/ jueves 4 de abril de 2024

Valle de México solo ha registrado 8 días limpios de contaminantes en lo que va del 2024

Las altas concentraciones de Ozono son adversas para la población vulnerable y pueden provocar irritación de vías respiratorias superiores, tos y dificultad para respirar, cefalea, y otro tipo de infecciones respiratorias

Durante 2024, en la Zona Metropolitana del Valle de México se han reportado 8 días limpios; lo que representa solo el 9.1% de los días que van del año.

De acuerdo con el último Informe Semanal de Vigilancia Epidemiológica Calidad del Aire y Salud, correspondiente a la semana epidemiológica número 11 (del 10 al 16 de marzo de 2024), en lo que va del año se han registrado 33 días con concentraciones máximas de ozono (37.9%); 11 días con concentraciones de PM10 (12.6%) y 63 días con concentraciones de PM2.5 (74.7%).

Estas condiciones ambientales no han variado en las últimas semanas, ya que hasta la semana número 10 (del 03 al 09 de marzo de 2024), se tenían registrados 31 días con concentraciones máximas de ozono; lo que significó, el 38.7% de los días transcurridos hasta el 9 de marzo.

En este periodo (Semana número 10) se han registraron 11 días con concentraciones por partículas PM10; es decir, el 13.7% de lo que va del año, y 60 días con concentraciones por partículas PM2.5, es decir, el 75% de los días que habían transcurrido de 2024.

De acuerdo con información de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), en lo que va del presente año se han registrado 4 declaratorias de Contingencia Ambiental y se ha emitido una recomendación ante la presencia de humo por incendios.

Las declaratorias de Contingencia Ambiental en la Zona Metropolitana del Valle de México se presentaron: el primero de enero de 2024; del 22 al 25 de febrero; del 6 al 7 de marzo y del 23 al 24 de marzo. La recomendación por presencia de humo proveniente de incendios forestales se emitió el pasado 27 de marzo.

Foto: Sergio Vázquez / La Prensa

Calidad del aire y salud

El Sistema de Monitoreo Atmosférico de la CDMX (SIMAT) cuenta con 44 estaciones de monitoreo atmosférico, concentradas en cinco zonas: Centro que cuenta con 26 unidades centinela; Noreste con 45 unidades centinela; Noroeste con 41; Sureste con 30 y Suroeste con 4.

A través de estas unidades, la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal, el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave) y el Sistema de Monitoreo Atmosférico de la Ciudad de México (SIMAT) monitorean el comportamiento de los efectos agudos que se han relacionado con la mala calidad del aire en la salud humana, como: Asma, Conjuntivitis, Infecciones respiratorias agudas, Otitis media aguda, Enfermedad cerebrovascular, Enfermedad isquémica del corazón.

Dichos padecimientos son vigilados a través de 200 unidades centinela que notifican al Sistema Único Automatizado de Vigilancia Epidemiológica y que se ubican dentro de 3 km alrededor de las unidades de monitoreo atmosférico del SIMAT.

Para la Semana Epidemiológica número 11 del 2024, el promedio de concentraciones máximas de Ozono se redujo en las cinco zonas; PM10 se incrementó en las zonas Noroeste y Suroeste y PM2.5 tuvo un incremento en las zonas Noroeste, Sureste y Suroeste, en comparación con la Semana Epidemiológica No. 10 del 2024.

Detalla que el incremento de Partículas Suspendidas menores a 10 micras PM10 y de partículas PM2.5 se acompañó del aumento de los casos de otitis media aguda y enfermedad isquémica del corazón en la zona Noreste, aumento de los casos de conjuntivitis y otitis media en la zona Suroeste.

Mientras que el incremento de PM2.5 se acompañó del aumento de los casos de conjuntivitis, infecciones respiratorias agudas y enfermedad cerebrovascular en la zona sureste.

Zona Centro con las concentraciones máximas de Ozono

En la zona Centro se registraron concentraciones máximas de Ozono, PM10 y PM2.5, y se observó que los casos de infecciones respiratorias agudas, enfermedad cerebrovascular y enfermedad isquémica del corazón se redujeron a la par del promedio de concentraciones máximas de Ozono, PM10 y PM2.5 con respecto a la Semana 10 del 2024.

En la zona Noreste, el promedio de las concentraciones máximas de Ozono, PM10 y PM2.5 fue de 104 ppb, 135 µg/m3 y 61 µg/m3, respectivamente.

La estación Los Laureles registró la máxima concentración de Ozono con 128 ppb, la estación San Agustín registró la máxima concentración de PM10 con 168 µg/m3 y la estación Montecillo registró la máxima concentración de PM2.5 con 83 µg/m3. Los casos de infecciones respiratorias agudas se redujeron a la par promedio de concentraciones máximas de Ozono, PM10 y PM2.5 con respecto a la SE 10 del 2024.

En la Zona Noroeste, el promedio de las concentraciones máximas de Ozono, PM10 y PM2.5 fue de 115 ppb, 222 µg/m3 y 63 µg/m3, respectivamente. La estación Atizapán registró la máxima concentración de Ozono con 132 ppb, la estación Tultitlán registró la máxima concentración de PM10 con 338 µg/m3 y la estación Camarones registró la máxima concentración de PM2.5 con 69 µg/m3.

En la semana 11, los casos de otitis media aguda y enfermedad isquémica del corazón se incrementaron a la par promedio de concentraciones máximas de PM10 y PM2.5 respecto a la SE 10 del 2024.

En la Zona Sureste, el promedio de concentraciones máximas de Ozono, PM10 y PM2.5 fue de 88 ppb, 124 µg/m3 y 64 µg/m3, respectivamente.

Foto: Sergio Vázquez / La Prensa

La estación UAM Iztapalapa registró la máxima concentración de Ozono con 100 ppb, la estación Tláhuac registró la máxima concentración de PM10 con 207 µg/m3 y las estaciones Santiago Acahualtepec y Milpa Alta registraron las máximas concentraciones de PM2.5 con 64 µg/m3, respectivamente, y los casos de conjuntivitis, infecciones respiratorias agudas y enfermedad cerebrovascular se incrementaron a la par promedio de concentraciones máximas de PM2.5 con respecto a la SE 10 del 2024.

En la Zona Suroeste, el promedio de concentraciones máximas de Ozono, PM10 y PM2.5 fue de 95 ppb, 127 µg/m3 y 118 µg/m3, respectivamente.

La estación Pedregal registró la máxima concentración de Ozono y PM10 con 116 ppb y 216 µg/m3 y la estación Ajusco registró la máxima concentración de PM2.5 con 368 µg/m3. Los casos de conjuntivitis y otitis media aguda se incrementaron a la par promedio de concentraciones máximas de PM10 y PM2.5, con respecto a la SE 10 del 2024.


Temporada de ozono

El Informe Semanal señala que la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) ha activado en cuatro ocasiones la Fase de Contingencia Ambiental en lo que va del presente año: 1 de enero (SE 1) por concentración de partículas menores a 2.5 micras (PM2.5); el 22 de febrero (semana número 8), por concentración de ozono; el 6 de marzo (semana número 10) por concentración de ozono, y el pasado 23 de marzo (semana número 12) por concentración de ozono.

Las autoridades señalan que la temporada de ozono en el Valle de México inicia a mediados de febrero y concluye en junio. Se caracteriza por un clima cálido y la radiación solar intensa ocasiona un aumento en la actividad fotoquímica de la atmósfera, lo que favorece la formación de ozono.

Tales circunstancias ambientales, con altas concentraciones de Ozono, pueden ser adversas para la población vulnerable, como son: niños, embarazadas, adultos mayores, personas con afecciones respiratorias y cardiovasculares.

Advierte que la exposición a altas concentraciones de ozono puede provocar: Irritación de vías respiratorias superiores, Tos y dificultad para respirar, Cefalea, Mayor susceptibilidad a infecciones respiratorias. Exacerbación de asma, enfisema y bronquitis crónica.

La recomendación es mantenerse informado sobre la calidad del aire, evitar actividades físicas intensas al aire libre entre las 13:00 y las 19:00 horas, principalmente en días soleados y calurosos.


Contingencia ambiental

El pasado 23 de marzo de 2024 a las 16:00 horas, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CaMe) informó que se registraron concentraciones máximas de ozono de 162, 161 y 155 ppb, en las estaciones de monitoreo de Atizapán, Cuautitlán y Villa de las Flores, por lo que se activó la Fase 1 de Contingencia Ambiental por Ozono.

Debido a que se presentó la influencia de un sistema anticiclónico sobre las costas de Guerrero y Oaxaca, esta situación favoreció temperaturas elevadas de 30°C en el Valle de México y escaso transporte de humedad, con cielo despejado e intensa radiación solar, que, combinado con el viento de intensidad débil de sur a norte, propiciaron la formación y acumulación del ozono.

