/ martes 25 de enero de 2022

Sistema simplificado de confianza (RESICO) solo detonará más informalidad: ANPEC

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes señaló que la pandemia ha provocado el cierre de más de un millón de pequeños, medianos y micro negocios

Al advertir que 7 de cada 10 empleos recuperados en 2021 “por la reactivación” han sido en la informalidad y que la pandemia provocó el cierre de un millón de micro, pequeños y medianos negocios formales, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) advirtió que el Régimen Simplificado de Confianza (RESICO) detonará el crecimiento de la informalidad.

Al alertar sobre los efectos negativos que genera RESICO, Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC advirtió que actualmente la informalidad es del 56.6% contra el 43.5% del mercado formal, por lo que el 68% de los empleos generados en 2021 fueron en el sector informal, siendo RESICO uno de los motores de ese crecimiento.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) señaló que la pandemia ha provocado el cierre de más de un millón de pequeños, medianos y micro negocios en el país, la pérdida de más de 2 millones de empleos y autoempleos, pérdida de ingresos y caída del poder adquisitivo de las familias, la caída del consumo en más de un 30%, inflación de los alimentos y servicios en el país de más de un 12%, un empobrecimiento social acelerado de más de 6 millones de personas, llevando a 2 de cada 10 a sobrevivir con hambre.

Al advertir la necesidad de una reforma fiscal efectiva que eleve la base de contribuyentes, para que la carga impositiva no siga recayendo en los pagadores de impuestos de siempre, Cuauhtémoc Rivera señaló que los contribuyente cumplidos además son castigados con esquemas punitivos y persecutorios, excesivo burocratismo y tecnología “bananera” que ha llegado al colmo de generar un mercado negro en el otorgamiento de citas en el SAT.

Advirtió que uno de los factores que desalienta el pago de impuestos entre la sociedad es la falta de transparencia en el manejo de los recursos y que la población no percibe que el retorno de sus impuestos les genere un beneficio mayor.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Explicó que el RESICO (Régimen Simplificado de Confianza), calcula el ISR con base al flujo de efectivo (ingresos y gastos) del contribuyente. Acceden a él aquellos contribuyentes que no obtengan más de 3 millones y medio de ingresos; exige llevar una contabilidad detallada, que solo un profesional puede hacer; se mantiene en el ámbito de la desconfianza y el ánimo punitivo, lo que puede provocar efectos contrarios en la recaudación y el incremento de informalidad.

Cuauhtémoc Rivera señaló que se debe fortalecer la cultura de legalidad y el pago de impuestos, pero lamentó que las disposiciones fiscales “al vapor” se conviertan en verdaderos obstáculos para la actividad económica y comercial, y que hoy se han convertido en uno de los principales diques que dificultan la reactivación económica en condiciones de emergencia sanitaria.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Al advertir que 7 de cada 10 empleos recuperados en 2021 “por la reactivación” han sido en la informalidad y que la pandemia provocó el cierre de un millón de micro, pequeños y medianos negocios formales, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) advirtió que el Régimen Simplificado de Confianza (RESICO) detonará el crecimiento de la informalidad.

Al alertar sobre los efectos negativos que genera RESICO, Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC advirtió que actualmente la informalidad es del 56.6% contra el 43.5% del mercado formal, por lo que el 68% de los empleos generados en 2021 fueron en el sector informal, siendo RESICO uno de los motores de ese crecimiento.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) señaló que la pandemia ha provocado el cierre de más de un millón de pequeños, medianos y micro negocios en el país, la pérdida de más de 2 millones de empleos y autoempleos, pérdida de ingresos y caída del poder adquisitivo de las familias, la caída del consumo en más de un 30%, inflación de los alimentos y servicios en el país de más de un 12%, un empobrecimiento social acelerado de más de 6 millones de personas, llevando a 2 de cada 10 a sobrevivir con hambre.

Al advertir la necesidad de una reforma fiscal efectiva que eleve la base de contribuyentes, para que la carga impositiva no siga recayendo en los pagadores de impuestos de siempre, Cuauhtémoc Rivera señaló que los contribuyente cumplidos además son castigados con esquemas punitivos y persecutorios, excesivo burocratismo y tecnología “bananera” que ha llegado al colmo de generar un mercado negro en el otorgamiento de citas en el SAT.

Advirtió que uno de los factores que desalienta el pago de impuestos entre la sociedad es la falta de transparencia en el manejo de los recursos y que la población no percibe que el retorno de sus impuestos les genere un beneficio mayor.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Explicó que el RESICO (Régimen Simplificado de Confianza), calcula el ISR con base al flujo de efectivo (ingresos y gastos) del contribuyente. Acceden a él aquellos contribuyentes que no obtengan más de 3 millones y medio de ingresos; exige llevar una contabilidad detallada, que solo un profesional puede hacer; se mantiene en el ámbito de la desconfianza y el ánimo punitivo, lo que puede provocar efectos contrarios en la recaudación y el incremento de informalidad.

Cuauhtémoc Rivera señaló que se debe fortalecer la cultura de legalidad y el pago de impuestos, pero lamentó que las disposiciones fiscales “al vapor” se conviertan en verdaderos obstáculos para la actividad económica y comercial, y que hoy se han convertido en uno de los principales diques que dificultan la reactivación económica en condiciones de emergencia sanitaria.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem