/ domingo 1 de diciembre de 2019

"Sí, sí, pero explícame los cómo". A 365 días del gobierno de AMLO

Buscamos voces alrededor del planteamiento de López Obrador, a propósito de los festejos del primer año de la Cuarta Transformación

Ahí está el planteamiento de nuestra política”, dijo López Obrador el pasado 19 de noviembre, al anunciar la publicación de su libro: Hacia una economía moral en plataformas digitales, y 40 mil ejemplares impresos. “Este trabajo, en esencia, responde a esa crítica que, en buena medida, se mantenía apegada a la idea de que no había de otra”, escribe el Presidente en la página 22. “De que el modelo neoliberal era la única opción, como si se tratara de la Biblia y no de lo que es en realidad: una amalgama de sofismas elaborados y difundidos para buscar justificar la corrupción y el lucro de unos pocos a costa del sufrimiento de la mayoría de la población y sin importancia alguna en el interés público”.

Buscamos voces alrededor del planteamiento de López Obrador, a propósito de los festejos del primer año de la Cuarta Transformación.

Le preguntamos a gobernadores, políticos de su partido y opositores, economistas, académicos y hasta a un flautista y a una vendedora de bienes raíces, si habían leído ya Hacia una economía moral.

La Mañanera vista por Reyes Razo | "El más grave problema fue la explosión"

Muchos no, pocos sí.

El Presidente de México escribe en la página 21 que sus adversarios y sus voceros decían con frecuencia que podían coincidir con su diagnóstico, pero no les quedaba claro su proyecto alternativo: “Hasta se puso de moda la expresión: Sí, sí, pero explícame los cómos”.

Esto nos comentaron al respecto de su respuesta a la crítica algunos consultados al azar, de los pocos que se atrevieron a opinar.

HORACIO FRANCO, FLAUTISTA, COMPOSITOR Y DIRECTOR DE ORQUESTA

La admirable capacidad del Presidente de sintetizar en este libro los siglos de una tragedia nacional de malas administraciones, saqueo, corrupción e impunidad que nos han dejado una nación devastada es tan lógica -conoce mejor el país que casi nadie- como admirable.

Su objetividad y claridad mental son magistrales. Y más aún, su conmovedor amor e idealismo propios de un estadista sensible, honesto y justo lo dejan ver como un líder colosal.

Cada reflexión y acción enunciada se sustenta en un profundo y lógico razonamiento apegado a realidades económicas, políticas, sociales, educativas, financieras, morales y filosóficas, pero sobre todo a un enorme patriotismo.

Su conclusión de llegar por medio de un necesario cambio de régimen a la felicidad y a la realización de un país a partir de ésta por la repartición equitativa de todas las riquezas (educativa, alimentaria, moral, cultural, financiera, etc.) es lo que siempre quise yo mismo para México durante más de 40 años.

Lo juzgo como artista y como ciudadano. Puedo no estar con todo de acuerdo, pero defenderé siempre el necesario cambio que está tomando México. Y costará tiempo, pero valdrá la pena.,

LAURA MERCADO, VENDEDORA DE BIENES RAÍCES EN LOS LÍMITES DE LA CDMX Y MORELOS

Combate a la corrupción, políticas transformadoras, democracia participativa y el Estado como promotor del desarrollo son las propuestas que hace el presidente Andrés Manuel López Obrador en su libro Hacia una Economía Moral.

En esta presentación, que es como la continuación de una campaña de gobierno en la que explica el por qué lleva y mantiene estos ejes de su gobierno, AMLO explica la importancia de su lucha frontal contra la corrupción, de ahí que da la impresión que si se abate con este grave problema tan enraizado en la cultura mexicana, se terminarán los problemas de pobreza y de inseguridad y comenzará el auge de una República Amorosa en la que los pobres son primero y el capital privado, sea nacional o extranjero, llegará por la honestidad de quien maneja este país.

Cuando leí el primer capítulo sobre la corrupción, terminé concediéndole la razón, hay que acabar con éste grillete que nos encadena desde la época de la Conquista y se mantiene pese a las luchas transformadoras de México: la Independencia, la Reforma y la Revolución.

Habla de los resultados económicos de los gobiernos neoliberales y da una sensación de desastre. Pero más que darle la razón al presidente en este aspecto surgen preguntas. En el actual gobierno no hay crecimiento económico, no hay ventas, el sector de la construcción está parado. Entonces, ¿cuánto tiempo hay que esperar para ver resultados?

