Antonio De Marcelo Esquivel

  / viernes 6 de diciembre de 2019

Mejor pedir permiso que pedir perdón

Dicen que es mejor pedir perdón que pedir permiso, sin embargo, esta premisa ha perdido vigencia esta misma semana, cuando la joven Karen movilizó hasta a la jefa de gobierno de la Ciudad de México y resultó que no estaba secuestrada, andaba de parranda.

Un caso con muchas aristas, porque ante el anuncio de que estaba desaparecida luego de ciertos mensajes que intercambió con su madre, donde decía que un taxista se comportaba raro y luego dejó de comunicarse, todos nos preocupamos, y digo todos porque quienes vivimos en las redes sociales de inmediato crucificamos a los taxistas y nos imaginamos lo peor.

No era para menos, aún tenemos fresco el caso de Daniela, quien avisó a un amigo que el taxista la quería secuestrar, para luego hallar sus restos en un paraje de Parres.

Esto enciende los focos rojos en cuanto se tiene noticias de jóvenes desaparecidas, y con Karen no fue la excepción, su hermano colgó en redes sociales dos mensajes que habría intercambiado con su madre la noche del martes, para la mañana del miércoles hasta la jefa de Gobierno de la Ciudad, Claudia Sheinbaum se había pronunciado, también lo hizo la Procuradora Ernestina Godoy.

Para antes del mediodía, ella estaba de regreso en casa, parecía un golpe certero de las autoridades, lo que cambió radicalmente cuando un periodista de Grupo Imagen presentó videos de Karen entrando a un bar a 800 metros de su casa, ahí habría permanecido hasta que sale con un hombre por la madrugada, para entonces el hermano también había sido acusado en redes sociales de agresor de género.

Esto dividió las opiniones entre los internautas, donde hubo quienes lo que tomaron con humor e hicieron decenas de memes, hasta los que criticaron duramente a la joven, por lo que consideran una broma de mal gusto. Las críticas más duras vinieron tanto de hombres como de mujeres, que la calificaron de irresponsable por haber movilizado a toda la Policía, por haber angustiado a sus padres y hermano, comportándose como una adolescente cuando ya es madre de familia y debe ser ejemplo para sus tres hijos.

Todo esto ocurre en medio de un flagelo que ha golpeado duramente a muchas familias, quienes tienen hijas desaparecidas, mismas que no han merecido al menos una línea en los medios de comunicación o la atención de las autoridades.

Quede este caso para el anecdotario, pero no por ello perdamos de vista que cada día hay víctimas que desaparecen a lo largo y ancho de todo el país, es necesario movilizarse, indignarse y apoyar para que aparezcan todas.

Sígueme en twitter @Antoniodemarcel

En el correo antonio.marcelo@oem.com.mx

Dicen que es mejor pedir perdón que pedir permiso, sin embargo, esta premisa ha perdido vigencia esta misma semana, cuando la joven Karen movilizó hasta a la jefa de gobierno de la Ciudad de México y resultó que no estaba secuestrada, andaba de parranda.

Un caso con muchas aristas, porque ante el anuncio de que estaba desaparecida luego de ciertos mensajes que intercambió con su madre, donde decía que un taxista se comportaba raro y luego dejó de comunicarse, todos nos preocupamos, y digo todos porque quienes vivimos en las redes sociales de inmediato crucificamos a los taxistas y nos imaginamos lo peor.

No era para menos, aún tenemos fresco el caso de Daniela, quien avisó a un amigo que el taxista la quería secuestrar, para luego hallar sus restos en un paraje de Parres.

Esto enciende los focos rojos en cuanto se tiene noticias de jóvenes desaparecidas, y con Karen no fue la excepción, su hermano colgó en redes sociales dos mensajes que habría intercambiado con su madre la noche del martes, para la mañana del miércoles hasta la jefa de Gobierno de la Ciudad, Claudia Sheinbaum se había pronunciado, también lo hizo la Procuradora Ernestina Godoy.

Para antes del mediodía, ella estaba de regreso en casa, parecía un golpe certero de las autoridades, lo que cambió radicalmente cuando un periodista de Grupo Imagen presentó videos de Karen entrando a un bar a 800 metros de su casa, ahí habría permanecido hasta que sale con un hombre por la madrugada, para entonces el hermano también había sido acusado en redes sociales de agresor de género.

Esto dividió las opiniones entre los internautas, donde hubo quienes lo que tomaron con humor e hicieron decenas de memes, hasta los que criticaron duramente a la joven, por lo que consideran una broma de mal gusto. Las críticas más duras vinieron tanto de hombres como de mujeres, que la calificaron de irresponsable por haber movilizado a toda la Policía, por haber angustiado a sus padres y hermano, comportándose como una adolescente cuando ya es madre de familia y debe ser ejemplo para sus tres hijos.

Todo esto ocurre en medio de un flagelo que ha golpeado duramente a muchas familias, quienes tienen hijas desaparecidas, mismas que no han merecido al menos una línea en los medios de comunicación o la atención de las autoridades.

Quede este caso para el anecdotario, pero no por ello perdamos de vista que cada día hay víctimas que desaparecen a lo largo y ancho de todo el país, es necesario movilizarse, indignarse y apoyar para que aparezcan todas.

Sígueme en twitter @Antoniodemarcel

En el correo antonio.marcelo@oem.com.mx

miércoles 08 de enero de 2020

Llegan seis refuerzos a Pumas

jueves 02 de enero de 2020

La triste realidad en el 2020

martes 24 de diciembre de 2019

El reto, dejar de usar plásticos

lunes 23 de diciembre de 2019

El país de las desaparecidas

miércoles 18 de diciembre de 2019

Todo mundo tiene otras cifras

lunes 16 de diciembre de 2019

Mexicanos piden asilo en los EU

Cargar Más