/ jueves 11 de febrero de 2021

Khibuq: servicios funerarios al alcance de la mano

Se trata de una aplicación, la primera en México de este tipo, que funciona como un vínculo para enlazar al usuario de servicios funerarios con los proveedores

Para el emprendedor Julio César Rojas la muerte sigue siendo un tabú en México, lo cual puede comprobarse durante estos meses de pandemia en los que hemos tenido de cerca la partida de alguien querido o conocido.

El problema de esto –dice– es que el secretismo con el que hablamos sobre la muerte nos vuelve vulnerables como consumidores en la industria funeraria. Sin cabeza para hacer una compra inteligente no comparamos precios, no buscamos el mayor valor agregado y en general aceptamos abusos con tal de dar portazo al dolor.

Es por eso que Julio César ha decidido hacer algo y dotar al consumidor de herramientas para sortear mejor esos ratos difíciles mediante su propia startup: Khibuq.

En general Khibuq es un agregador de servicios funerarios. Mediante su interfaz a los usuarios les es mostrada la oferta funeraria disponible con base en su ubicación y presupuesto. Los usuarios conocen los distintos paquetes en el mercado funerario, los comparan y finalmente los contratan con base en necesidades y costo.

"La muerte todavía es un tabú y hace que muy difícilmente podamos hablar tan abiertamente. Al momento que tú tienes una necesidad no sabes dónde buscar, qué funerarias son legales, sus precios y si son justos. Básicamente no sabes nada, entonces la premisa es que tú puedas seleccionar, comparar y contratar para que la funeraria llegue hasta ti", platica Julio César.

Sólo a tres meses de haber salido al mercado, Khibuq cuenta con 60 funerarias registradas en el Valle de México, lo que representa una vitrina para la comparación de más de 400 paquetes funerarios en un amplio rango de precios.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

El modelo de negocio de Khibuq está basado en el cobro a las funerarias de una comisión del 15 por ciento sobre servicio colocado. Julio César recalca que ésta es una tasa baja si se compara con el 30 por ciento que cobran generalmente las plataformas de food delivery en el negocio restaurantero.

Desde el punto de vista de las funerarias, principalmente las pequeñas, la plataforma aporta valor al darles visibilidad y clientes dentro de este mercado caracterizado por una gran atomización entre pequeños negocios familiares.

"En términos de competencia ponemos el suelo parejo y damos una oportunidad de competir a los pequeños negocios que no cuentan con todos los recursos en cuanto a la mercadotecnia para poder sobresalir".

Para los consumidores –añade– el efecto inmediato de este marketplace es la generación de un ambiente de competencia entre funerarias que incide en una reducción de los costos, que por lo menos son 5 por ciento más baratos respecto a la oferta sin la intermediación de Khibuq, además de la conveniencia de toda la experiencia de comparación y contratación inmediata.

"Los usos inmediatos o emergencias se llegan a encarecer hasta un 35 por ciento, pero al no existir autoridad competente que regule el incremento es a consideración de cada funeraria y del cliente que lo pague", dice, "es ahí donde entra el ambiente de competencia que generamos que hace que los precios bajen y las funerarias no abusen de la emergencia".

De acuerdo con él, el 60 por ciento de las funerarias en México trabajan en la informalidad sin los registros de ley, lo que incide aún en más abusos al no estar regulados; cosa –dice– que no pasa en Khibuq al trabajar sólo con negocios legalmente establecidos.

Adicional al marketplace, Khibuq funciona como una comunidad de previsión funeraria en el que mediante un pago mensual de 70 pesos los usuarios pueden acceder al año a un servicio funerario en cualquier funeraria –esté en la red de Khibuq o no– por hasta 17 mil pesos al momento, y que para finales de 2021 se espera llegue a los 22 mil pesos, sin cobro de comisiones o deducibles.

Esto es relevante cuando sólo entre el cinco y el siete por ciento de la población económicamente activa en el país cuenta con un plan de previsión funeraria según estimaciones de la industria.

"Los servicios funerarios son una industria que fue olvidada por muchos años, que quizá presentaba a lo mejor algunas actualizaciones con algún producto o un insumo pero que no implican una revolución o una disrupción de fondo en el concepto de las funerarias y los servicios que ofrecen.

"La sociedad ya está muy digitalizada, si necesita algo lo busca mediante aplicaciones. Hemos digitalizado los viajes, la comida y la bañada del perrito. Nosotros lo que hicimos fue generar la primera aplicación que es el vínculo que enlaza al usuario de servicios funerarios con el proveedor".

