/ martes 28 de diciembre de 2021

¡Alerta! Durante fiestas decembrinas aumentan accidentes, principalmente quemaduras y corrosiones

Los niños menores de 15 años representan una de cada cuatro lesiones relacionadas con fuegos artificiales

Los cuatro tipos de accidentes más frecuentes en la temporada decembrina son los incidentes viales, causados principalmente por el abuso de alcohol o falta de sueño; incendios por conexiones de luces, así como quemaduras por pirotecnia y corrosiones por mal manejo de alimentos o líquidos calientes en la cocina.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, los traumatismos, envenenamientos y lesiones externas fueron la principal causa de atención médica en servicios de urgencia de hospitales capitalinos durante 2018, siendo las quemaduras o corrosiones el segundo motivo más importante de la atención médica de urgencias, solo antecedido por los traumatismos.

En la temporada de vacaciones es cuando se incrementan los accidentes en el hogar, siendo el grupo más vulnerable los niños menores de 15 años, indicó el doctor Enrique Garavito, cirujano reconstructivo del Hospital Shriners Ciudad de México, que se ubica en la alcaldía de Coyoacán.

Los niños menores de 15 años representan una de cada cuatro lesiones relacionadas con fuegos artificiales, debido a que las bengalas arden a alrededor de 2000 grados Fahrenheit, que es lo suficientemente caliente como para causar quemaduras de tercer grado y derretir el vidrio, alertó el especialista del Hospital Shriners México, que desde 1945 brinda atención a niños de cero a 18 años con problemas ortopédicos y lesiones ocasionadas por quemaduras, sin ningún costo.

El especialista señaló que las quemaduras de tercer grado pueden causar ceguera y cicatrices permanentes, y las quemaduras más frecuentes relacionadas con los fuegos artificiales son las manos, el área de la cabeza / cuello y los ojos.

Como uno de los sistemas de atención médica pediátrica líderes y pioneros en el cuidado de quemaduras y en las secuelas después de una quemadura, el Hospitales Shriners para Niños, emitió una serie de recomendaciones para prevenir quemaduras en las fiestas decembrinas.

El doctor Enrique Garavito indicó que la cicatrización posterior a las quemaduras representa un problema clínico significativo debido al número de pacientes que desarrollan cicatrices que pueden limitar la interacción social, afectar negativamente la autoestima y las actividades diarias.

Explicó que las cicatrices inducidas térmicamente son típicamente recalcitrantes al tratamiento debido a su naturaleza proliferativa y su manejo apropiado sigue siendo un desafío.

Entre los consejos de prevención para prevenir quemaduras relacionadas con los fuegos artificiales, el especialista indicó que los padres de familia nunca deben permitir que los niños enciendan fuegos artificiales. Siempre debe haber un adulto supervisando si hay fuegos artificiales cerca.

Nunca permita que los niños manipulen las bengalas; como una opción más segura puede utilizar barras luminosas en su lugar, ni intentar volver a encender fuegos artificiales que no sean funcionales

Los adultos deben desechar todos los fuegos artificiales en un balde de agua y de preferencia tener a la mano un extintor de incendios y / o una manguera cerca, en caso de un incendio

El especialista destacó la importancia de que los padres de familia enseñen a los niños acerca de los peligros de utilizar fuegos artificiales.

Asimismo, recordó a las familias mantener los líquidos inflamables (gasolina) lejos del área designada para fuegos artificiales y nunca usar ropa holgada mientras enciende fuegos artificiales

La mejor- y más segura- forma de disfrutar de los fuegos artificiales es asistir a una exhibición pública dirigida por profesionales capacitados.

Recordó que los niños siempre corren riesgo alrededor de los fuegos artificiales residenciales, incluso si no son ellos quienes los manipulan. La mejor forma de proteger a los niños es no utilizar fuegos artificiales en casa. Los espectáculos públicos de fuegos artificiales operados y producidos por profesionales capacitados son los más seguros.