Foto: Cuartoscuro

El presidente dice que ni el Ejército ni la Marina se han usado para reprimir a la gente, pero ¿qué pasa con el sentimiento que tenemos los mexicanos de que los malos (el narco, el crimen organizado) va ganando la batalla?

Esta República Amorosa de la que él habla convertir a México con un recetario de proyectos en favor de jóvenes y viejitos esperemos que funcione por el bien de todos.

JOSÉ LUIS DE LA CRUZ GALLEGOS, DIRECTOR DEL INSTITUTO PARA EL DESARROLLO INDUSTRIAL Y EL DESARROLLO ECONÓMICO

El presidente López Obrador considera que México enfrenta una crisis social causada por el fracaso de un modelo económico neoliberal que ha distorsionado la convivencia de una sociedad que acumula décadas de precarización y pobreza.

Hacia una economía moral representa su análisis respecto a las causas que han desvirtuado el presente y futuro de la segunda economía de América Latina: corrupción, neoliberalismo, captura del poder político por parte de poderosos grupos de interés económico, ausencia de una verdadera democracia y la abdicación del Estado respecto a su responsabilidad de procurar mayor desarrollo y equidad, constituyen parte de los pilares de su razonamiento.

En estricto sentido, el análisis y propuesta en materia económica no representan la parte medular de su obra.

Hacia una economía moral es una extensión del Plan Nacional de Desarrollo presentado hace unos meses: alto contenido político y social en donde aún hace falta la presentación del modelo económico que terminará por cerrar la etapa que el presidente denomina como neoliberal y que le debe dar forma a un Estado promotor del desarrollo.

Los aspectos éticos y de valores que deberían dar forma a la república amorosa y fraterna que el presidente desea para México se enfrentan a un análisis económico que no toca los aspectos estructurales que inhiben el crecimiento y desarrollo de México y que se infiltran en la Cuarta Transformación.

La precarización del mercado laboral y del sistema productivo, la informalidad, el bajo contenido nacional de las exportaciones, la desaparición de las empresas nacionales, la competencia desleal provocada por una apertura económica dogmática, por ejemplo, son elementos distintivos del modelo neoliberal que se tocan tangencialmente en Hacia una economía moral y que subsisten en la Cuarta Transformación.

Probablemente lo descrito es el resultado de suponer que se puede disociar el crecimiento económico del desarrollo. En realidad, el último depende del primero y de que se encuentre debidamente normado por un marco legal e institucional orientado a crear condiciones de equidad e inclusión social sólidamente sustentados en bases productivas y en un interés nacional que renuncie al dogma neoliberal vigente desde 1986.

ÁNGEL ÁVILA, LÍDER NACIONAL DEL PRD

Al libro Hacia una economía moral, del presidente Andrés Manuel López Obrador, le faltan muchos datos económicos para sustentar sus posiciones. El presidente prefirió escribir un tratado político que entrar de lleno al análisis y perspectiva económica. Creo en el fondo que no entiende bien la ciencia y por ello prefiere trabajar con posverdades.

Este material, desde mi punto de vista, deja más dudas que respuestas respecto a las políticas públicas que se instrumentarán en este sexenio.

El primero de diciembre se cumplirá un año de que Andrés Manuel López Obrador tomó la Presidencia de la República. Hay que decirlo claro y sin ambages, es un año tirado a la basura, es un año de fracasos y es un año de una regresión en muchas materias, en las cuales el país había avanzado desde hace muchos años.

Ángel Ávila Romero, dirigente PRD | Foto: Eduardo Murillo

Es un año fracasado porque en 2019 asistimos al año más violento de toda la historia del país. Un año en donde hay más de 30 mil homicidios dolosos, que si este gobierno sigue esta tendencia podremos llegar al final de su sexenio con casi 200 mil muertos, nada que ver con los 120 mil asesinados durante el gobierno de Enrique Peña Nieto o los 100 mil muertos con Felipe Calderón.

En materia económica también asistimos a un año de regresiones. Hoy el crecimiento en nuestro país abarca un 0% de crecimiento, así como lo está leyendo, 0% que no sirve para generar empleos, inversión y desarrollo.

IGNACIO PICHARDO PAGAZA, EXGOBERNADOR DEL ESTADO DE MÉXICO

“No está consolidado un solo modelo económico para el gobierno de López Obrador, es un gobierno que tiene rasgos del liberalismo económico y rasgos de una economía volcada a la gente de menores ingresos. No he tenido la ocasión de leerlo, ya lo compré pero he estado trabajando en otro tema, no lo he leído y no podría darle una opinión válida”, acepta.

