/ martes 26 de abril de 2022

Historias increíbles y leyendas que pasan en el Metro de la CDMX; parece mentira pero…

Incontables son las situaciones que acontecen en sus túneles, vagones y pasillos; pero todos tenemos un relato “curioso, inverosimil, chusco y grotesco” que contar; ¿cuál de estas experiencias te han sucedido?

El Metro de la Ciudad de México es una extensión de la gran urbe y el vagón de la calle. Por 5 pesos nos colamos a todos los espectáculos -puestos de forma voluntaria e involuntaria-, a nuestro alcance.

Entonces se sube el telón y las situaciones más inverosímiles acontecen de una estación a otra. La variedad es extraordinaria, solo hay que despojarnos de los prejuicios y dejar que la curiosidad nos conduzca por sus fascinantes universos.

Quién no tiene una historia inverosímil que haya visto o vivido en carne propia, y en cuanto pudo la compartió con sus compañeros de trabajo, amigos o familiares. Al entrar en ese fascinante universo que es el Metro, ninguno se salva.

TE PUEDE INTERESAR: "Hay riesgo de descarrilamiento", aseguran trabajadores del Metro durante marcha

Por ello, te vamos a compartir algunas de esas situaciones y experiencias increíbles que dejaron a más de uno con la boca abierta en algún vagón, estación o pasillo del Metro de la Ciudad de México.


“PERDÓNENME, POR FAVOR, ESA CAFETERA ES UN REGALO MUY ESPECIAL…”

En marzo del año pasado, una situación más que curiosa se dio en la estación San Cosme, de la Línea 2 que corre de Cuatro Caminos a Taxqueña, cuando en las vías del tren una cafetera obstruía su paso.

Resultó que una señora pidió auxilio a los policías de la estación porque “un regalo muy especial” para ella se le había caído a las vías. Entonces las autoridades tuvieron que cortar la energía eléctrica y bajar por el aparato para devolverlo a su despistada dueña, mientras cientos de usuarios sacaban su frustración con mentadas de madre hacia el personal del Metro, por ver su tiempo afectado debido a ese contratiempo.

En ese mismo mes, pero el día 29, servicios de emergencia y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana atendieron un llamado porque una lancha se encontraba incrustada en la malla ciclónica del Metro, entre las estaciones Bosque de Aragón y Deportivo Oceanía de la Línea B.

Las decenas de automovilistas que circulaban a muy temprana hora, no daban crédito de lo que sus ojos vieron: sí, una lancha que casi termina dentro de las vías del Metro. Por fortuna, el percance no pasó a mayores.

“¿BENITO, CÓMO LLEGASTE HASTA AHÍ?”

Por supuesto, no ha faltado tampoco el rescate de animalitos, principalmente de perros y gatos, que por las razones más extrañas, llegaron y se vieron atrapados en las vías y rieles del tren.

Pero también, en 2015, se cuenta la anécdota de que las autoridades tuvieron que salvar a un guajolote que cayó a las vías en la estación Pantitlán, Línea 9, que corre de la mencionada estación a Tacubaya.

Sin embargo, lo mismo ha pasado con zapatos, teléfonos, bolsos, globos metálicos, audífonos, lentes, suéteres, anillos, cosméticos, entre muchos otros artículos que sus propietarios han acudido a las autoridades para rescatarlos.

¡PERO QUÉ HABILIDAD!

Pero de verdad, en el Metro de la Ciudad de México acontece todo que ni el más despistado puede no darse cuenta. Los vagones del tren se convierten por algunos minutos en la biblioteca donde el estudiante que se fue de fiesta el fin de semana no terminó su tarea y aprovecha el trayecto para hacerlo.

Es también el salón de belleza en el que las mujeres terminan de aplicarse el manicure, el pedicure y enchinarse la pestaña con una destreza maravillosa, además de culminar con la maquillada.

EL TIANGUIS CABE EN UN VAGÓN

Como les decía antes, el vagón se vuelve una extensión de la calle y el mercado de pronto se presenta ante nosotros con los “marchantes” que nos sacuden violentamente con su promoción: “Para la niña, el niño, la damita o el caballero… es un producto que va calado y garantizado… no lo pague en 50, hoy, hasta su asiento, se lo traemos por 5 varitos… ¡Llévelo, llévelo!

