/ jueves 18 de marzo de 2021

El ajo ¿medicina contra Covid-19? ¿Mito o realidad?

Investigadores estudiaron sus propiedades farmacéuticas y nos explican sus componentes

Los diversos usos medicinales y terapéuticos del ajo contra enfermedades como el cáncer, la trombosis o sus efectos sobre el sistema inmune, son motivo suficiente para retomar el estudio sobre sus propiedades nutracéuticas, que han propuesto investigadores del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).

El ajo ha tomado notoriedad en estos tiempos, porque además de su uso culinario, en hojuelas, en sales, crudo o guisado, existen numerosos estudios científicos, tanto in vitro como in vivo, que documentan sus propiedades farmacológicas, su poder antiséptico, sus efectos antibacteriales, antifungosos, antitumorales, hipoglucémicos, e insecticidas entre muchos más.

En estos tiempos de pandemia ha habido versiones de que el ajo sirve contra el Covid-19, por sus propiedades inmunomoduladoras, lo cual “no está validado científicamente”, manifestó Elena Heredia García, investigadora del INIFAP en el Campo Experimental Bajío.

Incluso, agregó, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el ajo, “es un alimento saludable que puede tener algunas propiedades antimicrobianas. Sin embargo, no se han obtenido pruebas de que comerlo proteja contra el virus que causa el brote actual”.

Los estudios igual registran su acción antimicrobiana, antihipertensiva, antitrombótica, anticarcinogénica --previene o retrasa la evolución del cáncer--, antioxidante –disminuye los radicales libres--, hipolipemiante --disminuye niveles de lípidos en sangre-- e inmunomoduladora --estimula o deprime el sistema inmunitario.

Innumerables son los usos del ajo, que de manera tradicional se ha empleado en el tratamiento de bronquitis crónica, catarros, asma bronquial, gripe, gastritis o espasmos abdominales. Se usa de manera tópica (a través de lociones, cremas, espumas, geles, gotas) para el tratamiento de callos, verrugas, otitis, artritis, dolores en articulaciones o ciática.

A lo largo del siglo XIX se realizaron diversas investigaciones para analizar a detalle las propiedades curativas del ajo, y se lograron aislar ciertos principios activos. Hoy, los científicos pueden afirmar que esta especie ayuda a reducir en 20% el nivel de colesterol en la sangre, evita la formación de coágulos sanguíneos y está comprobado que tiene un fuerte poder bactericida.

Elena Heredia García, experta en este cultivo, se ha dado a la tarea de compilar dichas referencias científicas.

El ajo ha sido ampliamente recomendado para la cura de numerosas afecciones y dolencias como heridas, llagas, úlceras pestilentes, neumonía, bronquitis, dispepsia atópica y desórdenes gastrointestinales y está probado que es efectivo contra organismos como Salmonella typhimurium y Escherichia coli; incluso, se menciona que el ajo destruye larvas de numerosas especies de mosquitos, citó.

Los hallazgos arrojan que los componentes del ajo con mayor capacidad antioxidante podrían ser dos sustancias: S-alil-cisteína y alicina.

Sus propiedades farmacológicas se atribuyen principalmente a los componentes azufrados y, en la actualidad se elabora un sinnúmero de preparados con esta especie, como son: el ajo deshidratado, pulverizado y encapsulado; esencia; macerado en aceite vegetal y extracto añejo de ajo.

Dadas las experiencias sobre el uso de esta especie asociadas con la salud y que las investigaciones en México, aún son incipientes, Elena Heredia plantea que es importante recuperar la inversión de recursos para estas investigaciones, que se han visto obstaculizados en administraciones pasadas del INIFAP; tal es el caso de un proyecto que se tenía programado en 2017 para estudiar las propiedades nutracéuticas del ajo, en colaboración con el CINVESTAV, Unidad Oaxaca.

Elena Heredia ha continuado los estudios en ajo que hace 50 años inició su padre Adalberto Heredia Zepeda, quien con selección clonal individual desarrolló variedades con menor número de dientes por bulbo, con los cuales se han alcanzado rendimientos experimentales superiores a 40 t/ha (toneladas por hectárea) y a nivel comercial de entre 25 y 30 t, cuando el promedio nacional es de 12.8 t/ha

El ajo –explica la investigadora— es una especie originaria de Asia Central. China es líder mundial al producir alrededor de 20 millones de toneladas, con un rendimiento promedio de 13.5 t/ha. En 2019, exportó un total de 1.7 millones de t, con un valor de mil 991 millones de dólares (FAOSTAT, 2019).

México ocupa el lugar 20 del mundo en producción, al aportar 82,910 t. Su superficie cultivada es de 6,807 ha, con un rendimiento promedio de 12.18 t/ha. En exportación, ocupa el lugar número doce, con 9,803 t y un valor de 16.3 mdd, al exportar 11.8% de la producción, principalmente hacia Estados Unidos y Francia (FAOSTAT, 2019).

Los principales productores del país son Zacatecas y Guanajuato. En tanto, el consumo per cápita de ajo es de aproximadamente 0.650 kg.

Los diversos usos medicinales y terapéuticos del ajo contra enfermedades como el cáncer, la trombosis o sus efectos sobre el sistema inmune, son motivo suficiente para retomar el estudio sobre sus propiedades nutracéuticas, que han propuesto investigadores del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).

El ajo ha tomado notoriedad en estos tiempos, porque además de su uso culinario, en hojuelas, en sales, crudo o guisado, existen numerosos estudios científicos, tanto in vitro como in vivo, que documentan sus propiedades farmacológicas, su poder antiséptico, sus efectos antibacteriales, antifungosos, antitumorales, hipoglucémicos, e insecticidas entre muchos más.

