/ jueves 1 de septiembre de 2022

La Nana de la Guerrero: Un espacio para la transformación de la infancia a través del arte

Uno de los objetivos del Laboratorio Urbano de Arte Comprometido es ayudar a reducir las horas que los niños de padres comerciantes pasan en las calles 

Contagiar de arte a la sociedad es uno de los objetivos de ConArte, instalada en la colonia Guerrero, donde niñas, niños, jóvenes y adultos se dan cita para tomar talleres, clases o bien, momentos recreativos dentro de un edificio que pertenece al patrimonio industrial de principios del siglo XX.

Tomar clases de primaria y secundaria, baile, canto, pintura, danza, fotografía, usar las salas de cómputo, disfrutar de una película o aprender un oficio, es posible en La Nana, Laboratorio Urbano de Arte Comprometido, que se ha dedicado a impulsar estas actividades en comunidades de zonas periféricas y con riesgo social.

Para Grisel Aguirre, Coordinadora de La Nana, es necesario “fomentar nuevas capacidades creativas, expresivas y de auto-reconocimiento, y se promueve la cultura de paz para conformar una sociedad más equitativa, sensible e incluyente”.

Uno de los propósitos iniciales de esta asociación civil, es acercar a los niños que pasan mucho tiempo en la calle, como es el caso de aquellos que acompañan a sus padres en el comercio diario, lo que reduce las horas en las que se encuentran expuestos a los inconvenientes de las calles o los grandes mercados.

Los diversos espacios en La Nana “son propicios para que lleven a cabo sus tareas escolares, el encuentro con otros de su misma edad y con profesores que impulsan la formación y experiencias artísticas, comunitarias, prevención, reinserción social y perspectiva de género”, explicó Grisel.

Foto: Jaime Llera | La Prensa


Con apoyo de la SEP y del Conafe, La Nana busca nuevos objetivos

En el edificio patrimonio industrial de principios del siglo XX, cuya función era suministrar de energía a los trenes que llegaban a la estación, La Nana, llamada así por ser la proveedora, se quedó el nombre para el proyecto cultural, que suministra de energía a los alumnos que llegan a este lugar para seguir su formación, educativa y artística.

La Nana se ha convertido en la cuidadora de cientos de niños quienes prefieren, tanto ellos como sus padres, que pasen más tiempo en este espacio apto para su desarrollo y crecimiento social, por medio de los cursos y convivencia.

Durante los 14 años de trabajo de Grisel Aguirre, ha podido ser testigo del crecimiento de todos aquellos que aprovechan el esfuerzo que ella y cada uno de sus compañeros hacen para servir a la población, por medio de ConArte, cuyo lema es Educar y Vivir.

El encierro de la pandemia y la falta de recursos tecnológicos en los hogares obligó a varios niños a dejar de tomar clases, por lo que en La Nana pusieron manos a la obra para contribuir a la educación de aquellos en desventaja para conectarse en línea y continuar con sus estudios.

“Tenemos una escuela apoyada por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y por el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), ellos nos proporcionan a los docentes que imparten las clases a los niños en el año”, comentó Aguirre.

También explicó que trabajaron con “los niños que estuvieron aquí en el campamento De Bellas Artes, los niños Triquis. Pero no son los únicos niños que vienen, también vienen niños que no han tenido acceso a un sistema escolarizado, a una escuela pública o niños que por la cuestión de la pandemia dejaron la escuela”.

Con orgullo, Grisel dijo que es la primera escuela dentro del Centro Histórico con estas características y con sistema escolarizado; evaluaciones, trabajos, calificaciones, “es nuestro segundo año, lista para recibir a más niños”.

Para la coordinadora de La Nana, el logro es el avance y crecimiento de los niños, que le resultan un motor que la mantiene activa, la impulsa para buscar más recursos que salpiquen a todos los que se acercan a este espacio fundado en 2009 en una colonia con vasta población fija y flotante.


Energía creativa sin edad especifica

Los pasillos de La Nana reflejan el ímpetu de sus alumnos con obras artísticas que adornan las paredes, las esculturas sobre los muebles, estantes, o colgados para dar alegría al lugar que aguarda risas y esperanza.