Foto: David Deolarte / La Prensa

Ante tales condiciones ambientales, la CAMe recomendó evitar hacer actividades cívicas, culturales y de recreo, así como evitar hacer ejercicio al aire libre entre las 13:00 y 19:00 horas.

Suspender cualquier actividad al aire libre organizada por instituciones públicas o privadas, en horario comprendido entre las 13:00 y las 19:00 horas. Posponer los eventos al aire libre, deportivos, culturales o espectáculos masivos, programados entre las 13:00 y las 19:00 horas, así como no fumar en espacios cerrados y mantenerse informado sobre la calidad del aire.

El 24 de marzo de 2024 a las 15:00 horas, la Comisión Ambiental de la Megalópolis suspendió la contingencia, debido a que el sistema de alta presión que afectaba la porción central del país, se alejó y perdió intensidad, lo que propició una mayor velocidad del viento en el Valle de México.

Incendios forestales

Sin embargo, el 27 de marzo, la CAMe emitió recomendaciones para proteger la salud ante la presencia de humo en la Zona Metropolitana del Valle de México proveniente de los incendios forestales.

“En los últimos días, se han registrado incendios dentro y en los alrededores de la ZMVM; éstos generan grandes cantidades de humo que se compone de diversos contaminantes entre los que destacan las partículas, los óxidos de nitrógeno y los compuestos orgánicos volátiles”, detalló.

“El campo de viento predominante de suroeste a noreste que se registró el día 27 de marzo por la mañana con dirección hacia los municipios y alcaldías de la zona norte del Valle de México, transportó los contaminantes generados en los incendios activos en ese momento y que actualmente no tiene una dirección definida”, indicó.

Ante tales circunstancias, la Comisión Ambiental de la Megalópolis recomendó que, en caso de observar humo o percibir el olor característico de material quemado, seguir las siguientes acciones:

  • Evita realizar actividad al aire libre y si tienes necesidad de estar en exteriores, utilizar cubrebocas KN-95.
  • En caso de contar con aire acondicionado utilizarlo en modo de “recirculación”.
  • No fumar, no encender velas, incienso o similares en interiores.
  • Mantén las ventanas y puertas cerradas.
  • Si el humo es intenso, coloca toallas húmedas en puertas y ventanas y evita utilizar lentes de contacto.
  • Mantente informado de la calidad del aire en tu zona a través de la App Aire o en la página de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México o del Estado de México.
  • En caso de detectar un incendio forestal, reportar.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Durante 2024, en la Zona Metropolitana del Valle de México se han reportado 8 días limpios; lo que representa solo el 9.1% de los días que van del año.

De acuerdo con el último Informe Semanal de Vigilancia Epidemiológica Calidad del Aire y Salud, correspondiente a la semana epidemiológica número 11 (del 10 al 16 de marzo de 2024), en lo que va del año se han registrado 33 días con concentraciones máximas de ozono (37.9%); 11 días con concentraciones de PM10 (12.6%) y 63 días con concentraciones de PM2.5 (74.7%).

Estas condiciones ambientales no han variado en las últimas semanas, ya que hasta la semana número 10 (del 03 al 09 de marzo de 2024), se tenían registrados 31 días con concentraciones máximas de ozono; lo que significó, el 38.7% de los días transcurridos hasta el 9 de marzo.

En este periodo (Semana número 10) se han registraron 11 días con concentraciones por partículas PM10; es decir, el 13.7% de lo que va del año, y 60 días con concentraciones por partículas PM2.5, es decir, el 75% de los días que habían transcurrido de 2024.

De acuerdo con información de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), en lo que va del presente año se han registrado 4 declaratorias de Contingencia Ambiental y se ha emitido una recomendación ante la presencia de humo por incendios.

Las declaratorias de Contingencia Ambiental en la Zona Metropolitana del Valle de México se presentaron: el primero de enero de 2024; del 22 al 25 de febrero; del 6 al 7 de marzo y del 23 al 24 de marzo. La recomendación por presencia de humo proveniente de incendios forestales se emitió el pasado 27 de marzo.

Foto: Sergio Vázquez / La Prensa

Calidad del aire y salud

El Sistema de Monitoreo Atmosférico de la CDMX (SIMAT) cuenta con 44 estaciones de monitoreo atmosférico, concentradas en cinco zonas: Centro que cuenta con 26 unidades centinela; Noreste con 45 unidades centinela; Noroeste con 41; Sureste con 30 y Suroeste con 4.

