/ miércoles 10 de febrero de 2021

Para comer sabroso, sin matar a nadie, lo más natural

No matarás, recetario saludable y amigable con el medio ambiente

Recientemente llegó a México No Matarás: Reinas y repollos (Manifiesto + cookbook), un libro escrito por Carla y Jessica, una pareja de veganas que se dedican al mundo creativo -lo cual es muy evidente desde la primera hojeada del documento- quienes se lanzaron a esta aventura con la única consigna de demostrarnos que “se puede comer vegano, sabroso y delicioso”, como ellas mismas afirman, sin matar a nadie.

“Hay otra manera de estar y relacionarse con el mundo muy distinta a la que rige nuestra sociedad, dominada por un consumismo desbocado que nos está llevando a una catástrofe medioambiental sin precedentes y que tiene en los animales a una de sus principales víctimas”, aseguran las autoras, que también son conocidas por un blog y un canal de Youtube llamados “Reinas y Repollos”.

PASO 1: PENSAR

La publicación inicia con un manifiesto en el que nos dicen tajantemente que “El mundo se va a la mierda”, principalmente por la amenaza del cambio climático, la utilización desmedida del plástico, y el papel que juegan en esta fórmula la biodiversidad y la ganadería industrial.

Con suficientes datos, imágenes e información, las autoras nos recuerdan que no siempre el crecimiento es sinónimo de bienestar y que si no nos preocupamos por nuestro entorno, automáticamente nos convertimos en corresponsables de la destrucción del mismo.

Es por ello que apuestan por el llamado “zero waste” (cero basura): un conjunto de principios centrados en la prevención de residuos que fomenta el rediseño de los ciclos de vida de los recursos, para que todos los productos se reutilicen.

Para ello, las autoras del libro proponen un sencillo método al que denominan OPA: observar un problema, pensar una solución y actuar para llevarla a cabo

PASO DOS: COCINAR Y DISFRUTAR

Una vez clara la parte ideológica, el documento pasa a la práctica, en la que se recomiendan utensilios básicos y herramientas para cocinar con menos residuos.

Cortesía | Akal

Ya entradas en la materia, proponen una lista de ingredientes que son los que más utilizan, y que son los menos conocidos, entre ellos, el aceite de coco virgen y desodorizado, agar agar, almendra marcona, anacardo, cacao en polvo, gluten de trigo, harina de garbanzo, lecitina de soya, miso, sal negra y seitán, entre otros. La búsqueda de estos ingredientes supondrá un reto, pero valdrá la pena.

De ahí, pasan inmediatamente a las recetas, que vienen etiquetadas por grados de dificultad y por cantidad de residuos que cada ingrediente produce.

Así, Carla y Jessica nos dicen cómo preparar leches vegetales, cremas de frutos secos y semillas, quesos vegetales, masas, fermentados, caldos e incluso complementos como el cátsup de tomates al horno, salsa de barbacoa, tofu, tempeh, seitán tipo embutido o extracto de vainilla.

Muchas de las recetas de No matarás…, publicado en México por la editorial Akal, se acompañan además de una pequeña introducción a cada propuesta, por ejemplo, en la receta de Leche de Sésamo Ultrarrápida, comentan:

“Es la leche que más hacemos en casa. Es muy rápida y con el café está deliciosa. No hay que filtrarla y, en épocas de mucho trabajo y poco tiempo, te da la vida. En dos minutos puedes tener listo un buen café con leche casera. Hay que comprar un tahini blanco de calidad. Como normalmente viene en tarro de cristal, no generarás residuo plástico…”

También nos dicen cómo preparar desde mantequilla vegetal, pan de chocolate, pasta cacera, salsa de tomate fermentada o un café al que llaman “Wonder Woman” hasta crossaints, chucrut, polen de quinoa, macarrones choriceros, costillas veganas al adobo filipino o musaka, entre muchas otras opciones que contemplan sopas, platos fuertes y postres.

