/ domingo 23 de agosto de 2020

Se enfrentan policías de la SSC hasta balazos hubo en el jaloneo

Personal de asuntos internos fueron quienes llegaron porque los uniformados realizaban operativo sin protocolos de seguridad

Cuatro policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México escenificaron una riña para evitar ser detenidos por mandos de la Dirección de Asuntos Internos debido a que realizaban la revisión de vehículos sin autorización y sin los protocolos de seguridad. A consecuencia de ello, dos directivos resultaron lesionados y los uniformados implicados en hechos delictivos fueron remitidos ante las autoridades ministeriales y en las próximas horas se determinará su situación jurídica.

Derivado de la visita de supervisión por parte de dos oficiales de la Dirección General de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, a un punto reportado por ciudadanos donde posiblemente se llevó a cabo una detención de vehículos, en la avenida Río de Los Remedios y León de los Aldamas, colonia San Felipe de Jesús, cuatro policías adscritos al sector Pradera fueron presentados ante las instancias correspondientes luego de agredir y causar lesiones a los supervisores.

El personal de Asuntos Internos de la SSC, fueron notificados que en la colonia San Felipe de Jesús, en los límites de la alcaldía Gustavo A. Madero con el Estado de México, había una unidad del sector Pradera que detenía vehículos aparentemente sin motivo, por lo que solicitó a los operadores del Centro de Control y Comando C-2 Norte, apoyar con el monitoreo en la zona, mientras se presentaban al lugar.

Una vez que arribaron al punto en mención, los policías del sector tenían detenido a los tripulantes de un automóvil, por lo que el personal de Pretores solicitó el último reporte del sector Pradera para corroborar su actuación ante los hechos.

Sin embargo, los uniformados comenzaron a forcejear y a agredir a los supervisores, quienes solicitaron apoyo por su frecuencia de radio para realizar la detención de los efectivos por su probable falta a los protocolos de actuación policial.

Al sitio, llegaron células de Inspección Policial, así como personal del sector Pradera, con quienes luego de una gresca, se logró restablecer el orden y asegurar a cuatro oficiales adscritos a dicho Sector.

Los oficiales detenidos también fueron señalados de arrebatar del arma de cargo de un inspector, y de causar lesiones en el ojo y en el rostro a ambos supervisores, quienes fueron atendidos por personal médico con el diagnóstico de contusión frontal y laceración.

Los cuatro policías del sector Pradera, involucrados en los hechos, fueron trasladados ante el agente del Ministerio Público en la Fiscalía para la Investigación de los Delitos Cometidos por Servidores Públicos, por su probable participación en las lesiones y abuso de autoridad.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana no permitirá el abuso de autoridad ni acciones que vulneren las garantías de los ciudadanos en puntos de revisión no reportados y que no estén fundamentadas para inhibir y combatir los delitos en la capital.


Cuatro policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México escenificaron una riña para evitar ser detenidos por mandos de la Dirección de Asuntos Internos debido a que realizaban la revisión de vehículos sin autorización y sin los protocolos de seguridad. A consecuencia de ello, dos directivos resultaron lesionados y los uniformados implicados en hechos delictivos fueron remitidos ante las autoridades ministeriales y en las próximas horas se determinará su situación jurídica.

Derivado de la visita de supervisión por parte de dos oficiales de la Dirección General de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, a un punto reportado por ciudadanos donde posiblemente se llevó a cabo una detención de vehículos, en la avenida Río de Los Remedios y León de los Aldamas, colonia San Felipe de Jesús, cuatro policías adscritos al sector Pradera fueron presentados ante las instancias correspondientes luego de agredir y causar lesiones a los supervisores.

El personal de Asuntos Internos de la SSC, fueron notificados que en la colonia San Felipe de Jesús, en los límites de la alcaldía Gustavo A. Madero con el Estado de México, había una unidad del sector Pradera que detenía vehículos aparentemente sin motivo, por lo que solicitó a los operadores del Centro de Control y Comando C-2 Norte, apoyar con el monitoreo en la zona, mientras se presentaban al lugar.

Una vez que arribaron al punto en mención, los policías del sector tenían detenido a los tripulantes de un automóvil, por lo que el personal de Pretores solicitó el último reporte del sector Pradera para corroborar su actuación ante los hechos.

Sin embargo, los uniformados comenzaron a forcejear y a agredir a los supervisores, quienes solicitaron apoyo por su frecuencia de radio para realizar la detención de los efectivos por su probable falta a los protocolos de actuación policial.

Al sitio, llegaron células de Inspección Policial, así como personal del sector Pradera, con quienes luego de una gresca, se logró restablecer el orden y asegurar a cuatro oficiales adscritos a dicho Sector.

Los oficiales detenidos también fueron señalados de arrebatar del arma de cargo de un inspector, y de causar lesiones en el ojo y en el rostro a ambos supervisores, quienes fueron atendidos por personal médico con el diagnóstico de contusión frontal y laceración.

Los cuatro policías del sector Pradera, involucrados en los hechos, fueron trasladados ante el agente del Ministerio Público en la Fiscalía para la Investigación de los Delitos Cometidos por Servidores Públicos, por su probable participación en las lesiones y abuso de autoridad.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana no permitirá el abuso de autoridad ni acciones que vulneren las garantías de los ciudadanos en puntos de revisión no reportados y que no estén fundamentadas para inhibir y combatir los delitos en la capital.


Policiaca

Murió “El rey de las extensiones” Daniel Urquiza

Una de las versiones es que su cuerpo fue encontrado sin vida dentro de su departamento, en Polanco