El también exlíder del PRI nacional consideró que el actual gobierno federal tiene rasgos de liberalismo económico. Pichardo actualmente es catedrático en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).,

ENRIQUE ALFARO RAMÍREZ, GOBERNADOR DE JALISCO

Al finalizar la inauguración de las instalaciones de una empresa proveedora de insumos para diversas ramas de la economía nacional y en la que se invirtieron 13 millones de dólares, el mandatario estatal fue cuestionado si era válido o no que el presidente de la República escribiera un libro sobre economía cuando las cifras de la economía nacional estaba prácticamente estancadas, simplemente señala: “no lo he leído”. Dice que hasta el momento no tiene información de sí será presentado por el mandataria federal en las actividades de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara y tras lo cual pidió tiempo para leerlo y encargó a uno de sus colaboradores adquirirlo y conocer lo que dice.

FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, GOBERNADOR DE TAMAULIPAS

Francisco García Cabeza de Vaca considera que, más que planteamientos generales acerca de una economía con enfoque moral, México necesita de congruencia en la política de redistribución de los ingresos que se generan a través de actividades productivas, dando prioridad al principio de apoyar la dinámica de desarrollo que tienen los estados en donde se obtienen los recursos.

“Casos como el de Tamaulipas, en donde se aporta la mayor parte del Impuesto al Valor Agregado a través del comercio exterior, o del potencial que tiene en el sector energético y que puede derivar en desarrollo económico y mayores ingresos, es indispensable no descuidarlos y alentarlos a seguir siendo eficientes”, dice el gobernador.

Reconoció que la Federación debe apoyar proyectos de infraestructura que detonen el desarrollo en regiones como el sureste del país, pero sin descuidar el ritmo de crecimiento, la inercia en el manejo eficiente del dinero y en especial, sin soslayar que las regiones con mayor empuje deben seguir siendo retribuidas con justicia en el reparto de los presupuestos.

RAMSES PECH ANALISTA DE LA INDUSTRIA DE ENERGÍA Y ECONOMÍA; SOCIO DE CARAIVA Y ASOCIADOS-LEÓN & PECH ARCHITECTS

El libro del presidente enfatiza un lineamiento económico bajo principios de ética y moral. Pero faltaría realizar una iniciativa de ley que pueda asegurar el crecimiento energético del país basado en un largo plazo, con metas específicas, en donde cada administración futura pueda cumplir.

Es decir, similar al plan de infraestructura presentado, pero energético de largo plazo.

La ética y moral en inversión pública o privada son ejes rectores de los negocios para tener un mercado competitivo que asegure tener costos bajos de energía a cada consumidor.

Adicionar un plan así, con datos, ayudaría a dar certeza financiera, jurídica y del mercado ante el mundo.

MARÍA ORDÓÑEZ, PROFESORA DE PRIMARIA EN LA ALCALDÍA GUSTAVO A. MADERO, CIUDAD DE MÉXICO

Sin duda alguna nos encontramos viviendo la fuerte transición de un estado de sometimiento, engaño y abuso total, a un estado que nos ofrece un bienestar igualitario y fraterno. Me interesó (el libro) porque yo no estaba enterada de sus propuestas. Son interesantes y el objetivo que tiene trazado para 2024, el tener metas concretas, también es bueno. Apuesto que muchos no tienen conocimiento de esto, la gente se deja llevar los ataques en redes sociales.

Juan José Sifuentes | El Sol del Centro

Durante todo el “Salinismo” se generó pobreza, corrupción, desigualdad, violencia y una muy creciente inseguridad. Todos estos problemas, difíciles de erradicar de la noche a la mañana, pretenden ser combatidos por la 4T y generar un verdadero entorno de bienestar y eso es aplaudible.

El país merece que al finalizar este sexenio se encuentre disfrutando de un verdadero bienestar común, en donde nuestros derechos a la alimentación, al trabajo, a la salud, a la educación, a la cultura, a la vivienda, a la seguridad social, sean una realidad.

ALEJANDRO TELLO CRISTERNA, GOBERNADOR DE ZACATECAS

“Me preocuparía si ese modelo nos lleva a un paternalismo y a estar totalmente subsidiando el beneficio de la gente… los programas no son malos pero, definitivamente, la economía no se puede basar en ello”, responde el gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna.

“Creo que el Presidente está haciendo lo que durante mucho tiempo él visualizó, el país que México debe ser, y creo que está haciendo los movimientos o adecuando para que así sea”.