Y en un abrir y cerrar de ojos o de puertas, la variedad de artículos que podemos adquirir a precios módicos es sorprendente.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Piden trabajadores del Metro que se paguen sus servicios médicos

EL ESPECTÁCULO COMO RITUAL

Lo mismo sucede con los espectáculos musicales, cuya calidad va desde los músicos de escuela que son capaces de ejecutar con su violín alguna pieza clásica, hasta quienes con una hoja de árbol improvisan alguna huaracha o armaron una maraca con piedras y una botella de coca vacía.

Pero si hablamos de artistas, los performances también están al orden del día y de cada estación. Estos jóvenes y otros no tanto, aprovechan para contar sus historias, montando las escenografías más sui géneris, por unas cuantas monedas y otros, se conforman con “una bonita sonrisa o aplauso”.

“FUE EN LA ESTACIÓN DEL METRO BALDERAS…”

El amor no puede estar excluido del sin fin de historias que se contienen en el Metro. Por el contrario, ¿cuántas parejas no se conocieron en sus pasillos, en sus vagones? ¿Cuántos más no fueron procreados en sus sagrados espacios…?

Promesas de amor hechas y desechas, lágrimas, caricias y besos mientras el trajín se acontece en las instalaciones del Metro.

HISTORIAS PARANORMALES

A la par de la realidad y de curiosos acontecimientos que protagonizan seres de carne y hueso en el Metro, también existen historias y leyendas de entes que pertenecen a otro plano extraterrenal.

Al menos así lo cuentan decenas de personas que han afirmado, ser testigos de hechos paranormales.

Las leyendas apuntan en todos sentidos, desde fantasmas, vampiros y entes que se aparecen en pasillos, túneles y estaciones hasta situaciones misteriosas que usuarios y trabajadores experimentan y no encuentran una explicación lógica.

En algunos casos se escuchan lamentos y gritos por los pasillos y túneles, en otros, aparecen objetos de la nada, sin que la mano de alguna persona los haya colocado por ahí.

Otras veces, algunos personajes "extraños" llegan a convivir por breves momentos con los usuarios, para después, esfumarse en cuestión de segundos, como si pertenecieran a una "dimensión desconocida", donde todo puede ocurrir. Dejando erizada la piel a todo aquel que se haya topado con algo o alguien por las instalaciones del Metro.

Luego, estas personas comparten con otras lo que vivieron y, lo más curioso, es que coinciden en que algo similar les ha pasado en el "gusano naranja".

Vamos a contarte algunas de estas leyendas, unas de las más contadas y compartidas por la gente que deambula y se transporta día a día por el Metro de la Ciudad de México.

¿Con cuál de estas te has topado?

“AQUÍ ESTOY MAMÁ”

Muchas son las historias que cuenta la gente sobre los niños perdidos del Metro. Pequeñuelos que afirma la gente, sus fantasmas se aparecen en varias estaciones como Barranca del Muerto, 18 de Marzo, Tacubaya o Camarones.

Las personas cuentan que en estos espacios, se escuchan a muy altas horas de la noche, lamentos de estos seres. Hay incluso, conductores de los convoyes que afirman haber visto en algún túnel, el fantasma de algún niño o niña.

Se cuenta que muchas veces han pedido al personal de seguridad acudir en ayuda de esos niños, pero cuando llegan al lugar, estos entes salen corriendo y desaparecen en la nada.

EL INSPECTOR DE LA ESTACIÓN POTRERO

Una de las historias más famosas es la del inspector Platanoff, el cual ronda la estación Potrero de la Línea 3.

La leyenda dice que este hombre era un auxiliar al que un día le tocó hacer su inspección de rutina. Entonces bajó a las vías como cada día, sin embargo, el encargado del Puesto de Control lo olvidó y no dio el aviso correspondiente, por lo cual fue arrollado por un tren, muriendo de forma espantosa.

Desde entonces, varias son las personas que se han topado con su fantasma. Algunos incluso, aseguran que platicaron con él, para después darse cuenta que tuvieron contacto con un fantasma.

LA MUERTE TIENE UNA SONRISA ENVOLVENTE

Otra leyenda muy popular es la de la mujer sonriente que recorre los vagones y pasillos dela Línea 1.

Se cuenta que a altas horas de la noche, cuando los trenes realizan sus últimos recorridos, Aparece una mujer con apariencia normal, lo inquietante comienza cuando esta persona se queda mirando fijamente a otra, con una sonrisa en primera instancia, agradable, pero al paso de los minutos, esta se vuelve incómoda, aterradora.

Pues aunque la persona aparte la mirada de la suya, ella no lo hará y el miedo invadirá a la víctima, hasta que de pronto, esta mujer se desvanece al salir del vagón.

