/ sábado 14 de diciembre de 2019

Más del 72% del robo en transporte público es con violencia

Debido a la violencia están expuestos tanto usuarios como conductores, el delito va al alza: Instituto Belisario Domínguez

De enero a agosto de este año, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), 12 mil 845 denuncias por robos a transporte público colectivo, de los cuales, más del 72% fueron con violencia, siendo el Estado de Puebla, México y Ciudad de México, las entidades con la mayor afectación por estos crímenes.

El robo a pasajeros en transporte público colectivo, es una amenaza a la seguridad de las personas y familias en todo el país, debido a la violencia a la que están afectados tantos usuarios como los conductores.

Es frecuente conocer este tipo de ilícitos cometados por la delincuencia, ya sea por los medios de comunicación o por pláticas con conocidos, señalan especialistas del Instituto Belisario Domínguez en su publicación Mirada Legislativa al tema de robo en el transporte público.

Durante los últimos cinco años, este delito ha ido al alza, ya que mientras en 2015 se presentó una vez mil 420 casos, en 2018 la cifra se elevó a 18 mil 688 denuncias.

Foto: Cuartoscuro

El IBD señala en su investigación que en la LXIV Legislatura se han presentado seis iniciativas para contrarrestar los delitos relacionados con el robo de transporte público colectivo, de las cuales cuatro fueron inscritas en la Cámara de Diputados y dos en el Senado de la República. Las seis iniciativas están pendientes de dictaminación en la Comisión (es) de Cámara de origen.

El documento advierte que este tipo de crímenes ocurren tanto en las grandes ciudades, así como en las rutas de carreteras interurbanas, como son las que conectan distintas zonas del Valle de México.

Durante 2019, las entidades federativas con mayores afectaciones por estos crímenes son: Estado de México (6,336); Ciudad de México (5,497); Puebla (329); Oaxaca (168), Quintana Roo (104) y Querétaro (101).

Cabe destacar que en los estados de Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Colima, Guanajuato, Jalisco, Nayarit, Tabasco, Tamaulipas y Yucatán, no se han denunciado este tipo de robos en lo que va del año.

Los delitos asociados al robo en transportes públicos colectivos tienen diferentes daños a la sociedad, tal como el sentimiento de miedo en la población, el daño patrimonial a las víctimas del delito y sus familias, agresiones, heridas, extorsiones e incluso asesinatos de los pasajeros.

Algunas voces señalan que “los crímenes suceden mayormente en las primeras horas de la mañana, en días laborales. Es decir, la gente que acude a sus actividades diarias en transporte público es especialmente vulnerable.

Aquellos que se trasladan en transporte público desde muy temprano, por vivir lejos de los centros de trabajo o alguna otra razón, más peligro ". Por lo que la sociedad está expuesta a este tipo de peligros mientras se traslada de acuerdo con sus necesidades.

El Instituto Mexicano para la Competitividad AC (IMCO), resaltó que “el transporte más inseguro en el Valle de México es el microbús, en el cual la probabilidad de que una persona o algún integrante de su familia sufra un delito es de cerca del 80 % tanto para hombres como para mujeres.

El autobús es el segundo medio más inseguro ”(IMCO, 2019). Estos datos especifican el peligro que el día al día tienen los pasajeros del transporte colectivo en municipios y alcaldías del Estado de México y la Ciudad de México.

EGS

De enero a agosto de este año, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), 12 mil 845 denuncias por robos a transporte público colectivo, de los cuales, más del 72% fueron con violencia, siendo el Estado de Puebla, México y Ciudad de México, las entidades con la mayor afectación por estos crímenes.

El robo a pasajeros en transporte público colectivo, es una amenaza a la seguridad de las personas y familias en todo el país, debido a la violencia a la que están afectados tantos usuarios como los conductores.

Es frecuente conocer este tipo de ilícitos cometados por la delincuencia, ya sea por los medios de comunicación o por pláticas con conocidos, señalan especialistas del Instituto Belisario Domínguez en su publicación Mirada Legislativa al tema de robo en el transporte público.

Durante los últimos cinco años, este delito ha ido al alza, ya que mientras en 2015 se presentó una vez mil 420 casos, en 2018 la cifra se elevó a 18 mil 688 denuncias.

Foto: Cuartoscuro

El IBD señala en su investigación que en la LXIV Legislatura se han presentado seis iniciativas para contrarrestar los delitos relacionados con el robo de transporte público colectivo, de las cuales cuatro fueron inscritas en la Cámara de Diputados y dos en el Senado de la República. Las seis iniciativas están pendientes de dictaminación en la Comisión (es) de Cámara de origen.

El documento advierte que este tipo de crímenes ocurren tanto en las grandes ciudades, así como en las rutas de carreteras interurbanas, como son las que conectan distintas zonas del Valle de México.

Durante 2019, las entidades federativas con mayores afectaciones por estos crímenes son: Estado de México (6,336); Ciudad de México (5,497); Puebla (329); Oaxaca (168), Quintana Roo (104) y Querétaro (101).

Cabe destacar que en los estados de Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Colima, Guanajuato, Jalisco, Nayarit, Tabasco, Tamaulipas y Yucatán, no se han denunciado este tipo de robos en lo que va del año.

Los delitos asociados al robo en transportes públicos colectivos tienen diferentes daños a la sociedad, tal como el sentimiento de miedo en la población, el daño patrimonial a las víctimas del delito y sus familias, agresiones, heridas, extorsiones e incluso asesinatos de los pasajeros.

Algunas voces señalan que “los crímenes suceden mayormente en las primeras horas de la mañana, en días laborales. Es decir, la gente que acude a sus actividades diarias en transporte público es especialmente vulnerable.

Aquellos que se trasladan en transporte público desde muy temprano, por vivir lejos de los centros de trabajo o alguna otra razón, más peligro ". Por lo que la sociedad está expuesta a este tipo de peligros mientras se traslada de acuerdo con sus necesidades.

El Instituto Mexicano para la Competitividad AC (IMCO), resaltó que “el transporte más inseguro en el Valle de México es el microbús, en el cual la probabilidad de que una persona o algún integrante de su familia sufra un delito es de cerca del 80 % tanto para hombres como para mujeres.

El autobús es el segundo medio más inseguro ”(IMCO, 2019). Estos datos especifican el peligro que el día al día tienen los pasajeros del transporte colectivo en municipios y alcaldías del Estado de México y la Ciudad de México.

EGS