El mandatario estatal dice que es prematuro poder dar una calificación a un año.

“Lo digo de verdad como gobernante y ya me imagino en un tema de país, creo que ha sido muy rápido, a veces considero que no estamos tan acostumbrados a que los cambios se vinieran con esa celeridad y yo le daría pues, ahora sí que el respaldo”.

Dice que ante sus planteamientos, la Economía Moral, él le daría el beneficio de la duda. “Yo le daría un voto de confianza y como gobierno de uno de los 32 estados, pues, trabajar de la mano para que al país le vaya bien, que es lo que a todos nos conviene”.

FRANCISCO DOMÍNGUEZ SERVIÉN, GOBERNADOR DE QUERÉTARO Y PRESIDENTE DE LA CONFERENCIA NACIONAL DE GOBERNADORES (CONAGO)

El libro Hacia una economía moral del presidente, Andrés Manuel López Obrador, no está dentro de las lecturas que planea hacer a corto plazo el gobernador de Querétaro y presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), Francisco Domínguez Servién. “No lo sé, tengo otros libros ahorita de preferencia a ver si algún día me alcanza”.

“Necesito ver que dice con sus propias palabras y poder emitir una opinión a profundidad”, indica.

DIEGO SINHUE RODRÍGUEZ VALLEJO GOBERNADOR DE GUANAJUATO

“No he leído el libro, no he tenido el tiempo, pero híjole, más que escribir libros, hay que ponernos a chambear para que funcione ahorita la economía, la verdad es que no he tenido la oportunidad de leerlo y no sé si lo voy a leer, no prometo nada”, dice Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, el gobernador de Guanajuato.

Apenas el pasado martes, lamentaba que Guanajuato se quedara sin nuevos proyectos dentro del Plan Nacional de Infraestructura, pues a decir del mandatario estatal los que están considerados en ese documento ya se conocían e incluso algunos ya estaban siendo realizados.

“La verdad estoy un poco decepcionado de que nos dejen fuera y vamos a tener que volver a picar piedra”.

Asegura que, a pesar de que ha tenido buena relación con el presidente Andrés Manuel López Obrador, así como los secretarios de su gabinete, pues lo atienden en Palacio Nacional y le toman las llamadas necesarias, eso no fue suficiente para que esa relación se viera reflejada en el presupuesto.

MAESTRO JAVIER URBANO REYES, ACADÉMICO DE LA UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA, INTERNACIONALISTA Y EXPERTO EN POLÍTICA MIGRATORIA; MIEMBRO DEL SISTEMA NACIONAL DE INVESTIGADORES

CDMX

Académicas de la UNAM van contra violencia de género

En esencia los cambios del nuevo gobierno podrían definirse, para efectos de la política exterior, en dos o tres: 1) Cambio en la orientación, sus instrumentos y su operación; 2) fortalecimiento de los principios vigentes o 3) cambio de la narrativa. Mi percepción es que sólo es un cambio de la narrativa, de mensaje, pero que no está dotado de medios nuevos, procesos de trabajo alternativos, estrategias novedosas. En realidad la política exterior mexicana sigue sincronizada a la agenda de Estados Unidos; los diversos hechos de todo el año (aranceles-Migración); el acuerdo de libre comercio, dan cuenta de que no hay una personalidad en proceso de construcción, o planes que nos permitan vislumbrar posibles cambios tales. De hecho, los casos representativos que permitirían identificar una nueva política exterior siguen siendo temas de segundo o tercer nivel como la diversificación, la política de cooperación con Centroamérica, la gestión humanitaria de la movilidad migratoria. En estos casos tan representativos sigue primando una estrategia de política exterior similar a la de gobiernos anteriores. Lo único que está cambiando es la imagen que se quiere promover y ciertas narrativas. En la instrumentalizacion todo sigue lamentablemente igual.

En cuanto a los principios de no intervención y respeto a la autodeterminación, no han cambiado. Siguen vigentes.

Lo que ha pasado es que se ha reducido dramáticamente el margen de maniobra de la política exterior del país con la llegada de la administración Trump, aunado a inercias como las enunciadas líneas arriba.

