/ martes 25 de junio de 2024

Inflación provoca que amas de casa compren productos de baja calidad

Además, las raciones de comida también se ven afectadas por los altos precios

La Inflación sigue carcomiendo los monederos de las amas de casa al ubicarse en 4.78% en la primera quincena de junio de 2023, de acuerdo con datos del INEGI, informó la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

Al adelantar que el pequeño comercio buscará construir puentes efectivos de comunicación con el nuevo Secretario de Economía, Marcelo Ebrard para fortalecer esta actividad tradicional, Cuauhtémoc Rivera, presidente de la ANPE destacó que la administración que termina deja asignaturas pendientes, como es la contención de la inflación, garantizar un canal de abasto y suministro de mercancías eficaz y con el menor intermediarismo posible, así como el acceso a créditos blandos y capacitación.

TE RECOMENDAMOS: Capitalinos con los niveles más altos de estrés financiero en todo México

Es el cuarto reporte consecutivo de inflación con tendencia a la alza, destacó Rivera en entrevista con LA PRENSA al advertir que este tema no ha sido los suficientemente controlado, pese a los esfuerzos como el aumento a los salarios, el PACIC y los programas de Segalmex, por lo que ha afectado la economía familiar y el consumo popular.

“El cilantro, por ejemplo, es el producto que encabeza el elenco inflacionario y registra aumentos en el país que van de 200 a 1,200 por ciento en promedio, lo que significa que un ramito que costaba 10 pesos se venda ahora en 120 pesos”, indicó.

Asimismo, mencionó el caso del tomate que registra un aumento de 205% en promedio, el aguacate subió 186% promedio y hasta 250% en Coahuila, la lechuga subió 133% en Chiapas y 250% en Ciudad de México. La piña subió 151% y chayote aumentó 38% en promedio y hasta 50% en Jalisco.

“Esto es nada más una muestra, porque en la categoría de los frescos, hay productos de primera, segunda y tercera calidad. Los de primera son aquellos que están en su mejor momento, los de segunda están madurando y los de tercera ya están a punto de echarse a perder”, explicó.

Entre una y otra calidad hay una diferencia de entre 20 y 30% de su costo, por lo que la fruta y verdura “pasada” llega a costar hasta un 50% menos de lo que productos en buena condición, comentó al precisar que los comerciantes rematan esta mercancía para recuperar en algo la inversión.

Como ejemplo de la anterior, indicó que el aguacate fresco cuesta 80 pesos, pero ya maduro cuesta 60 pesos y ya “pasado” cuesta 30 pesos, mientras que el mango que cuesta 50, pero sí ya está maduro cuesta 35 y más maduro 20 pesos.

Inflación provoca que algunos productos suban de precio y otros menos importantes, bajen

En el caso del plátano de 27 pesos, baja a 20 o 15 pesos, señaló Cuauhtémoc Rivera al explicar que en todo esto han influido las condiciones climáticas, ya que después de una intensa sequía se pasó a lluvias torrenciales que han arrasado cultivos.

A ello, agregó, otro tipo de factores como la presión que han venido ejerciendo grupos de la delincuencia organizada en el caso del aguacate, así como el incremento de gasolinas, aumento de peajes, cobro de piso y la falta de gas natural.

“Todo esto influye para que tengamos una inflación sostenida y quién diga que con mil pesos se puede comprar la canasta básica…pues sí...sí se puede hacer, pero con productos de mala calidad y restringiendo ciertos productos”, subrayó.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) lleva un monitoreo de 44 productos básicos en una calidad estándar y es imposible que cueste 1,000 pesos o menos, enfatizó Cuauhtémoc Rivera al advertir que el precio promedio de la canasta básica es de 1,800 a 2,000 pesos, dependiendo en que entidad del país se adquiera.

Esta compra se hace para una familia de no más de cinco integrantes y para al menos siete días o máximo 10 días. “Lo demás que se diga es jugar contra la realidad y es tan simple como salir a hacer las compras para darse cuenta de cómo están las cosas”, apuntó.

Ante el agotamiento de la economía familiar, las amas de casa han agotado su monedero y, ahora optan por comprar artículos y productos de menor calidad, restringiendo las compras y racionalizando el consumo del hogar.

“El poder adquisitivo de las familias se ha depreciado en el último semestre 32% a 33%; es decir, lo que antes comprabas con mil pesos, ahora lo adquieren con 1,300 pesos, o bien, dicho de otra manera, los mil pesos que gastabas se convirtieron en 700 pesos; es decir, se depreció la posibilidad de compra 33%”, explicó Rivera.

Esta es la principal asignatura pendiente para la nueva administración, subrayó el presidente de la ANPEC al considerar que las acciones para contrarrestar el alza inflacionaria han sido insuficientes hasta el momento, ya que si bien el incremento salarial, también es un hecho que subió el precio, no solo de todos los productos de consumo básico, sino también de servicios esenciales, como gas, luz, gasolina, transporte y hasta el Internet, por lo que previó que el segundo semestre del año sea más difícil, debido a que es cuando vienen las vacaciones de verano, el regreso a clases y los festejos de fin de año.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), con la intención de fortalecer la reputación de esta relevante actividad económica y con motivo del Día Nacional del Pequeño Comerciante (7 de agosto), celebrará la primera edición de Expo Trastienda los días 2 y 3 de agosto en el Centro Citi Banamex de la Ciudad de México, la cual terminará con un gran concierto de clausura a cargo de la máxima intérprete de la cumbia la noche del sábado en el Hipódromo de las Américas.

“El pequeño comercio, con su resiliencia y bajo perfil, se encuentra tatuado en el ADN de la historia y cultura del pueblo mexicano, parte esencial de su quehacer. Los mexicanos encontramos en la ida a la tiendita algo más que una simple acción de compra, lo que verdaderamente hacemos al ir es comunidad. Estos pequeños puntos de venta se transforman en vasos comunicantes del día a día de la vida de las personas, ahí se sabe todo lo que pasa y lo que no se inventa. Confesionarios del currículo oculto, los pequeños comerciantes alternan su labor con la de los curas y a ratos la llevan con mayor eficacia”, destacó Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

El consumo local fortalece la economía de lo local al generar circulante de dinero al interior de las comunidades, de ahí su importancia, puntualizó.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

La Inflación sigue carcomiendo los monederos de las amas de casa al ubicarse en 4.78% en la primera quincena de junio de 2023, de acuerdo con datos del INEGI, informó la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

Al adelantar que el pequeño comercio buscará construir puentes efectivos de comunicación con el nuevo Secretario de Economía, Marcelo Ebrard para fortalecer esta actividad tradicional, Cuauhtémoc Rivera, presidente de la ANPE destacó que la administración que termina deja asignaturas pendientes, como es la contención de la inflación, garantizar un canal de abasto y suministro de mercancías eficaz y con el menor intermediarismo posible, así como el acceso a créditos blandos y capacitación.

TE RECOMENDAMOS: Capitalinos con los niveles más altos de estrés financiero en todo México

Es el cuarto reporte consecutivo de inflación con tendencia a la alza, destacó Rivera en entrevista con LA PRENSA al advertir que este tema no ha sido los suficientemente controlado, pese a los esfuerzos como el aumento a los salarios, el PACIC y los programas de Segalmex, por lo que ha afectado la economía familiar y el consumo popular.

“El cilantro, por ejemplo, es el producto que encabeza el elenco inflacionario y registra aumentos en el país que van de 200 a 1,200 por ciento en promedio, lo que significa que un ramito que costaba 10 pesos se venda ahora en 120 pesos”, indicó.

Asimismo, mencionó el caso del tomate que registra un aumento de 205% en promedio, el aguacate subió 186% promedio y hasta 250% en Coahuila, la lechuga subió 133% en Chiapas y 250% en Ciudad de México. La piña subió 151% y chayote aumentó 38% en promedio y hasta 50% en Jalisco.

“Esto es nada más una muestra, porque en la categoría de los frescos, hay productos de primera, segunda y tercera calidad. Los de primera son aquellos que están en su mejor momento, los de segunda están madurando y los de tercera ya están a punto de echarse a perder”, explicó.

Entre una y otra calidad hay una diferencia de entre 20 y 30% de su costo, por lo que la fruta y verdura “pasada” llega a costar hasta un 50% menos de lo que productos en buena condición, comentó al precisar que los comerciantes rematan esta mercancía para recuperar en algo la inversión.

