/ viernes 30 de abril de 2021

Sin fecha para la remoción del techo colapsado en Templo Mayor

Tras el colapso de la techumbre que cubría el edificio Casa de las Águilas, este jueves un equipo de restauradores, arqueólogos y personal de protección civil trabajaron en el Templo

A pesar de que los daños en la zona arqueológica del Templo Mayor son mínimos luego del colapso de la techumbre del espacio, aún no se tiene una fecha exacta para el retiro de las láminas caídas ni para montar un nuevo techo.

Tras el colapso de la techumbre que cubría el edificio Casa de las Águilas, este jueves un equipo de restauradores, arqueólogos y personal de protección civil trabajaron en el Templo Mayor para concluir el peritaje sobre los daños y poder definir el proceso de intervención en la zona.

"Todavía no podemos decir cuánto tardarán porque seguimos en el peritaje, tenemos que ver cómo está para poderla retirar. Como están armadas, es posible que se retire por partes, no toda de un jalón porque puede dañar el edificio. Esperamos que sea lo más pronto posible para poder poner el techo provisional y luego el definitivo", explicó Patricia Ledesma, directora del Museo del Templo Mayor.

En conferencia de prensa, la especialista precisó que las láminas no dañaron los restos prehispánicos, pues toda la estructura metálica cayó en forma de V y se recargó sobre sus propios "codos" y sobre las banquetas modernas, lo que dejó un poco de "aire" a la arquitectura mexica sin lastimarla.

La prioridad, dijo, es proteger de manera provisional la zona ante las posibles lluvias subsecuentes. Para ello se colocó hule espuma blanco especial en trabajos de restauración, que forma una capa protectora entre la piedra y los tubos o material de desecho. Así permanecerá en tanto se termina el peritaje y se diseña la estrategia para levantarse las láminas.

"Por su tamaño y estructura es posible que tengamos que quitarlas por partes", añadió Ledesma al precisar que la aseguradora del Templo Mayor también realiza una evaluación de los daños para aplicar la póliza aunque aún no se sabe el monto del seguro.

Las cuatro techumbres, que se colocaron en edificios donde hay pintura mural mexica, cubren el mismo número de construcciones dentro del Templo Mayor y datan de inicios de los años 80; a pesar de su mantenimiento constante, una de ellas no soportó el peso del granizo y lluvia del pasado miércoles y colapsó, aunque no de manera total sobre los restos arqueológicos, sino sobre sus propios "codos".

"En cierta forma el techo hizo su trabajo, al caer se mantuvo en V protegiendo el edificio", añadió Lourdes Gallardo, jefa de restauración. La humedad, dijo, deberá retirarse poco a poco para no afectar la estabilidad de la pintura mural mexica.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El arqueólogo Leonardo López Luján, director del Proyecto Templo Mayor, explicó en su cuenta de Twitter que la Casa de las Águilas es importante porque "se trata de un excepcional edificio religioso mexica que formaba parte del recinto sagrado de la gran Tenochtitlan. Junto con el Centro Histórico de la CDMX, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año de 1987".

Según las evidencias históricas, la Casa de las Águilas pudo haber sido usada para velar los cadáveres de los soberanos (tlatoque) mexicas recién fallecidos, detalló.

El recinto permanecerá cerrado al público durante los trabajos de restauración y mantenimiento, apuntó la directora.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music

A pesar de que los daños en la zona arqueológica del Templo Mayor son mínimos luego del colapso de la techumbre del espacio, aún no se tiene una fecha exacta para el retiro de las láminas caídas ni para montar un nuevo techo.

Tras el colapso de la techumbre que cubría el edificio Casa de las Águilas, este jueves un equipo de restauradores, arqueólogos y personal de protección civil trabajaron en el Templo Mayor para concluir el peritaje sobre los daños y poder definir el proceso de intervención en la zona.

"Todavía no podemos decir cuánto tardarán porque seguimos en el peritaje, tenemos que ver cómo está para poderla retirar. Como están armadas, es posible que se retire por partes, no toda de un jalón porque puede dañar el edificio. Esperamos que sea lo más pronto posible para poder poner el techo provisional y luego el definitivo", explicó Patricia Ledesma, directora del Museo del Templo Mayor.

En conferencia de prensa, la especialista precisó que las láminas no dañaron los restos prehispánicos, pues toda la estructura metálica cayó en forma de V y se recargó sobre sus propios "codos" y sobre las banquetas modernas, lo que dejó un poco de "aire" a la arquitectura mexica sin lastimarla.

La prioridad, dijo, es proteger de manera provisional la zona ante las posibles lluvias subsecuentes. Para ello se colocó hule espuma blanco especial en trabajos de restauración, que forma una capa protectora entre la piedra y los tubos o material de desecho. Así permanecerá en tanto se termina el peritaje y se diseña la estrategia para levantarse las láminas.

"Por su tamaño y estructura es posible que tengamos que quitarlas por partes", añadió Ledesma al precisar que la aseguradora del Templo Mayor también realiza una evaluación de los daños para aplicar la póliza aunque aún no se sabe el monto del seguro.

Las cuatro techumbres, que se colocaron en edificios donde hay pintura mural mexica, cubren el mismo número de construcciones dentro del Templo Mayor y datan de inicios de los años 80; a pesar de su mantenimiento constante, una de ellas no soportó el peso del granizo y lluvia del pasado miércoles y colapsó, aunque no de manera total sobre los restos arqueológicos, sino sobre sus propios "codos".

"En cierta forma el techo hizo su trabajo, al caer se mantuvo en V protegiendo el edificio", añadió Lourdes Gallardo, jefa de restauración. La humedad, dijo, deberá retirarse poco a poco para no afectar la estabilidad de la pintura mural mexica.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El arqueólogo Leonardo López Luján, director del Proyecto Templo Mayor, explicó en su cuenta de Twitter que la Casa de las Águilas es importante porque "se trata de un excepcional edificio religioso mexica que formaba parte del recinto sagrado de la gran Tenochtitlan. Junto con el Centro Histórico de la CDMX, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año de 1987".

Según las evidencias históricas, la Casa de las Águilas pudo haber sido usada para velar los cadáveres de los soberanos (tlatoque) mexicas recién fallecidos, detalló.

El recinto permanecerá cerrado al público durante los trabajos de restauración y mantenimiento, apuntó la directora.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music

Política

AMLO sólo ha gastado 2 mdp en viáticos durante giras

La Oficina de Presidencia destinó 16.6 millones de pesos a personal de avanzada, resguardo y comitivas

Política

Elecciones 2022: Prometen sacar de la pobreza a Oaxaca

Los siete candidatos a gobernador buscan abatir el rezago histórico; hay desigualdad y carencias, dicen

Sociedad

Insabi niega desabasto de medicinas

El titular de la institución reconoce que la falla está en la distribución, donde no se está al 100 por ciento

Gossip

Pedro Alonso se muda a México para filmar documental

El actor y escritor español Pedro Alonso se encuentra en nuestro país filmando un documental que registra sitios que ha descubierto en sus viajes

CDMX

IECM impugnará reforma de reestructuración aprobada en Congreso

Después de casi 22 horas de sesión, el Pleno aprobó con 37 votos a favor y 19 en contra el adelgazamiento del instituto

Finanzas

Alista EU nueva queja laboral contra planta de Stellantis en Coahuila

Las fábricas que violen los derechos de los trabajadores podrían perder su condición de exportar sin aranceles