/ martes 9 de julio de 2019

Aduana de Nogales bajo la lupa por importación indebida de autos

NOGALES.- Comerciantes de autos usados y empresas importadoras de vehículos denunciaron que por la aduana de Nogales, Sonora se ha perdido el control de la introducción de los automóviles de procedencia extranjera y que de forma muy fácil unidades ilegales son introducidas al país sin ningún recato.

Para muestra, señalaron que existen varios pedimentos de importación que han sido documentados por medios de prestigio nacional donde se exhiben las importaciones ilegales.

"Hemos visto un trabajo muy minucioso en los medios de comunicación donde se demuestra que efectivamente hay una red que introduce autos ilegales a la frontera, se han exhibido pedimentos de importación donde el número de Aduana es la 230 la que corresponde a Nogales donde se presenta esta ilegalidad", señalaron.

Los comerciantes e importadores corroboraron que en fechas recientes se han encontrado con un alto número de autos que poseen pedimentos procedentes de Nogales de varias empresas locales y hasta algunas de otras ciudades que han importado una cantidad impresionante de vehículos sin que exista ningún control.

"Hay vehículos que no coinciden en los datos, apenas los modelos, podrían ser robados nadie lo sabe no hay control, se dice que con el dinero necesario se puede importar cualquier carro sin hacer preguntas pero esto es lo más alarmante.

Los autos tienen números de serie que en una investigación más minuciosa se sabrá su procedencia y si alguno de los usuarios compra estos carros podrían tener consecuencias jurídicas", advirtieron.

Los denunciantes añadieron que los interesados en comprar un auto deben ser cuidadosos al momento se revisar los papeles de las unidades en el pedimento de importación, ya que al comprarlo también podrían estar adquiriendo los problemas que esas unidades ilegales tengan.

"No tienen el respaldo legal para importar esas unidades, es una bomba de tiempo que en algún momento va a reventar y esperemos que no se afecte al usuario final por que perderá la confianza de comprar autos que si están debidamente importados, pues los certificados de origen no son válidos, puede ser una red muy grande interesada en internar autos de dudosa procedencia a territorio nacional", comentaron.

"La aduana de Nogales cobra alrededor de mil 500 dólares por hacer válida la importación de cualquier vehículo pero esto durará pronto las autoridades ya están revisando esos pedimentos y además de confiscar los autos cuando sean detectados hay más consecuencias jurídicas, esto es un fraude a todas luces", concluyeron.

NOGALES.- Comerciantes de autos usados y empresas importadoras de vehículos denunciaron que por la aduana de Nogales, Sonora se ha perdido el control de la introducción de los automóviles de procedencia extranjera y que de forma muy fácil unidades ilegales son introducidas al país sin ningún recato.

Para muestra, señalaron que existen varios pedimentos de importación que han sido documentados por medios de prestigio nacional donde se exhiben las importaciones ilegales.

"Hemos visto un trabajo muy minucioso en los medios de comunicación donde se demuestra que efectivamente hay una red que introduce autos ilegales a la frontera, se han exhibido pedimentos de importación donde el número de Aduana es la 230 la que corresponde a Nogales donde se presenta esta ilegalidad", señalaron.

Los comerciantes e importadores corroboraron que en fechas recientes se han encontrado con un alto número de autos que poseen pedimentos procedentes de Nogales de varias empresas locales y hasta algunas de otras ciudades que han importado una cantidad impresionante de vehículos sin que exista ningún control.

"Hay vehículos que no coinciden en los datos, apenas los modelos, podrían ser robados nadie lo sabe no hay control, se dice que con el dinero necesario se puede importar cualquier carro sin hacer preguntas pero esto es lo más alarmante.

Los autos tienen números de serie que en una investigación más minuciosa se sabrá su procedencia y si alguno de los usuarios compra estos carros podrían tener consecuencias jurídicas", advirtieron.

Los denunciantes añadieron que los interesados en comprar un auto deben ser cuidadosos al momento se revisar los papeles de las unidades en el pedimento de importación, ya que al comprarlo también podrían estar adquiriendo los problemas que esas unidades ilegales tengan.

"No tienen el respaldo legal para importar esas unidades, es una bomba de tiempo que en algún momento va a reventar y esperemos que no se afecte al usuario final por que perderá la confianza de comprar autos que si están debidamente importados, pues los certificados de origen no son válidos, puede ser una red muy grande interesada en internar autos de dudosa procedencia a territorio nacional", comentaron.

"La aduana de Nogales cobra alrededor de mil 500 dólares por hacer válida la importación de cualquier vehículo pero esto durará pronto las autoridades ya están revisando esos pedimentos y además de confiscar los autos cuando sean detectados hay más consecuencias jurídicas, esto es un fraude a todas luces", concluyeron.