Hay quienes mencionan que se trata de una mujer con algún trastorno mental, pero otros afirman que se trata de un fantasma. ¿Tú qué opinas? ¿Te has topado con ella?

EL TRABAJADOR DE PINO SUÁREZ

Otro relato popular es la del obrero de la estación Pino Suárez. Se trata de un hombre que porta su “mono” de color azul y una gorra. Al inicio no llama la atención de nadie, pues este personaje entra en labores como los demás, algunos hasta han platicado con él, así que nada parece anormal.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Pero lo perturbador viene cuando hablan con sus supervisores y les cuentan de la existencia de dicho compañero, pues al final descubren, se trata de un antiguo trabajador que falleció muchos años atrás. Entonces se quedan atónitos y así ha crecido esta leyenda.

EL FATAL ACCIDENTE EN VIADUCTO

El 20 de octubre de 1975, en el Metro se dio uno de los accidentes más fatales de los que se tenga memoria. Ocurrió con exactitud en la estación Viaducto, de la Línea 2, donde chocaron dos trenes provocando un saldo trágico de 31 personas muertas y más de 70 heridas.

Al respecto, hay trabajadores y usuarios que cuentan, que en esa estación se escuchan gritos y lamentos, muchos lo atribuyen a que se trata de las personas que fallecieron en aquel terrible accidente.

EL MÁS RECIENTE EN LA LÍNEA 12

El 3 de mayo del 2021, otro hecho similar conmocionó al país entero, al colapsar la estructura por donde circulaba el tren, entre las estaciones Olivos y Tezonco, de la Línea 12.

En esta terrible tragedia fallecieron 26 personas, 80 más resultaron lesionadas y 5 desaparecidas. En uno de los sucesos más lamentables en la historia del Sistema de Transporte Colectivo y de la Ciudad de México en general.

Después de varios peritajes, se llegó a la conclusión de que la estructura se encontraba dañada, debilitada por el temblor del 17 de septiembre del 2017.

Así que si son de los que viajan constantemente en este sistema de transporte, pónganse bien truchas, pelen bien los ojos y manténgase alertas, porque puede que en uno de esos viajes, lleguen a ser testigos de alguna de estas leyendas y experiencias paranormales en el misterioso espacio del Metro de la Ciudad de México.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

El Metro de la Ciudad de México es una extensión de la gran urbe y el vagón de la calle. Por 5 pesos nos colamos a todos los espectáculos -puestos de forma voluntaria e involuntaria-, a nuestro alcance.

Entonces se sube el telón y las situaciones más inverosímiles acontecen de una estación a otra. La variedad es extraordinaria, solo hay que despojarnos de los prejuicios y dejar que la curiosidad nos conduzca por sus fascinantes universos.

Quién no tiene una historia inverosímil que haya visto o vivido en carne propia, y en cuanto pudo la compartió con sus compañeros de trabajo, amigos o familiares. Al entrar en ese fascinante universo que es el Metro, ninguno se salva.

TE PUEDE INTERESAR: "Hay riesgo de descarrilamiento", aseguran trabajadores del Metro durante marcha

Por ello, te vamos a compartir algunas de esas situaciones y experiencias increíbles que dejaron a más de uno con la boca abierta en algún vagón, estación o pasillo del Metro de la Ciudad de México.


“PERDÓNENME, POR FAVOR, ESA CAFETERA ES UN REGALO MUY ESPECIAL…”

En marzo del año pasado, una situación más que curiosa se dio en la estación San Cosme, de la Línea 2 que corre de Cuatro Caminos a Taxqueña, cuando en las vías del tren una cafetera obstruía su paso.

Resultó que una señora pidió auxilio a los policías de la estación porque “un regalo muy especial” para ella se le había caído a las vías. Entonces las autoridades tuvieron que cortar la energía eléctrica y bajar por el aparato para devolverlo a su despistada dueña, mientras cientos de usuarios sacaban su frustración con mentadas de madre hacia el personal del Metro, por ver su tiempo afectado debido a ese contratiempo.

En ese mismo mes, pero el día 29, servicios de emergencia y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana atendieron un llamado porque una lancha se encontraba incrustada en la malla ciclónica del Metro, entre las estaciones Bosque de Aragón y Deportivo Oceanía de la Línea B.

Las decenas de automovilistas que circulaban a muy temprana hora, no daban crédito de lo que sus ojos vieron: sí, una lancha que casi termina dentro de las vías del Metro. Por fortuna, el percance no pasó a mayores.

“¿BENITO, CÓMO LLEGASTE HASTA AHÍ?”