Como ejemplo de la anterior, indicó que el aguacate fresco cuesta 80 pesos, pero ya maduro cuesta 60 pesos y ya “pasado” cuesta 30 pesos, mientras que el mango que cuesta 50, pero sí ya está maduro cuesta 35 y más maduro 20 pesos.

Inflación provoca que algunos productos suban de precio y otros menos importantes, bajen

En el caso del plátano de 27 pesos, baja a 20 o 15 pesos, señaló Cuauhtémoc Rivera al explicar que en todo esto han influido las condiciones climáticas, ya que después de una intensa sequía se pasó a lluvias torrenciales que han arrasado cultivos.

A ello, agregó, otro tipo de factores como la presión que han venido ejerciendo grupos de la delincuencia organizada en el caso del aguacate, así como el incremento de gasolinas, aumento de peajes, cobro de piso y la falta de gas natural.

“Todo esto influye para que tengamos una inflación sostenida y quién diga que con mil pesos se puede comprar la canasta básica…pues sí...sí se puede hacer, pero con productos de mala calidad y restringiendo ciertos productos”, subrayó.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) lleva un monitoreo de 44 productos básicos en una calidad estándar y es imposible que cueste 1,000 pesos o menos, enfatizó Cuauhtémoc Rivera al advertir que el precio promedio de la canasta básica es de 1,800 a 2,000 pesos, dependiendo en que entidad del país se adquiera.

Esta compra se hace para una familia de no más de cinco integrantes y para al menos siete días o máximo 10 días. “Lo demás que se diga es jugar contra la realidad y es tan simple como salir a hacer las compras para darse cuenta de cómo están las cosas”, apuntó.

Ante el agotamiento de la economía familiar, las amas de casa han agotado su monedero y, ahora optan por comprar artículos y productos de menor calidad, restringiendo las compras y racionalizando el consumo del hogar.

“El poder adquisitivo de las familias se ha depreciado en el último semestre 32% a 33%; es decir, lo que antes comprabas con mil pesos, ahora lo adquieren con 1,300 pesos, o bien, dicho de otra manera, los mil pesos que gastabas se convirtieron en 700 pesos; es decir, se depreció la posibilidad de compra 33%”, explicó Rivera.

Esta es la principal asignatura pendiente para la nueva administración, subrayó el presidente de la ANPEC al considerar que las acciones para contrarrestar el alza inflacionaria han sido insuficientes hasta el momento, ya que si bien el incremento salarial, también es un hecho que subió el precio, no solo de todos los productos de consumo básico, sino también de servicios esenciales, como gas, luz, gasolina, transporte y hasta el Internet, por lo que previó que el segundo semestre del año sea más difícil, debido a que es cuando vienen las vacaciones de verano, el regreso a clases y los festejos de fin de año.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), con la intención de fortalecer la reputación de esta relevante actividad económica y con motivo del Día Nacional del Pequeño Comerciante (7 de agosto), celebrará la primera edición de Expo Trastienda los días 2 y 3 de agosto en el Centro Citi Banamex de la Ciudad de México, la cual terminará con un gran concierto de clausura a cargo de la máxima intérprete de la cumbia la noche del sábado en el Hipódromo de las Américas.

“El pequeño comercio, con su resiliencia y bajo perfil, se encuentra tatuado en el ADN de la historia y cultura del pueblo mexicano, parte esencial de su quehacer. Los mexicanos encontramos en la ida a la tiendita algo más que una simple acción de compra, lo que verdaderamente hacemos al ir es comunidad. Estos pequeños puntos de venta se transforman en vasos comunicantes del día a día de la vida de las personas, ahí se sabe todo lo que pasa y lo que no se inventa. Confesionarios del currículo oculto, los pequeños comerciantes alternan su labor con la de los curas y a ratos la llevan con mayor eficacia”, destacó Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

El consumo local fortalece la economía de lo local al generar circulante de dinero al interior de las comunidades, de ahí su importancia, puntualizó.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Archivos Secretos

Alfredo del Valle, el tahúr que planeó explotar un avión para cobrar un millonario seguro

El político y espía buscaba mejorar la “hazaña” de los dinamiteros Paco Sierra y Emilio Arellano Schetelige

Metrópoli

Miles de litros de agua se desperdician por mega fuga en Álvaro Obregón

Tras el reporte de vecinos, personal de la Brigada de Atención acudió a reparar la grieta