En este lugar, que es visitado por un aproximado de entre 300 y 500 personas, cada día es un reto nuevo, ya que a veces los recursos son limitados, pero siempre necesarios para apoyar y cambiar la perspectiva por medio del arte y en el que tienen cabida sin importar, región, lenguaje, discapacidad o creencias.

Foto: Jaime Llera | La Prensa

“Desde el 2009 a la fecha, lo que hacemos es principalmente talleres artísticos para la comunidad; música, danza, teatro, fotografía y video. También se manejan exposiciones y trabajamos con el Instituto de Reinserción Social, tenemos diferentes talleres y, es para la comunidad desde niños jóvenes, adultos, adultos mayores. No hay una edad específica”, compartió Grisel.

El trabajo conjunto con el gobierno les ha permitido ampliar la oferta gratuita para los asistentes, por ejemplo, la creación de un Coro. “La idea de este coro es una formación de 10 meses para niños y niñas a partir de 7 años, de 7 a 14 años. La idea es que al finalizar este proceso formativo de coro se pueda grabar un disco de manera profesional; ellos participan en esta grabación con Discos Orfeón”.


Reinventarse a través de expresiones artísticas

De la mano del Centro Histórico trabajan con el programa Reinventarte, con cinco talleres, el primero de ellos; el Espacio Creativo qué es para mamás, papás, adultos mayores y también para niños, que es para la elaboración de dulces mexicanos, lo que les da la oportunidad de aprender, convivir y también una forma de generar ingreso.

Otro de los talleres gratuitos es Historia a Cuadros que es la creación de un cómic; se trabajarán cada una de las viñetas para crear un personaje y llegar a la creación de su propio cómic, con el propósito de crear una publicación original y propia, con el talento de cada uno de los participantes.

DesfonterArte, artes plásticas para infancias, va enfocada en trabajar el talento por medio de la pintura y la escultura, con herramientas y técnicas que los menores utilizarán para destacar su creatividad.

Acordes de mi Barrio, no solo es un taller de Guitarra, sino, la posibilidad de acercarse a la música, desde la ejecución de un instrumento que, en este caso puede ser accesible para casi todos los alumnos.

FotografiAndo es el taller de fotografía para adolescentes, con éste se pretende acercar a los alumnos al arte gráfico por medio de la lente, con recursos eficientes por parte del docente para sacar el mejor provecho al talento de los asistentes.


Un resguardo para los niños, expuestos en la calle y sus peligros

La Nana se ha convertido en la cuidadora de cientos de niños quienes prefieren, al igual que sus padres, que pasen más tiempo en este espacio apto para su desarrollo y crecimiento social, por medio de los cursos y convivencia.

Durante los 14 años de trabajo de Grisel Aguirre, ha podido ser testigo del crecimiento de todos aquellos que aprovechan el esfuerzo que ella y cada uno de sus compañeros hacen para servir a la población, por medio de ConArte, cuyo lema es Educar y Vivir.

Algunos de los talleres que se imparten en este lugar son gratuitos y otros, por medio de cuotas, para conocer las actualizaciones en los talleres es importante contactarlos, o bien, acudir a 2do. Callejón de San Juan de Dios No. 25. Col. Guerrero, Del. Cuauhtémoc.

Además de las donaciones, otra forma de apoyar la sostenibilidad de este espacio, es rentando las instalaciones para eventos privados y filmaciones, entre otros en: https://www.conartemx.net/ y por correo a lananaluac@gmail.com con la siguiente información: Institución/empresa/productora, nombre de representante, tipo de evento, fecha y horario para la renta del espacio.

Foto: Jaime Llera | La Prensa



No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Y en el mismo correo se puede solicitar una visita guiada con la siguiente información: de dónde es la visita, nombre del representante, número de asistentes (máximo 10. Para grupos mayores, pedir informes vía correo electrónico), fecha y horario para la visita.

Para Gisel está claro que un cambio en la perspectiva de los niños es posible con la ayuda de otros, por lo que extiende la invitación a la población para conocer este espacio generador de arte y energía.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Contagiar de arte a la sociedad es uno de los objetivos de ConArte, instalada en la colonia Guerrero, donde niñas, niños, jóvenes y adultos se dan cita para tomar talleres, clases o bien, momentos recreativos dentro de un edificio que pertenece al patrimonio industrial de principios del siglo XX.

Tomar clases de primaria y secundaria, baile, canto, pintura, danza, fotografía, usar las salas de cómputo, disfrutar de una película o aprender un oficio, es posible en La Nana, Laboratorio Urbano de Arte Comprometido, que se ha dedicado a impulsar estas actividades en comunidades de zonas periféricas y con riesgo social.

Para Grisel Aguirre, Coordinadora de La Nana, es necesario “fomentar nuevas capacidades creativas, expresivas y de auto-reconocimiento, y se promueve la cultura de paz para conformar una sociedad más equitativa, sensible e incluyente”.

Uno de los propósitos iniciales de esta asociación civil, es acercar a los niños que pasan mucho tiempo en la calle, como es el caso de aquellos que acompañan a sus padres en el comercio diario, lo que reduce las horas en las que se encuentran expuestos a los inconvenientes de las calles o los grandes mercados.

Los diversos espacios en La Nana “son propicios para que lleven a cabo sus tareas escolares, el encuentro con otros de su misma edad y con profesores que impulsan la formación y experiencias artísticas, comunitarias, prevención, reinserción social y perspectiva de género”, explicó Grisel.

Foto: Jaime Llera | La Prensa


Con apoyo de la SEP y del Conafe, La Nana busca nuevos objetivos

En el edificio patrimonio industrial de principios del siglo XX, cuya función era suministrar de energía a los trenes que llegaban a la estación, La Nana, llamada así por ser la proveedora, se quedó el nombre para el proyecto cultural, que suministra de energía a los alumnos que llegan a este lugar para seguir su formación, educativa y artística.

La Nana se ha convertido en la cuidadora de cientos de niños quienes prefieren, tanto ellos como sus padres, que pasen más tiempo en este espacio apto para su desarrollo y crecimiento social, por medio de los cursos y convivencia.

Durante los 14 años de trabajo de Grisel Aguirre, ha podido ser testigo del crecimiento de todos aquellos que aprovechan el esfuerzo que ella y cada uno de sus compañeros hacen para servir a la población, por medio de ConArte, cuyo lema es Educar y Vivir.

El encierro de la pandemia y la falta de recursos tecnológicos en los hogares obligó a varios niños a dejar de tomar clases, por lo que en La Nana pusieron manos a la obra para contribuir a la educación de aquellos en desventaja para conectarse en línea y continuar con sus estudios.

“Tenemos una escuela apoyada por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y por el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), ellos nos proporcionan a los docentes que imparten las clases a los niños en el año”, comentó Aguirre.

También explicó que trabajaron con “los niños que estuvieron aquí en el campamento De Bellas Artes, los niños Triquis. Pero no son los únicos niños que vienen, también vienen niños que no han tenido acceso a un sistema escolarizado, a una escuela pública o niños que por la cuestión de la pandemia dejaron la escuela”.

Con orgullo, Grisel dijo que es la primera escuela dentro del Centro Histórico con estas características y con sistema escolarizado; evaluaciones, trabajos, calificaciones, “es nuestro segundo año, lista para recibir a más niños”.

Para la coordinadora de La Nana, el logro es el avance y crecimiento de los niños, que le resultan un motor que la mantiene activa, la impulsa para buscar más recursos que salpiquen a todos los que se acercan a este espacio fundado en 2009 en una colonia con vasta población fija y flotante.


Energía creativa sin edad especifica

Los pasillos de La Nana reflejan el ímpetu de sus alumnos con obras artísticas que adornan las paredes, las esculturas sobre los muebles, estantes, o colgados para dar alegría al lugar que aguarda risas y esperanza.

En este lugar, que es visitado por un aproximado de entre 300 y 500 personas, cada día es un reto nuevo, ya que a veces los recursos son limitados, pero siempre necesarios para apoyar y cambiar la perspectiva por medio del arte y en el que tienen cabida sin importar, región, lenguaje, discapacidad o creencias.

Foto: Jaime Llera | La Prensa

“Desde el 2009 a la fecha, lo que hacemos es principalmente talleres artísticos para la comunidad; música, danza, teatro, fotografía y video. También se manejan exposiciones y trabajamos con el Instituto de Reinserción Social, tenemos diferentes talleres y, es para la comunidad desde niños jóvenes, adultos, adultos mayores. No hay una edad específica”, compartió Grisel.

El trabajo conjunto con el gobierno les ha permitido ampliar la oferta gratuita para los asistentes, por ejemplo, la creación de un Coro. “La idea de este coro es una formación de 10 meses para niños y niñas a partir de 7 años, de 7 a 14 años. La idea es que al finalizar este proceso formativo de coro se pueda grabar un disco de manera profesional; ellos participan en esta grabación con Discos Orfeón”.


Reinventarse a través de expresiones artísticas

De la mano del Centro Histórico trabajan con el programa Reinventarte, con cinco talleres, el primero de ellos; el Espacio Creativo qué es para mamás, papás, adultos mayores y también para niños, que es para la elaboración de dulces mexicanos, lo que les da la oportunidad de aprender, convivir y también una forma de generar ingreso.

Otro de los talleres gratuitos es Historia a Cuadros que es la creación de un cómic; se trabajarán cada una de las viñetas para crear un personaje y llegar a la creación de su propio cómic, con el propósito de crear una publicación original y propia, con el talento de cada uno de los participantes.

DesfonterArte, artes plásticas para infancias, va enfocada en trabajar el talento por medio de la pintura y la escultura, con herramientas y técnicas que los menores utilizarán para destacar su creatividad.

Acordes de mi Barrio, no solo es un taller de Guitarra, sino, la posibilidad de acercarse a la música, desde la ejecución de un instrumento que, en este caso puede ser accesible para casi todos los alumnos.

FotografiAndo es el taller de fotografía para adolescentes, con éste se pretende acercar a los alumnos al arte gráfico por medio de la lente, con recursos eficientes por parte del docente para sacar el mejor provecho al talento de los asistentes.


Un resguardo para los niños, expuestos en la calle y sus peligros

La Nana se ha convertido en la cuidadora de cientos de niños quienes prefieren, al igual que sus padres, que pasen más tiempo en este espacio apto para su desarrollo y crecimiento social, por medio de los cursos y convivencia.

Durante los 14 años de trabajo de Grisel Aguirre, ha podido ser testigo del crecimiento de todos aquellos que aprovechan el esfuerzo que ella y cada uno de sus compañeros hacen para servir a la población, por medio de ConArte, cuyo lema es Educar y Vivir.

Algunos de los talleres que se imparten en este lugar son gratuitos y otros, por medio de cuotas, para conocer las actualizaciones en los talleres es importante contactarlos, o bien, acudir a 2do. Callejón de San Juan de Dios No. 25. Col. Guerrero, Del. Cuauhtémoc.

Además de las donaciones, otra forma de apoyar la sostenibilidad de este espacio, es rentando las instalaciones para eventos privados y filmaciones, entre otros en: https://www.conartemx.net/ y por correo a lananaluac@gmail.com con la siguiente información: Institución/empresa/productora, nombre de representante, tipo de evento, fecha y horario para la renta del espacio.

Foto: Jaime Llera | La Prensa



No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Y en el mismo correo se puede solicitar una visita guiada con la siguiente información: de dónde es la visita, nombre del representante, número de asistentes (máximo 10. Para grupos mayores, pedir informes vía correo electrónico), fecha y horario para la visita.

Para Gisel está claro que un cambio en la perspectiva de los niños es posible con la ayuda de otros, por lo que extiende la invitación a la población para conocer este espacio generador de arte y energía.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Elecciones 2024

Caída de lona en mitin político en Xonacatlán deja treinta lesionados

Además de brindar atenciones por golpes y raspaduras, paramédicos atendieron gente con crisis nerviosa