A través de estas unidades, la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal, el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave) y el Sistema de Monitoreo Atmosférico de la Ciudad de México (SIMAT) monitorean el comportamiento de los efectos agudos que se han relacionado con la mala calidad del aire en la salud humana, como: Asma, Conjuntivitis, Infecciones respiratorias agudas, Otitis media aguda, Enfermedad cerebrovascular, Enfermedad isquémica del corazón.

Dichos padecimientos son vigilados a través de 200 unidades centinela que notifican al Sistema Único Automatizado de Vigilancia Epidemiológica y que se ubican dentro de 3 km alrededor de las unidades de monitoreo atmosférico del SIMAT.

Para la Semana Epidemiológica número 11 del 2024, el promedio de concentraciones máximas de Ozono se redujo en las cinco zonas; PM10 se incrementó en las zonas Noroeste y Suroeste y PM2.5 tuvo un incremento en las zonas Noroeste, Sureste y Suroeste, en comparación con la Semana Epidemiológica No. 10 del 2024.

Detalla que el incremento de Partículas Suspendidas menores a 10 micras PM10 y de partículas PM2.5 se acompañó del aumento de los casos de otitis media aguda y enfermedad isquémica del corazón en la zona Noreste, aumento de los casos de conjuntivitis y otitis media en la zona Suroeste.

Mientras que el incremento de PM2.5 se acompañó del aumento de los casos de conjuntivitis, infecciones respiratorias agudas y enfermedad cerebrovascular en la zona sureste.

Zona Centro con las concentraciones máximas de Ozono

En la zona Centro se registraron concentraciones máximas de Ozono, PM10 y PM2.5, y se observó que los casos de infecciones respiratorias agudas, enfermedad cerebrovascular y enfermedad isquémica del corazón se redujeron a la par del promedio de concentraciones máximas de Ozono, PM10 y PM2.5 con respecto a la Semana 10 del 2024.

En la zona Noreste, el promedio de las concentraciones máximas de Ozono, PM10 y PM2.5 fue de 104 ppb, 135 µg/m3 y 61 µg/m3, respectivamente.

La estación Los Laureles registró la máxima concentración de Ozono con 128 ppb, la estación San Agustín registró la máxima concentración de PM10 con 168 µg/m3 y la estación Montecillo registró la máxima concentración de PM2.5 con 83 µg/m3. Los casos de infecciones respiratorias agudas se redujeron a la par promedio de concentraciones máximas de Ozono, PM10 y PM2.5 con respecto a la SE 10 del 2024.

En la Zona Noroeste, el promedio de las concentraciones máximas de Ozono, PM10 y PM2.5 fue de 115 ppb, 222 µg/m3 y 63 µg/m3, respectivamente. La estación Atizapán registró la máxima concentración de Ozono con 132 ppb, la estación Tultitlán registró la máxima concentración de PM10 con 338 µg/m3 y la estación Camarones registró la máxima concentración de PM2.5 con 69 µg/m3.

En la semana 11, los casos de otitis media aguda y enfermedad isquémica del corazón se incrementaron a la par promedio de concentraciones máximas de PM10 y PM2.5 respecto a la SE 10 del 2024.

En la Zona Sureste, el promedio de concentraciones máximas de Ozono, PM10 y PM2.5 fue de 88 ppb, 124 µg/m3 y 64 µg/m3, respectivamente.

Foto: Sergio Vázquez / La Prensa

La estación UAM Iztapalapa registró la máxima concentración de Ozono con 100 ppb, la estación Tláhuac registró la máxima concentración de PM10 con 207 µg/m3 y las estaciones Santiago Acahualtepec y Milpa Alta registraron las máximas concentraciones de PM2.5 con 64 µg/m3, respectivamente, y los casos de conjuntivitis, infecciones respiratorias agudas y enfermedad cerebrovascular se incrementaron a la par promedio de concentraciones máximas de PM2.5 con respecto a la SE 10 del 2024.

En la Zona Suroeste, el promedio de concentraciones máximas de Ozono, PM10 y PM2.5 fue de 95 ppb, 127 µg/m3 y 118 µg/m3, respectivamente.

La estación Pedregal registró la máxima concentración de Ozono y PM10 con 116 ppb y 216 µg/m3 y la estación Ajusco registró la máxima concentración de PM2.5 con 368 µg/m3. Los casos de conjuntivitis y otitis media aguda se incrementaron a la par promedio de concentraciones máximas de PM10 y PM2.5, con respecto a la SE 10 del 2024.


Temporada de ozono

El Informe Semanal señala que la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) ha activado en cuatro ocasiones la Fase de Contingencia Ambiental en lo que va del presente año: 1 de enero (SE 1) por concentración de partículas menores a 2.5 micras (PM2.5); el 22 de febrero (semana número 8), por concentración de ozono; el 6 de marzo (semana número 10) por concentración de ozono, y el pasado 23 de marzo (semana número 12) por concentración de ozono.

