/ miércoles 11 de mayo de 2022

Listos para volar sin piloto

Empresas de Silicon Valley prometen que dentro de no más  de 10 años será una realidad un escenario en el que los aviones eléctricos y autónomos estarán trasladando pasajeros

El paisaje cambiará mucho cuando aparezca esta red de taxis aéreos eléctricos, ya que el escenario de ciencia ficción que Silicon Valley promete está a máximo 10 años de distancia.

Actualmente ya existe una gran red de empresas californianas que están trabajando activamente en la movilidad sin emisiones, en un medio que además de ser innovador podría ser un remedio para el tráfico y la contaminación.

Lee también: En la mira, firmas con autoabasto eléctrico

Marc Piette, fundador belga de Xwing, una empresa especializada en tecnologías autónomas para la aviación, aseguró que su empresa, que se encuentra en la bahía de San Francisco, está trabajando para poner en marcha este proyecto que se enfoca en que cualquier avión despegue y aterrice en forma vertical, ya sea con motor de gasolina o eléctrico que tenga la capacidad de rodar, despegar, volar y aterrizar por su cuenta, así como poder hablar con los pasajeros.

De acuerdo con la agencia AFP, estos novedosos aviones contarán con cámaras, servidores, radares y otro tipo de instrumentos, como ya sucede con el avión Cessna Caravan, que ya es autónomo.

En febrero pasado, un avión eléctrico sufrió un choque durante un vuelo manejado a distancia, y esto sucedió mientras se probaban velocidades superiores a sus límites, a lo que la vicepresidenta de otra empresa del mercado, comentó que para eso son las pruebas.

Existen otras dos empresas que se dedican a la aviación autónoma, y cuyos aviones parecen helicópteros, pero con un ala y varias hélices, las cuales tienen pensado lanzar los primeros servicios de taxis aéreos a finales del año 2024, pero todavía con pilotos.

Marc Piette es el CEO de Xwing / Cortesía | AFP

Bristow, la vicepresidenta de la empresa Archer, declaró que están construyendo el uber del cielo, ya que se encuentran trabajando en 200 vehículos y se plantea comenzar en Los Ángeles y Miami.

Los expertos estiman que 10 años es el tiempo necesario para que haya suficientes vehículos en servicio y también para que la gente se logre acostumbrar a este nuevo método de transporte y que sienta la diferencia en las ciudades.

El consultor en nueva movilidad aérea, Scotte Drennan, añadió que las visiones que parecían de ensueño, o tal vez muy futuristas ya están tomando forma gracias a la convergencia de tres importantes tecnologías que son: la energía eléctrica, las capacidades informáticas y los sistemas de autonomía.

La empresa Xwing comenzó por la autonomía. Su fundador comentó que tomaron un aparato existente, muy conocido y cotidiano e hicieron las mínimas modificaciones necesarias para convertirlo en un aparato autónomo y así certificarlo, para después poder replicar este procedimiento con otros aparatos.

La empresa tiene en mente equipar a los aparatos encargados de distribuir mercancías, para así poder realizar todo tipo de operaciones comerciales de aquí a 2 años, tiempo que serviría para que la sociedad acepte el proyecto, y después llevar pasajeros.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El fundador de la empresa agregó que la gran mayoría de los accidentes aéreos son causados por errores humanos, y explicó que gracias al pilotaje automático la gente ya puede volar sola en buena medida.

Añadió que la autonomía es más simple en el aire, ya que el entorno siempre está bajo control a diferencia de lo que ocurre en la mayoría de las carreteras. Culminó diciendo:

“Cuando los elevadores fueron inventados, la gente temía usarlos sin operador. Hoy pulsamos el botón sin hacernos preguntas, será igual para la aviación”.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

El paisaje cambiará mucho cuando aparezca esta red de taxis aéreos eléctricos, ya que el escenario de ciencia ficción que Silicon Valley promete está a máximo 10 años de distancia.

