/ miércoles 19 de febrero de 2020

Severo enfrentamiento de taxistas con policías

Policías impiden el paso de la marcha convocada por taxistas lo que generó su descontento, que derivó en enfrentamiento con varios lesionados

Una manifestación de taxistas terminó con un fuerte enfrentamiento entre uniformados de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y los mismos trabajadores del volante, en el cruce de Avenida Insurgentes y Eje 1 Norte Mosqueta, en la esquina de Plaza Fórum Buenavista.

Como resultado de la trifulca varias personas resultaron descalabradas y tendidas en el asfalto, por lo que fueron atendidas por el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas.

Antes del mediodía, los ánimos se desbordaron luego de que policías capitalinos impidieron el paso al contingente de taxistas que se dirigía sobre Insurgentes hacia el Monumento a la Revolución, donde habrían de concentrarse junto con otros grupos de trabajadores del volante que salieron de distintos puntos de la ciudad, en protesta por la presencia de unidades que prestan el servicio a través de aplicaciones como Uber, Didi y Cabify.

A pesar de que a altas horas de la noche del pasado martes el gobierno de Claudia Sheinbaum logró desactivar la megamarcha que habían anunciado integrantes del Frente Amplio de Transportistas, los taxistas concesionados de la capital decidieron salir a las calles como medida de repudio contra lo que llamaron insensibilidad de las autoridades, a quienes acusaron de solapar y tolerar el servicio de vehículos por plataforma digital.

Derivado del enfrentamiento entre taxistas y elementos de seguridad de la ciudad de México, el flujo vehicular en los alrededores de la zona terminó desquiciado y el tráfico vial se apoderó en cuestión de segundo, pues los manifestantes decidieron cerrar el cruce una vez que se vieron topados por los policías. Minutos después sobrevino el enfrentamiento.

La gresca también provocó que el servicio del Metrobús que circula sobre Avenida Insurgentes se viera interrumpido, por lo que decenas de viajeros tuvieron que bajar de las unidades y alejarse de la zona.

De manera previa a la manifestación de taxistas, la Secretaría de Movilidad del gobierno de la Ciudad de México, a cargo de Adrián Lajous Loaeza, dio a conocer que la dependencia siempre ha mantenido la apertura al diálogo.

Pero los taxistas indicaron que tal argumento ha representado la retórica de siempre, sin que exista de fondo la voluntad para resolver los problemas que afectan al gremio, al que sí se le exige pago de impuestos y el cumplimiento de diversos requisitos para poder operar y brindar el servicio, mientras que a las unidades de aplicación no se les tasa con el mismo racero.

En el cruce de Avenida Insurgentes y Eje 1 Norte Mosqueta, luego de la batalla campal, se originó un severo desorden, además de que en cuestión de minutos hubo tumultos de transeúntes que se acercaron a los alrededores.

Las vialidades de la zona y la circulación hacia el primer cuadro de la capital quedaron desquiciadas en cuestión de segundos, además porque en el cruce de Reforma e Insurgentes también se llevó a cabo un plantón de ex policías federales, quienes protestaron contra el gobierno federal por el supuesto incumplimiento en los acuerdos sobre su separación de la corporación.

Aun cuando las autoridades de tránsito recomendaron a la población evitar la zona e informaron a través de las redes sociales sobre las alternativas para continuar los trayectos, el caos se apoderó de la esquina de Plaza Fórum Buenavista.

Más tarde, el gobierno de la Ciudad de México dio a conocer que realizaría una inmediata investigación para conocer si hubo o no excesos de los elementos policíacos contra los taxistas y deslindar eventuales responsabilidades sobre el enfrentamiento, que dejó varios heridos, los cuales, sin embargo, no ameritaron traslados a hospitales porque fueron atendidos en el lugar de los hechos.

JLP

Una manifestación de taxistas terminó con un fuerte enfrentamiento entre uniformados de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y los mismos trabajadores del volante, en el cruce de Avenida Insurgentes y Eje 1 Norte Mosqueta, en la esquina de Plaza Fórum Buenavista.

Como resultado de la trifulca varias personas resultaron descalabradas y tendidas en el asfalto, por lo que fueron atendidas por el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas.

Antes del mediodía, los ánimos se desbordaron luego de que policías capitalinos impidieron el paso al contingente de taxistas que se dirigía sobre Insurgentes hacia el Monumento a la Revolución, donde habrían de concentrarse junto con otros grupos de trabajadores del volante que salieron de distintos puntos de la ciudad, en protesta por la presencia de unidades que prestan el servicio a través de aplicaciones como Uber, Didi y Cabify.

A pesar de que a altas horas de la noche del pasado martes el gobierno de Claudia Sheinbaum logró desactivar la megamarcha que habían anunciado integrantes del Frente Amplio de Transportistas, los taxistas concesionados de la capital decidieron salir a las calles como medida de repudio contra lo que llamaron insensibilidad de las autoridades, a quienes acusaron de solapar y tolerar el servicio de vehículos por plataforma digital.

Derivado del enfrentamiento entre taxistas y elementos de seguridad de la ciudad de México, el flujo vehicular en los alrededores de la zona terminó desquiciado y el tráfico vial se apoderó en cuestión de segundo, pues los manifestantes decidieron cerrar el cruce una vez que se vieron topados por los policías. Minutos después sobrevino el enfrentamiento.

La gresca también provocó que el servicio del Metrobús que circula sobre Avenida Insurgentes se viera interrumpido, por lo que decenas de viajeros tuvieron que bajar de las unidades y alejarse de la zona.

De manera previa a la manifestación de taxistas, la Secretaría de Movilidad del gobierno de la Ciudad de México, a cargo de Adrián Lajous Loaeza, dio a conocer que la dependencia siempre ha mantenido la apertura al diálogo.

Pero los taxistas indicaron que tal argumento ha representado la retórica de siempre, sin que exista de fondo la voluntad para resolver los problemas que afectan al gremio, al que sí se le exige pago de impuestos y el cumplimiento de diversos requisitos para poder operar y brindar el servicio, mientras que a las unidades de aplicación no se les tasa con el mismo racero.

En el cruce de Avenida Insurgentes y Eje 1 Norte Mosqueta, luego de la batalla campal, se originó un severo desorden, además de que en cuestión de minutos hubo tumultos de transeúntes que se acercaron a los alrededores.

Las vialidades de la zona y la circulación hacia el primer cuadro de la capital quedaron desquiciadas en cuestión de segundos, además porque en el cruce de Reforma e Insurgentes también se llevó a cabo un plantón de ex policías federales, quienes protestaron contra el gobierno federal por el supuesto incumplimiento en los acuerdos sobre su separación de la corporación.

Aun cuando las autoridades de tránsito recomendaron a la población evitar la zona e informaron a través de las redes sociales sobre las alternativas para continuar los trayectos, el caos se apoderó de la esquina de Plaza Fórum Buenavista.

Más tarde, el gobierno de la Ciudad de México dio a conocer que realizaría una inmediata investigación para conocer si hubo o no excesos de los elementos policíacos contra los taxistas y deslindar eventuales responsabilidades sobre el enfrentamiento, que dejó varios heridos, los cuales, sin embargo, no ameritaron traslados a hospitales porque fueron atendidos en el lugar de los hechos.

JLP

Mundo

Muere tripulación de ambulancia aérea tras desplome en Filipinas

La aeronave se dirigiría hacia Tokio con personal médico y un paciente acompañado de ciudadanos norteamericanos