de contado o buscar algo más económico.

Usa tu tarjeta como financiador. Una buena forma de usar tu tarjeta es como un financiador y “prestarte” un dinero hoy que podrás pagar después, así el golpe de la fecha no será tan severo, y en cuanto llegue tu próxima fecha de pago podrás saldarlo.

@lady_varo

ladyvaro.fp@gmail.com