/ martes 3 de agosto de 2021

Claman ayuda de GCDMX habitantes de bajo puente incendiado en Iztapalapa

Las víctimas de este incendio, muchos de ellos en situación vulnerable, creen que el incendio pudo haber sido provocado

Un incendio tomó por sorpresa a algunos automovilistas, al transitar sobre avenida Río Churubusco, el 28 de julio alrededor de las 1:00 horas, pero dejó sin hogar a varias de las personas que vivían en el bajo puente, a la altura de las colonias Escuadrón 201 y El Sifón, dentro de la alcaldía Iztapalapa.

El intenso humo provocó que, algunos de los habitantes de dicho puente, avisaran al resto de las familias de lo que ocurría, mientras, el fuego avanzaba poco a poco y el miedo se apoderaba de todos, en especial, de dos mujeres embarazadas y los 15 niños que en ese puente tenían un refugio.

“Todos los compañeros lograron salir, la mayoría estaban durmiendo, pero todos alcanzamos a salir” cuenta Braulio uno de los afectados, quien cruzó el carril lateral de la avenida y junto al resto, observaron el puente arder y al interior, sus pertenencias.

Alrededor de las 2:40 llegaron los bomberos, así como personal de Protección Civil, según recuerda Braulio, “el incendio se logró controlar a las tres de la mañana aproximadamente, cuando lo controlaron, todos los servicios se retiraron después, hasta las 10 de la mañana llegó un camión de limpia solamente a tomar fotos se retiró, no tuvimos comunicación con nadie estuvimos tratando de comunicarnos con gobierno central alcaldía de Iztapalapa, sin respuesta”.

La intervención de los vulcanos evitó que el resto de las viviendas, instaladas debajo de la vialidad, se calcinaran, por lo que, las construcciones de cinco familias resultaron afectadas tras el incendio, donde perdieron sus pertenencias básicas, el dinero de su trabajo diario y un techo.

Con frío e incertidumbre, las 60 personas que integran alrededor de 20 familias que habitan en el bajo puente, quedaron a la espera de alguna respuesta de las autoridades, así como de las causas del siniestro que, en voz de Braulio, pudo ser provocado desde la parte exterior.

“Nos habían pedido de Protección Civil que no rompiéramos los sellos, pero los rompimos para entrar al inmueble e iniciamos las tareas de limpia. Más tarde comenzaron a dar la atención ya llegó a las tres de la tarde, protección civil de la alcaldía de Iztapalapa, hubo dos donaciones agua y cobijas”, comentó.

“Nuestra principal preocupación es la luz, ya que los compañeros se quedaron horas totalmente a oscuras y, alrededor de las cuatro de la mañana, entró un ladrón y tenemos la preocupación de no tener luz en siguientes días”, dijo preocupado en entrevista para LA PRENSA.

Entre las principales necesidades de esta comunidad, es ser visibles para el gobierno, ya que, desde hace cuatro años, buscan que se les otorgue el permiso provisional revocable, sin que hasta el momento, no se les haya dado respuesta alguna.

Foto: Arianna Alfaro

Tras el incendio pretenden llevar a cabo las “mesas de trabajo con Martí Batres, el nuevo secretario de gobierno, ya que tenemos varios asuntos, entre ellos, la vivienda que la estamos peleando para los compañeros del bajo puente”, explica Braulio.

Con la finalidad de tener un techo dónde vivir, pretenden continuar las negociaciones con el Instituto de Vivienda (INVI), mientras el espacio del bajo puente, pueda tener otra utilidad para ellos y los vecinos de la zona.

“Este puente es una vía por la cual queremos llegar a las colonias, ya que nosotros somos del Frente Popular Revolucionario, y pensamos que la cultura es esencial. Los trabajos en este momento son precarios, queremos poner trabajos para talleres, para talleres comunitarios, talleres de electricidad, de carpintería, proyectos productivos y queremos reiniciar nuestra casa de cultura”, expresó.

Las quejas por su presencia bajo el puente, son constantes entre los vecinos, ya que los consideran peligrosos en la zona y, han pedido a la alcaldía que sean desalojados, es lo que narra Braulio, quien insistió en que el fuego pudo haber sido provocado, aunque no se atreve señalar directamente a los vecinos o a las autoridades.

Foto: Arianna Alfaro


No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

“Todos los que ven aquí son comerciantes, ambulantes, trabajadores de la central de abastos, para muchos es complicada la pandemia que nos llegó, afectó a muchos ya que varios de ellos sus recursos son aproximadamente entre 20, 50 o 100 pesos al día y no pueden pagar una renta. Tenemos reglas, aquí no se permite la droga, ni alcohol, se hace limpieza se hacen comisiones y se mantiene una organización”, explica.

Con la emoción en la garganta, Braulio externó “los puentes no somos invisibles, somos gente trabajadora, gente honesta, humanos, niños, madres, padres, gente que necesita vivir dignamente”.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Un incendio tomó por sorpresa a algunos automovilistas, al transitar sobre avenida Río Churubusco, el 28 de julio alrededor de las 1:00 horas, pero dejó sin hogar a varias de las personas que vivían en el bajo puente, a la altura de las colonias Escuadrón 201 y El Sifón, dentro de la alcaldía Iztapalapa.

