/ miércoles 9 de septiembre de 2020

Mientras detienen a madre trataron de secuestrar a su hijo fuera de un juzgado en Hidalgo

Esta madre de familia iba dejar comida a su hijo al penal de Pachuca, cuando fue detenida con su otro hijo y llevados a Ecatepec, casualmente al mismo tiempo su hijo fue llevado a un juzgado y al salir intentaron llevárselo hombres armados

Como si se tratara de una mala broma del destino, una madre de familia vivió una detención y al mismo tiempo hombres armados trataron de secuestrar a su hijo al salir de un juzgado a donde lo llevaron para una diligencia en Pachuca, Hidalgo.

Es el caso de la señora Patricia Martínez, que desde hace tiempo pelea por la liberación de su hijoJuan Carlos Monroy Martínez, preso en el penal de Pachuca, Hidalgo, acusado de un crimen, que aseguran: “él no cometió”.

Ella se ha encadenado frente al Palacio Nacional y hasta llevó un ataúd para protestar fuera del juzgado donde se ventila el caso de su hijo, por lo que denuncia: se trata de una campaña para que deje la lucha y para acabar con su hijo.

Fue este miércoles, cuando al ir acompañada de su hijo Víctor Enrique Monroy Martínez, fueron detenidos por un convoy de unidades policiales en el crucero de Reyes en el municipio deEcatepec, Estado de México.

Les hicieron bajar, revisaron la unidad y a pesar que informar que iban a ver a Juan Monroy y que tienen más de seis años con la camioneta les ordenaron manejar en medio del convoy, que los escoltó hasta el Centro de Justicia de Ecatepec Palmas.

Ahí Víctor Martínez fue ingresado, mientras que a ella la dejaron fuera sin mayor información.

Estaba en espera de conocer el estatus legal de su hijo y la razón de su detención, cuando recibió una llamada, donde le informaron que habían intentado “levantar” a su hijo JuanCarlos.

Relató la denunciante, que su hijo fue llevado al juzgado para una diligencia, pero contrario a otras ocasiones no iba mucha seguridad.

Al salir de la audiencia, devuelta al penal de Pachuca, varios hombres armados se acercaron al vehículo, momento en que Juan Carlos grito “jálate que nos van a matar”, desatándose una pequeña persecución, porque al acercarse los apoyos desaparecieron los hombres armados,afirmó.

Ante esto, sostiene que existe toda una campaña para mantener a su hijo en la cárcel e hizo hincapié en lo extraño que resulta esta detención y que justo cuando no había familiares deJuan Carlos haya ocurrido este incidente.

La señora Patricia Martínez,llevaba comida y medicina para su hijo, no obstante, está detención misteriosa y arbitraria detención ocurre, dijo, para evitar que llegara al penal.

Ante esto hizo un llamado al gobernador del Estado de Hidalgo Omar Fayad y al jefe de policía de la misma entidad, para que otorguen la seguridad que requiere este caso.

Resaltó que Juan Carlos, este día no recibió su tratamiento de insulina por lo que se puso en riesgo su vida.

Como si se tratara de una mala broma del destino, una madre de familia vivió una detención y al mismo tiempo hombres armados trataron de secuestrar a su hijo al salir de un juzgado a donde lo llevaron para una diligencia en Pachuca, Hidalgo.

Es el caso de la señora Patricia Martínez, que desde hace tiempo pelea por la liberación de su hijoJuan Carlos Monroy Martínez, preso en el penal de Pachuca, Hidalgo, acusado de un crimen, que aseguran: “él no cometió”.

Ella se ha encadenado frente al Palacio Nacional y hasta llevó un ataúd para protestar fuera del juzgado donde se ventila el caso de su hijo, por lo que denuncia: se trata de una campaña para que deje la lucha y para acabar con su hijo.

Fue este miércoles, cuando al ir acompañada de su hijo Víctor Enrique Monroy Martínez, fueron detenidos por un convoy de unidades policiales en el crucero de Reyes en el municipio deEcatepec, Estado de México.

Les hicieron bajar, revisaron la unidad y a pesar que informar que iban a ver a Juan Monroy y que tienen más de seis años con la camioneta les ordenaron manejar en medio del convoy, que los escoltó hasta el Centro de Justicia de Ecatepec Palmas.

Ahí Víctor Martínez fue ingresado, mientras que a ella la dejaron fuera sin mayor información.

Estaba en espera de conocer el estatus legal de su hijo y la razón de su detención, cuando recibió una llamada, donde le informaron que habían intentado “levantar” a su hijo JuanCarlos.

Relató la denunciante, que su hijo fue llevado al juzgado para una diligencia, pero contrario a otras ocasiones no iba mucha seguridad.

Al salir de la audiencia, devuelta al penal de Pachuca, varios hombres armados se acercaron al vehículo, momento en que Juan Carlos grito “jálate que nos van a matar”, desatándose una pequeña persecución, porque al acercarse los apoyos desaparecieron los hombres armados,afirmó.

Ante esto, sostiene que existe toda una campaña para mantener a su hijo en la cárcel e hizo hincapié en lo extraño que resulta esta detención y que justo cuando no había familiares deJuan Carlos haya ocurrido este incidente.

La señora Patricia Martínez,llevaba comida y medicina para su hijo, no obstante, está detención misteriosa y arbitraria detención ocurre, dijo, para evitar que llegara al penal.

Ante esto hizo un llamado al gobernador del Estado de Hidalgo Omar Fayad y al jefe de policía de la misma entidad, para que otorguen la seguridad que requiere este caso.

Resaltó que Juan Carlos, este día no recibió su tratamiento de insulina por lo que se puso en riesgo su vida.

Policiaca

Aumentó en 10.2 % la violencia familiar en la CDMX: Godoy

Godoy señaló que muchas víctimas prefieren no denunciar o no seguir con la investigación penal