En estos tiempos de pandemia ha habido versiones de que el ajo sirve contra el Covid-19, por sus propiedades inmunomoduladoras, lo cual “no está validado científicamente”, manifestó Elena Heredia García, investigadora del INIFAP en el Campo Experimental Bajío.

Incluso, agregó, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el ajo, “es un alimento saludable que puede tener algunas propiedades antimicrobianas. Sin embargo, no se han obtenido pruebas de que comerlo proteja contra el virus que causa el brote actual”.

Los estudios igual registran su acción antimicrobiana, antihipertensiva, antitrombótica, anticarcinogénica --previene o retrasa la evolución del cáncer--, antioxidante –disminuye los radicales libres--, hipolipemiante --disminuye niveles de lípidos en sangre-- e inmunomoduladora --estimula o deprime el sistema inmunitario.

Innumerables son los usos del ajo, que de manera tradicional se ha empleado en el tratamiento de bronquitis crónica, catarros, asma bronquial, gripe, gastritis o espasmos abdominales. Se usa de manera tópica (a través de lociones, cremas, espumas, geles, gotas) para el tratamiento de callos, verrugas, otitis, artritis, dolores en articulaciones o ciática.

A lo largo del siglo XIX se realizaron diversas investigaciones para analizar a detalle las propiedades curativas del ajo, y se lograron aislar ciertos principios activos. Hoy, los científicos pueden afirmar que esta especie ayuda a reducir en 20% el nivel de colesterol en la sangre, evita la formación de coágulos sanguíneos y está comprobado que tiene un fuerte poder bactericida.

Elena Heredia García, experta en este cultivo, se ha dado a la tarea de compilar dichas referencias científicas.

El ajo ha sido ampliamente recomendado para la cura de numerosas afecciones y dolencias como heridas, llagas, úlceras pestilentes, neumonía, bronquitis, dispepsia atópica y desórdenes gastrointestinales y está probado que es efectivo contra organismos como Salmonella typhimurium y Escherichia coli; incluso, se menciona que el ajo destruye larvas de numerosas especies de mosquitos, citó.

Los hallazgos arrojan que los componentes del ajo con mayor capacidad antioxidante podrían ser dos sustancias: S-alil-cisteína y alicina.

Sus propiedades farmacológicas se atribuyen principalmente a los componentes azufrados y, en la actualidad se elabora un sinnúmero de preparados con esta especie, como son: el ajo deshidratado, pulverizado y encapsulado; esencia; macerado en aceite vegetal y extracto añejo de ajo.

Dadas las experiencias sobre el uso de esta especie asociadas con la salud y que las investigaciones en México, aún son incipientes, Elena Heredia plantea que es importante recuperar la inversión de recursos para estas investigaciones, que se han visto obstaculizados en administraciones pasadas del INIFAP; tal es el caso de un proyecto que se tenía programado en 2017 para estudiar las propiedades nutracéuticas del ajo, en colaboración con el CINVESTAV, Unidad Oaxaca.

Elena Heredia ha continuado los estudios en ajo que hace 50 años inició su padre Adalberto Heredia Zepeda, quien con selección clonal individual desarrolló variedades con menor número de dientes por bulbo, con los cuales se han alcanzado rendimientos experimentales superiores a 40 t/ha (toneladas por hectárea) y a nivel comercial de entre 25 y 30 t, cuando el promedio nacional es de 12.8 t/ha

El ajo –explica la investigadora— es una especie originaria de Asia Central. China es líder mundial al producir alrededor de 20 millones de toneladas, con un rendimiento promedio de 13.5 t/ha. En 2019, exportó un total de 1.7 millones de t, con un valor de mil 991 millones de dólares (FAOSTAT, 2019).

México ocupa el lugar 20 del mundo en producción, al aportar 82,910 t. Su superficie cultivada es de 6,807 ha, con un rendimiento promedio de 12.18 t/ha. En exportación, ocupa el lugar número doce, con 9,803 t y un valor de 16.3 mdd, al exportar 11.8% de la producción, principalmente hacia Estados Unidos y Francia (FAOSTAT, 2019).

Los principales productores del país son Zacatecas y Guanajuato. En tanto, el consumo per cápita de ajo es de aproximadamente 0.650 kg.

Policiaca

Crueldad animal: Crucifican y decapitan a perro en parque de la GAM

En redes sociales el caso causó indignación por la brutalidad del asesinato

Policiaca

Carambola en Calzada San Antonio Abad deja al menos 20 autos chocados

La carambola ocurrió debido a que automovilistas perdieron el control por el derrame de combustible y diésel en la cinta asfáltica

Policiaca

Incendio deja daños en tienda de abarrotes en la GAM

Gracias a la oportuna intervención de los bomberos se evitó la propagación del fuego

Metrópoli

¿No lograste entrar a la UAEM? Ofrecen estas opciones para seguir estudiando

El rector de la Universidad Autónoma del Estado de México aseveró que es de suma importancia cubrir las necesidades de los estudiantes

Política

Canadá se convertirá en el segundo socio energético de México: SRE

Con una inversión de casi 5 mil millones de dólares, Canadá se va a convertir en el segundo inversionista extranjero directo más grande en México

Metrópoli

¡Atención! Cierran estaciones del Cablebús Línea 2 por revisión anual

Permanecerán cerradas las estaciones Xalpa, Lomas de la Estancia, San Miguel Teotongo y Santa Marta

Política

INE emite medidas cautelares contra Sheinbaum y Adán Augusto por actos anticipados de campaña

El INE apuntó que el evento político de Morena que se realizó en Coahuila es presuntamente ilícito