/ jueves 4 de junio de 2020

Derrame de crudo contamina el Río Seco en Paraíso, Tabasco

Por lo que pone en peligro la producción ostrícola

Ciudad de México.- Habitantes de Río de Paraíso, Tabasco exigen una pronta explicación a Petróleos Mexicanos (Pemex) acerca del derrame de hidrocarburo sobre los mantos acuíferos en el municipio, lugar donde se construye la Refinería de Dos Bocas.

De acuerdo con lo reportado por los mismos trabajadores y pobladores de la zona, la mancha de hidrocarburo entró por la bocana El Bellote, se extendió al río Seco y ha contaminado la Laguna de Mecoacán, importante zona de la producción ostrícola ubicada a tan solo 4 kms de donde se construye la faraónica refinería del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Solicitan la intervención inmediata de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), tras lo ocurrido en Paraíso, por posible daño ambiental.

Foto especial

Asimismo, hacen un llamado a la petrolera mexicana para que les informe sobre los detalles del hecho; mismo que, no sólo pone en peligro el ecosistema del municipio, sino la salud y la actividad pesquera de miles de familias paraiseñas.

Señalan que la afectación inició desde el pasado viernes, y puede perjudicar la actividad de 8 cooperativas pesqueras y a 6 ostrícolas de la zona, mismas que ya han solicitado apoyo gubernamental pero la respuesta ha sido nula.

Derivado de eso la contaminación ha llegado a la laguna y que ha puesto en riesgo a más de 40 mil contenedores de ostión.

Foto especial

Agregan que ninguna autoridad ha informado el grado de contaminación y mucho menos han recibido el apoyo que se requiere por parte del gobierno para enfrentar esta emergencia.

Señalan que no es la primera vez que esto ocurre, tan sólo el año pasado, los pescadores organizados interpusieron una demanda por un hecho similar y de cuyo seguimiento no han sido notificados.

Cabe mencionar que la Laguna Mecoacán es una de las lagunas insignia de la producción de ostión en el país que cuenta con 5 mil 168 hectáreas de extensión.

Ciudad de México.- Habitantes de Río de Paraíso, Tabasco exigen una pronta explicación a Petróleos Mexicanos (Pemex) acerca del derrame de hidrocarburo sobre los mantos acuíferos en el municipio, lugar donde se construye la Refinería de Dos Bocas.

De acuerdo con lo reportado por los mismos trabajadores y pobladores de la zona, la mancha de hidrocarburo entró por la bocana El Bellote, se extendió al río Seco y ha contaminado la Laguna de Mecoacán, importante zona de la producción ostrícola ubicada a tan solo 4 kms de donde se construye la faraónica refinería del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Solicitan la intervención inmediata de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), tras lo ocurrido en Paraíso, por posible daño ambiental.

Foto especial

Asimismo, hacen un llamado a la petrolera mexicana para que les informe sobre los detalles del hecho; mismo que, no sólo pone en peligro el ecosistema del municipio, sino la salud y la actividad pesquera de miles de familias paraiseñas.

Señalan que la afectación inició desde el pasado viernes, y puede perjudicar la actividad de 8 cooperativas pesqueras y a 6 ostrícolas de la zona, mismas que ya han solicitado apoyo gubernamental pero la respuesta ha sido nula.

Derivado de eso la contaminación ha llegado a la laguna y que ha puesto en riesgo a más de 40 mil contenedores de ostión.

Foto especial

Agregan que ninguna autoridad ha informado el grado de contaminación y mucho menos han recibido el apoyo que se requiere por parte del gobierno para enfrentar esta emergencia.

Señalan que no es la primera vez que esto ocurre, tan sólo el año pasado, los pescadores organizados interpusieron una demanda por un hecho similar y de cuyo seguimiento no han sido notificados.

Cabe mencionar que la Laguna Mecoacán es una de las lagunas insignia de la producción de ostión en el país que cuenta con 5 mil 168 hectáreas de extensión.

Policiaca

Captan momento en que atropellan a una pequeña en la Magdalena Contreras

En las imágenes se ve como la responsable del terrible accidente que provocó la muerte de la niña de Saraí, fue la madre de la víctima, quien se cruzó la calle sin precaución