/ miércoles 15 de enero de 2020

FFYL firma carta compromiso de no represalias contra paristas

Se acordó crear una materia con perspectiva de género

En la Facultad de Filosofía y Letras (FFYL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se mantiene el paro pero llegan al acuerdo con su director de que no habrá represalias contra las mujeres paristas, y de la creación de una materia con perspectiva de género.

Después de tres horas de diálogo, y de dos meses de paro Jorge Linares, director de la FFYL, firmó en nombre de la UNAM una carta compromiso en la que no podrán prescribir los delitos contra las mujeres, y que tampoco ejercerán actos de intimidación contra las que tomaron el plantel.

Ya no habrá prescripción de los delitos de violencia de género, antes las alumnas tenían máximo como un año para interponer la denuncia, se acordó.

"Carta compromiso de no represalias, de no ejercer ningún acto de incriminación, intimidación, criminalización, y acción pendiente a violentar de forma física, académica, moral, económica, psicológica, administrativa o legal a cualquiera de las mujeres o disidencias que hemos participado activamente en el transcurso de la toma”, se leyó.

“De ser sometidas a alguna clase de represalia consideraremos estos actos como una falta de responsabilidad especialmente grave que atenta contra nuestro derecho a la legitima protesta, así como la existencia de espacios de lucha", siguió el texto.

Desde hace dos meses un grupo denominado mujeres organizadas tomó la FFYL ante las 82 denuncias contra maestros y alumnos acosadores sexuales, y apenas este miércoles 15 de enero del 2020 iniciaron un dialogo en el edificio pilares, cercano a la biblioteca central.

Se acordó la creación de la comisión tripartita integrada, la cual será autónoma, y con presupuesto, esta servirá para darle continuidad a las denuncias.

"Pues el actual protocolo de atención a denuncias tiene fallas, sesgos, malas prácticas, y es importante que se mantenga este acuerdo para los casos futuros", expuso Alejandra una de las estudiantes.

Dentro de las promesas también está la no eliminación de la expresión gráfica de las pintas hasta la finalización del semestre 2020-2, y la permanencia del muro de agresores y las murales en este paro.

Asimismo se propuso la aplicación de cursos de perspectiva de género presenciales, pero el director Linares, dijo que en línea por lo que en esto todavía no quedaron conformes.

Además, las alumnas denunciaron que hace falta atención psicológica por lo que les propusieron dos, pero las mujeres quieren tres, y dentro de este diálogo acordaron que en el curso propedéutico la aplicación de clases con perspectiva de género a partir de este nuevo ciclo escolar.

Las mujeres también ganaron que haya una materia obligatoria de género, y esperan que en cinco años ya esté lista para que la impartan.

Otro de los compromisos es la transparencia de información en cuanto a las denuncias de la violencia de género. Habrá una plataforma independiente de la facultad, y deberá haber informe semestral donde se pueda saber el estado de la denuncia, y el tiempo en que se resolvió.

Por último, la UNAM deberá pedir una disculpa pública a la familia de Mariela Díaz Valverde quien desapareció en Iztapalapa en 2018.

En la Facultad de Filosofía y Letras (FFYL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se mantiene el paro pero llegan al acuerdo con su director de que no habrá represalias contra las mujeres paristas, y de la creación de una materia con perspectiva de género.

Después de tres horas de diálogo, y de dos meses de paro Jorge Linares, director de la FFYL, firmó en nombre de la UNAM una carta compromiso en la que no podrán prescribir los delitos contra las mujeres, y que tampoco ejercerán actos de intimidación contra las que tomaron el plantel.

Ya no habrá prescripción de los delitos de violencia de género, antes las alumnas tenían máximo como un año para interponer la denuncia, se acordó.

"Carta compromiso de no represalias, de no ejercer ningún acto de incriminación, intimidación, criminalización, y acción pendiente a violentar de forma física, académica, moral, económica, psicológica, administrativa o legal a cualquiera de las mujeres o disidencias que hemos participado activamente en el transcurso de la toma”, se leyó.

“De ser sometidas a alguna clase de represalia consideraremos estos actos como una falta de responsabilidad especialmente grave que atenta contra nuestro derecho a la legitima protesta, así como la existencia de espacios de lucha", siguió el texto.

Desde hace dos meses un grupo denominado mujeres organizadas tomó la FFYL ante las 82 denuncias contra maestros y alumnos acosadores sexuales, y apenas este miércoles 15 de enero del 2020 iniciaron un dialogo en el edificio pilares, cercano a la biblioteca central.

Se acordó la creación de la comisión tripartita integrada, la cual será autónoma, y con presupuesto, esta servirá para darle continuidad a las denuncias.

"Pues el actual protocolo de atención a denuncias tiene fallas, sesgos, malas prácticas, y es importante que se mantenga este acuerdo para los casos futuros", expuso Alejandra una de las estudiantes.

Dentro de las promesas también está la no eliminación de la expresión gráfica de las pintas hasta la finalización del semestre 2020-2, y la permanencia del muro de agresores y las murales en este paro.

Asimismo se propuso la aplicación de cursos de perspectiva de género presenciales, pero el director Linares, dijo que en línea por lo que en esto todavía no quedaron conformes.

Además, las alumnas denunciaron que hace falta atención psicológica por lo que les propusieron dos, pero las mujeres quieren tres, y dentro de este diálogo acordaron que en el curso propedéutico la aplicación de clases con perspectiva de género a partir de este nuevo ciclo escolar.

Las mujeres también ganaron que haya una materia obligatoria de género, y esperan que en cinco años ya esté lista para que la impartan.

Otro de los compromisos es la transparencia de información en cuanto a las denuncias de la violencia de género. Habrá una plataforma independiente de la facultad, y deberá haber informe semestral donde se pueda saber el estado de la denuncia, y el tiempo en que se resolvió.

Por último, la UNAM deberá pedir una disculpa pública a la familia de Mariela Díaz Valverde quien desapareció en Iztapalapa en 2018.