/ jueves 24 de junio de 2021

Eficacia de vacuna china contra Covid-19, en entredicho

Varios países ven aumento de contagios pese a altas tasas de vacunación con Sinopharm y Sinovac

NUEVA YORK. Países sufren actualmente nuevos brotes de coronavirus a pesar de mantener unas altas tasas de inoculación de vacunas mayoritariamente fabricadas en China, lo que sugiere que estos preparados pueden no ser tan eficaces en la lucha contra la enfermedad y sus nuevas variantes.

The New York Times realizó una investigación basada en datos de contagio de Covid-19 en algunos países que han usado de forma mayoritaria vacunas chinas como Seychelles, Mongolia o Chile.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Mongolia prometió a su gente un “verano sin Covid”. Bahrein dijo que habría un “regreso a la vida normal”. La pequeña nación insular de las Seychelles tenía como objetivo reactivar su economía, cita el New York Times.

Los tres depositaron su fe, en parte, en las vacunas de fabricación china de fácil acceso, que les permitirían implementar ambiciosos programas de vacunación cuando gran parte del mundo no las tenía.

Pero en lugar de estar libres del coronavirus, los tres países han sufrido repuntes de las infecciones.

China inició su campaña de diplomacia de vacunas el año pasado al comprometerse a proporcionar una inyección que sería segura y eficaz para prevenir casos graves de Covid-19. En ese momento, era menos seguro el éxito que tendrían esta y otras vacunas para frenar la transmisión.

Ahora, ejemplos de varios países sugieren que las vacunas chinas pueden no ser muy efectivas para prevenir la propagación del virus, particularmente de las nuevas variantes.

Las experiencias de esos países ponen al descubierto una dura realidad que afronta el mundo pospandémico: el grado de recuperación puede depender de las vacunas que los gobiernos administren a sus ciudadanos, precisa diario.

En Seychelles, Chile, Bahrein y Mongolia, del 50 al 68 por ciento de la población ha sido completamente inoculada, superando a Estados Unidos, según Our World in Data, un proyecto de seguimiento de datos.

Los cuatro se ubicaron entre los diez países con los peores brotes de Covid la semana pasada, señala el rotativo. Y los cuatro utilizan principalmente inyecciones realizadas por dos fabricantes chinos: Sinopharm y Sinovac Biotech.

“Si las vacunas son lo suficientemente buenas, no deberíamos ver este patrón”, dijo Jin Dongyan, virólogo de la Universidad de Hong Kong.

En Estados Unidos, alrededor del 45 por ciento de la población está completamente vacunada, principalmente con dosis elaboradas por Pfizer-BioNTech y Moderna. Los casos han caído un 94 por ciento en seis meses.

Israel proporcionó inyecciones de la vacuna Pfizer y tiene la segunda tasa de vacunación más alta del mundo, después de Seychelles. El número de nuevos casos diarios de Covid-19 por millón de habitantes en Israel es ahora de alrededor de 4,95.

En Seychelles, que dependía principalmente de Sinopharm, ese número supera los 716 casos por millón.

Disparidades como estas podrían crear un mundo en el que tres tipos de países emerjan de la pandemia: las naciones ricas que usaron sus recursos para asegurar las vacunas Pfizer-BioNTech y Moderna, los países más pobres que están lejos de inmunizar a la mayoría de los ciudadanos, y luego las que están completamente inoculadas pero parcialmente protegidas.

REORGANIZACIÓN EN COVAX

En tanto, obviado por los países ricos e incapaz de satisfacer las necesidades de los pobres, un programa codirigido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la distribución justa de las vacunas Covid-19 está planeando una reorganización, según documentos internos.

El programa COVAX está lejos de su objetivo de entregar 2 mil millones de dosis para fin de año.

Las elevadas ambiciones iniciales de COVAX de actuar como un centro de intercambio mundial de vacunas, recolectándolas de los fabricantes en los países más desarrollados y distribuyéndolas rápidamente a los que tienen las necesidades más urgentes, han fracasado.

Hasta ahora, ha distribuido apenas 90 millones de vacunas. Aunque los países de bajos ingresos densamente poblados están actuando como incubadoras de cepas nuevas y más peligrosas del coronavirus, las naciones más pobres han vacunado a menos del 1 por ciento de sus poblaciones,

La revisión busca reducir los riesgos financieros, aumentar su enfoque en los países más necesitados y reducir la participación de los países más ricos.

NUEVA YORK. Países sufren actualmente nuevos brotes de coronavirus a pesar de mantener unas altas tasas de inoculación de vacunas mayoritariamente fabricadas en China, lo que sugiere que estos preparados pueden no ser tan eficaces en la lucha contra la enfermedad y sus nuevas variantes.

The New York Times realizó una investigación basada en datos de contagio de Covid-19 en algunos países que han usado de forma mayoritaria vacunas chinas como Seychelles, Mongolia o Chile.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Mongolia prometió a su gente un “verano sin Covid”. Bahrein dijo que habría un “regreso a la vida normal”. La pequeña nación insular de las Seychelles tenía como objetivo reactivar su economía, cita el New York Times.