Ahí está el planteamiento de nuestra política”, dijo López Obrador el pasado 19 de noviembre, al anunciar la publicación de su libro: Hacia una economía moral en plataformas digitales, y 40 mil ejemplares impresos. “Este trabajo, en esencia, responde a esa crítica que, en buena medida, se mantenía apegada a la idea de que no había de otra”, escribe el Presidente en la página 22. “De que el modelo neoliberal era la única opción, como si se tratara de la Biblia y no de lo que es en realidad: una amalgama de sofismas elaborados y difundidos para buscar justificar la corrupción y el lucro de unos pocos a costa del sufrimiento de la mayoría de la población y sin importancia alguna en el interés público”.

Buscamos voces alrededor del planteamiento de López Obrador, a propósito de los festejos del primer año de la Cuarta Transformación.

Le preguntamos a gobernadores, políticos de su partido y opositores, economistas, académicos y hasta a un flautista y a una vendedora de bienes raíces, si habían leído ya Hacia una economía moral.

La Mañanera vista por Reyes Razo | "El más grave problema fue la explosión"

Muchos no, pocos sí.

El Presidente de México escribe en la página 21 que sus adversarios y sus voceros decían con frecuencia que podían coincidir con su diagnóstico, pero no les quedaba claro su proyecto alternativo: “Hasta se puso de moda la expresión: Sí, sí, pero explícame los cómos”.

Esto nos comentaron al respecto de su respuesta a la crítica algunos consultados al azar, de los pocos que se atrevieron a opinar.

HORACIO FRANCO, FLAUTISTA, COMPOSITOR Y DIRECTOR DE ORQUESTA

La admirable capacidad del Presidente de sintetizar en este libro los siglos de una tragedia nacional de malas administraciones, saqueo, corrupción e impunidad que nos han dejado una nación devastada es tan lógica -conoce mejor el país que casi nadie- como admirable.

Su objetividad y claridad mental son magistrales. Y más aún, su conmovedor amor e idealismo propios de un estadista sensible, honesto y justo lo dejan ver como un líder colosal.

Cada reflexión y acción enunciada se sustenta en un profundo y lógico razonamiento apegado a realidades económicas, políticas, sociales, educativas, financieras, morales y filosóficas, pero sobre todo a un enorme patriotismo.

Su conclusión de llegar por medio de un necesario cambio de régimen a la felicidad y a la realización de un país a partir de ésta por la repartición equitativa de todas las riquezas (educativa, alimentaria, moral, cultural, financiera, etc.) es lo que siempre quise yo mismo para México durante más de 40 años.

Lo juzgo como artista y como ciudadano. Puedo no estar con todo de acuerdo, pero defenderé siempre el necesario cambio que está tomando México. Y costará tiempo, pero valdrá la pena.,

LAURA MERCADO, VENDEDORA DE BIENES RAÍCES EN LOS LÍMITES DE LA CDMX Y MORELOS

Combate a la corrupción, políticas transformadoras, democracia participativa y el Estado como promotor del desarrollo son las propuestas que hace el presidente Andrés Manuel López Obrador en su libro Hacia una Economía Moral.

En esta presentación, que es como la continuación de una campaña de gobierno en la que explica el por qué lleva y mantiene estos ejes de su gobierno, AMLO explica la importancia de su lucha frontal contra la corrupción, de ahí que da la impresión que si se abate con este grave problema tan enraizado en la cultura mexicana, se terminarán los problemas de pobreza y de inseguridad y comenzará el auge de una República Amorosa en la que los pobres son primero y el capital privado, sea nacional o extranjero, llegará por la honestidad de quien maneja este país.

Cuando leí el primer capítulo sobre la corrupción, terminé concediéndole la razón, hay que acabar con éste grillete que nos encadena desde la época de la Conquista y se mantiene pese a las luchas transformadoras de México: la Independencia, la Reforma y la Revolución.

Habla de los resultados económicos de los gobiernos neoliberales y da una sensación de desastre. Pero más que darle la razón al presidente en este aspecto surgen preguntas. En el actual gobierno no hay crecimiento económico, no hay ventas, el sector de la construcción está parado. Entonces, ¿cuánto tiempo hay que esperar para ver resultados?

Foto: Cuartoscuro

El presidente dice que ni el Ejército ni la Marina se han usado para reprimir a la gente, pero ¿qué pasa con el sentimiento que tenemos los mexicanos de que los malos (el narco, el crimen organizado) va ganando la batalla?

Esta República Amorosa de la que él habla convertir a México con un recetario de proyectos en favor de jóvenes y viejitos esperemos que funcione por el bien de todos.