Las autoridades señalan que la temporada de ozono en el Valle de México inicia a mediados de febrero y concluye en junio. Se caracteriza por un clima cálido y la radiación solar intensa ocasiona un aumento en la actividad fotoquímica de la atmósfera, lo que favorece la formación de ozono.

Tales circunstancias ambientales, con altas concentraciones de Ozono, pueden ser adversas para la población vulnerable, como son: niños, embarazadas, adultos mayores, personas con afecciones respiratorias y cardiovasculares.

Advierte que la exposición a altas concentraciones de ozono puede provocar: Irritación de vías respiratorias superiores, Tos y dificultad para respirar, Cefalea, Mayor susceptibilidad a infecciones respiratorias. Exacerbación de asma, enfisema y bronquitis crónica.

La recomendación es mantenerse informado sobre la calidad del aire, evitar actividades físicas intensas al aire libre entre las 13:00 y las 19:00 horas, principalmente en días soleados y calurosos.


Contingencia ambiental

El pasado 23 de marzo de 2024 a las 16:00 horas, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CaMe) informó que se registraron concentraciones máximas de ozono de 162, 161 y 155 ppb, en las estaciones de monitoreo de Atizapán, Cuautitlán y Villa de las Flores, por lo que se activó la Fase 1 de Contingencia Ambiental por Ozono.

Debido a que se presentó la influencia de un sistema anticiclónico sobre las costas de Guerrero y Oaxaca, esta situación favoreció temperaturas elevadas de 30°C en el Valle de México y escaso transporte de humedad, con cielo despejado e intensa radiación solar, que, combinado con el viento de intensidad débil de sur a norte, propiciaron la formación y acumulación del ozono.

Foto: David Deolarte / La Prensa

Ante tales condiciones ambientales, la CAMe recomendó evitar hacer actividades cívicas, culturales y de recreo, así como evitar hacer ejercicio al aire libre entre las 13:00 y 19:00 horas.

Suspender cualquier actividad al aire libre organizada por instituciones públicas o privadas, en horario comprendido entre las 13:00 y las 19:00 horas. Posponer los eventos al aire libre, deportivos, culturales o espectáculos masivos, programados entre las 13:00 y las 19:00 horas, así como no fumar en espacios cerrados y mantenerse informado sobre la calidad del aire.

El 24 de marzo de 2024 a las 15:00 horas, la Comisión Ambiental de la Megalópolis suspendió la contingencia, debido a que el sistema de alta presión que afectaba la porción central del país, se alejó y perdió intensidad, lo que propició una mayor velocidad del viento en el Valle de México.

Incendios forestales

Sin embargo, el 27 de marzo, la CAMe emitió recomendaciones para proteger la salud ante la presencia de humo en la Zona Metropolitana del Valle de México proveniente de los incendios forestales.

“En los últimos días, se han registrado incendios dentro y en los alrededores de la ZMVM; éstos generan grandes cantidades de humo que se compone de diversos contaminantes entre los que destacan las partículas, los óxidos de nitrógeno y los compuestos orgánicos volátiles”, detalló.

“El campo de viento predominante de suroeste a noreste que se registró el día 27 de marzo por la mañana con dirección hacia los municipios y alcaldías de la zona norte del Valle de México, transportó los contaminantes generados en los incendios activos en ese momento y que actualmente no tiene una dirección definida”, indicó.

Ante tales circunstancias, la Comisión Ambiental de la Megalópolis recomendó que, en caso de observar humo o percibir el olor característico de material quemado, seguir las siguientes acciones:

  • Evita realizar actividad al aire libre y si tienes necesidad de estar en exteriores, utilizar cubrebocas KN-95.
  • En caso de contar con aire acondicionado utilizarlo en modo de “recirculación”.
  • No fumar, no encender velas, incienso o similares en interiores.
  • Mantén las ventanas y puertas cerradas.
  • Si el humo es intenso, coloca toallas húmedas en puertas y ventanas y evita utilizar lentes de contacto.
  • Mantente informado de la calidad del aire en tu zona a través de la App Aire o en la página de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México o del Estado de México.
  • En caso de detectar un incendio forestal, reportar.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Policiaca

Cae estructura en construcción de Tren Interurbano; Sosbe realiza peritaje

El accidente se registró en la madrugada cuando el lanzadero de dovelas tuvo una falla y cayó