Los padres deben buscar atención médica inmediata si un niño resulta herido por fuegos artificiales. Llame al 911 o vaya inmediatamente a la sala de emergencias.

Cabe señalar que de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, los traumatismos, envenenamientos y lesiones externas fueron la principal causa de atención médica en servicios de urgencia de hospitales capitalinos durante 2018 al representar el 22% de todas las atenciones brindadas.

MAGADALENA DE LAS SALINAS RECIBE MÁS 100 PACIENTES CON LESIONES PROVOCADAS POR PIROTECNICA EN EPOCA DECEMBRINA

Durante las fiestas de fin de año, el Hospital de Traumatología Magdalena de las Salinas del IMSS recibe más de 100 pacientes por lesiones provocadas por pirotécnica, de los cuales al menos 30 requieren ser hospitalizados, y de ellos, 10 son niños de 3 a 5 años de edad.

Así lo informó la doctora Claudia Berenice Hernández Valverde, especialista en cirugía plástica y reconstructiva, quien advirtió que el mal uso de este tipo de artefactos explosivos pueden causar daños en músculos, piel, hueso e incluso provocar la pérdida de dedos o brazos.

La especialista recomendó a padres familiar hacer conciencia sobre el riesgo que implica que niñas y niños tengan en sus manos juegos pirotécnicos, ya que éstos no tienen las habilidades para utilizarlos y su mal manejo puede derivar en daños en músculos, piel o deformaciones faciales.

Asimismo, alertó sobre los peligros que significan los retos en redes sociales, donde se invita a niños y adolescentes a usar productos inflamables, pirotecnia o fogatas. “El reto realmente es para los cirujanos: reconstruir y devolver tu salud es un gran desafío. Evita los retos de internet”.

La doctora Hernández Valverde explicó que existen fuegos artificiales que solo dan luz con pólvora y son los menos peligrosos, como: buscapiés, brujitas, cerillitos, entre otros.

Sin embargo, los conocidos como cohetes, palomas, bombas y cañones, por citar algunos, son más elaborados, tienen luz, sonido y hacen una explosión prácticamente rápida. Son muy agresivos y en un instante pueden causar lesiones a quienes no tienen la destreza para manejarlos.

Destacó el peligro que los niños guarden los productos pirotécnicos en el bolsillo del pantalón, ya que la misma fricción de la ropa puede provocar que prendan y provoquen quemaduras en piernas y genitales.

La especialista en cirugía plástica y reconstructiva resaltó que desafortunadamente las heridas por pirotecnia son graves. Las más leves, que ocurren por las lucecitas de bengala y cerillitos, producen pequeñas lesiones que incluso pueden sanar solas.

Subrayó que en la Unidad de Quemados de esta UMAE se atienden lesiones con aseos, piel cultivada, injerto de su propio cuerpo, piel cadavérica para coberturas temporales y colgajos locales para reconstrucciones, además de injertos de hueso, pero “después de un accidente y de una reconstrucción, nunca van a ver una mano, un a cara o una piel iguales”, alertó.

Refirió que en temporada de fiestas de fin de año, el Hospital de Traumatología de Magdalena de las Salinas recibe más de 100 pacientes por lesiones causadas por pirotecnia, 30 de los cuales son graves y permanecen hospitalizadas hasta por un mes hasta su recuperación. De los 30 internamientos, afirmó, 10 son niños de entre 3 y 5 años de edad, porque los papás los quieren enseñar a tronar cohetes.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Los cuatro tipos de accidentes más frecuentes en la temporada decembrina son los incidentes viales, causados principalmente por el abuso de alcohol o falta de sueño; incendios por conexiones de luces, así como quemaduras por pirotecnia y corrosiones por mal manejo de alimentos o líquidos calientes en la cocina.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, los traumatismos, envenenamientos y lesiones externas fueron la principal causa de atención médica en servicios de urgencia de hospitales capitalinos durante 2018, siendo las quemaduras o corrosiones el segundo motivo más importante de la atención médica de urgencias, solo antecedido por los traumatismos.