Por supuesto, no ha faltado tampoco el rescate de animalitos, principalmente de perros y gatos, que por las razones más extrañas, llegaron y se vieron atrapados en las vías y rieles del tren.

Pero también, en 2015, se cuenta la anécdota de que las autoridades tuvieron que salvar a un guajolote que cayó a las vías en la estación Pantitlán, Línea 9, que corre de la mencionada estación a Tacubaya.

Sin embargo, lo mismo ha pasado con zapatos, teléfonos, bolsos, globos metálicos, audífonos, lentes, suéteres, anillos, cosméticos, entre muchos otros artículos que sus propietarios han acudido a las autoridades para rescatarlos.

¡PERO QUÉ HABILIDAD!

Pero de verdad, en el Metro de la Ciudad de México acontece todo que ni el más despistado puede no darse cuenta. Los vagones del tren se convierten por algunos minutos en la biblioteca donde el estudiante que se fue de fiesta el fin de semana no terminó su tarea y aprovecha el trayecto para hacerlo.

Es también el salón de belleza en el que las mujeres terminan de aplicarse el manicure, el pedicure y enchinarse la pestaña con una destreza maravillosa, además de culminar con la maquillada.

EL TIANGUIS CABE EN UN VAGÓN

Como les decía antes, el vagón se vuelve una extensión de la calle y el mercado de pronto se presenta ante nosotros con los “marchantes” que nos sacuden violentamente con su promoción: “Para la niña, el niño, la damita o el caballero… es un producto que va calado y garantizado… no lo pague en 50, hoy, hasta su asiento, se lo traemos por 5 varitos… ¡Llévelo, llévelo!

Y en un abrir y cerrar de ojos o de puertas, la variedad de artículos que podemos adquirir a precios módicos es sorprendente.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Piden trabajadores del Metro que se paguen sus servicios médicos

EL ESPECTÁCULO COMO RITUAL

Lo mismo sucede con los espectáculos musicales, cuya calidad va desde los músicos de escuela que son capaces de ejecutar con su violín alguna pieza clásica, hasta quienes con una hoja de árbol improvisan alguna huaracha o armaron una maraca con piedras y una botella de coca vacía.

Pero si hablamos de artistas, los performances también están al orden del día y de cada estación. Estos jóvenes y otros no tanto, aprovechan para contar sus historias, montando las escenografías más sui géneris, por unas cuantas monedas y otros, se conforman con “una bonita sonrisa o aplauso”.

“FUE EN LA ESTACIÓN DEL METRO BALDERAS…”

El amor no puede estar excluido del sin fin de historias que se contienen en el Metro. Por el contrario, ¿cuántas parejas no se conocieron en sus pasillos, en sus vagones? ¿Cuántos más no fueron procreados en sus sagrados espacios…?

Promesas de amor hechas y desechas, lágrimas, caricias y besos mientras el trajín se acontece en las instalaciones del Metro.

HISTORIAS PARANORMALES

A la par de la realidad y de curiosos acontecimientos que protagonizan seres de carne y hueso en el Metro, también existen historias y leyendas de entes que pertenecen a otro plano extraterrenal.

Al menos así lo cuentan decenas de personas que han afirmado, ser testigos de hechos paranormales.

Las leyendas apuntan en todos sentidos, desde fantasmas, vampiros y entes que se aparecen en pasillos, túneles y estaciones hasta situaciones misteriosas que usuarios y trabajadores experimentan y no encuentran una explicación lógica.

En algunos casos se escuchan lamentos y gritos por los pasillos y túneles, en otros, aparecen objetos de la nada, sin que la mano de alguna persona los haya colocado por ahí.

Otras veces, algunos personajes "extraños" llegan a convivir por breves momentos con los usuarios, para después, esfumarse en cuestión de segundos, como si pertenecieran a una "dimensión desconocida", donde todo puede ocurrir. Dejando erizada la piel a todo aquel que se haya topado con algo o alguien por las instalaciones del Metro.

Luego, estas personas comparten con otras lo que vivieron y, lo más curioso, es que coinciden en que algo similar les ha pasado en el "gusano naranja".

Vamos a contarte algunas de estas leyendas, unas de las más contadas y compartidas por la gente que deambula y se transporta día a día por el Metro de la Ciudad de México.

¿Con cuál de estas te has topado?

“AQUÍ ESTOY MAMÁ”

Muchas son las historias que cuenta la gente sobre los niños perdidos del Metro. Pequeñuelos que afirma la gente, sus fantasmas se aparecen en varias estaciones como Barranca del Muerto, 18 de Marzo, Tacubaya o Camarones.

