/ sábado 31 de octubre de 2020

Uno de los beneficios medicinales más conocidos del cannabis es la reducción del dolor: Guillermo Nieto, Presidente de la ANICANN

Ayudan a controlar el dolor de nervios que sienten los pacientes diabéticos, dolor artrítico

Ciudad de México.- Uno de los beneficios medicinales más conocidos del cannabis es la reducción del dolor, también conocido como efecto analgésico. Cientos de investigaciones científicas han demostrado que cannabinoides como el CBD y el THC ayudan a controlar el dolor en pacientes con enfermedades como artritis, dolores neuropáticos, fibromialgia es decir el dolor de nervios que sienten los pacientes diabéticos, dolor artrítico y más.

En México, de acuerdo con la Federación Latinoamericana de Asociaciones para el Estudio del Dolor, 9 de cada 10 personas sufren de un dolor crónico, en América Latina más de 190 millones de personas lidian todos los días con algún tipo de dolor. Para aliviarlo, hay diferentes tipos de analgésicos, pero los más usados son los no esteroideos como el naproxeno, ibuprofeno y ketorolaco; y los narcóticos, como la morfina, codeina, fentanilo, etcétera.

Estos son los tratamientos más comúnes para disminuir el dolor, pero todos tienen efectos secundarios o adversos, en el caso de los no esteroideos se presentan problemas estomacales como sangrado y úlcera, por su parte, los narcóticos provocan padecimientos renales, presión arterial alta o problemas cardíacos, retención de líquidos, erupciones y otras reacciones alérgicas, una sobredosis de este tipo de analgésico puede llevar a la muerte y su uso constante genera una dependencia física.

En cambio, el cannabis es mucho más seguro para usarse y los efectos adversos que pudiera provocar su consumo excesivo duran apenas unas horas. Los componentes del cannabis como el THC y el CBD funcionan no solo al reducir la sensación de dolor, sino también como antiinflamatorios, lo que promueve que la sensación de alivio sea más duradera.

Los compuestos derivados del cannabis pueden ser absorbidos por la piel, por lo que su aplicación tópica hace que sus efectos se centren en un área afectada, lo que ayuda en el alivio de golpes y es tan efectivo que incluso deportistas como Nate Díaz, de la UFC, usen CBD vaporizado y en cremas luego de combates o entrenamientos pesados. Otros deportistas de alto rendimiento que practican disciplinas de contacto eligen el CBD como analgésico y antiinflamatorio de cabecera.

El remedio tradicional de las abuelas, el alcohol con cannabis que se usaba en friegas, responde al mismo principio pues el etanol disolvía las sustancias activas de la planta, ahora, estas pueden ser purificadas y aisladas, para obtener los efectos deseados con mayor efectividad y seguridad. Así, poco a poco, las anécdotas de cómo el cannabis quita el dolor se convierten en realidades respaldadas por la ciencia.

Investigadores de la Universidad de California, en Estados Unidos, comprobaron en ratas que, efectivamente, el THC tiene un efecto analgésico, al activar una región cerebral que controla los circuitos del dolor. El área cerebral en cuestión es la médula ventromedial rostral, la misma zona donde surten efecto los componentes analgésicos de la morfina, pero sin la posibilidad de sobredosis letal.

La industria farmacéutica representa en promedio 1.2% del PIB nacional y 7.2% del Producto Interno Bruto manufacturero y tiene un valor aproximado de 14 mil 500 millones de dólares anuales, entre los más vendidos siempre están los analgésicos, por lo que es necesario aprobar las reglas del mercado de productos farmacéuticos de origen cannábico, que debían publicarse el 9 de septiembre. Es urgente tener normas y un marco legal en el que la industria del cannabis medicinal pueda florecer y los pacientes puedan beneficiarse de las propiedades de esta planta.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado





Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Ciudad de México.- Uno de los beneficios medicinales más conocidos del cannabis es la reducción del dolor, también conocido como efecto analgésico. Cientos de investigaciones científicas han demostrado que cannabinoides como el CBD y el THC ayudan a controlar el dolor en pacientes con enfermedades como artritis, dolores neuropáticos, fibromialgia es decir el dolor de nervios que sienten los pacientes diabéticos, dolor artrítico y más.

En México, de acuerdo con la Federación Latinoamericana de Asociaciones para el Estudio del Dolor, 9 de cada 10 personas sufren de un dolor crónico, en América Latina más de 190 millones de personas lidian todos los días con algún tipo de dolor. Para aliviarlo, hay diferentes tipos de analgésicos, pero los más usados son los no esteroideos como el naproxeno, ibuprofeno y ketorolaco; y los narcóticos, como la morfina, codeina, fentanilo, etcétera.

Estos son los tratamientos más comúnes para disminuir el dolor, pero todos tienen efectos secundarios o adversos, en el caso de los no esteroideos se presentan problemas estomacales como sangrado y úlcera, por su parte, los narcóticos provocan padecimientos renales, presión arterial alta o problemas cardíacos, retención de líquidos, erupciones y otras reacciones alérgicas, una sobredosis de este tipo de analgésico puede llevar a la muerte y su uso constante genera una dependencia física.

En cambio, el cannabis es mucho más seguro para usarse y los efectos adversos que pudiera provocar su consumo excesivo duran apenas unas horas. Los componentes del cannabis como el THC y el CBD funcionan no solo al reducir la sensación de dolor, sino también como antiinflamatorios, lo que promueve que la sensación de alivio sea más duradera.

Los compuestos derivados del cannabis pueden ser absorbidos por la piel, por lo que su aplicación tópica hace que sus efectos se centren en un área afectada, lo que ayuda en el alivio de golpes y es tan efectivo que incluso deportistas como Nate Díaz, de la UFC, usen CBD vaporizado y en cremas luego de combates o entrenamientos pesados. Otros deportistas de alto rendimiento que practican disciplinas de contacto eligen el CBD como analgésico y antiinflamatorio de cabecera.

El remedio tradicional de las abuelas, el alcohol con cannabis que se usaba en friegas, responde al mismo principio pues el etanol disolvía las sustancias activas de la planta, ahora, estas pueden ser purificadas y aisladas, para obtener los efectos deseados con mayor efectividad y seguridad. Así, poco a poco, las anécdotas de cómo el cannabis quita el dolor se convierten en realidades respaldadas por la ciencia.

Investigadores de la Universidad de California, en Estados Unidos, comprobaron en ratas que, efectivamente, el THC tiene un efecto analgésico, al activar una región cerebral que controla los circuitos del dolor. El área cerebral en cuestión es la médula ventromedial rostral, la misma zona donde surten efecto los componentes analgésicos de la morfina, pero sin la posibilidad de sobredosis letal.

La industria farmacéutica representa en promedio 1.2% del PIB nacional y 7.2% del Producto Interno Bruto manufacturero y tiene un valor aproximado de 14 mil 500 millones de dólares anuales, entre los más vendidos siempre están los analgésicos, por lo que es necesario aprobar las reglas del mercado de productos farmacéuticos de origen cannábico, que debían publicarse el 9 de septiembre. Es urgente tener normas y un marco legal en el que la industria del cannabis medicinal pueda florecer y los pacientes puedan beneficiarse de las propiedades de esta planta.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado





Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Policiaca

Tráiler choca, arde en llamas y colapsa la México-Calpulalpan; El operador muere [Video]

El operador del tráiler murió calcinado atrapado en la cabina, en medio de una estela de destrozos que dejó la unidad pesada a su paso