/ miércoles 9 de septiembre de 2020

Surgen pistas de los jóvenes desaparecidos en Azcapo

Horas después de la balacera fueron localizadas varias maletas y bolsas plásticas con restos humanos; autoridades investigan si estos actos estan relacionados

En la periferia del establecimiento “El Barquito” donde se celebró la fiesta clandestina que culminó en balacera y en la desaparición de dos adolescentes, se observan marcas de al menos 15 balazos.

Vecinos y comerciantes de la periferia sostuvieron que en ese lugar, presumiblemente se reunían miembros de grupos delincuenciales que operan en la Ciudad de México.

Foto: Luis Barrera

A once días de lo ocurrido, aún permanecen varios metros de un cordón plástico color amarillo, y un elemento de la policía capitalina, para delimitar la escena del enfrentamiento armado.

Vecinos de las colonias aledañas comentaron que, durante el día, dicho bar no presenta movimiento alguno, pero que después de las nueve de la noche el lugar se convierte en un punto de reunión, posiblemente de personas relacionadas con grupos delictivos.

“Se ven muchos chavos en coches caros mientras fuman marihuana y toman vino en la calle; la mayoría están tatuados y se visten de la misma manera, con bolsas a los lados, tenis blancos y gorras”, sostuvo un residente de la colonia Santa Lucia.

Los residentes agregaron que las convivencias se extienden hasta las seis o siete de la mañana del día siguiente, y que, además, las discusiones y riñas se han vuelto en el común denominador de dichas fiestas.

A pesar de la alerta sanitaria por la actual pandemia de Coronavirus (Covid-19) el establecimiento nocturno seguía operando clandestinamente; el día del incidente, se anunció la apertura del mismo a las 21:00 horas y se presentó un cartel de nueve músicos.

A las primeras horas del 29 de agosto, se registró una balacera al interior de “El Barquito”, que dejó un saldo preliminar de dos personas heridas por arma de fuego.

Pesquisas posteriores arrojaron que se encontraron al menos 15 casquillos percutidos de diferentes calibres; además de que los cables de cámaras de seguridad estaban violentados.

Desde aquella madrugada, no se volvió a tener contacto con Karla Elena “N” y Cristopher “N” –ambos de 20 años de edad-. A once días de su desaparición, sus familiares claman justicia a las autoridades.

A unas horas de lo sucedido, fueron localizadas varias maletas y bolsas plásticas con restos humanos en su interior, en un paraje solitario del kilómetro 16 de la carretera federal Naucalpan Toluca, en la colonia Barrio las Magnolias, aunque las autoridades mexiquenses aún no han informado si tienen relación con los jóvenes desaparecidos.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem




Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer



En la periferia del establecimiento “El Barquito” donde se celebró la fiesta clandestina que culminó en balacera y en la desaparición de dos adolescentes, se observan marcas de al menos 15 balazos.

Vecinos y comerciantes de la periferia sostuvieron que en ese lugar, presumiblemente se reunían miembros de grupos delincuenciales que operan en la Ciudad de México.

Foto: Luis Barrera

A once días de lo ocurrido, aún permanecen varios metros de un cordón plástico color amarillo, y un elemento de la policía capitalina, para delimitar la escena del enfrentamiento armado.

Vecinos de las colonias aledañas comentaron que, durante el día, dicho bar no presenta movimiento alguno, pero que después de las nueve de la noche el lugar se convierte en un punto de reunión, posiblemente de personas relacionadas con grupos delictivos.

“Se ven muchos chavos en coches caros mientras fuman marihuana y toman vino en la calle; la mayoría están tatuados y se visten de la misma manera, con bolsas a los lados, tenis blancos y gorras”, sostuvo un residente de la colonia Santa Lucia.

Los residentes agregaron que las convivencias se extienden hasta las seis o siete de la mañana del día siguiente, y que, además, las discusiones y riñas se han vuelto en el común denominador de dichas fiestas.

A pesar de la alerta sanitaria por la actual pandemia de Coronavirus (Covid-19) el establecimiento nocturno seguía operando clandestinamente; el día del incidente, se anunció la apertura del mismo a las 21:00 horas y se presentó un cartel de nueve músicos.

A las primeras horas del 29 de agosto, se registró una balacera al interior de “El Barquito”, que dejó un saldo preliminar de dos personas heridas por arma de fuego.

Pesquisas posteriores arrojaron que se encontraron al menos 15 casquillos percutidos de diferentes calibres; además de que los cables de cámaras de seguridad estaban violentados.

Desde aquella madrugada, no se volvió a tener contacto con Karla Elena “N” y Cristopher “N” –ambos de 20 años de edad-. A once días de su desaparición, sus familiares claman justicia a las autoridades.

A unas horas de lo sucedido, fueron localizadas varias maletas y bolsas plásticas con restos humanos en su interior, en un paraje solitario del kilómetro 16 de la carretera federal Naucalpan Toluca, en la colonia Barrio las Magnolias, aunque las autoridades mexiquenses aún no han informado si tienen relación con los jóvenes desaparecidos.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem




Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer



República

Iba por su esposa al trabajo y murió tras volcadura en Guanajuato

El trágico accidente, fue reportado al número de emergencia minutos después de las 03:00 horas de la madrugada

República

Lo apuñala su esposa tras una discusión en León, Guanajuato

Su estado de salud se reportado delicado y la mujer huyó del lugar

Policiaca

[Video] La apuñala por la espalda y se da a la fuga en Tultitlán, Estado de México

La víctima fue auxiliada de inmediato y trasladada al hospital cercano