/ miércoles 30 de septiembre de 2020

No todas somos violentas, ni fomentamos el odio e intolerancia; alto al feminismo radical: Mujeres Libres

En este colectivo queremos construir puentes para fomentar una cultura de paz

“No queremos que un pequeño grupo de mujeres, que han demostrado violencia y profunda intolerancia, hablen por todas las mujeres mexicanas, cuando exigen despenalizar el aborto, pues no todas las mujeres menospreciamos la maternidad ni odiamos a los hombres, aseguró el colectivo Mujeres Libres y Soberanas.

A esta postura se sumaron más de 155 organizaciones nacionales e internacionales, para exigir atender de raíz los problemas de inseguridad, pobreza, salud, corrupción, impunidad y violencia contra la mujer.

En conferencia de prensa virtual, las mujeres recalcaron que grupos minoritarios de mujeres con acciones y visiones intolerantes radicales no son la voz de las mujeres en México. “Exigimos un alto al feminismo radical que no hablen por todas las mujeres”.

Alison González argumentó que “en este colectivo queremos construir puentes para fomentar una cultura de paz.

La activista resaltó: “las mujeres mexicanas diariamente enfrentamos retos y desafíos para poder lograr nuestro proyecto de vida y, en muchas ocasiones, no contamos con lo básico para poder realizarlo.

No tenemos seguridad en los espacios públicos, no tenemos guarderías para salir a trabajar tranquilas, no existe castigo para quien nos violente o hasta nos mate, no tenemos acceso a la salud integral, por lo que exigimos acciones contundentes que acaben con estas problemáticas a las que diario nos enfrentamos”.

Las integrantes del colectivo, que se dijo está integrado por mujeres de diversos espacios, profesiones, edades, estados, cultura e historias de vida, afirmó que “las mujeres no somos violentas ni queremos fomentar la violencia”.

Por su parte, Luz María Cortés, resaltó que como mujeres libres y soberanas creen que, sin acciones violentas, es posible luchar por verdaderas condiciones de desarrollo para toda mujer mexicana y sus familias.

La activista añadió que este colectivo “exige al gobierno y a los legisladores que se atiendan nuestras verdaderas necesidades en: acceso a la salud, seguridad, reducción de la mortalidad materna, erradicar los feminicidios, acceso a la información veraz y completa, tener opciones reales de vida, Estado de Derecho, pero de manera congruente, sin atentar contra nuestra vida y/o la de otro ser humano.

Alejandra Yáñez informo que desde la década de los noventa, feministas de distintas partes del mundo han buscado posicionar el 28 de septiembre, como día de la acción global para despenalizar el aborto. “En este contexto surge la campaña internacional, #NoHablenPorTodas con el objetivo de alzar la voz y puntualizar que estos grupos minoritarios feministas, que empujan una agenda ideológica, en donde solo el aborto es el fin, no reflejan las verdaderas necesidades de las mujeres mexicanas e iberoamericanas”.

La activista del estado de Veracruz explicó que “en nuestro colectivo damos voz a las mujeres que no concuerdan con el discurso que reduce todas las problemáticas de la mujer al tema del aborto”. Declaramos que el aborto es violencia contra la mujer.

Pilar Vázquez mencionó que, tan solo en la Ciudad de México, durante el periodo de 2007 (fecha en que fue legalizado el aborto) al 2019, las mujeres que decidieron abortar representan el 0.69 % contra el 99. 31 %, que decidió seguir adelante con su embarazo, según datos del INEGI y del Gobierno de la Ciudad de México, “sin embargo, vemos como estos grupos minoritarios y violentos intentan imponer sus políticas, respaldados por algunas legisladoras y un sector del gobierno, para aumentar las cifras de esta terrible práctica”.

Pilar Calva sentenció que “Mujeres de México y de la región americana decimos a los grupos feministas radicales que #NohablenporTodas”.

“No queremos que un pequeño grupo de mujeres, que han demostrado violencia y profunda intolerancia, hablen por todas las mujeres mexicanas, cuando exigen despenalizar el aborto, pues no todas las mujeres menospreciamos la maternidad ni odiamos a los hombres, aseguró el colectivo Mujeres Libres y Soberanas.

A esta postura se sumaron más de 155 organizaciones nacionales e internacionales, para exigir atender de raíz los problemas de inseguridad, pobreza, salud, corrupción, impunidad y violencia contra la mujer.

En conferencia de prensa virtual, las mujeres recalcaron que grupos minoritarios de mujeres con acciones y visiones intolerantes radicales no son la voz de las mujeres en México. “Exigimos un alto al feminismo radical que no hablen por todas las mujeres”.

Alison González argumentó que “en este colectivo queremos construir puentes para fomentar una cultura de paz.

La activista resaltó: “las mujeres mexicanas diariamente enfrentamos retos y desafíos para poder lograr nuestro proyecto de vida y, en muchas ocasiones, no contamos con lo básico para poder realizarlo.

No tenemos seguridad en los espacios públicos, no tenemos guarderías para salir a trabajar tranquilas, no existe castigo para quien nos violente o hasta nos mate, no tenemos acceso a la salud integral, por lo que exigimos acciones contundentes que acaben con estas problemáticas a las que diario nos enfrentamos”.

Las integrantes del colectivo, que se dijo está integrado por mujeres de diversos espacios, profesiones, edades, estados, cultura e historias de vida, afirmó que “las mujeres no somos violentas ni queremos fomentar la violencia”.

Por su parte, Luz María Cortés, resaltó que como mujeres libres y soberanas creen que, sin acciones violentas, es posible luchar por verdaderas condiciones de desarrollo para toda mujer mexicana y sus familias.

La activista añadió que este colectivo “exige al gobierno y a los legisladores que se atiendan nuestras verdaderas necesidades en: acceso a la salud, seguridad, reducción de la mortalidad materna, erradicar los feminicidios, acceso a la información veraz y completa, tener opciones reales de vida, Estado de Derecho, pero de manera congruente, sin atentar contra nuestra vida y/o la de otro ser humano.

Alejandra Yáñez informo que desde la década de los noventa, feministas de distintas partes del mundo han buscado posicionar el 28 de septiembre, como día de la acción global para despenalizar el aborto. “En este contexto surge la campaña internacional, #NoHablenPorTodas con el objetivo de alzar la voz y puntualizar que estos grupos minoritarios feministas, que empujan una agenda ideológica, en donde solo el aborto es el fin, no reflejan las verdaderas necesidades de las mujeres mexicanas e iberoamericanas”.

La activista del estado de Veracruz explicó que “en nuestro colectivo damos voz a las mujeres que no concuerdan con el discurso que reduce todas las problemáticas de la mujer al tema del aborto”. Declaramos que el aborto es violencia contra la mujer.

Pilar Vázquez mencionó que, tan solo en la Ciudad de México, durante el periodo de 2007 (fecha en que fue legalizado el aborto) al 2019, las mujeres que decidieron abortar representan el 0.69 % contra el 99. 31 %, que decidió seguir adelante con su embarazo, según datos del INEGI y del Gobierno de la Ciudad de México, “sin embargo, vemos como estos grupos minoritarios y violentos intentan imponer sus políticas, respaldados por algunas legisladoras y un sector del gobierno, para aumentar las cifras de esta terrible práctica”.

Pilar Calva sentenció que “Mujeres de México y de la región americana decimos a los grupos feministas radicales que #NohablenporTodas”.