SEPULTURERO EN LA PANDEMIA

Según cuenta Julio César siempre había tenido el interés de emprender, ya fuera con una flotilla de Ubers o negocios de comida, sin embargo fue en Guadalajara que empezó a reparar a través de amigos de las oportunidades que habían en la industria funeraria.

"El negocio de una funeraria no son los servicios funerarios sino los planes de previsión entonces empecé a ver esa área de oportunidad, aunque la idea de Khibuq empieza a cobrar más sentido cuando fallece mi abuelo a las tres de la mañana en un hospital. Cuando tienes ahí a un ser querido tienes que darle una sepultura y en lo menos que te vas a fijar es en cuestionar sobre si es una buena oferta, lo que quieres es el servicio".

Así, Julio César decidió conocer a la industria desde abajo con el fin de mejorarla algún día.

Trabajó como personal de limpieza, yendo a recoger cuerpos al Semefo, como conductor de carrozas y también como gerente de diversas funerarias en Guadalajara.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

"Al final de todo eso tenía la formación operativa y administrativa de la industria y empecé a detectar las áreas de oportunidad para generar mejores flujos de servicio", comenta Julio César, a quien le quedó de esa experiencia un semblante serio, un vestir pulcro y una plática serena y pausada.

De acuerdo con el emprendor, la plataforma ha resultado especialmente útil durante los meses de pandemia.

Primero, un efecto colateral de pandemia en el modelo de Khibuq es una mayor sensibilización entre las personas de estar preparadas en caso de un deceso. Este avance, dice, prioritariamente se ha dado entre el público millennial, que representa la mayoría de usuarios en la plataforma y que buscan estar cubiertos en caso del fallecimiento de un familiar.

Asimismo con más de 160 mil muertes a febrero del 2021 a causa del Covid-19 México se ha convertido en el tercer país a nivel global con más fallecimientos. Según datos oficiales, la mortalidad para el 2020 fue 37.7 por ciento más elevada contra un año normal en México.

En la experiencia de Julio César, esto ha impactado en un aumento en los precios al consumidor pero no debido a una sobredemanda de servicios funerarios sino por la especulación y abuso por parte de algunos empresarios funerarios e intermediarios.

La misma Procuraduría Federal de Consumidor (Profeco) alertó desde marzo pasado que ya se estaban registrando aumentos injustificados a los precios debido al coyotaje de servicios, en los que intermediarios estaban vendiendo paquetes funerarios a sobrecosto.

Así, de acuerdo con datos del INEGI, los servicios funerarios de marzo a diciembre del 2020 promediaron un encarecimiento a tasa anual del 4.3% cuando la inflación general se ubicó en 3.4 por ciento.

Es así que dentro de Khibuq no se han permitido aumentos injustificados en los precios.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

"Creo que en México lo que menos se necesita es este tipo de situaciones que se pueden prestar incluso al abuso. La aplicación salió con la premisa de que bajaran los costos por usos inmediatos y si permitimos que eleven los costos de manera arbitraria estos ya no van a bajar, van a quedar pactados, por eso hay que tener cuidado".

En el mediano plazo Julio César refiere que irán añadiendo más funcionalidades a la plataforma, como salas de velación vía streaming y servicios enfocados a animales de compañía. Asimismo buscarán inversión para aumentar su red de funerarias y usuarios.

Según cuenta, Khibuq se encuentra en pláticas con grupos funerarios grandes para servirles de vitrina no sin haber encontrado cierto rechazo por su trabajo de intermediación tecnológica y la disrupción que su modelo representa.

No obstante, confía en que sea cuestión de tiempo para que reparen en los beneficios de la plataforma pues Khibuq busca para la industria funeraria lo que Uber o Rappi han hecho para la movilidad y el retail.

"A lo mejor (estas grandes empresas funerarias) no creen necesitar de los servicios de una aplicación que sea intermediaria, pero las tecnologías están reemplazando a los programas tradicionales de venta. No se han querido ir actualizando y debe ser difícil que el cambio sea así de golpe, (...) pero esperamos que en el corto plazo logremos convencerlas".

Para el emprendedor Julio César Rojas la muerte sigue siendo un tabú en México, lo cual puede comprobarse durante estos meses de pandemia en los que hemos tenido de cerca la partida de alguien querido o conocido.

El problema de esto –dice– es que el secretismo con el que hablamos sobre la muerte nos vuelve vulnerables como consumidores en la industria funeraria. Sin cabeza para hacer una compra inteligente no comparamos precios, no buscamos el mayor valor agregado y en general aceptamos abusos con tal de dar portazo al dolor.

Es por eso que Julio César ha decidido hacer algo y dotar al consumidor de herramientas para sortear mejor esos ratos difíciles mediante su propia startup: Khibuq.

En general Khibuq es un agregador de servicios funerarios. Mediante su interfaz a los usuarios les es mostrada la oferta funeraria disponible con base en su ubicación y presupuesto. Los usuarios conocen los distintos paquetes en el mercado funerario, los comparan y finalmente los contratan con base en necesidades y costo.

"La muerte todavía es un tabú y hace que muy difícilmente podamos hablar tan abiertamente. Al momento que tú tienes una necesidad no sabes dónde buscar, qué funerarias son legales, sus precios y si son justos. Básicamente no sabes nada, entonces la premisa es que tú puedas seleccionar, comparar y contratar para que la funeraria llegue hasta ti", platica Julio César.

Sólo a tres meses de haber salido al mercado, Khibuq cuenta con 60 funerarias registradas en el Valle de México, lo que representa una vitrina para la comparación de más de 400 paquetes funerarios en un amplio rango de precios.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

El modelo de negocio de Khibuq está basado en el cobro a las funerarias de una comisión del 15 por ciento sobre servicio colocado. Julio César recalca que ésta es una tasa baja si se compara con el 30 por ciento que cobran generalmente las plataformas de food delivery en el negocio restaurantero.

Desde el punto de vista de las funerarias, principalmente las pequeñas, la plataforma aporta valor al darles visibilidad y clientes dentro de este mercado caracterizado por una gran atomización entre pequeños negocios familiares.

"En términos de competencia ponemos el suelo parejo y damos una oportunidad de competir a los pequeños negocios que no cuentan con todos los recursos en cuanto a la mercadotecnia para poder sobresalir".

Para los consumidores –añade– el efecto inmediato de este marketplace es la generación de un ambiente de competencia entre funerarias que incide en una reducción de los costos, que por lo menos son 5 por ciento más baratos respecto a la oferta sin la intermediación de Khibuq, además de la conveniencia de toda la experiencia de comparación y contratación inmediata.

"Los usos inmediatos o emergencias se llegan a encarecer hasta un 35 por ciento, pero al no existir autoridad competente que regule el incremento es a consideración de cada funeraria y del cliente que lo pague", dice, "es ahí donde entra el ambiente de competencia que generamos que hace que los precios bajen y las funerarias no abusen de la emergencia".

De acuerdo con él, el 60 por ciento de las funerarias en México trabajan en la informalidad sin los registros de ley, lo que incide aún en más abusos al no estar regulados; cosa –dice– que no pasa en Khibuq al trabajar sólo con negocios legalmente establecidos.

Adicional al marketplace, Khibuq funciona como una comunidad de previsión funeraria en el que mediante un pago mensual de 70 pesos los usuarios pueden acceder al año a un servicio funerario en cualquier funeraria –esté en la red de Khibuq o no– por hasta 17 mil pesos al momento, y que para finales de 2021 se espera llegue a los 22 mil pesos, sin cobro de comisiones o deducibles.

Esto es relevante cuando sólo entre el cinco y el siete por ciento de la población económicamente activa en el país cuenta con un plan de previsión funeraria según estimaciones de la industria.

"Los servicios funerarios son una industria que fue olvidada por muchos años, que quizá presentaba a lo mejor algunas actualizaciones con algún producto o un insumo pero que no implican una revolución o una disrupción de fondo en el concepto de las funerarias y los servicios que ofrecen.

"La sociedad ya está muy digitalizada, si necesita algo lo busca mediante aplicaciones. Hemos digitalizado los viajes, la comida y la bañada del perrito. Nosotros lo que hicimos fue generar la primera aplicación que es el vínculo que enlaza al usuario de servicios funerarios con el proveedor".

SEPULTURERO EN LA PANDEMIA

Según cuenta Julio César siempre había tenido el interés de emprender, ya fuera con una flotilla de Ubers o negocios de comida, sin embargo fue en Guadalajara que empezó a reparar a través de amigos de las oportunidades que habían en la industria funeraria.

