/ jueves 26 de marzo de 2020

Home office ante la contingencia por Covid-19

A medida que han pasado los años y surgen cada vez más herramientas tecnológicas, algunas empresas aceptan esta modalidad que es el trabajo desde casa, o como lo nombra el anglicismo Home office; no obstante, hoy es obligado por las circunstancias que muchas oficinas públicas y privadas enviaron a sus empleados a casa, pero no de vacaciones, hay que sacar los pendientes.

Se trata de cumplir con la cuarentena, mantenerse en casa, lejos de cualquier riesgo de contaminación del coronavirus, como ya sucede en muchos países.

Sin embargo, es necesario aclarar que no es parte de nuestra cultura, al menos no de la generación anterior a los millenials y cenials, cuya formación en la tecnología los ha llevado por un trazo diferente, incluso para ellos es más natural este tipo de dinámica.

Para los que no, es necesario algunos tips que les pueden ayudar a entender cómo establecer la oficina en la casa.

Esto a la larga les enseñará el ahorro que es no gastar en pasajes, tiempo en ir o regresar al trabajo y, por supuesto, evitarse las aglomeraciones en el transporte público.

Para esto es necesario adoptar algunos hábitos, tales como prepararse como cada día para ir al trabajo, bañarse y cambiarse, lo que redundará en sentirse cómodo, relajado y fresco para desarrollar las labores, de lo contrario, el hacerlo en pijama podría ser peligroso, por aquello del sueño o la tentación de regresar otro rato a la cama, y atrasar el trabajo.

Quienes ya viven así, proponen que no se hagan las labores desde el sillón o la cama, no solo por la postura, sino por comodidad.

Igual que al estudiar se necesita un espacio adecuado, sin distractores, para lograr una concentración y avanzar en las tareas como si se estuviera en la oficina, recuerde que no tiene encima un jefe que le exigirá estar trabajando.

Otro detalle muy importante tiene que ver con los horarios, que deben ser los mismos todos los días, incluido un descanso, ir al baño y la toma de alimentos.

A todo esto, se debe sumar las herramientas de trabajo, dependiendo de las tareas a realizar, computadora, internet y tal vez material de oficina.

Todo esto mientras pasa la crisis de salud que vive el país, a la par que el mundo con los contagios de coronavirus. Suerte en esta aventura de trabajar en casa.

Sígueme en twitter @Antoniodemarcel

En el correo Antonio.marcelo@oem.com.mx

A medida que han pasado los años y surgen cada vez más herramientas tecnológicas, algunas empresas aceptan esta modalidad que es el trabajo desde casa, o como lo nombra el anglicismo Home office; no obstante, hoy es obligado por las circunstancias que muchas oficinas públicas y privadas enviaron a sus empleados a casa, pero no de vacaciones, hay que sacar los pendientes.

Se trata de cumplir con la cuarentena, mantenerse en casa, lejos de cualquier riesgo de contaminación del coronavirus, como ya sucede en muchos países.

Sin embargo, es necesario aclarar que no es parte de nuestra cultura, al menos no de la generación anterior a los millenials y cenials, cuya formación en la tecnología los ha llevado por un trazo diferente, incluso para ellos es más natural este tipo de dinámica.

Para los que no, es necesario algunos tips que les pueden ayudar a entender cómo establecer la oficina en la casa.

Esto a la larga les enseñará el ahorro que es no gastar en pasajes, tiempo en ir o regresar al trabajo y, por supuesto, evitarse las aglomeraciones en el transporte público.

Para esto es necesario adoptar algunos hábitos, tales como prepararse como cada día para ir al trabajo, bañarse y cambiarse, lo que redundará en sentirse cómodo, relajado y fresco para desarrollar las labores, de lo contrario, el hacerlo en pijama podría ser peligroso, por aquello del sueño o la tentación de regresar otro rato a la cama, y atrasar el trabajo.

Quienes ya viven así, proponen que no se hagan las labores desde el sillón o la cama, no solo por la postura, sino por comodidad.

Igual que al estudiar se necesita un espacio adecuado, sin distractores, para lograr una concentración y avanzar en las tareas como si se estuviera en la oficina, recuerde que no tiene encima un jefe que le exigirá estar trabajando.

Otro detalle muy importante tiene que ver con los horarios, que deben ser los mismos todos los días, incluido un descanso, ir al baño y la toma de alimentos.

A todo esto, se debe sumar las herramientas de trabajo, dependiendo de las tareas a realizar, computadora, internet y tal vez material de oficina.

Todo esto mientras pasa la crisis de salud que vive el país, a la par que el mundo con los contagios de coronavirus. Suerte en esta aventura de trabajar en casa.

Sígueme en twitter @Antoniodemarcel

En el correo Antonio.marcelo@oem.com.mx

miércoles 25 de marzo de 2020

Siempre hay quien aprovecha el momento

martes 24 de marzo de 2020

México en fase 2 de Coronavirus

lunes 23 de marzo de 2020

No son vacaciones, es cuarentena

jueves 19 de marzo de 2020

Acoso en tiempos de coronavirus

viernes 13 de marzo de 2020

El Coronavirus o Covid-19 una pandemia

Cargar Más