/ jueves 10 de junio de 2021

Asesinó a su pareja sentimental y a su hija menor de edad en la GAM

El agresor, al notar la presencia policíaca, tomó su arma de fuego y comenzó a dispararles, por lo que respondieron la agresión

Luego de una discusión, Fortino Oswaldo “N” de 38 años –originario de Guasave, Sinaloa-tomó un arma de fuego y asesinó a bocajarro a su pareja sentimental, Xóchitl “N” y a la hija de ella, Frida “N” de 12 años, en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Momentos después, el feminicida se enfrentó a balazos con varios policías capitalinos, para después tomar su revólver y dispararse en el cráneo; su cuerpo quedó recostado en el barandal del departamento donde agredió a las mujeres.

Lee también: Advierte grupo criminal su llegada a Naucalpan para “apoderarse” de la plaza y “limpiarla” de delincuentes

Foto: Luis Barrera

Foto: Luis Barrera

De acuerdo con vecinos de la Unidad Habitacional Yavaros, poco antes de las cinco de la mañana se despertaron por los ruidos de una riña provenientes del departamento 204.

Operadores de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México recibieron el reporte por lo que mandaron varias unidades al cruce de Camino a San Juan de Aragón y Puerto Yavaros.

A su llegada, los uniformados fueron recibidos a balazos por Fortino Oswaldo “N” –un trabajador de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)- por lo que, al ver su vida en peligro, repelieron la agresión.

La balacera se extendió durante varios minutos, momento en que los agentes de la SSC-CDMX bucaron resguardo en los edificios y automóviles de la Unidad Habitacional.

“Fueron 30 minutos de balacera, escuchamos como el loco ese les dijo a los policías -Orenle perros déjense venir- y después de eso puros balazos”, comentó uno de los residentes.

En el momento más álgido de la balacera, Fortino Oswaldo tomó su revolver color negro, se apuntó a la cabeza y jaló el gatillo; su cuerpo cayó de inmediato y quedó recostado en el barandal metálico, viendo hacia la calle.

De inmediato, los policías preventivos ingresaron al departamento y ubicaron a las dos mujeres tiradas en el suelo, con heridas de bala en la cabeza, por lo que solicitaron apoyo urgente de paramédicos.
Técnicos en urgencias médicas valoraron a Xóchitl, Frida y Fortino; corroboraron la muerte de los dos adultos y trasladaron en estado crítico a la menor de edad al Hospital General La Villa.

Durante el traslado, el estado médico de Frida “N” se complicó y minutos después perdió la vida.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Decenas de agentes de la SSC-CDMX resguardaron la zona de la balacera y delimitaron un perímetro de seguridad de al menos 30 metros a la redonda para evitar que los casquillos percutidos fueran alterados o eliminados.

Servicios periciales de la Fiscalía de Investigación para el Delito de Femenicidio intervinieron en el departamento 204 para tomar un registro fotográfico del espacio.

Finalmente levantaron los dos cadáveres y los trasladaron al Instituto de Ciencias Forenses (INCIFO) para practicarles la necropsia de rigor.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Luego de una discusión, Fortino Oswaldo “N” de 38 años –originario de Guasave, Sinaloa-tomó un arma de fuego y asesinó a bocajarro a su pareja sentimental, Xóchitl “N” y a la hija de ella, Frida “N” de 12 años, en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Momentos después, el feminicida se enfrentó a balazos con varios policías capitalinos, para después tomar su revólver y dispararse en el cráneo; su cuerpo quedó recostado en el barandal del departamento donde agredió a las mujeres.

Lee también: Advierte grupo criminal su llegada a Naucalpan para “apoderarse” de la plaza y “limpiarla” de delincuentes

Foto: Luis Barrera

Foto: Luis Barrera

De acuerdo con vecinos de la Unidad Habitacional Yavaros, poco antes de las cinco de la mañana se despertaron por los ruidos de una riña provenientes del departamento 204.

Operadores de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México recibieron el reporte por lo que mandaron varias unidades al cruce de Camino a San Juan de Aragón y Puerto Yavaros.

A su llegada, los uniformados fueron recibidos a balazos por Fortino Oswaldo “N” –un trabajador de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)- por lo que, al ver su vida en peligro, repelieron la agresión.

La balacera se extendió durante varios minutos, momento en que los agentes de la SSC-CDMX bucaron resguardo en los edificios y automóviles de la Unidad Habitacional.

“Fueron 30 minutos de balacera, escuchamos como el loco ese les dijo a los policías -Orenle perros déjense venir- y después de eso puros balazos”, comentó uno de los residentes.

En el momento más álgido de la balacera, Fortino Oswaldo tomó su revolver color negro, se apuntó a la cabeza y jaló el gatillo; su cuerpo cayó de inmediato y quedó recostado en el barandal metálico, viendo hacia la calle.

De inmediato, los policías preventivos ingresaron al departamento y ubicaron a las dos mujeres tiradas en el suelo, con heridas de bala en la cabeza, por lo que solicitaron apoyo urgente de paramédicos.
Técnicos en urgencias médicas valoraron a Xóchitl, Frida y Fortino; corroboraron la muerte de los dos adultos y trasladaron en estado crítico a la menor de edad al Hospital General La Villa.

Durante el traslado, el estado médico de Frida “N” se complicó y minutos después perdió la vida.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Decenas de agentes de la SSC-CDMX resguardaron la zona de la balacera y delimitaron un perímetro de seguridad de al menos 30 metros a la redonda para evitar que los casquillos percutidos fueran alterados o eliminados.

Servicios periciales de la Fiscalía de Investigación para el Delito de Femenicidio intervinieron en el departamento 204 para tomar un registro fotográfico del espacio.

Finalmente levantaron los dos cadáveres y los trasladaron al Instituto de Ciencias Forenses (INCIFO) para practicarles la necropsia de rigor.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Archivos Secretos

Maestro y guerrillero Lucio Cabañas ¿Asesinato o suicidio?

Abatido por el Ejército, su cadáver permaneció -según versión de Andrés Bustos Fuentes, corresponsal de LA PRENSA- desnudo en la plancha de la sala de sanidad del 27 Batallón de Infantería, perteneciente a la XXVII Zona Militar