/ sábado 1 de agosto de 2020

Remedio Milagroso

En medio de la crisis sanitaria por COVID-19, el gobierno mexicano anunció la compra de medicamentos en el extranjero, sin licitaciones y por adjudicación directa, por un monto de 6,800 millones de dólares, lo que representa la compra más grande en la historia en manos de la ONU.

El objetivo –según se dijo- es resolver de fondo el problema de desabasto de medicamentos y evitar la corrupción, lo que de tajo desacredita a la industria farmacéutica nacional y la coloca como el enemigo a vencer, cuando se trata de empresas que por años han invertido en México, generan empleos, pagan impuestos y contribuyen a cubrir la demanda nacional de medicamentos e insumos para la salud.

El golpe es letal para la industria nacional y pone en peligro 100 mil empleos directos y 500 indirectos, de los 250 mil que genera el sector, con pérdidas económicas por 60 mil millones de pesos, según estimaciones de Canifarma y de la Comisión de Salud del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Durante la discusión de la reforma a la Ley de Adquisiciones del Sector Público en el Senado de la República, que fue aprobada por la mayoría morenista y sus aliados, la senadora Beatriz Paredes Rangel expresó: “lacera que haya argumentos falaces… para crear una reforma que burla las normas de transparencia y favorece la discrecionalidad, al contrario de lo que se alega como soporte que es el combate a la corrupción”.

“Esta decisión es un error más que se eslabona en la errática política de salud de la presente administración”, sentenció la legisladora, quien puso en evidencia la falta de solvencia de la Cofepris y su titular, que al tomar decisiones “precipitadas”, demuestra su desconocimiento del mundo internacional de las medicinas.

A diferencia de otras decisiones de gobierno, las políticas en materia de salud tienen consecuencias que repercuten directamente en los valores más altos que tiene todo ser humano, que son: la vida y la salud.

A partir de esta decisión, cuál remedio milagroso, los mexicanos esperan que el problema de desabasto se resuelva definitivamente y haya medicamentos de calidad, de forma oportuna y suficiente en todas las clínicas y hospitales del país. Ojalá así sea.

Los resultados estarán a la vista en poco tiempo; solo queda esperar, porque la salud al igual que la alimentación son asuntos que tienen que ver con la pregonada soberanía nacional, que el Estado mexicano es encargado de velar, para no dejarlos expuestos a los caprichosos vaivenes financieros de los mercados internacionales, la volatilidad cambiaria, e incluso, como lo demostró la pandemia de Covid-19, a la dependencia de insumos del extranjeros, donde los países con mayor desarrollo tecnológico priorizaron la demanda interna, para después ayudar “si podían hacerlo” a otros países, con el envío de los productos sobrantes y de menor calidad.

En medio de la crisis sanitaria por COVID-19, el gobierno mexicano anunció la compra de medicamentos en el extranjero, sin licitaciones y por adjudicación directa, por un monto de 6,800 millones de dólares, lo que representa la compra más grande en la historia en manos de la ONU.

El objetivo –según se dijo- es resolver de fondo el problema de desabasto de medicamentos y evitar la corrupción, lo que de tajo desacredita a la industria farmacéutica nacional y la coloca como el enemigo a vencer, cuando se trata de empresas que por años han invertido en México, generan empleos, pagan impuestos y contribuyen a cubrir la demanda nacional de medicamentos e insumos para la salud.

El golpe es letal para la industria nacional y pone en peligro 100 mil empleos directos y 500 indirectos, de los 250 mil que genera el sector, con pérdidas económicas por 60 mil millones de pesos, según estimaciones de Canifarma y de la Comisión de Salud del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Durante la discusión de la reforma a la Ley de Adquisiciones del Sector Público en el Senado de la República, que fue aprobada por la mayoría morenista y sus aliados, la senadora Beatriz Paredes Rangel expresó: “lacera que haya argumentos falaces… para crear una reforma que burla las normas de transparencia y favorece la discrecionalidad, al contrario de lo que se alega como soporte que es el combate a la corrupción”.

“Esta decisión es un error más que se eslabona en la errática política de salud de la presente administración”, sentenció la legisladora, quien puso en evidencia la falta de solvencia de la Cofepris y su titular, que al tomar decisiones “precipitadas”, demuestra su desconocimiento del mundo internacional de las medicinas.

A diferencia de otras decisiones de gobierno, las políticas en materia de salud tienen consecuencias que repercuten directamente en los valores más altos que tiene todo ser humano, que son: la vida y la salud.

A partir de esta decisión, cuál remedio milagroso, los mexicanos esperan que el problema de desabasto se resuelva definitivamente y haya medicamentos de calidad, de forma oportuna y suficiente en todas las clínicas y hospitales del país. Ojalá así sea.

Los resultados estarán a la vista en poco tiempo; solo queda esperar, porque la salud al igual que la alimentación son asuntos que tienen que ver con la pregonada soberanía nacional, que el Estado mexicano es encargado de velar, para no dejarlos expuestos a los caprichosos vaivenes financieros de los mercados internacionales, la volatilidad cambiaria, e incluso, como lo demostró la pandemia de Covid-19, a la dependencia de insumos del extranjeros, donde los países con mayor desarrollo tecnológico priorizaron la demanda interna, para después ayudar “si podían hacerlo” a otros países, con el envío de los productos sobrantes y de menor calidad.

sábado 08 de agosto de 2020

Compras de emergencia sospechosas

sábado 01 de agosto de 2020

Remedio Milagroso

sábado 25 de julio de 2020

Y ¿Quien tendrá acceso a la vacuna?

sábado 18 de julio de 2020

Palo dado ni dios lo quita

sábado 11 de julio de 2020

El recuento de los daños

sábado 04 de julio de 2020

De rojo a naranja

sábado 27 de junio de 2020

LAS OTRAS OSCURAS CIFRAS DE LA PANDEMIA

sábado 20 de junio de 2020

El desmantelamiento del Sector Salud

sábado 06 de junio de 2020

Lucha contra SARS-COV2 continúa

Cargar Más