Los tres depositaron su fe, en parte, en las vacunas de fabricación china de fácil acceso, que les permitirían implementar ambiciosos programas de vacunación cuando gran parte del mundo no las tenía.

Pero en lugar de estar libres del coronavirus, los tres países han sufrido repuntes de las infecciones.

China inició su campaña de diplomacia de vacunas el año pasado al comprometerse a proporcionar una inyección que sería segura y eficaz para prevenir casos graves de Covid-19. En ese momento, era menos seguro el éxito que tendrían esta y otras vacunas para frenar la transmisión.

Ahora, ejemplos de varios países sugieren que las vacunas chinas pueden no ser muy efectivas para prevenir la propagación del virus, particularmente de las nuevas variantes.

Las experiencias de esos países ponen al descubierto una dura realidad que afronta el mundo pospandémico: el grado de recuperación puede depender de las vacunas que los gobiernos administren a sus ciudadanos, precisa diario.

En Seychelles, Chile, Bahrein y Mongolia, del 50 al 68 por ciento de la población ha sido completamente inoculada, superando a Estados Unidos, según Our World in Data, un proyecto de seguimiento de datos.

Los cuatro se ubicaron entre los diez países con los peores brotes de Covid la semana pasada, señala el rotativo. Y los cuatro utilizan principalmente inyecciones realizadas por dos fabricantes chinos: Sinopharm y Sinovac Biotech.

“Si las vacunas son lo suficientemente buenas, no deberíamos ver este patrón”, dijo Jin Dongyan, virólogo de la Universidad de Hong Kong.

En Estados Unidos, alrededor del 45 por ciento de la población está completamente vacunada, principalmente con dosis elaboradas por Pfizer-BioNTech y Moderna. Los casos han caído un 94 por ciento en seis meses.

Israel proporcionó inyecciones de la vacuna Pfizer y tiene la segunda tasa de vacunación más alta del mundo, después de Seychelles. El número de nuevos casos diarios de Covid-19 por millón de habitantes en Israel es ahora de alrededor de 4,95.

En Seychelles, que dependía principalmente de Sinopharm, ese número supera los 716 casos por millón.

Disparidades como estas podrían crear un mundo en el que tres tipos de países emerjan de la pandemia: las naciones ricas que usaron sus recursos para asegurar las vacunas Pfizer-BioNTech y Moderna, los países más pobres que están lejos de inmunizar a la mayoría de los ciudadanos, y luego las que están completamente inoculadas pero parcialmente protegidas.

REORGANIZACIÓN EN COVAX

En tanto, obviado por los países ricos e incapaz de satisfacer las necesidades de los pobres, un programa codirigido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la distribución justa de las vacunas Covid-19 está planeando una reorganización, según documentos internos.

El programa COVAX está lejos de su objetivo de entregar 2 mil millones de dosis para fin de año.

Las elevadas ambiciones iniciales de COVAX de actuar como un centro de intercambio mundial de vacunas, recolectándolas de los fabricantes en los países más desarrollados y distribuyéndolas rápidamente a los que tienen las necesidades más urgentes, han fracasado.

Hasta ahora, ha distribuido apenas 90 millones de vacunas. Aunque los países de bajos ingresos densamente poblados están actuando como incubadoras de cepas nuevas y más peligrosas del coronavirus, las naciones más pobres han vacunado a menos del 1 por ciento de sus poblaciones,

La revisión busca reducir los riesgos financieros, aumentar su enfoque en los países más necesitados y reducir la participación de los países más ricos.

Policiaca

Cae "El Pelón" de La Unión Tepito

A la hora de su detención se le aseguró un arma de fuego y varias dosis de presunta droga

Policiaca

¿Quién es Lenin Canchola? Líder fundador de la organización delictiva Los Canchola o Los Malcriados 3AD+

A "Lenin", se le atribuye el homicidio de un DJ de nombre Luis "N", ocurrido en febrero de año 2018

Sociedad

Periodistas marchan para exigir justicia por agresión a Susana Carreño

A pesar de que autoridades estatales han señalado que el motivo fue un robo, ciudadanos han expresado que fue un ataque directo por lo cual marcharon para exigir justicia

México

Vapeadores impondrán amparos contra decreto que prohíbe dispositivos de tabaco calentado

La organización civil México y Mundo Vapeando puso a disposición de los usuarios formatos de amparo

Virales

Estudiantes franceses creen que en México no hay redes sociales y así reaccionó su profesor

En una clase de español jóvenes europeos cuestionaron a su profesor si en México había redes sociales

Sociedad

Familiares y amigos dan el último adiós a Raphael Tunesi, empresario asesinado en Chiapas

Luego que el empresario de origen italiano Raphael Tunesi fuera ultimado a balazos este sábado es velado en un domicilio en Palenque, Chiapas

Sociedad

Fiscalía de Morelos no tiene rastro de materiales para sus laboratorios

La Fiscalía no contó con evidencia documental de la entrada y salida del almacén de los materiales, accesorios y productos químicos, de acuerdo con la ASF