Al ser un libro editado originalmente en España, uno de los pocos inconvenientes que tiene es que recomienda demasiados ingredientes que no se pueden conseguir tan fácilmente en otros lugares, incluso si hablamos de ciudades tan cosmopolitas como la Ciudad de México.

Sobre esto, las autoras aseguran que casi todos esos ingredientes, si bien son bastante accesibles en su país, también son de fácil sustitución en caso de no dar con ellos:

“Siempre hay algún ingrediente local que puede hacer la misma función o parecida”, aseguran.

Cortesía | Akal

De hecho, varios de los ingredientes que recomiendan, suelen conseguirse solamente de importación, por lo que recuerdan que, ante todo, hay que pensar en las opciones que están más a la mano:

“Siempre hay que priorizar lo local, sobre todo en los alimentos frescos. Sin demonizar lo global, aunque hay que darle una vuelta de tuerca para que sea cooperativo”, nos dicen.

De todos los básicos que recomiendan preparar, ¿cuál consideran el mayor logro en términos de practicidad?

El calabacín fermentado, la “masa pató” y la leche de sésamo ultrarápida.

Y de los platillos que proponen, ¿cuál es su mayor orgullo y por qué?

La “Butifarra de pagès”, porque es un plato típico de aquí y que no es para nada vegano. Aun así, esta receta le gusta a todo el mundo.

Incluso para lo estómagos más rudos, se incluyen recetas más pesadas, como podría ser el llamado “Anti-brunch”, al que bautizaron así porque es una bomba para cinco o seis personas, que lleva tofu estilo pollo frito, cerveza vegana y papas además de yogurt y especias.

Llama la atención una propuesta que dejan para el final, llamada F*** Society Cake, que es un pastel frío con mermelada de frambuesa al que recomiendan decorar con alguna frase inspiradora.

¿No es más caro preparar estas opciones que las que consume a diario algún ciudadano promedio?

Las recetas que hemos incluido en el libro son recetas para todo tipo de ocasiones. Una de las cosas que hemos querido recuperar son recetas que se han ido perdiendo y que eran comidas muy típicas entre la clase obrera (de España). Por lo tanto, son de aprovechamiento y baratas. Comer vegetal no es más caro. Aunque hay recetas más creativas que son más complejas.

Cortesía | Akal

Para las autoras de No matarás… es importante recalcar que no se trata solo de un libro de recetas, por lo que la información que viene en la primera parte del libro es tan importante como la parte gastronómica:

“Lo hemos acompañado de un manifesto donde explicamos que la situación del planeta en estos momentos es muy delicada. Que hay que actuar ya, para poder afrontar un futuro menos oscuro”, puntualizan.

Impreso en papel ecológico, cuya materia prima proviene de una gestión forestal sostenible, el libro de casi 300 páginas incluye también un apéndice con recomendaciones de organizaciones, libros, documentales sobre veganismo, crisis climática y ficción para los que quieran llevar más allá el aprendizaje.

Foto especial

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Recientemente llegó a México No Matarás: Reinas y repollos (Manifiesto + cookbook), un libro escrito por Carla y Jessica, una pareja de veganas que se dedican al mundo creativo -lo cual es muy evidente desde la primera hojeada del documento- quienes se lanzaron a esta aventura con la única consigna de demostrarnos que “se puede comer vegano, sabroso y delicioso”, como ellas mismas afirman, sin matar a nadie.

“Hay otra manera de estar y relacionarse con el mundo muy distinta a la que rige nuestra sociedad, dominada por un consumismo desbocado que nos está llevando a una catástrofe medioambiental sin precedentes y que tiene en los animales a una de sus principales víctimas”, aseguran las autoras, que también son conocidas por un blog y un canal de Youtube llamados “Reinas y Repollos”.

PASO 1: PENSAR

La publicación inicia con un manifiesto en el que nos dicen tajantemente que “El mundo se va a la mierda”, principalmente por la amenaza del cambio climático, la utilización desmedida del plástico, y el papel que juegan en esta fórmula la biodiversidad y la ganadería industrial.