"El negocio de una funeraria no son los servicios funerarios sino los planes de previsión entonces empecé a ver esa área de oportunidad, aunque la idea de Khibuq empieza a cobrar más sentido cuando fallece mi abuelo a las tres de la mañana en un hospital. Cuando tienes ahí a un ser querido tienes que darle una sepultura y en lo menos que te vas a fijar es en cuestionar sobre si es una buena oferta, lo que quieres es el servicio".

Así, Julio César decidió conocer a la industria desde abajo con el fin de mejorarla algún día.

Trabajó como personal de limpieza, yendo a recoger cuerpos al Semefo, como conductor de carrozas y también como gerente de diversas funerarias en Guadalajara.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

"Al final de todo eso tenía la formación operativa y administrativa de la industria y empecé a detectar las áreas de oportunidad para generar mejores flujos de servicio", comenta Julio César, a quien le quedó de esa experiencia un semblante serio, un vestir pulcro y una plática serena y pausada.

De acuerdo con el emprendor, la plataforma ha resultado especialmente útil durante los meses de pandemia.

Primero, un efecto colateral de pandemia en el modelo de Khibuq es una mayor sensibilización entre las personas de estar preparadas en caso de un deceso. Este avance, dice, prioritariamente se ha dado entre el público millennial, que representa la mayoría de usuarios en la plataforma y que buscan estar cubiertos en caso del fallecimiento de un familiar.

Asimismo con más de 160 mil muertes a febrero del 2021 a causa del Covid-19 México se ha convertido en el tercer país a nivel global con más fallecimientos. Según datos oficiales, la mortalidad para el 2020 fue 37.7 por ciento más elevada contra un año normal en México.

En la experiencia de Julio César, esto ha impactado en un aumento en los precios al consumidor pero no debido a una sobredemanda de servicios funerarios sino por la especulación y abuso por parte de algunos empresarios funerarios e intermediarios.

La misma Procuraduría Federal de Consumidor (Profeco) alertó desde marzo pasado que ya se estaban registrando aumentos injustificados a los precios debido al coyotaje de servicios, en los que intermediarios estaban vendiendo paquetes funerarios a sobrecosto.

Así, de acuerdo con datos del INEGI, los servicios funerarios de marzo a diciembre del 2020 promediaron un encarecimiento a tasa anual del 4.3% cuando la inflación general se ubicó en 3.4 por ciento.

Es así que dentro de Khibuq no se han permitido aumentos injustificados en los precios.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

"Creo que en México lo que menos se necesita es este tipo de situaciones que se pueden prestar incluso al abuso. La aplicación salió con la premisa de que bajaran los costos por usos inmediatos y si permitimos que eleven los costos de manera arbitraria estos ya no van a bajar, van a quedar pactados, por eso hay que tener cuidado".

En el mediano plazo Julio César refiere que irán añadiendo más funcionalidades a la plataforma, como salas de velación vía streaming y servicios enfocados a animales de compañía. Asimismo buscarán inversión para aumentar su red de funerarias y usuarios.

Según cuenta, Khibuq se encuentra en pláticas con grupos funerarios grandes para servirles de vitrina no sin haber encontrado cierto rechazo por su trabajo de intermediación tecnológica y la disrupción que su modelo representa.

No obstante, confía en que sea cuestión de tiempo para que reparen en los beneficios de la plataforma pues Khibuq busca para la industria funeraria lo que Uber o Rappi han hecho para la movilidad y el retail.

"A lo mejor (estas grandes empresas funerarias) no creen necesitar de los servicios de una aplicación que sea intermediaria, pero las tecnologías están reemplazando a los programas tradicionales de venta. No se han querido ir actualizando y debe ser difícil que el cambio sea así de golpe, (...) pero esperamos que en el corto plazo logremos convencerlas".

Policiaca

GAM, Tláhuac, V. Carranza, alcaldías con más víctimas de inseguridad: INEGI

Los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Púbica Urbana advierte que siete de cada 10 mujeres se sienten inseguras en su ciudad de residencia

Policiaca

Desalojan a cientos de vecinos tras voraz incendio de fábrica en Azcapo

En el lugar aún trabajan unidades de bomberos, a fin de sofocar las enormes llamas que pudieron verse desde distintos puntos de la capital

Policiaca

Feminicidio Edomex: Abandonan cadáver encobijado de mujer en San José del Rincón

El cuerpo presentaba diversos golpes en su cuerpo, además estaba maniatada envuelta entre cobijas