/ miércoles 16 de septiembre de 2020

Van panistas en la CDMX a favor de eliminar cuotas en escuelas públicas

Exigen suspender esas aportaciones y que sea el gobierno el que absorba el gasto en apoyo a los estudiantes y sus familias

Por parte del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional en el Congreso de la Ciudad de México, se confirmó que se trabaja para hacer realidad la eliminación de cuotas en escuelas públicas y, no quede como una promesa más incumplida por administraciones gubernamentales pasadas.

La bancada panista lamentó que la Secretaría de Educación Pública (SEP), exija a los padres de familia saldar mil pesos por alumno antes del viernes y, en ese sentido, legisladores blanquiazules afirmaron que diversas autoridades educativas, como las del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), condicionan este pago a cambio de inscribir a los estudiantes; de no hacerlo quedarían fuera de la matrícula.

Dentro de ese contexto, el vicecoordinador de la fracción parlamentaria del PAN, Christian Von Roehrich, reclamó suspender esas aportaciones y que, sea el gobierno el que absorba el gasto en apoyo a los estudiantes y sus familias.

Convocó a los padres de familia a no dejarse intimidar ni chantajear por la autoridad educativa, que exige cuotas voluntarias, pero que en realidad son obligatorias, para la inscripción de niños y jóvenes en el sistema público de educación.

Hizo alusión, específicamente, al caso del Conalep Iztapalapa III, donde padres de los estudiantes se quejan de este pago, el cual de forma arbitraria la SEP federal les exige cubrir para inscribir a sus hijos, pese a los esfuerzos familiares para subsistir en medio de la pandemia.

“Este tipo de decisiones fomentan la deserción escolar de jóvenes, ya que sus padres al no contar en este momento con empleo ni ingresos y con ahorros son limitados, se les imposibilita hacer los pagos que exige la SEP, lo que deriva en que el alumno abandone la escuela”, declaró.

Pidió al director general del Sistema Nacional de Conalep, Enrique Ku Herrera, a reconsiderar esas cuotas y absorberlas desde la SEP, porque las familias, en este momento, no pueden pagarlas.

Dijo que hará lo propio desde el Congreso local vía un Punto de Acuerdo, formalizando la solicitud de eliminar estos pagos que por el momento, son imposibles de cubrir por parte de las familias capitalinas.

Lamentó esa situación y señaló al titular de la SEP, Esteban Moctezuma Barragán, como responsable, porque no tiene la solidaridad debida con los padres de familia que no pueden cubrir el pago.

No sólo por la inscripción, dijo, sino de las famosas cuotas, que es dinero no transparentado ni ingresado a la tesorería federal, sino que son fondos de ahorro que únicamente manejan los directores en turno durante los periodos escolares.

Informó que a los padres de familia se les cobran 850 pesos de entrada, más 113 pesos por módulos reprobados, una cooperación escolar de 160 pesos y el Seguro Estudiantil que son de 62 pesos, siendo que este último lo ofrece el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Por parte del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional en el Congreso de la Ciudad de México, se confirmó que se trabaja para hacer realidad la eliminación de cuotas en escuelas públicas y, no quede como una promesa más incumplida por administraciones gubernamentales pasadas.

La bancada panista lamentó que la Secretaría de Educación Pública (SEP), exija a los padres de familia saldar mil pesos por alumno antes del viernes y, en ese sentido, legisladores blanquiazules afirmaron que diversas autoridades educativas, como las del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), condicionan este pago a cambio de inscribir a los estudiantes; de no hacerlo quedarían fuera de la matrícula.

Dentro de ese contexto, el vicecoordinador de la fracción parlamentaria del PAN, Christian Von Roehrich, reclamó suspender esas aportaciones y que, sea el gobierno el que absorba el gasto en apoyo a los estudiantes y sus familias.

Convocó a los padres de familia a no dejarse intimidar ni chantajear por la autoridad educativa, que exige cuotas voluntarias, pero que en realidad son obligatorias, para la inscripción de niños y jóvenes en el sistema público de educación.

Hizo alusión, específicamente, al caso del Conalep Iztapalapa III, donde padres de los estudiantes se quejan de este pago, el cual de forma arbitraria la SEP federal les exige cubrir para inscribir a sus hijos, pese a los esfuerzos familiares para subsistir en medio de la pandemia.

“Este tipo de decisiones fomentan la deserción escolar de jóvenes, ya que sus padres al no contar en este momento con empleo ni ingresos y con ahorros son limitados, se les imposibilita hacer los pagos que exige la SEP, lo que deriva en que el alumno abandone la escuela”, declaró.

Pidió al director general del Sistema Nacional de Conalep, Enrique Ku Herrera, a reconsiderar esas cuotas y absorberlas desde la SEP, porque las familias, en este momento, no pueden pagarlas.

Dijo que hará lo propio desde el Congreso local vía un Punto de Acuerdo, formalizando la solicitud de eliminar estos pagos que por el momento, son imposibles de cubrir por parte de las familias capitalinas.

Lamentó esa situación y señaló al titular de la SEP, Esteban Moctezuma Barragán, como responsable, porque no tiene la solidaridad debida con los padres de familia que no pueden cubrir el pago.

No sólo por la inscripción, dijo, sino de las famosas cuotas, que es dinero no transparentado ni ingresado a la tesorería federal, sino que son fondos de ahorro que únicamente manejan los directores en turno durante los periodos escolares.

Informó que a los padres de familia se les cobran 850 pesos de entrada, más 113 pesos por módulos reprobados, una cooperación escolar de 160 pesos y el Seguro Estudiantil que son de 62 pesos, siendo que este último lo ofrece el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).