Con suficientes datos, imágenes e información, las autoras nos recuerdan que no siempre el crecimiento es sinónimo de bienestar y que si no nos preocupamos por nuestro entorno, automáticamente nos convertimos en corresponsables de la destrucción del mismo.

Es por ello que apuestan por el llamado “zero waste” (cero basura): un conjunto de principios centrados en la prevención de residuos que fomenta el rediseño de los ciclos de vida de los recursos, para que todos los productos se reutilicen.

Para ello, las autoras del libro proponen un sencillo método al que denominan OPA: observar un problema, pensar una solución y actuar para llevarla a cabo

PASO DOS: COCINAR Y DISFRUTAR

Una vez clara la parte ideológica, el documento pasa a la práctica, en la que se recomiendan utensilios básicos y herramientas para cocinar con menos residuos.

Cortesía | Akal

Ya entradas en la materia, proponen una lista de ingredientes que son los que más utilizan, y que son los menos conocidos, entre ellos, el aceite de coco virgen y desodorizado, agar agar, almendra marcona, anacardo, cacao en polvo, gluten de trigo, harina de garbanzo, lecitina de soya, miso, sal negra y seitán, entre otros. La búsqueda de estos ingredientes supondrá un reto, pero valdrá la pena.

De ahí, pasan inmediatamente a las recetas, que vienen etiquetadas por grados de dificultad y por cantidad de residuos que cada ingrediente produce.

Así, Carla y Jessica nos dicen cómo preparar leches vegetales, cremas de frutos secos y semillas, quesos vegetales, masas, fermentados, caldos e incluso complementos como el cátsup de tomates al horno, salsa de barbacoa, tofu, tempeh, seitán tipo embutido o extracto de vainilla.

Muchas de las recetas de No matarás…, publicado en México por la editorial Akal, se acompañan además de una pequeña introducción a cada propuesta, por ejemplo, en la receta de Leche de Sésamo Ultrarrápida, comentan:

“Es la leche que más hacemos en casa. Es muy rápida y con el café está deliciosa. No hay que filtrarla y, en épocas de mucho trabajo y poco tiempo, te da la vida. En dos minutos puedes tener listo un buen café con leche casera. Hay que comprar un tahini blanco de calidad. Como normalmente viene en tarro de cristal, no generarás residuo plástico…”

También nos dicen cómo preparar desde mantequilla vegetal, pan de chocolate, pasta cacera, salsa de tomate fermentada o un café al que llaman “Wonder Woman” hasta crossaints, chucrut, polen de quinoa, macarrones choriceros, costillas veganas al adobo filipino o musaka, entre muchas otras opciones que contemplan sopas, platos fuertes y postres.

Al ser un libro editado originalmente en España, uno de los pocos inconvenientes que tiene es que recomienda demasiados ingredientes que no se pueden conseguir tan fácilmente en otros lugares, incluso si hablamos de ciudades tan cosmopolitas como la Ciudad de México.

Sobre esto, las autoras aseguran que casi todos esos ingredientes, si bien son bastante accesibles en su país, también son de fácil sustitución en caso de no dar con ellos:

“Siempre hay algún ingrediente local que puede hacer la misma función o parecida”, aseguran.

Cortesía | Akal

De hecho, varios de los ingredientes que recomiendan, suelen conseguirse solamente de importación, por lo que recuerdan que, ante todo, hay que pensar en las opciones que están más a la mano:

“Siempre hay que priorizar lo local, sobre todo en los alimentos frescos. Sin demonizar lo global, aunque hay que darle una vuelta de tuerca para que sea cooperativo”, nos dicen.

De todos los básicos que recomiendan preparar, ¿cuál consideran el mayor logro en términos de practicidad?

El calabacín fermentado, la “masa pató” y la leche de sésamo ultrarápida.