El intenso humo provocó que, algunos de los habitantes de dicho puente, avisaran al resto de las familias de lo que ocurría, mientras, el fuego avanzaba poco a poco y el miedo se apoderaba de todos, en especial, de dos mujeres embarazadas y los 15 niños que en ese puente tenían un refugio.

“Todos los compañeros lograron salir, la mayoría estaban durmiendo, pero todos alcanzamos a salir” cuenta Braulio uno de los afectados, quien cruzó el carril lateral de la avenida y junto al resto, observaron el puente arder y al interior, sus pertenencias.

Alrededor de las 2:40 llegaron los bomberos, así como personal de Protección Civil, según recuerda Braulio, “el incendio se logró controlar a las tres de la mañana aproximadamente, cuando lo controlaron, todos los servicios se retiraron después, hasta las 10 de la mañana llegó un camión de limpia solamente a tomar fotos se retiró, no tuvimos comunicación con nadie estuvimos tratando de comunicarnos con gobierno central alcaldía de Iztapalapa, sin respuesta”.

La intervención de los vulcanos evitó que el resto de las viviendas, instaladas debajo de la vialidad, se calcinaran, por lo que, las construcciones de cinco familias resultaron afectadas tras el incendio, donde perdieron sus pertenencias básicas, el dinero de su trabajo diario y un techo.

Con frío e incertidumbre, las 60 personas que integran alrededor de 20 familias que habitan en el bajo puente, quedaron a la espera de alguna respuesta de las autoridades, así como de las causas del siniestro que, en voz de Braulio, pudo ser provocado desde la parte exterior.

“Nos habían pedido de Protección Civil que no rompiéramos los sellos, pero los rompimos para entrar al inmueble e iniciamos las tareas de limpia. Más tarde comenzaron a dar la atención ya llegó a las tres de la tarde, protección civil de la alcaldía de Iztapalapa, hubo dos donaciones agua y cobijas”, comentó.

“Nuestra principal preocupación es la luz, ya que los compañeros se quedaron horas totalmente a oscuras y, alrededor de las cuatro de la mañana, entró un ladrón y tenemos la preocupación de no tener luz en siguientes días”, dijo preocupado en entrevista para LA PRENSA.

Entre las principales necesidades de esta comunidad, es ser visibles para el gobierno, ya que, desde hace cuatro años, buscan que se les otorgue el permiso provisional revocable, sin que hasta el momento, no se les haya dado respuesta alguna.

Foto: Arianna Alfaro

Tras el incendio pretenden llevar a cabo las “mesas de trabajo con Martí Batres, el nuevo secretario de gobierno, ya que tenemos varios asuntos, entre ellos, la vivienda que la estamos peleando para los compañeros del bajo puente”, explica Braulio.

Con la finalidad de tener un techo dónde vivir, pretenden continuar las negociaciones con el Instituto de Vivienda (INVI), mientras el espacio del bajo puente, pueda tener otra utilidad para ellos y los vecinos de la zona.

“Este puente es una vía por la cual queremos llegar a las colonias, ya que nosotros somos del Frente Popular Revolucionario, y pensamos que la cultura es esencial. Los trabajos en este momento son precarios, queremos poner trabajos para talleres, para talleres comunitarios, talleres de electricidad, de carpintería, proyectos productivos y queremos reiniciar nuestra casa de cultura”, expresó.

Las quejas por su presencia bajo el puente, son constantes entre los vecinos, ya que los consideran peligrosos en la zona y, han pedido a la alcaldía que sean desalojados, es lo que narra Braulio, quien insistió en que el fuego pudo haber sido provocado, aunque no se atreve señalar directamente a los vecinos o a las autoridades.

Foto: Arianna Alfaro


No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

“Todos los que ven aquí son comerciantes, ambulantes, trabajadores de la central de abastos, para muchos es complicada la pandemia que nos llegó, afectó a muchos ya que varios de ellos sus recursos son aproximadamente entre 20, 50 o 100 pesos al día y no pueden pagar una renta. Tenemos reglas, aquí no se permite la droga, ni alcohol, se hace limpieza se hacen comisiones y se mantiene una organización”, explica.

Con la emoción en la garganta, Braulio externó “los puentes no somos invisibles, somos gente trabajadora, gente honesta, humanos, niños, madres, padres, gente que necesita vivir dignamente”.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Policiaca

Sentencian a mujer en Edomex, que por 4 años explotó sexualmente a su sobrina

Pasará 13 años en prisión luego de que la víctima, quien también era su sobrina, la acusa de obligarla a entregar su cuerpo a otros sujetos por dinero

Policiaca

Dan tiro de gracia a policía estatal y abandonan su cadáver en Chimalhuacán

El reporte sobre un cadáver en calles del Barrio de San Pedro movilizó a policías municipales