/ martes 4 de agosto de 2020

Se vengan de policía y lo matan a tiros en Naucalpan

Los presuntos homicidas imprimieron velocidad a su caballo de acero para darse a la fuga y perderse entre las calles del lugar

Un elemento de la policía ministerial mexiquense fue asesinado a balazos por un par de delincuentes que le dispararon en repetidas ocasiones con armas de fuego desde una motocicleta en marcha cuando circulaba en un auto en compañía de un compañero ministerial, quien resultó lesionado con dos balazos en estómago.

Consumado el ataque, los presuntos homicidas que a decir de la policía al parecer actuaron en una venganza imprimieron velocidad a su caballo de acero para darse a la fuga y perderse entre las calles del lugar, sin que hasta el momento se sepa nada de su identidad y posible paradero.

Los hechos que costaron la vida del policía ministerial Abraham “N”, de 35 años de edad, se registraron la tarde-noche de ayer, en la esquina de las calles Mazapil y Gualterio, en la colonia San José, en este municipio.

Autoridades policíacas informaron que por la zona circulaba el ahora occiso en compañía de un compañero, a bordo de un auto compacto negro, cuando fueron sorprendidos por dos sujetos que viajaban en una motocicleta, mismos que sorpresivamente sacaron de entre sus ropas armas de fuego para dispararles en repetidas ocasiones.

A consecuencia de los múltiples balazos que recibió en varias partes de su cuerpo, Abraham quedó muerto en el asiento del conductor, en tanto que su compañero resultó lesionado con dos balazos en el estómago, por lo que paramédicos de la Cruz Roja que llegaron al lugar, en atención a un llamado de auxilio, de inmediato lo trasladaron a un hospital de la zona, a fin de que recibiera la atención médica necesaria.

Al tener conocimiento de los hechos, policías ministeriales, estatales y municipales se presentaron en el lugar y desplegaron un impresionante operativo en toda la zona, a fin de ubicar y detener a los presuntos homicidas, pero no tuvieron suerte, pues como regularmente sucede en estos casos, escaparon sin dejar pistas de su paradero.

Durante las primeras inspecciones oculares que practicó en el lugar, el MP informó que el occiso quedó en el asiento del conductor y que presentaba múltiples balazos en diferentes partes de su cuerpo, además de que al parecer estaba tomando con su pareja, pues dentro del auto se encontraron algunas botellas de cerveza vacías.

Concluidas las diligencias ministeriales y una vez que ordenó el levantamiento del cadáver, el MP dio inicio a la carpeta de investigación correspondiente por los delitos de homicidio, lesiones y lo que resulte contra quien sea responsable.

En tanto, un grupo especial de elementos de la policía ministerial ya iniciaron con sus trabajos y solo esperan a que el lesionado se recupere para interrogarlo, a fin de establecer cuál fue el móvil de este crimen y quiénes fueron los responsables para buscarlos y detenerlos.

Un elemento de la policía ministerial mexiquense fue asesinado a balazos por un par de delincuentes que le dispararon en repetidas ocasiones con armas de fuego desde una motocicleta en marcha cuando circulaba en un auto en compañía de un compañero ministerial, quien resultó lesionado con dos balazos en estómago.

Consumado el ataque, los presuntos homicidas que a decir de la policía al parecer actuaron en una venganza imprimieron velocidad a su caballo de acero para darse a la fuga y perderse entre las calles del lugar, sin que hasta el momento se sepa nada de su identidad y posible paradero.

Los hechos que costaron la vida del policía ministerial Abraham “N”, de 35 años de edad, se registraron la tarde-noche de ayer, en la esquina de las calles Mazapil y Gualterio, en la colonia San José, en este municipio.

Autoridades policíacas informaron que por la zona circulaba el ahora occiso en compañía de un compañero, a bordo de un auto compacto negro, cuando fueron sorprendidos por dos sujetos que viajaban en una motocicleta, mismos que sorpresivamente sacaron de entre sus ropas armas de fuego para dispararles en repetidas ocasiones.

A consecuencia de los múltiples balazos que recibió en varias partes de su cuerpo, Abraham quedó muerto en el asiento del conductor, en tanto que su compañero resultó lesionado con dos balazos en el estómago, por lo que paramédicos de la Cruz Roja que llegaron al lugar, en atención a un llamado de auxilio, de inmediato lo trasladaron a un hospital de la zona, a fin de que recibiera la atención médica necesaria.

Al tener conocimiento de los hechos, policías ministeriales, estatales y municipales se presentaron en el lugar y desplegaron un impresionante operativo en toda la zona, a fin de ubicar y detener a los presuntos homicidas, pero no tuvieron suerte, pues como regularmente sucede en estos casos, escaparon sin dejar pistas de su paradero.

Durante las primeras inspecciones oculares que practicó en el lugar, el MP informó que el occiso quedó en el asiento del conductor y que presentaba múltiples balazos en diferentes partes de su cuerpo, además de que al parecer estaba tomando con su pareja, pues dentro del auto se encontraron algunas botellas de cerveza vacías.

Concluidas las diligencias ministeriales y una vez que ordenó el levantamiento del cadáver, el MP dio inicio a la carpeta de investigación correspondiente por los delitos de homicidio, lesiones y lo que resulte contra quien sea responsable.

En tanto, un grupo especial de elementos de la policía ministerial ya iniciaron con sus trabajos y solo esperan a que el lesionado se recupere para interrogarlo, a fin de establecer cuál fue el móvil de este crimen y quiénes fueron los responsables para buscarlos y detenerlos.