JOSÉ LUIS DE LA CRUZ GALLEGOS, DIRECTOR DEL INSTITUTO PARA EL DESARROLLO INDUSTRIAL Y EL DESARROLLO ECONÓMICO

El presidente López Obrador considera que México enfrenta una crisis social causada por el fracaso de un modelo económico neoliberal que ha distorsionado la convivencia de una sociedad que acumula décadas de precarización y pobreza.

Hacia una economía moral representa su análisis respecto a las causas que han desvirtuado el presente y futuro de la segunda economía de América Latina: corrupción, neoliberalismo, captura del poder político por parte de poderosos grupos de interés económico, ausencia de una verdadera democracia y la abdicación del Estado respecto a su responsabilidad de procurar mayor desarrollo y equidad, constituyen parte de los pilares de su razonamiento.

En estricto sentido, el análisis y propuesta en materia económica no representan la parte medular de su obra.

Hacia una economía moral es una extensión del Plan Nacional de Desarrollo presentado hace unos meses: alto contenido político y social en donde aún hace falta la presentación del modelo económico que terminará por cerrar la etapa que el presidente denomina como neoliberal y que le debe dar forma a un Estado promotor del desarrollo.

Los aspectos éticos y de valores que deberían dar forma a la república amorosa y fraterna que el presidente desea para México se enfrentan a un análisis económico que no toca los aspectos estructurales que inhiben el crecimiento y desarrollo de México y que se infiltran en la Cuarta Transformación.

La precarización del mercado laboral y del sistema productivo, la informalidad, el bajo contenido nacional de las exportaciones, la desaparición de las empresas nacionales, la competencia desleal provocada por una apertura económica dogmática, por ejemplo, son elementos distintivos del modelo neoliberal que se tocan tangencialmente en Hacia una economía moral y que subsisten en la Cuarta Transformación.

Probablemente lo descrito es el resultado de suponer que se puede disociar el crecimiento económico del desarrollo. En realidad, el último depende del primero y de que se encuentre debidamente normado por un marco legal e institucional orientado a crear condiciones de equidad e inclusión social sólidamente sustentados en bases productivas y en un interés nacional que renuncie al dogma neoliberal vigente desde 1986.

ÁNGEL ÁVILA, LÍDER NACIONAL DEL PRD

Al libro Hacia una economía moral, del presidente Andrés Manuel López Obrador, le faltan muchos datos económicos para sustentar sus posiciones. El presidente prefirió escribir un tratado político que entrar de lleno al análisis y perspectiva económica. Creo en el fondo que no entiende bien la ciencia y por ello prefiere trabajar con posverdades.

Este material, desde mi punto de vista, deja más dudas que respuestas respecto a las políticas públicas que se instrumentarán en este sexenio.

El primero de diciembre se cumplirá un año de que Andrés Manuel López Obrador tomó la Presidencia de la República. Hay que decirlo claro y sin ambages, es un año tirado a la basura, es un año de fracasos y es un año de una regresión en muchas materias, en las cuales el país había avanzado desde hace muchos años.

Ángel Ávila Romero, dirigente PRD | Foto: Eduardo Murillo

Es un año fracasado porque en 2019 asistimos al año más violento de toda la historia del país. Un año en donde hay más de 30 mil homicidios dolosos, que si este gobierno sigue esta tendencia podremos llegar al final de su sexenio con casi 200 mil muertos, nada que ver con los 120 mil asesinados durante el gobierno de Enrique Peña Nieto o los 100 mil muertos con Felipe Calderón.

En materia económica también asistimos a un año de regresiones. Hoy el crecimiento en nuestro país abarca un 0% de crecimiento, así como lo está leyendo, 0% que no sirve para generar empleos, inversión y desarrollo.

IGNACIO PICHARDO PAGAZA, EXGOBERNADOR DEL ESTADO DE MÉXICO

“No está consolidado un solo modelo económico para el gobierno de López Obrador, es un gobierno que tiene rasgos del liberalismo económico y rasgos de una economía volcada a la gente de menores ingresos. No he tenido la ocasión de leerlo, ya lo compré pero he estado trabajando en otro tema, no lo he leído y no podría darle una opinión válida”, acepta.

El también exlíder del PRI nacional consideró que el actual gobierno federal tiene rasgos de liberalismo económico. Pichardo actualmente es catedrático en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).,

ENRIQUE ALFARO RAMÍREZ, GOBERNADOR DE JALISCO

Al finalizar la inauguración de las instalaciones de una empresa proveedora de insumos para diversas ramas de la economía nacional y en la que se invirtieron 13 millones de dólares, el mandatario estatal fue cuestionado si era válido o no que el presidente de la República escribiera un libro sobre economía cuando las cifras de la economía nacional estaba prácticamente estancadas, simplemente señala: “no lo he leído”. Dice que hasta el momento no tiene información de sí será presentado por el mandataria federal en las actividades de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara y tras lo cual pidió tiempo para leerlo y encargó a uno de sus colaboradores adquirirlo y conocer lo que dice.

FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, GOBERNADOR DE TAMAULIPAS

Francisco García Cabeza de Vaca considera que, más que planteamientos generales acerca de una economía con enfoque moral, México necesita de congruencia en la política de redistribución de los ingresos que se generan a través de actividades productivas, dando prioridad al principio de apoyar la dinámica de desarrollo que tienen los estados en donde se obtienen los recursos.

“Casos como el de Tamaulipas, en donde se aporta la mayor parte del Impuesto al Valor Agregado a través del comercio exterior, o del potencial que tiene en el sector energético y que puede derivar en desarrollo económico y mayores ingresos, es indispensable no descuidarlos y alentarlos a seguir siendo eficientes”, dice el gobernador.

Reconoció que la Federación debe apoyar proyectos de infraestructura que detonen el desarrollo en regiones como el sureste del país, pero sin descuidar el ritmo de crecimiento, la inercia en el manejo eficiente del dinero y en especial, sin soslayar que las regiones con mayor empuje deben seguir siendo retribuidas con justicia en el reparto de los presupuestos.

RAMSES PECH ANALISTA DE LA INDUSTRIA DE ENERGÍA Y ECONOMÍA; SOCIO DE CARAIVA Y ASOCIADOS-LEÓN & PECH ARCHITECTS

El libro del presidente enfatiza un lineamiento económico bajo principios de ética y moral. Pero faltaría realizar una iniciativa de ley que pueda asegurar el crecimiento energético del país basado en un largo plazo, con metas específicas, en donde cada administración futura pueda cumplir.

Es decir, similar al plan de infraestructura presentado, pero energético de largo plazo.

La ética y moral en inversión pública o privada son ejes rectores de los negocios para tener un mercado competitivo que asegure tener costos bajos de energía a cada consumidor.

Adicionar un plan así, con datos, ayudaría a dar certeza financiera, jurídica y del mercado ante el mundo.

MARÍA ORDÓÑEZ, PROFESORA DE PRIMARIA EN LA ALCALDÍA GUSTAVO A. MADERO, CIUDAD DE MÉXICO

Sin duda alguna nos encontramos viviendo la fuerte transición de un estado de sometimiento, engaño y abuso total, a un estado que nos ofrece un bienestar igualitario y fraterno. Me interesó (el libro) porque yo no estaba enterada de sus propuestas. Son interesantes y el objetivo que tiene trazado para 2024, el tener metas concretas, también es bueno. Apuesto que muchos no tienen conocimiento de esto, la gente se deja llevar los ataques en redes sociales.

Juan José Sifuentes | El Sol del Centro

Durante todo el “Salinismo” se generó pobreza, corrupción, desigualdad, violencia y una muy creciente inseguridad. Todos estos problemas, difíciles de erradicar de la noche a la mañana, pretenden ser combatidos por la 4T y generar un verdadero entorno de bienestar y eso es aplaudible.

El país merece que al finalizar este sexenio se encuentre disfrutando de un verdadero bienestar común, en donde nuestros derechos a la alimentación, al trabajo, a la salud, a la educación, a la cultura, a la vivienda, a la seguridad social, sean una realidad.

ALEJANDRO TELLO CRISTERNA, GOBERNADOR DE ZACATECAS

“Me preocuparía si ese modelo nos lleva a un paternalismo y a estar totalmente subsidiando el beneficio de la gente… los programas no son malos pero, definitivamente, la economía no se puede basar en ello”, responde el gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna.

“Creo que el Presidente está haciendo lo que durante mucho tiempo él visualizó, el país que México debe ser, y creo que está haciendo los movimientos o adecuando para que así sea”.

El mandatario estatal dice que es prematuro poder dar una calificación a un año.

“Lo digo de verdad como gobernante y ya me imagino en un tema de país, creo que ha sido muy rápido, a veces considero que no estamos tan acostumbrados a que los cambios se vinieran con esa celeridad y yo le daría pues, ahora sí que el respaldo”.