Actualmente ya existe una gran red de empresas californianas que están trabajando activamente en la movilidad sin emisiones, en un medio que además de ser innovador podría ser un remedio para el tráfico y la contaminación.

Lee también: En la mira, firmas con autoabasto eléctrico

Marc Piette, fundador belga de Xwing, una empresa especializada en tecnologías autónomas para la aviación, aseguró que su empresa, que se encuentra en la bahía de San Francisco, está trabajando para poner en marcha este proyecto que se enfoca en que cualquier avión despegue y aterrice en forma vertical, ya sea con motor de gasolina o eléctrico que tenga la capacidad de rodar, despegar, volar y aterrizar por su cuenta, así como poder hablar con los pasajeros.

De acuerdo con la agencia AFP, estos novedosos aviones contarán con cámaras, servidores, radares y otro tipo de instrumentos, como ya sucede con el avión Cessna Caravan, que ya es autónomo.

En febrero pasado, un avión eléctrico sufrió un choque durante un vuelo manejado a distancia, y esto sucedió mientras se probaban velocidades superiores a sus límites, a lo que la vicepresidenta de otra empresa del mercado, comentó que para eso son las pruebas.

Existen otras dos empresas que se dedican a la aviación autónoma, y cuyos aviones parecen helicópteros, pero con un ala y varias hélices, las cuales tienen pensado lanzar los primeros servicios de taxis aéreos a finales del año 2024, pero todavía con pilotos.

Marc Piette es el CEO de Xwing / Cortesía | AFP

Bristow, la vicepresidenta de la empresa Archer, declaró que están construyendo el uber del cielo, ya que se encuentran trabajando en 200 vehículos y se plantea comenzar en Los Ángeles y Miami.

Los expertos estiman que 10 años es el tiempo necesario para que haya suficientes vehículos en servicio y también para que la gente se logre acostumbrar a este nuevo método de transporte y que sienta la diferencia en las ciudades.

El consultor en nueva movilidad aérea, Scotte Drennan, añadió que las visiones que parecían de ensueño, o tal vez muy futuristas ya están tomando forma gracias a la convergencia de tres importantes tecnologías que son: la energía eléctrica, las capacidades informáticas y los sistemas de autonomía.

La empresa Xwing comenzó por la autonomía. Su fundador comentó que tomaron un aparato existente, muy conocido y cotidiano e hicieron las mínimas modificaciones necesarias para convertirlo en un aparato autónomo y así certificarlo, para después poder replicar este procedimiento con otros aparatos.

La empresa tiene en mente equipar a los aparatos encargados de distribuir mercancías, para así poder realizar todo tipo de operaciones comerciales de aquí a 2 años, tiempo que serviría para que la sociedad acepte el proyecto, y después llevar pasajeros.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El fundador de la empresa agregó que la gran mayoría de los accidentes aéreos son causados por errores humanos, y explicó que gracias al pilotaje automático la gente ya puede volar sola en buena medida.

Añadió que la autonomía es más simple en el aire, ya que el entorno siempre está bajo control a diferencia de lo que ocurre en la mayoría de las carreteras. Culminó diciendo:

“Cuando los elevadores fueron inventados, la gente temía usarlos sin operador. Hoy pulsamos el botón sin hacernos preguntas, será igual para la aviación”.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Policiaca

Detienen a exjugador de los Pumas y tres cómplices de la organización criminal de "El Rorro"

Los cuatro presuntos integrantes se dedicaban al narcomenudeo y operaban en Coyoacán y Tlalpan

Archivos Secretos

La tamalera de la Portales: Mató y descuartizó a su esposo, su cabeza la guardó en un bote

María Trinidad Ramírez Poblano confesó haber asesinado, desmembrado y encostalado a su marido Pablo Díaz Ramírez, ya que estaba cansada de que éste maltrataba a los hijos de ella