/ domingo 17 de noviembre de 2019

¿Asesino serial en Puebla? Suman al menos cinco muertes de indigentes

Todos los crímenes tienen similitudes

La mujer que vivía en situación de calle y que fue hallada sin vida y semidesnuda la mañana del jueves pasado en inmediaciones de la Central de Abasto, fue asesinada de un disparo en la cabeza, revelaron fuentes policíacas. Con caso suman al menos cinco muertes de indigentes que se registran en la misma zona, lo cual hace sospechar a las autoridades ministeriales que podría ser autoría de un asesino serial.

En el último caso, tal como este medio lo informó oportunamente, una fémina de alrededor de 30 años de edad, al parecer adicta a las bebidas alcohólicas, fue hallada afuera de una bodega abandonada en la Segunda Sección de la Central de Abasto, sitio en el que además acostumbraba quedase a dormir, según revelaron otros indigentes entrevistados por las autoridades ministeriales en el lugar.

En un principio se reveló que la fémina presentaba múltiples golpes en el cuerpo y estaba semidesnuda, sin embargo, más tarde tras las diligencias que realizaron peritos y agentes ministeriales, se descubrió que tenía una herida de bala en la cabeza.

Hasta el cierre de esta edición aún no se realizaba la autopsia que determinaría también si la mujer fue agredida sexualmente; el caso ya es indagado por personal de la Unidad Especializada en la Investigación de Homicidios de la Fiscalía General del Estado.

Cabe resaltar que debido a que la mujer fue asesinada de un balazo en la cabeza, autoridades ministeriales estiman poco probable que otro indigente le haya dado muerte, por ello evalúan otras opciones, como personas armadas que pueda haber cerca del lugar del crimen.

OLA DE INDIGENTES MUERTOS

Este último caso se suma al deceso de más indigentes en la zona de la Central de Abasto, incluyendo los tres que fueron arrollados sobre la autopista Puebla-Orizaba por diferencia de horas. Además de un caso en marzo: el de otro varón que aunque inicialmente se presumió que fue había sido arrollado, se determinó que en realidad lo habían atacado a cuchilladas y abandonado sobre el acotamiento de la autopista.

El caso del 6 de marzo, quedó registrado bajo la Carpeta 756/2019. La víctima que vivía en situación de calle, al quedar registrado como desconocido, nadie lo reclamó.

Este hecho habría pasado desapercibido sino fuera que llamó la atención que el mes pasado, es decir en octubre, ocurrieran tres aparentes atropellamientos, todos ellos de indigentes, en ese mismo tramo de la autopista, la Puebla-Orizaba, en el tramo para llegar a la Central de Abasto.

Y es que todo ocurrió de manera consecutiva, uno de los casos el domingo 20, el lunes 21 y el miércoles 23; todos de personas en situación de calle, de entre 30 y 40 años de edad, quienes quedaron en calidad de desconocidos tras ser aparentemente arrollados en el mismo sitio y a la misma hora en la noche.

Por lo anterior, fuentes policíacas sospechan que podría tratarse de un asesino serial de indigentes, dada la similitud de casos ocurridos en poco tiempo.

HM

La mujer que vivía en situación de calle y que fue hallada sin vida y semidesnuda la mañana del jueves pasado en inmediaciones de la Central de Abasto, fue asesinada de un disparo en la cabeza, revelaron fuentes policíacas. Con caso suman al menos cinco muertes de indigentes que se registran en la misma zona, lo cual hace sospechar a las autoridades ministeriales que podría ser autoría de un asesino serial.

En el último caso, tal como este medio lo informó oportunamente, una fémina de alrededor de 30 años de edad, al parecer adicta a las bebidas alcohólicas, fue hallada afuera de una bodega abandonada en la Segunda Sección de la Central de Abasto, sitio en el que además acostumbraba quedase a dormir, según revelaron otros indigentes entrevistados por las autoridades ministeriales en el lugar.

En un principio se reveló que la fémina presentaba múltiples golpes en el cuerpo y estaba semidesnuda, sin embargo, más tarde tras las diligencias que realizaron peritos y agentes ministeriales, se descubrió que tenía una herida de bala en la cabeza.

Hasta el cierre de esta edición aún no se realizaba la autopsia que determinaría también si la mujer fue agredida sexualmente; el caso ya es indagado por personal de la Unidad Especializada en la Investigación de Homicidios de la Fiscalía General del Estado.

Cabe resaltar que debido a que la mujer fue asesinada de un balazo en la cabeza, autoridades ministeriales estiman poco probable que otro indigente le haya dado muerte, por ello evalúan otras opciones, como personas armadas que pueda haber cerca del lugar del crimen.

OLA DE INDIGENTES MUERTOS

Este último caso se suma al deceso de más indigentes en la zona de la Central de Abasto, incluyendo los tres que fueron arrollados sobre la autopista Puebla-Orizaba por diferencia de horas. Además de un caso en marzo: el de otro varón que aunque inicialmente se presumió que fue había sido arrollado, se determinó que en realidad lo habían atacado a cuchilladas y abandonado sobre el acotamiento de la autopista.

El caso del 6 de marzo, quedó registrado bajo la Carpeta 756/2019. La víctima que vivía en situación de calle, al quedar registrado como desconocido, nadie lo reclamó.

Este hecho habría pasado desapercibido sino fuera que llamó la atención que el mes pasado, es decir en octubre, ocurrieran tres aparentes atropellamientos, todos ellos de indigentes, en ese mismo tramo de la autopista, la Puebla-Orizaba, en el tramo para llegar a la Central de Abasto.

Y es que todo ocurrió de manera consecutiva, uno de los casos el domingo 20, el lunes 21 y el miércoles 23; todos de personas en situación de calle, de entre 30 y 40 años de edad, quienes quedaron en calidad de desconocidos tras ser aparentemente arrollados en el mismo sitio y a la misma hora en la noche.

Por lo anterior, fuentes policíacas sospechan que podría tratarse de un asesino serial de indigentes, dada la similitud de casos ocurridos en poco tiempo.

HM

República

Emotiva carta de víctima a ladrón se viraliza en redes sociales

Un ciudadano decidió escribirla al ladrón que lo despojó de la motocicleta que con esfuerzo la compró y en segundos se la arrebató

Policiaca

“No fue la forma de hacer las cosas”, pide perdón Karen Espíndola

La joven nunca pensó en las consecuencias de su mensaje, por lo que se le hizo fácil enviar ese texto y después apagar su celular