Y de los platillos que proponen, ¿cuál es su mayor orgullo y por qué?

La “Butifarra de pagès”, porque es un plato típico de aquí y que no es para nada vegano. Aun así, esta receta le gusta a todo el mundo.

Incluso para lo estómagos más rudos, se incluyen recetas más pesadas, como podría ser el llamado “Anti-brunch”, al que bautizaron así porque es una bomba para cinco o seis personas, que lleva tofu estilo pollo frito, cerveza vegana y papas además de yogurt y especias.

Llama la atención una propuesta que dejan para el final, llamada F*** Society Cake, que es un pastel frío con mermelada de frambuesa al que recomiendan decorar con alguna frase inspiradora.

¿No es más caro preparar estas opciones que las que consume a diario algún ciudadano promedio?

Las recetas que hemos incluido en el libro son recetas para todo tipo de ocasiones. Una de las cosas que hemos querido recuperar son recetas que se han ido perdiendo y que eran comidas muy típicas entre la clase obrera (de España). Por lo tanto, son de aprovechamiento y baratas. Comer vegetal no es más caro. Aunque hay recetas más creativas que son más complejas.

Cortesía | Akal

Para las autoras de No matarás… es importante recalcar que no se trata solo de un libro de recetas, por lo que la información que viene en la primera parte del libro es tan importante como la parte gastronómica:

“Lo hemos acompañado de un manifesto donde explicamos que la situación del planeta en estos momentos es muy delicada. Que hay que actuar ya, para poder afrontar un futuro menos oscuro”, puntualizan.

Impreso en papel ecológico, cuya materia prima proviene de una gestión forestal sostenible, el libro de casi 300 páginas incluye también un apéndice con recomendaciones de organizaciones, libros, documentales sobre veganismo, crisis climática y ficción para los que quieran llevar más allá el aprendizaje.

Foto especial

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Policiaca

Dan tiro de gracia a policía estatal y abandonan su cadáver en Chimalhuacán

El reporte sobre un cadáver en calles del Barrio de San Pedro movilizó a policías municipales

Metrópoli

Recorte de más del 45% de policías en Tlalpan pone en riesgo a habitantes, advierten

La diputada Daniela Gicela Álvarez logró que la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Poder Legislativo local analice el dotar de recursos suficientes a la demarcación que deriven en mejorar la seguridad

Policiaca

Sentencian a hombre que cometió delitos sexuales contra su hija, en Tláhuac

José Francisco “N”, de 46 años, cometió los delitos de violación equiparada y abuso sexual en perjuicio de su hija, menor de edad, cuando habitaban en Tláhuac

Metrópoli

Promueve Sistema Penitenciario venta de flor de cempasúchil cultivada por internos

La flor de temporada forma parte de los 150 productos artesanales que son elaborados por personas privadas de la libertad en los centros penitenciarios de la capital

Policiaca

Dan tiro de gracia a policía estatal y abandonan su cadáver en Chimalhuacán

El reporte sobre un cadáver en calles del Barrio de San Pedro movilizó a policías municipales

República

¿Celos, obsesión o envidia? Conoce qué tipo de toxicidad padeces

Se estima que alrededor del 25% de las familias mexicanas tienen un integrante con algún tipo de trastorno de la personalidad

Política

EU lanza alerta para viajar a Tamaulipas por violencia en el estado

La alerta emitida por el Consulado General de Estados Unidos se deriva de los actos violentos presentados en los últimos días en Tamaulipas

República

Mariana Rodríguez se despide de su cabellera en apoyo a niño con leucemia

La primera dama de Nuevo León acudió al DIF Capullos, en el municipio de Guadalupe, en solidaridad con un niño que está perdiendo el cabello por la enfermedad

Metrópoli

Pide Tabe recursos para escuelas públicas de la Miguel Hidalgo

El alcalde adelantó que tambien presentará esta solicitud ante el Congreso y el Cabildo de la Ciudad