En la temporada de vacaciones es cuando se incrementan los accidentes en el hogar, siendo el grupo más vulnerable los niños menores de 15 años, indicó el doctor Enrique Garavito, cirujano reconstructivo del Hospital Shriners Ciudad de México, que se ubica en la alcaldía de Coyoacán.

Los niños menores de 15 años representan una de cada cuatro lesiones relacionadas con fuegos artificiales, debido a que las bengalas arden a alrededor de 2000 grados Fahrenheit, que es lo suficientemente caliente como para causar quemaduras de tercer grado y derretir el vidrio, alertó el especialista del Hospital Shriners México, que desde 1945 brinda atención a niños de cero a 18 años con problemas ortopédicos y lesiones ocasionadas por quemaduras, sin ningún costo.

El especialista señaló que las quemaduras de tercer grado pueden causar ceguera y cicatrices permanentes, y las quemaduras más frecuentes relacionadas con los fuegos artificiales son las manos, el área de la cabeza / cuello y los ojos.

Como uno de los sistemas de atención médica pediátrica líderes y pioneros en el cuidado de quemaduras y en las secuelas después de una quemadura, el Hospitales Shriners para Niños, emitió una serie de recomendaciones para prevenir quemaduras en las fiestas decembrinas.

El doctor Enrique Garavito indicó que la cicatrización posterior a las quemaduras representa un problema clínico significativo debido al número de pacientes que desarrollan cicatrices que pueden limitar la interacción social, afectar negativamente la autoestima y las actividades diarias.

Explicó que las cicatrices inducidas térmicamente son típicamente recalcitrantes al tratamiento debido a su naturaleza proliferativa y su manejo apropiado sigue siendo un desafío.

Entre los consejos de prevención para prevenir quemaduras relacionadas con los fuegos artificiales, el especialista indicó que los padres de familia nunca deben permitir que los niños enciendan fuegos artificiales. Siempre debe haber un adulto supervisando si hay fuegos artificiales cerca.

Nunca permita que los niños manipulen las bengalas; como una opción más segura puede utilizar barras luminosas en su lugar, ni intentar volver a encender fuegos artificiales que no sean funcionales

Los adultos deben desechar todos los fuegos artificiales en un balde de agua y de preferencia tener a la mano un extintor de incendios y / o una manguera cerca, en caso de un incendio

El especialista destacó la importancia de que los padres de familia enseñen a los niños acerca de los peligros de utilizar fuegos artificiales.

Asimismo, recordó a las familias mantener los líquidos inflamables (gasolina) lejos del área designada para fuegos artificiales y nunca usar ropa holgada mientras enciende fuegos artificiales

La mejor- y más segura- forma de disfrutar de los fuegos artificiales es asistir a una exhibición pública dirigida por profesionales capacitados.

Recordó que los niños siempre corren riesgo alrededor de los fuegos artificiales residenciales, incluso si no son ellos quienes los manipulan. La mejor forma de proteger a los niños es no utilizar fuegos artificiales en casa. Los espectáculos públicos de fuegos artificiales operados y producidos por profesionales capacitados son los más seguros.

Los padres deben buscar atención médica inmediata si un niño resulta herido por fuegos artificiales. Llame al 911 o vaya inmediatamente a la sala de emergencias.

Cabe señalar que de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, los traumatismos, envenenamientos y lesiones externas fueron la principal causa de atención médica en servicios de urgencia de hospitales capitalinos durante 2018 al representar el 22% de todas las atenciones brindadas.

MAGADALENA DE LAS SALINAS RECIBE MÁS 100 PACIENTES CON LESIONES PROVOCADAS POR PIROTECNICA EN EPOCA DECEMBRINA

Durante las fiestas de fin de año, el Hospital de Traumatología Magdalena de las Salinas del IMSS recibe más de 100 pacientes por lesiones provocadas por pirotécnica, de los cuales al menos 30 requieren ser hospitalizados, y de ellos, 10 son niños de 3 a 5 años de edad.

