/ viernes 27 de diciembre de 2019

La temporada navideña y fin de año puede agudizar la depresión

Entre los factores están los climáticos como el descenso de temperatura, disminución de rayos solares y noches más largas

En la temporada navideña y de fin de año, se incrementan los cuadros de depresión y el suicidio, debido a diversos factores biológicos, climáticos y psicosociales, alertan especialistas en salud mental.

Se caracteriza por la pérdida de interés, incapacidad para disfrutar y tristeza profunda, que de no atender a tiempo y de forma adecuada, puede derivar en suicidio.

Los expertos explican que durante la temporada de otoño-invierno, la depresión se incrementa, debido a factores climáticos como el descenso de temperatura, disminución de rayos solares y noches más largas.

La depresión invernal, también conocida como Trastorno Afectivo Estacional, afecta a entre 4 y 8% de la población general, en una proporción de cuatro mujeres por un hombre, informaron especialistas del IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud.

Este trastorno es un subtipo de depresión relacionado también con factores de tipo social, como el cierre de un ciclo al final del año, el recuento de logros o metas incumplidas e incluso la pérdida de un ser querido, añoranza de viejas amistades, o asistir a reuniones en las que se encuentren personas que traen malos recuerdos, pero que es inevitable ver.

De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente (INPRF), se calcula que en México alrededor del 10 o 14% de la población ha sufrido algún episodio depresivo en su vida, y de ellos, al menos un 40%, es decir, aproximadamente 4 millones 480 mil mexicanos sufren depresión estacional, que inicia en otoño y se pronuncia en invierno.

Para detectar un posible cuadro de depresión estacional, los especialistas recomiendan a la población observar los siguientes signos como: alteración al dormir, baja autoestima, sentimientos de tristeza o desesperanza, baja energía, cambios en los hábitos alimenticios, exceso en el uso de sustancias adictivas como tabaco, alcohol u otro tipo de droga y aislamiento.

Los expertos advierten que los hombres acompañan este tipo de síntomas con cuadros de enojo que los hace refugiarse en el alcohol, mientras que las mujeres tienden a exacerbar la tristeza.

Para evitar estos cuadros depresivos invernales, los especialistas aconsejan propiciar un ambiente de tranquilidad a la hora de dormir, tomar el sol 10 minutos al día, principalmente antes de la diez de la mañana o después de las tres de la tarde.

Aconsejan evitar el consumo de alimentos y alcohol en exceso, tomar mucha agua, bajar la ingesta de carbohidratos durante el día e incrementar el consumo de proteínas y vegetales.

Además, es conveniente comer un cuadrito de chocolate amargo; aprender a decir no a lo que no quieres hacer, y toma vitamina C, A y D, así como aumenta la ingesta de frutas cítricas.

Recomendaron a la población acudir a un psicólogo o al psiquiatra como se acude a cualquier otro especialista cuando se presenta una enfermedad, ya que el cerebro, como cualquier órgano del cuerpo también puede enfermar y necesita tratamiento.

Las personas con más posibilidades de sufrir depresión estacional son quienes tienen ya diagnosticada alguna enfermedad psicológica o trastorno bipolar, niños, adolescentes, mujeres y adultos mayores, quienes viven solas, aisladas o son inestables emocionalmente.

Para el diagnóstico oportuno, especialistas del sector salud emplean protocolos de atención específica, donde pueden intervenir especialistas en psicología o psiquiatría, así como médicas y médicos de primer contacto capacitados en el tema, de esta manera se puede lograr el control de la enfermedad y que la persona se reincorpore a sus actividades cotidianas.

Cabe mencionar que se lleva a cabo una profunda revitalización de la estrategia de Atención Primaria de la Salud, que incluye a los trastornos mentales, para garantizar el acceso a toda la población que lo requiera.

EGS

En la temporada navideña y de fin de año, se incrementan los cuadros de depresión y el suicidio, debido a diversos factores biológicos, climáticos y psicosociales, alertan especialistas en salud mental.

Se caracteriza por la pérdida de interés, incapacidad para disfrutar y tristeza profunda, que de no atender a tiempo y de forma adecuada, puede derivar en suicidio.

Los expertos explican que durante la temporada de otoño-invierno, la depresión se incrementa, debido a factores climáticos como el descenso de temperatura, disminución de rayos solares y noches más largas.

La depresión invernal, también conocida como Trastorno Afectivo Estacional, afecta a entre 4 y 8% de la población general, en una proporción de cuatro mujeres por un hombre, informaron especialistas del IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud.

Este trastorno es un subtipo de depresión relacionado también con factores de tipo social, como el cierre de un ciclo al final del año, el recuento de logros o metas incumplidas e incluso la pérdida de un ser querido, añoranza de viejas amistades, o asistir a reuniones en las que se encuentren personas que traen malos recuerdos, pero que es inevitable ver.

De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente (INPRF), se calcula que en México alrededor del 10 o 14% de la población ha sufrido algún episodio depresivo en su vida, y de ellos, al menos un 40%, es decir, aproximadamente 4 millones 480 mil mexicanos sufren depresión estacional, que inicia en otoño y se pronuncia en invierno.

Para detectar un posible cuadro de depresión estacional, los especialistas recomiendan a la población observar los siguientes signos como: alteración al dormir, baja autoestima, sentimientos de tristeza o desesperanza, baja energía, cambios en los hábitos alimenticios, exceso en el uso de sustancias adictivas como tabaco, alcohol u otro tipo de droga y aislamiento.

Los expertos advierten que los hombres acompañan este tipo de síntomas con cuadros de enojo que los hace refugiarse en el alcohol, mientras que las mujeres tienden a exacerbar la tristeza.

Para evitar estos cuadros depresivos invernales, los especialistas aconsejan propiciar un ambiente de tranquilidad a la hora de dormir, tomar el sol 10 minutos al día, principalmente antes de la diez de la mañana o después de las tres de la tarde.

Aconsejan evitar el consumo de alimentos y alcohol en exceso, tomar mucha agua, bajar la ingesta de carbohidratos durante el día e incrementar el consumo de proteínas y vegetales.

Además, es conveniente comer un cuadrito de chocolate amargo; aprender a decir no a lo que no quieres hacer, y toma vitamina C, A y D, así como aumenta la ingesta de frutas cítricas.

Recomendaron a la población acudir a un psicólogo o al psiquiatra como se acude a cualquier otro especialista cuando se presenta una enfermedad, ya que el cerebro, como cualquier órgano del cuerpo también puede enfermar y necesita tratamiento.

Las personas con más posibilidades de sufrir depresión estacional son quienes tienen ya diagnosticada alguna enfermedad psicológica o trastorno bipolar, niños, adolescentes, mujeres y adultos mayores, quienes viven solas, aisladas o son inestables emocionalmente.

Para el diagnóstico oportuno, especialistas del sector salud emplean protocolos de atención específica, donde pueden intervenir especialistas en psicología o psiquiatría, así como médicas y médicos de primer contacto capacitados en el tema, de esta manera se puede lograr el control de la enfermedad y que la persona se reincorpore a sus actividades cotidianas.

Cabe mencionar que se lleva a cabo una profunda revitalización de la estrategia de Atención Primaria de la Salud, que incluye a los trastornos mentales, para garantizar el acceso a toda la población que lo requiera.

EGS

Metrópoli

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, da positivo a Covid-19

La mandataria capitalina aseguró que se encuentra fuerte y que trabajará a distancia