/ lunes 23 de marzo de 2020

Sin dinero las 634 iglesias, santuarios y parroquias de la CDMX

Pide arquidiócesis a los sacerdotes utilizar con creatividad los medios alternativos de comunicación, como las redes sociales

Las iglesias, santuarios, parroquias, rectorías y capillas de la Arquidiócesis de México se han visto afectadas por la falta de recursos económicos, pues la colaboración de los fieles es la que hace posible el buen funcionamiento de las mismas.

Por ello, el cardenal Carlos Aguiar Retes, llamó a todos los católicos a que establezcan contacto con su párroco para conocer cuáles son las necesidades más apremiantes, tanto para la atención espiritual de los enfermos, como para la acción socio-caritativa que se considere necesario atender.

“Me duele pensar que muchas personas de la tercera edad -que son las más vulnerables ante esta pandemia-, podrían quedar en la orfandad”, resaltó.

Al dar a conocer las medidas para fortalecer la fe ante la pandemia del Covid-19, en trabajo coordinado con el gobierno de la Ciudad de México para actuar conforme a las indicaciones que ha emitido, Aguiar Retes explicó que atienden las recomendaciones enviadas por el consejo de la presidencia de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

En el comunicado, informó a los párrocos y presbíteros que en las 634 iglesias, las misas se celebren sin la presencia física de fieles, y donde sea posible, se transmitan virtualmente.

“Pido a los párrocos de los templos que tengan la capacidad de prever las medidas sanitarias pertinentes, que los mantengan abiertos en los horarios habituales para que los fieles puedan acudir y encontrar consuelo en estos momentos tan difíciles”.

En cuanto a las celebraciones especiales como bodas, bautizos, confirmaciones, misas de difuntos o especiales, previamente agendadas, “les pido a los párrocos acordar con los interesados una solución, sea la celebración con un pequeño grupo no superior a 50 personas o transferir a una fecha posterior”.

En un mensaje de siete puntos, el cardenal nayarita conminó a superar el miedo. Ante la emergencia sanitaria que estamos viviendo, y que nos obliga a guardar la sana distancia para evitar el contagio, Dios se manifiesta de muchas maneras para dictarnos lo que quiere de cada uno de nosotros, a fin de reorientar nuestro caminar hacia la solidaridad, la fraternidad, la justicia, la paz y el bienestar social.

Otro de los puntos, es que ante la imposibilidad de participar presencialmente en la eucaristía, se abren más los corazones y se crean nuevas formas de llevar la Palabra de Dios al pueblo fiel.

Foto: Sergio Vázque

Pidió a todos los sacerdotes utilizar con creatividad los medios alternativos de comunicación, como las redes sociales, para transmitir la Santa Misa, a fin de que la comunidad parroquial pueda participar en ella desde casa y en compañía de su familia. De la misma manera, se puede organizar el rezo del Santo Rosario, Horas Santas, la lectio divina, catequesis y reflexiones pastorales.

El prelado resaltó que la Palabra de Dios nos anima y llena de esperanza, nos fortalece y sostiene en los momentos de prueba.

“Por esta razón, he pedido a los cinco obispos auxiliares, que diariamente, uno de ellos, rece el Ángelus a las 12:00 horas, y comparta una reflexión sobre el Evangelio; y en punto de las 19:00 horas, celebren la Santa Misa. Los fieles podrán seguir el Ángelus, la catequesis y las Misas a través de las redes sociales de la Arquidiócesis de México y de la revista Desde la fe, y pedir por sus necesidades particulares.

Estas acciones se suman a las transmisiones que ya se realizan desde la Basílica de Guadalupe del rezo de Laudes, a las 8:30 horas, la Santa Misa de 9:00 horas, y el rezo del Santo Rosario a las 17:00 horas”, recordó.

EG

Las iglesias, santuarios, parroquias, rectorías y capillas de la Arquidiócesis de México se han visto afectadas por la falta de recursos económicos, pues la colaboración de los fieles es la que hace posible el buen funcionamiento de las mismas.