Así lo informó la doctora Claudia Berenice Hernández Valverde, especialista en cirugía plástica y reconstructiva, quien advirtió que el mal uso de este tipo de artefactos explosivos pueden causar daños en músculos, piel, hueso e incluso provocar la pérdida de dedos o brazos.

La especialista recomendó a padres familiar hacer conciencia sobre el riesgo que implica que niñas y niños tengan en sus manos juegos pirotécnicos, ya que éstos no tienen las habilidades para utilizarlos y su mal manejo puede derivar en daños en músculos, piel o deformaciones faciales.

Asimismo, alertó sobre los peligros que significan los retos en redes sociales, donde se invita a niños y adolescentes a usar productos inflamables, pirotecnia o fogatas. “El reto realmente es para los cirujanos: reconstruir y devolver tu salud es un gran desafío. Evita los retos de internet”.

La doctora Hernández Valverde explicó que existen fuegos artificiales que solo dan luz con pólvora y son los menos peligrosos, como: buscapiés, brujitas, cerillitos, entre otros.

Sin embargo, los conocidos como cohetes, palomas, bombas y cañones, por citar algunos, son más elaborados, tienen luz, sonido y hacen una explosión prácticamente rápida. Son muy agresivos y en un instante pueden causar lesiones a quienes no tienen la destreza para manejarlos.

Destacó el peligro que los niños guarden los productos pirotécnicos en el bolsillo del pantalón, ya que la misma fricción de la ropa puede provocar que prendan y provoquen quemaduras en piernas y genitales.

La especialista en cirugía plástica y reconstructiva resaltó que desafortunadamente las heridas por pirotecnia son graves. Las más leves, que ocurren por las lucecitas de bengala y cerillitos, producen pequeñas lesiones que incluso pueden sanar solas.

Subrayó que en la Unidad de Quemados de esta UMAE se atienden lesiones con aseos, piel cultivada, injerto de su propio cuerpo, piel cadavérica para coberturas temporales y colgajos locales para reconstrucciones, además de injertos de hueso, pero “después de un accidente y de una reconstrucción, nunca van a ver una mano, un a cara o una piel iguales”, alertó.

Refirió que en temporada de fiestas de fin de año, el Hospital de Traumatología de Magdalena de las Salinas recibe más de 100 pacientes por lesiones causadas por pirotecnia, 30 de los cuales son graves y permanecen hospitalizadas hasta por un mes hasta su recuperación. De los 30 internamientos, afirmó, 10 son niños de entre 3 y 5 años de edad, porque los papás los quieren enseñar a tronar cohetes.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Círculos

La Universidad Anáhuac crea alianzas con Fundación Monte Fénix

El doctor Cipriano Sánchez y el doctor Jorge Larrea firman la Cátedra Coorporativa en contra de las adicciones de jóvenes estudiantes y la sociedad

Gossip

Dos estrenos marcan la jornada en Cannes

En competencia se presentaron los largometrtajes Las ocho montañas y La mujer de Tchaikovsky, del cineasta disidente ruso Kirill Serebrennikov

Gossip

Hay nuevas secciones en SmartFilms, concurso de cortometrajes realizados con celular

El concurso de cortometrajes realizados con celular se acerca al género del melodrama y a la publicidad

Mundo

#SOY Aceptación hacia la comunidad se estanca

Países Bajos, que se caracterizaba por proteger los derechos LGBT+ al ser el primer país en legalizar el matrimonio igualitario en 2001, ahora mantiene una tendencia cada vez más reacia  a los gestos públicos de los miembros de esta comunidad

Gossip

¿Quién mató a Sara? Se devela el misterio en su última temporada

Un experimento psiquiátrico está detrás del enigma que plantea la exitosa serie ¿Quién mató a Sara?

Mundo

#SOY Bajo Observación | La otra gran pandemia de nuestro tiempo

La otra gran pandemia de los últimos 50 años, la del SIDA, sigue activa