/ martes 13 de febrero de 2024

Crimen organizado controla pozos de agua en Tlalpan e Iztapalapa

Grupos delictivos dominan la venta y distribución por pipas en zonas donde hay escasez; sus redes las extienden a otras zonas del Valle de México

Grupos del crimen organizado, en asociación con lugareños, controlan varios pozos de agua en las alcaldías de Tlalpan e Iztapalapa y para combatirlos el Sistema de Aguas de la CDMX tuvo que llamar a la Secretaría de Seguridad Ciudadana y a la Guardia Nacional, entrar de noche a los sitios y cerrar las tomas.

El combate al crimen organizado que se roba el agua y la distribuye ilegalmente se ha extendido incluso al Estado de México, en donde el gobierno de la CDMX invirtió en un programa de mejoras de la infraestructura hidráulica, y a Michoacán, en donde extensas zonas de riego eran controladas por grupos como La Familia Michoacana que vende el agua de riego a los agricultores.

TE RECOMENDAMOS: Sequía afecta a 10 alcaldías y a 284 colonias de la CDMX

Lo que se hizo en Michoacán fue invertir en la tecnificación de los sistemas de riego, con dinero proveniente del presupuesto capitalino para evitar tanto el desperdicio de agua como la intromisión de los grupos criminales, esa mejora permite reducir la cantidad utilizada para el riego y hoy le permite a la CDMX estar en condiciones de aguantar la sequía.

Estos grupos controlan la venta y distribución por pipas de agua en zonas donde hay una baja disponibilidad, además se han localizado situaciones parecidas en Xochimilco y Tláhuac. Estos grupos del crimen organizado están relacionados con talamontes y aserraderos ilegales.

Los operativos contra las tomas clandestinas y la extracción irregular en el Valle de México se iniciaron en 2019 y tienen como objetivo principal terminar con la diferencia que hay entre el agua que se mete al sistema y la que se factura, el SACMEX reconoce la existencia de una pérdida técnica por problemas en la distribución de aguas, pero hasta un cierto nivel, luego de eso es que se puede determinar con certeza que hay robo.

Las autoridades explicaron que en los operativos participa la policía capitalina y la Guardia Nacional, en cada pozo que se ha recuperado se ha buscado evitar el enfrentamiento porque los presuntos criminales están en asociación con la comunidad.

Robaban hasta 50% del agua

De acuerdo con los datos del SACMEX, en el 2019 los cálculos que se tenían es que al menos el 50% del caudal del agua en la Ciudad de México se lo robaron, no se cobraba, no se registraba o todo junto al mismo tiempo, actualmente con el combate a los grupos locales se criminales este factor al cierre del año pasado era del 25%.

Foto: SacMex

Para localizar las fugas, primero se revisan las discrepancias entre el agua obtenida y la facturada, luego se hacen revisiones en el sitio con sonar para encontrar si hay fugas o tuberías ilegales que están drenando la red o el pozo de manera ilegal.

Lo que se hace ahí es cortar de manera directa estas mangueras o tubos, cerrar y recuperar el pozo o la tubería, dependiendo. En el caso de la CDMX se tuvo que hacer un programa agresivo de modernización de la operación del sistema de aguas.

Hablamos de 157 obras que implican un caudal recuperado de 2 mil 590 litros por segundo con una inversión de mil 4 millones de pesos. Pero en realidad esto sólo es en pozos dentro de la capital porque se tuvo que invertir en otros pozos como los de Lerma, PAI Norte y Sur y Chiconautla.

Más la inversión que se hizo en 54 manantiales, 81 plantas de bombeo y la creación de sectores hidrométricos, en total se invirtieron 3 mil 648 millones de pesos. Además, se puso en marcha un programa de atención a fugas y uno de sustitución y rehabilitación de líneas primarias.

En ese rubro, la inversión es de mil 720 millones de pesos para mantenimiento y sustitución de 296 kilómetros de ductos de agua.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Grupos del crimen organizado, en asociación con lugareños, controlan varios pozos de agua en las alcaldías de Tlalpan e Iztapalapa y para combatirlos el Sistema de Aguas de la CDMX tuvo que llamar a la Secretaría de Seguridad Ciudadana y a la Guardia Nacional, entrar de noche a los sitios y cerrar las tomas.

El combate al crimen organizado que se roba el agua y la distribuye ilegalmente se ha extendido incluso al Estado de México, en donde el gobierno de la CDMX invirtió en un programa de mejoras de la infraestructura hidráulica, y a Michoacán, en donde extensas zonas de riego eran controladas por grupos como La Familia Michoacana que vende el agua de riego a los agricultores.

TE RECOMENDAMOS: Sequía afecta a 10 alcaldías y a 284 colonias de la CDMX

Lo que se hizo en Michoacán fue invertir en la tecnificación de los sistemas de riego, con dinero proveniente del presupuesto capitalino para evitar tanto el desperdicio de agua como la intromisión de los grupos criminales, esa mejora permite reducir la cantidad utilizada para el riego y hoy le permite a la CDMX estar en condiciones de aguantar la sequía.

Estos grupos controlan la venta y distribución por pipas de agua en zonas donde hay una baja disponibilidad, además se han localizado situaciones parecidas en Xochimilco y Tláhuac. Estos grupos del crimen organizado están relacionados con talamontes y aserraderos ilegales.

Los operativos contra las tomas clandestinas y la extracción irregular en el Valle de México se iniciaron en 2019 y tienen como objetivo principal terminar con la diferencia que hay entre el agua que se mete al sistema y la que se factura, el SACMEX reconoce la existencia de una pérdida técnica por problemas en la distribución de aguas, pero hasta un cierto nivel, luego de eso es que se puede determinar con certeza que hay robo.

Las autoridades explicaron que en los operativos participa la policía capitalina y la Guardia Nacional, en cada pozo que se ha recuperado se ha buscado evitar el enfrentamiento porque los presuntos criminales están en asociación con la comunidad.

Robaban hasta 50% del agua

De acuerdo con los datos del SACMEX, en el 2019 los cálculos que se tenían es que al menos el 50% del caudal del agua en la Ciudad de México se lo robaron, no se cobraba, no se registraba o todo junto al mismo tiempo, actualmente con el combate a los grupos locales se criminales este factor al cierre del año pasado era del 25%.

Foto: SacMex

Para localizar las fugas, primero se revisan las discrepancias entre el agua obtenida y la facturada, luego se hacen revisiones en el sitio con sonar para encontrar si hay fugas o tuberías ilegales que están drenando la red o el pozo de manera ilegal.

Lo que se hace ahí es cortar de manera directa estas mangueras o tubos, cerrar y recuperar el pozo o la tubería, dependiendo. En el caso de la CDMX se tuvo que hacer un programa agresivo de modernización de la operación del sistema de aguas.

Hablamos de 157 obras que implican un caudal recuperado de 2 mil 590 litros por segundo con una inversión de mil 4 millones de pesos. Pero en realidad esto sólo es en pozos dentro de la capital porque se tuvo que invertir en otros pozos como los de Lerma, PAI Norte y Sur y Chiconautla.

Más la inversión que se hizo en 54 manantiales, 81 plantas de bombeo y la creación de sectores hidrométricos, en total se invirtieron 3 mil 648 millones de pesos. Además, se puso en marcha un programa de atención a fugas y uno de sustitución y rehabilitación de líneas primarias.

En ese rubro, la inversión es de mil 720 millones de pesos para mantenimiento y sustitución de 296 kilómetros de ductos de agua.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

República

Exoneran a entrenador de filial de Chivas acusado de pederastia en Veracruz

Menor víctima de abuso sexual y su madre han tenido que salir del estado por las múltiples amenazas en su contra

Policiaca

Detiene a dos tras robo a siete personas en panadería de Magdalena Contreras

Dinero, carteras, teléfonos y hasta una mochila, son algunos de los objetos con los que fueron detenidos por elementos de la SSC