Las personas cuentan que en estos espacios, se escuchan a muy altas horas de la noche, lamentos de estos seres. Hay incluso, conductores de los convoyes que afirman haber visto en algún túnel, el fantasma de algún niño o niña.

Se cuenta que muchas veces han pedido al personal de seguridad acudir en ayuda de esos niños, pero cuando llegan al lugar, estos entes salen corriendo y desaparecen en la nada.

EL INSPECTOR DE LA ESTACIÓN POTRERO

Una de las historias más famosas es la del inspector Platanoff, el cual ronda la estación Potrero de la Línea 3.

La leyenda dice que este hombre era un auxiliar al que un día le tocó hacer su inspección de rutina. Entonces bajó a las vías como cada día, sin embargo, el encargado del Puesto de Control lo olvidó y no dio el aviso correspondiente, por lo cual fue arrollado por un tren, muriendo de forma espantosa.

Desde entonces, varias son las personas que se han topado con su fantasma. Algunos incluso, aseguran que platicaron con él, para después darse cuenta que tuvieron contacto con un fantasma.

LA MUERTE TIENE UNA SONRISA ENVOLVENTE

Otra leyenda muy popular es la de la mujer sonriente que recorre los vagones y pasillos dela Línea 1.

Se cuenta que a altas horas de la noche, cuando los trenes realizan sus últimos recorridos, Aparece una mujer con apariencia normal, lo inquietante comienza cuando esta persona se queda mirando fijamente a otra, con una sonrisa en primera instancia, agradable, pero al paso de los minutos, esta se vuelve incómoda, aterradora.

Pues aunque la persona aparte la mirada de la suya, ella no lo hará y el miedo invadirá a la víctima, hasta que de pronto, esta mujer se desvanece al salir del vagón.

Hay quienes mencionan que se trata de una mujer con algún trastorno mental, pero otros afirman que se trata de un fantasma. ¿Tú qué opinas? ¿Te has topado con ella?

EL TRABAJADOR DE PINO SUÁREZ

Otro relato popular es la del obrero de la estación Pino Suárez. Se trata de un hombre que porta su “mono” de color azul y una gorra. Al inicio no llama la atención de nadie, pues este personaje entra en labores como los demás, algunos hasta han platicado con él, así que nada parece anormal.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Pero lo perturbador viene cuando hablan con sus supervisores y les cuentan de la existencia de dicho compañero, pues al final descubren, se trata de un antiguo trabajador que falleció muchos años atrás. Entonces se quedan atónitos y así ha crecido esta leyenda.

EL FATAL ACCIDENTE EN VIADUCTO

El 20 de octubre de 1975, en el Metro se dio uno de los accidentes más fatales de los que se tenga memoria. Ocurrió con exactitud en la estación Viaducto, de la Línea 2, donde chocaron dos trenes provocando un saldo trágico de 31 personas muertas y más de 70 heridas.

Al respecto, hay trabajadores y usuarios que cuentan, que en esa estación se escuchan gritos y lamentos, muchos lo atribuyen a que se trata de las personas que fallecieron en aquel terrible accidente.

EL MÁS RECIENTE EN LA LÍNEA 12

El 3 de mayo del 2021, otro hecho similar conmocionó al país entero, al colapsar la estructura por donde circulaba el tren, entre las estaciones Olivos y Tezonco, de la Línea 12.

En esta terrible tragedia fallecieron 26 personas, 80 más resultaron lesionadas y 5 desaparecidas. En uno de los sucesos más lamentables en la historia del Sistema de Transporte Colectivo y de la Ciudad de México en general.

Después de varios peritajes, se llegó a la conclusión de que la estructura se encontraba dañada, debilitada por el temblor del 17 de septiembre del 2017.

Así que si son de los que viajan constantemente en este sistema de transporte, pónganse bien truchas, pelen bien los ojos y manténgase alertas, porque puede que en uno de esos viajes, lleguen a ser testigos de alguna de estas leyendas y experiencias paranormales en el misterioso espacio del Metro de la Ciudad de México.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Policiaca

Por tortura policial en Tlalpan destituyen a director del Sector Padierna

La SSC asegura que son tres los elementos de la SSC cesados de la institución, luego de darse a conocer un video de tortura ejercida por un uniformado

Policiaca

Karla mató a su madre y tío en la Álvaro Obregón, esta es su historia

Un juez de Control del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México decretó prisión preventiva justificada a Karla, de 18 años de edad, por el delito de homicidio doloso