Por ello, el cardenal Carlos Aguiar Retes, llamó a todos los católicos a que establezcan contacto con su párroco para conocer cuáles son las necesidades más apremiantes, tanto para la atención espiritual de los enfermos, como para la acción socio-caritativa que se considere necesario atender.

“Me duele pensar que muchas personas de la tercera edad -que son las más vulnerables ante esta pandemia-, podrían quedar en la orfandad”, resaltó.

Al dar a conocer las medidas para fortalecer la fe ante la pandemia del Covid-19, en trabajo coordinado con el gobierno de la Ciudad de México para actuar conforme a las indicaciones que ha emitido, Aguiar Retes explicó que atienden las recomendaciones enviadas por el consejo de la presidencia de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

En el comunicado, informó a los párrocos y presbíteros que en las 634 iglesias, las misas se celebren sin la presencia física de fieles, y donde sea posible, se transmitan virtualmente.

“Pido a los párrocos de los templos que tengan la capacidad de prever las medidas sanitarias pertinentes, que los mantengan abiertos en los horarios habituales para que los fieles puedan acudir y encontrar consuelo en estos momentos tan difíciles”.

En cuanto a las celebraciones especiales como bodas, bautizos, confirmaciones, misas de difuntos o especiales, previamente agendadas, “les pido a los párrocos acordar con los interesados una solución, sea la celebración con un pequeño grupo no superior a 50 personas o transferir a una fecha posterior”.

En un mensaje de siete puntos, el cardenal nayarita conminó a superar el miedo. Ante la emergencia sanitaria que estamos viviendo, y que nos obliga a guardar la sana distancia para evitar el contagio, Dios se manifiesta de muchas maneras para dictarnos lo que quiere de cada uno de nosotros, a fin de reorientar nuestro caminar hacia la solidaridad, la fraternidad, la justicia, la paz y el bienestar social.

Otro de los puntos, es que ante la imposibilidad de participar presencialmente en la eucaristía, se abren más los corazones y se crean nuevas formas de llevar la Palabra de Dios al pueblo fiel.

Foto: Sergio Vázque

Pidió a todos los sacerdotes utilizar con creatividad los medios alternativos de comunicación, como las redes sociales, para transmitir la Santa Misa, a fin de que la comunidad parroquial pueda participar en ella desde casa y en compañía de su familia. De la misma manera, se puede organizar el rezo del Santo Rosario, Horas Santas, la lectio divina, catequesis y reflexiones pastorales.

El prelado resaltó que la Palabra de Dios nos anima y llena de esperanza, nos fortalece y sostiene en los momentos de prueba.

“Por esta razón, he pedido a los cinco obispos auxiliares, que diariamente, uno de ellos, rece el Ángelus a las 12:00 horas, y comparta una reflexión sobre el Evangelio; y en punto de las 19:00 horas, celebren la Santa Misa. Los fieles podrán seguir el Ángelus, la catequesis y las Misas a través de las redes sociales de la Arquidiócesis de México y de la revista Desde la fe, y pedir por sus necesidades particulares.

Estas acciones se suman a las transmisiones que ya se realizan desde la Basílica de Guadalupe del rezo de Laudes, a las 8:30 horas, la Santa Misa de 9:00 horas, y el rezo del Santo Rosario a las 17:00 horas”, recordó.

EG

Archivos Secretos

Las Poquianchis: Secuestraron, explotaron, torturaron y asesinaron a mujeres y niñas

Miguel Mota hizo saber que en los primeros días de enero de 1964 recibió la denuncia de que tres madres buscaban a sus hijas que habían sido secuestradas y llevadas a San Francisco del Rincón; lo que hallaron fue lo más parecido a las crueldades de un campo de concentración

Policiaca

Amanece colgado de los aros de ejercicio en un parque de Neza

Durante un patrullaje esta madrugada, elementos de la policía se encontraron con la macabra escena