/ miércoles 24 de abril de 2024

Sacrificio animal en el Senado de la República debe ser investigado por la Fiscalía

Los involucrados del hecho pueden alcanzar pena de hasta diez años de cárcel

Luego de que en el interior del Senado de la República se llevó a cabo un ritual en el que se mató a una gallina, la asociación parlamentaria Alianza Verde Juntos por la Ciudad en el Congreso local y la dirigencia del PVEM en la metrópoli, demandaron a la Fiscalía General de Justicia (FGJ) capitalina llevar a cabo una investigación por maltrato animal, además de que se aplique la ley en contra de los que llevaron a cabo el hecho como los que lo promovieron.

Requirieron que el órgano autónomo impartidor de justicia abra una carpeta de investigación para que eventualmente se pueda sancionar a las personas que maltrataron a la gallina hasta provocarle la muerte durante el ritual en las instalaciones del Senado que no se debió de emprender, porque es violatorio de las leyes federales y de la capital del país.

TE RECOMENDAMOS: ¿Tienes una mascotita? Será obligatorio su registro en CDMX; el fin, evitar maltrato y abandono

El presidente del PVEM en la Ciudad de México, Jesús Sesma Suárez y el presidente de la Comisión de Bienestar Animal del Poder Legislativo local, diputado Javier Ramos Franco, emitieron un pronunciamiento al respecto y recordaron que de acuerdo a la ley, el que maltrate o sea cruel contra un animal, provocando su muerte, deberá ser castigado con hasta diez años de cárcel.

Sesma Suárez recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), ha expresado claramente que “cualquier práctica que suponga el maltrato y el sufrimiento innecesario de los animales, no puede considerarse una expresión cultural amparada ni prima facie ni de manera definitiva por la Constitución”.

Senadores deben dar ejemplo de cumplimiento de la ley

Asimismo, el líder animalista consideró que son los senadores de la República quienes deben dar ejemplo de cumplimiento de la ley y no llevar actos que la violenten, a la vez que pidió a la FGJ que actúe ante el grave hecho que se cometió.

Por su parte, el congresista verde ecologista calificó como una tortura el ritual llevado a cabo en el acto denominado “Ofrenda por el día de la lluvia (Tlaloc)”, organizado por el senador de Oaxaca, Adolfo Gómez que, de acuerdo a las leyes de la Ciudad de México, se castiga hasta con diez años de cárcel.

Ramos Franco, al respecto, declaró: “desde el año pasado, el gobierno de la capital del país publicó en la Gaceta Oficial las reformas impulsadas por el Partido Verde al Código Penal, las cuales establecen en el artículo 350 Ter que quien maltrate o sea cruel contra un animal provocando su muerte, se le impondrán de dos a seis años de prisión”.

Dio cuenta que se establece que en caso de que se haga uso de métodos que lleven a una muerte no inmediata y prolonguen la agonía del animal, es decir, le provoquen un grave sufrimiento previo a su muerte, las penas se aumentarán hasta en dos terceras partes.

Explicó que, por ello, a los responsables se les puede aplicar una pena de hasta diez años de prisión, al tiempo que delineó que el delito se persigue de oficio.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Luego de que en el interior del Senado de la República se llevó a cabo un ritual en el que se mató a una gallina, la asociación parlamentaria Alianza Verde Juntos por la Ciudad en el Congreso local y la dirigencia del PVEM en la metrópoli, demandaron a la Fiscalía General de Justicia (FGJ) capitalina llevar a cabo una investigación por maltrato animal, además de que se aplique la ley en contra de los que llevaron a cabo el hecho como los que lo promovieron.

Requirieron que el órgano autónomo impartidor de justicia abra una carpeta de investigación para que eventualmente se pueda sancionar a las personas que maltrataron a la gallina hasta provocarle la muerte durante el ritual en las instalaciones del Senado que no se debió de emprender, porque es violatorio de las leyes federales y de la capital del país.

TE RECOMENDAMOS: ¿Tienes una mascotita? Será obligatorio su registro en CDMX; el fin, evitar maltrato y abandono

El presidente del PVEM en la Ciudad de México, Jesús Sesma Suárez y el presidente de la Comisión de Bienestar Animal del Poder Legislativo local, diputado Javier Ramos Franco, emitieron un pronunciamiento al respecto y recordaron que de acuerdo a la ley, el que maltrate o sea cruel contra un animal, provocando su muerte, deberá ser castigado con hasta diez años de cárcel.

Sesma Suárez recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), ha expresado claramente que “cualquier práctica que suponga el maltrato y el sufrimiento innecesario de los animales, no puede considerarse una expresión cultural amparada ni prima facie ni de manera definitiva por la Constitución”.

Senadores deben dar ejemplo de cumplimiento de la ley

Asimismo, el líder animalista consideró que son los senadores de la República quienes deben dar ejemplo de cumplimiento de la ley y no llevar actos que la violenten, a la vez que pidió a la FGJ que actúe ante el grave hecho que se cometió.

Por su parte, el congresista verde ecologista calificó como una tortura el ritual llevado a cabo en el acto denominado “Ofrenda por el día de la lluvia (Tlaloc)”, organizado por el senador de Oaxaca, Adolfo Gómez que, de acuerdo a las leyes de la Ciudad de México, se castiga hasta con diez años de cárcel.

Ramos Franco, al respecto, declaró: “desde el año pasado, el gobierno de la capital del país publicó en la Gaceta Oficial las reformas impulsadas por el Partido Verde al Código Penal, las cuales establecen en el artículo 350 Ter que quien maltrate o sea cruel contra un animal provocando su muerte, se le impondrán de dos a seis años de prisión”.

Dio cuenta que se establece que en caso de que se haga uso de métodos que lleven a una muerte no inmediata y prolonguen la agonía del animal, es decir, le provoquen un grave sufrimiento previo a su muerte, las penas se aumentarán hasta en dos terceras partes.

Explicó que, por ello, a los responsables se les puede aplicar una pena de hasta diez años de prisión, al tiempo que delineó que el delito se persigue de oficio.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem