/ jueves 8 de abril de 2021

Franeleros, dueños de las calles sin intervención de autoridades en CDMX

En la colonia Mixcoac, franeleros se han apoderado de espacios públicos al cobrar a automovilistas por estacionar sus vehículos

La capital del país se ha visto invadida en sus 16 alcaldías por personas que apartan lugares en la vía pública con diversos objetos, a fin de pedirles una cuota a los automovilistas para que puedan estacionar sus automotores, sin que exista orden por parte de las autoridades de las demarcaciones en una actividad fuera de la ley que resulta muy lucrativa.

En varias partes de la alcaldía Benito Juárez, como es la colonia Mixcoac, franeleros se han apoderado de espacios públicos al cobrar a automovilistas por estacionar en la calle sus vehículos, lo que genera conflicto con particulares, sin que la autoridad local intervenga, denunció la integrante de la bancada de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, Leticia Varela Martínez.

Aseguró que prácticamente los aparta lugares ya se adueñaron de diversas calles como Giotto, Cerrada de Giotto, Greco, Tiziano y Miguel Ángel, para exigir un pago a los ciudadanos que diariamente se ven en la necesidad de estacionar sus vehículos frente a sus domicilios y, de no acceder, son amedrentados de posibles daños a sus unidades móviles.

Mediante un punto de acuerdo la diputada morenista exhortó a las autoridades esa demarcación territorial a implementar las acciones necesarias para solucionar la problemática generada por los franeleros conocidos también como viene viene.

Aludió que en su momento, el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México difundió que las colonias mayormente afectadas en el corazón de la capital por este fenómeno son Roma, Condesa e Hipódromo, donde crecieron el 83 por ciento en el año 2017.

Difundió que en el censo levantado por ese consejo, se contabilizó a 145 personas dedicadas a esta actividad, sin embargo, para el 2018 la cifra integró a 265, entre hombres y mujeres, únicamente en las colonias señaladas.

Con estas cifras nos podemos imaginar la gran cantidad de personas que tienen tomadas las calles de esta ciudad, pues además de calles comunes, se ven notablemente en lugares muy concurridos, como centros comerciales, mercados, hospitales, centros de dispersión, escuelas, parques, jardines, entre otros

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Hizo notar que, de acuerdo a los propios franeleros, sus ingresos llegan hasta los 30 mil pesos mensuales, por supuesto libre de impuestos, lo que según el Instituto de Mexicano para la Competitividad (IMCO) son sueldos equiparables con algunas profesiones de posgrado.

“Es necesario que las autoridades de cada demarcación territorial, implemente las acciones necesarias para que esta actividad se lleve a cabo de manera controlada, pacífica, sin violar la normatividad vigente en la Ciudad de México y, sin afectar a los habitantes de esta capital”, refrendó.

La diputada morenista que funge como presidenta de la Comisión de Seguridad Ciudadana del Legislativo, estuvo a favor de exhortar al alcalde de Benito Juárez, Santiago Taboada Cortina, a que implemente las acciones necesarias para solucionar la problemática generada por los franeleros en la colonia Mixcoac, porque se han adueñado de las calles.

Lamentó que quienes apartan lugares exijan un pago a los ciudadanos que diariamente se ven en la necesidad de estacionar sus vehículos en la vía pública y, de no acceder los amedrentan de posibles daños a sus unidades móviles.

Reconoció que estacionarse en la vía pública es casi imposible, porque además del caos que se tiene debido a los comercios informarles y vehículos chatarra, en algunas zonas de la megtrópoli, las calles están tomadas por hombres y mujeres que se dedican a estacionar, ordenar y vigilar coches a cambio de dinero.

En su propuesta turnada a las Comisiones de Alcaldías y Límites Territoriales y de Seguridad Ciudadana para su análisis y dictaminación, Varela Martínez señaló que “en algunas ocasiones piden la cuota de manera voluntaria, sin embargo hay lugares en donde ya están definidas y las mismas oscilan entre 10 a 25 pesos, incluso tienen tiempos establecidos para fijar la tarifa, lo que hace que se convierte en un negocio lucrativo”.

Advirtió que en la capital del país cada año aumentan las actividades de los franeleros o viene viene, que es como normalmente se les conoce a las personas que apartan lugares con huacales, botes, palos y cualquier otro tipo de objeto que no permite que las personas estacionen los vehículos en espacios de la vía pública que no están restringidos, con la finalidad de cobrar una cuota a cambio de permitir el espacio.

Esta situación se ha ido incrementando, primero por falta de empleos formales y, segundo, porque es una forma de adquirir ingresos de manera rápida y en muchas ocasiones porque ya una red de negocio de algún líder de zona

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

La capital del país se ha visto invadida en sus 16 alcaldías por personas que apartan lugares en la vía pública con diversos objetos, a fin de pedirles una cuota a los automovilistas para que puedan estacionar sus automotores, sin que exista orden por parte de las autoridades de las demarcaciones en una actividad fuera de la ley que resulta muy lucrativa.

En varias partes de la alcaldía Benito Juárez, como es la colonia Mixcoac, franeleros se han apoderado de espacios públicos al cobrar a automovilistas por estacionar en la calle sus vehículos, lo que genera conflicto con particulares, sin que la autoridad local intervenga, denunció la integrante de la bancada de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, Leticia Varela Martínez.

Aseguró que prácticamente los aparta lugares ya se adueñaron de diversas calles como Giotto, Cerrada de Giotto, Greco, Tiziano y Miguel Ángel, para exigir un pago a los ciudadanos que diariamente se ven en la necesidad de estacionar sus vehículos frente a sus domicilios y, de no acceder, son amedrentados de posibles daños a sus unidades móviles.

Mediante un punto de acuerdo la diputada morenista exhortó a las autoridades esa demarcación territorial a implementar las acciones necesarias para solucionar la problemática generada por los franeleros conocidos también como viene viene.

Aludió que en su momento, el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México difundió que las colonias mayormente afectadas en el corazón de la capital por este fenómeno son Roma, Condesa e Hipódromo, donde crecieron el 83 por ciento en el año 2017.

Difundió que en el censo levantado por ese consejo, se contabilizó a 145 personas dedicadas a esta actividad, sin embargo, para el 2018 la cifra integró a 265, entre hombres y mujeres, únicamente en las colonias señaladas.

Con estas cifras nos podemos imaginar la gran cantidad de personas que tienen tomadas las calles de esta ciudad, pues además de calles comunes, se ven notablemente en lugares muy concurridos, como centros comerciales, mercados, hospitales, centros de dispersión, escuelas, parques, jardines, entre otros

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Hizo notar que, de acuerdo a los propios franeleros, sus ingresos llegan hasta los 30 mil pesos mensuales, por supuesto libre de impuestos, lo que según el Instituto de Mexicano para la Competitividad (IMCO) son sueldos equiparables con algunas profesiones de posgrado.

“Es necesario que las autoridades de cada demarcación territorial, implemente las acciones necesarias para que esta actividad se lleve a cabo de manera controlada, pacífica, sin violar la normatividad vigente en la Ciudad de México y, sin afectar a los habitantes de esta capital”, refrendó.

La diputada morenista que funge como presidenta de la Comisión de Seguridad Ciudadana del Legislativo, estuvo a favor de exhortar al alcalde de Benito Juárez, Santiago Taboada Cortina, a que implemente las acciones necesarias para solucionar la problemática generada por los franeleros en la colonia Mixcoac, porque se han adueñado de las calles.

Lamentó que quienes apartan lugares exijan un pago a los ciudadanos que diariamente se ven en la necesidad de estacionar sus vehículos en la vía pública y, de no acceder los amedrentan de posibles daños a sus unidades móviles.

Reconoció que estacionarse en la vía pública es casi imposible, porque además del caos que se tiene debido a los comercios informarles y vehículos chatarra, en algunas zonas de la megtrópoli, las calles están tomadas por hombres y mujeres que se dedican a estacionar, ordenar y vigilar coches a cambio de dinero.

En su propuesta turnada a las Comisiones de Alcaldías y Límites Territoriales y de Seguridad Ciudadana para su análisis y dictaminación, Varela Martínez señaló que “en algunas ocasiones piden la cuota de manera voluntaria, sin embargo hay lugares en donde ya están definidas y las mismas oscilan entre 10 a 25 pesos, incluso tienen tiempos establecidos para fijar la tarifa, lo que hace que se convierte en un negocio lucrativo”.

Advirtió que en la capital del país cada año aumentan las actividades de los franeleros o viene viene, que es como normalmente se les conoce a las personas que apartan lugares con huacales, botes, palos y cualquier otro tipo de objeto que no permite que las personas estacionen los vehículos en espacios de la vía pública que no están restringidos, con la finalidad de cobrar una cuota a cambio de permitir el espacio.

Esta situación se ha ido incrementando, primero por falta de empleos formales y, segundo, porque es una forma de adquirir ingresos de manera rápida y en muchas ocasiones porque ya una red de negocio de algún líder de zona

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Política

Dan más tiempo al gobierno para eliminar outsourcing

El sector privado tendrá que implementar las adecuaciones en agosto, el sector público en enero

Sociedad

Sin fondos, vacunas mexicanas contra Covid-19

Prometen aprobación de Patria para finales de año, proyecto en el que han invertido 150 millones de pesos

Finanzas

Energéticos encarecen la producción de empresas

Especialistas del sector financiero prevén mayor inflación para las compañías en los próximos meses