Dice que ante sus planteamientos, la Economía Moral, él le daría el beneficio de la duda. “Yo le daría un voto de confianza y como gobierno de uno de los 32 estados, pues, trabajar de la mano para que al país le vaya bien, que es lo que a todos nos conviene”.

FRANCISCO DOMÍNGUEZ SERVIÉN, GOBERNADOR DE QUERÉTARO Y PRESIDENTE DE LA CONFERENCIA NACIONAL DE GOBERNADORES (CONAGO)

El libro Hacia una economía moral del presidente, Andrés Manuel López Obrador, no está dentro de las lecturas que planea hacer a corto plazo el gobernador de Querétaro y presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), Francisco Domínguez Servién. “No lo sé, tengo otros libros ahorita de preferencia a ver si algún día me alcanza”.

“Necesito ver que dice con sus propias palabras y poder emitir una opinión a profundidad”, indica.

DIEGO SINHUE RODRÍGUEZ VALLEJO GOBERNADOR DE GUANAJUATO

“No he leído el libro, no he tenido el tiempo, pero híjole, más que escribir libros, hay que ponernos a chambear para que funcione ahorita la economía, la verdad es que no he tenido la oportunidad de leerlo y no sé si lo voy a leer, no prometo nada”, dice Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, el gobernador de Guanajuato.

Apenas el pasado martes, lamentaba que Guanajuato se quedara sin nuevos proyectos dentro del Plan Nacional de Infraestructura, pues a decir del mandatario estatal los que están considerados en ese documento ya se conocían e incluso algunos ya estaban siendo realizados.

“La verdad estoy un poco decepcionado de que nos dejen fuera y vamos a tener que volver a picar piedra”.

Asegura que, a pesar de que ha tenido buena relación con el presidente Andrés Manuel López Obrador, así como los secretarios de su gabinete, pues lo atienden en Palacio Nacional y le toman las llamadas necesarias, eso no fue suficiente para que esa relación se viera reflejada en el presupuesto.

MAESTRO JAVIER URBANO REYES, ACADÉMICO DE LA UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA, INTERNACIONALISTA Y EXPERTO EN POLÍTICA MIGRATORIA; MIEMBRO DEL SISTEMA NACIONAL DE INVESTIGADORES

CDMX

Académicas de la UNAM van contra violencia de género

En esencia los cambios del nuevo gobierno podrían definirse, para efectos de la política exterior, en dos o tres: 1) Cambio en la orientación, sus instrumentos y su operación; 2) fortalecimiento de los principios vigentes o 3) cambio de la narrativa. Mi percepción es que sólo es un cambio de la narrativa, de mensaje, pero que no está dotado de medios nuevos, procesos de trabajo alternativos, estrategias novedosas. En realidad la política exterior mexicana sigue sincronizada a la agenda de Estados Unidos; los diversos hechos de todo el año (aranceles-Migración); el acuerdo de libre comercio, dan cuenta de que no hay una personalidad en proceso de construcción, o planes que nos permitan vislumbrar posibles cambios tales. De hecho, los casos representativos que permitirían identificar una nueva política exterior siguen siendo temas de segundo o tercer nivel como la diversificación, la política de cooperación con Centroamérica, la gestión humanitaria de la movilidad migratoria. En estos casos tan representativos sigue primando una estrategia de política exterior similar a la de gobiernos anteriores. Lo único que está cambiando es la imagen que se quiere promover y ciertas narrativas. En la instrumentalizacion todo sigue lamentablemente igual.

En cuanto a los principios de no intervención y respeto a la autodeterminación, no han cambiado. Siguen vigentes.

Lo que ha pasado es que se ha reducido dramáticamente el margen de maniobra de la política exterior del país con la llegada de la administración Trump, aunado a inercias como las enunciadas líneas arriba.

Política

Gobierno federal trabaja para desmantelar el viejo régimen de privilegios: Mario Delgado

Con hechos se demuestra que sí se combate a la corrupción y a la impunidad que tanto daño ha causado al país: dijo el diputado

Finanzas

Covid-19 deja a más de 83 mil mexicanos sin empleo en junio

De acuerdo con cifra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sólo durante junio 83 mil 311 personas se sumaron a las filas del desempleo

Sociedad

[Fotos] Realizan cuarta caravana contra AMLO en León

Para esta ocasión un gran número de automóviles se unieron a la causa pacífica, aproximadamente 300 vehículos

Ciencia

¡Descubren fósiles de reptil volador de hace 135 millones de años!

El llamado pterosaurio medía cinco metros cuando extendía sus alas y se alimentaba de peces y cangrejos