/ martes 22 de junio de 2021

Sánchez propondrá conceder indultos a líderes independistas de España

Pedro Sánchez busca la “reconciliación”; cientos de independentistas exigieron amnistía e independencia

BARCELONA. En nombre de la “reconciliación”, el gobierno español indultará a los nueve líderes separatistas catalanes encarcelados por el intento de secesión de 2017, anunció en Barcelona el presidente del ejecutivo, Pedro Sánchez.

“Mañana (martes), pensando en el espíritu constitucional de concordia, propondré al consejo de ministros conceder el indulto a los nueve condenados”, que recibieron penas de entre nueve y 13 años de cárcel en octubre de 2019 y en unos días se verán libres, dijo Sánchez en el Teatro del Liceo de Barcelona (noreste).

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“La razón fundamental su utilidad para la convivencia”, argumentó el líder socialista, entre los gritos de algunos presentes en la sala, que pedían una amnistía.

Sánchez explicó que “aun comprendiendo los motivos del rechazo” a la medida por parte del separatismo más radical y la oposición de derecha, su gobierno “ha optado por abrir paso a la reconciliación y al reencuentro”.

“Con esto sacamos materialmente de la cárcel a nueve personas, pero sumamos simbólicamente a millones y millones de personas para la convivencia”, insistió.

Frente al teatro, cientos de independentistas exigieron una amnistía, un extremo que implicaría borrar los delitos cometidos por los líderes separatistas, y que para el gobierno español no tiene cabida en un régimen democrático.

“Lo que queremos es la independencia, no queremos migajas ni perdones”, dijo Ángel Segura, de 18 años.

El presidente regional catalán, el independentista moderado Pere Aragonès, afirmó que “con esta decisión se corrige una sentencia del Tribunal Supremo que fue injusta”, porque “organizar un referéndum no puede ser delito”.

Pese a la prohibición de la justicia, el gobierno regional, presidido entonces por el independentista Carles Puigdemont, organizó el 1 de octubre de 2017 un referéndum de autodeterminación, marcado por unas escenas de violencia policial que dieron la vuelta al mundo.

El 27 de ese mes, el Parlamento catalán declaró unilateralmente la independencia, a lo que el gobierno español, entonces presidido por el conservador Mariano Rajoy, respondió destituyendo al ejecutivo catalán y poniendo bajo tutela a esta comunidad autónoma.

Perseguidos por la justicia, los dirigentes secesionistas huyeron de España, como Puigdemont, o fueron detenidos, como el entonces vicepresidente catalán y líder de Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), Oriol Junqueras.

Tras el anuncio, los sentimientos fueron variados: unos lo apoyaron. otros se opusieron, y algunos se dijeron más preocupados por la salida de la pandemia.

BARCELONA. En nombre de la “reconciliación”, el gobierno español indultará a los nueve líderes separatistas catalanes encarcelados por el intento de secesión de 2017, anunció en Barcelona el presidente del ejecutivo, Pedro Sánchez.

“Mañana (martes), pensando en el espíritu constitucional de concordia, propondré al consejo de ministros conceder el indulto a los nueve condenados”, que recibieron penas de entre nueve y 13 años de cárcel en octubre de 2019 y en unos días se verán libres, dijo Sánchez en el Teatro del Liceo de Barcelona (noreste).

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“La razón fundamental su utilidad para la convivencia”, argumentó el líder socialista, entre los gritos de algunos presentes en la sala, que pedían una amnistía.

Sánchez explicó que “aun comprendiendo los motivos del rechazo” a la medida por parte del separatismo más radical y la oposición de derecha, su gobierno “ha optado por abrir paso a la reconciliación y al reencuentro”.

“Con esto sacamos materialmente de la cárcel a nueve personas, pero sumamos simbólicamente a millones y millones de personas para la convivencia”, insistió.

Frente al teatro, cientos de independentistas exigieron una amnistía, un extremo que implicaría borrar los delitos cometidos por los líderes separatistas, y que para el gobierno español no tiene cabida en un régimen democrático.

“Lo que queremos es la independencia, no queremos migajas ni perdones”, dijo Ángel Segura, de 18 años.

El presidente regional catalán, el independentista moderado Pere Aragonès, afirmó que “con esta decisión se corrige una sentencia del Tribunal Supremo que fue injusta”, porque “organizar un referéndum no puede ser delito”.

Pese a la prohibición de la justicia, el gobierno regional, presidido entonces por el independentista Carles Puigdemont, organizó el 1 de octubre de 2017 un referéndum de autodeterminación, marcado por unas escenas de violencia policial que dieron la vuelta al mundo.

El 27 de ese mes, el Parlamento catalán declaró unilateralmente la independencia, a lo que el gobierno español, entonces presidido por el conservador Mariano Rajoy, respondió destituyendo al ejecutivo catalán y poniendo bajo tutela a esta comunidad autónoma.

Perseguidos por la justicia, los dirigentes secesionistas huyeron de España, como Puigdemont, o fueron detenidos, como el entonces vicepresidente catalán y líder de Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), Oriol Junqueras.

Tras el anuncio, los sentimientos fueron variados: unos lo apoyaron. otros se opusieron, y algunos se dijeron más preocupados por la salida de la pandemia.

Policiaca

Sentencian a mujer en Edomex, que por 4 años explotó sexualmente a su sobrina

Pasará 13 años en prisión luego de que la víctima, quien también era su sobrina, la acusa de obligarla a entregar su cuerpo a otros sujetos por dinero

Policiaca

Dan tiro de gracia a policía estatal y abandonan su cadáver en Chimalhuacán

El reporte sobre un cadáver en calles del Barrio de San Pedro movilizó a policías municipales