/ martes 27 de octubre de 2020

Perfilan ruta de la Ciudad de México incluyente 2020-2040

Cumple con los tiempos establecidos en la Ley del Sistema de Planeación del Desarrollo

Ciudad de México.- En el Congreso capitalino está a disposición de los diputados locales el Plan General de Desarrollo de la Ciudad de México 2020-2040, que contiene siete apartados y la manera en que se le dará seguimiento. De acuerdo con la actual administración, cumple con los tiempos establecidos en la Ley del Sistema de Planeación del Desarrollo.

Por lo que hace al rubro de una metrópoli igualitaria y de derechos, educadora y de bienestar, se expone que se abatirán las brechas económicas, sociales, territoriales y de género, para fomentar la igualdad entre mujeres y hombres en la toma de decisiones de la vida comunitaria, así como en todos los ámbitos de gobierno y sector privado.

Está previsto rechazar y combatir los estereotipos de género, cosificación, estigmatización y discriminación; se habrá puesto fin a todas las formas de acoso y violencia contra las mujeres, ya que las políticas en favor de la autonomía y la igualdad sustantiva tendrán la más alta prioridad y soporte presupuestal.

Se establece que para garantizar el ejercicio efectivo de los derechos de los habitantes en la capital se invertirá en procesos de educación gratuita, de alta calidad, incluyente, intercultural, innovadora y de aprendizaje, a fin de consolidar a la Ciudad de México como una ciudad educadora y del conocimiento.

La autoridad prevé reconocer la aportación económica de las mujeres a la sociedad por su trabajo en el hogar y en los cuidados, con la creación de un Sistema Universal de Cuidados y Bienestar; con la educación sexual se eliminarán los embarazos tempranos y no deseados; todas las mujeres seguirán ejerciendo, en su caso, su derecho a la Interrupción Legal del Embarazo.

Quedará garantizado el derecho de niñas, niños y adolescentes a una alimentación adecuada y para su desarrollo integral, físico y mental, así como la no discriminación contra niñas y mujeres, en particular, pertenecientes a comunidades indígenas residentes o migrantes.

En tanto que sociedad y gobierno impedirán toda forma de discriminación y exclusión que atente contra la dignidad de las niñas y las mujeres, personas indígenas, de la comunidad LGBTTTI+, con discapacidad y adultos mayores, ya que los derechos humanos serán plenamente promovidos, respetados y protegidos.

Quedará fortalecida la capacidad de respuesta de la sociedad y gobierno para enfrentar desafíos planteados por la aparición de enfermedades epidémicas y el aumento de los riesgos a la salud derivados del calentamiento global y el cambio climático.

La urbe tendrá un sistema público de salud, universal, gratuito, integral e incluyente para garantizar el derecho a la salud de los habitantes, aumentará la esperanza de vida de la población en las zonas prioritarias, se tendrá un sistema robusto de atención geriátrica, y la salud mental se atenderá de manera integral mediante acceso a diagnóstico y tratamiento oportunos.

El derecho al deporte será una prioridad en la capital del país, ya que se fortalecerá la infraestructura deportiva y la construcción de nuevos centros sociales, deportivos, rehabilitación, mejoramiento y mantenimiento de los ya existentes. Para fomentar la cultura se equiparán espacios y construirá infraestructura para la creación y manifestación artística y cultural en espacios públicos; el patrimonio histórico y cultural de la Ciudad se protegerá intensivamente como derecho a la memoria.

David Deolarte | La Prensa

Sobre el derecho a la vivienda, se facilitará una oferta accesible e incluyente, segura, de calidad y servicios, que favorezca el bienestar y la eliminación del hacinamiento. Asimismo, se enfatizará la seguridad de los inmuebles ante riesgos sísmicos y de otros tipos, técnicas e innovaciones constructivas que favorezcan la sustentabilidad ambiental.

La capital del país contará con los estándares de calidad de vida de las ciudades con mayor prosperidad e igualdad, ya que se habrá evitado el decrecimiento de la población e incrementado la esperanza de vida con salud, bienestar y mejor distribución demográfica.

En lo relativo a una metrópoli próspera y dinámica, se fortalecerá la economía local para la construcción de espacios de desarrollo y bienestar distribuidos de manera equitativa, generación de empleos dignos, seguridad social y pleno respeto a los derechos laborales; se incorporará la innovación tecnológica y proyectos sustentables orientados por los principios de la economía circular.

Además, se atraerán inversiones hacia zonas actualmente menos dinámicas para disminuir las desigualdades económicas territoriales y ofrecer oportunidades de trabajo de calidad; se apoyará a la economía social y de barrio, a los pequeños negocios para incrementar su enriquecimiento.

SUSTENTABILIDAD

Con relación a una urbe sustentable, sana y resiliente, el documento que entregó el pasado 1° de octubre el titular de la Secretaría de Gobierno, José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, a la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso de la Ciudad de México, Margarita Saldaña Hernández, expone que se logrará sustentabilidad con la aceleración de la tendencia de mejora de la calidad del aire, se cumplirán los compromisos de acción climática para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, las áreas verdes se ampliarán y la biodiversidad se recuperará, se restaurarán las áreas protegidas y el suelo de conservación se protegerá íntegramente.

Los residuos serán aprovechados bajo las formas de la economía circular, lo que contribuirá a la generación de energía y otros productos para aspirar a una ciudad de basura cero; esto permitirá una nueva economía verde y de cooperación con industrias emergentes y esquemas productivos innovadores.

Se garantizará el derecho al agua y de calidad para todos los habitantes, se acabará la sobreexplotación del acuífero de la Ciudad de México, y en coordinación con las autoridades federales y de otras entidades, se trabajará en la restauración de las cuencas de las que se abastece de agua la capital del país.

También se tendrá una mayor cultura de la protección civil y de prevención, innovación en el desarrollo de capacidades digitales y de información, para responder a los sismos y otras emergencias, por lo que la población de la Ciudad de México aumentará su resiliencia y vivirá más segura ante los riesgos de desastres causados por fenómenos naturales extremos.

Para un equilibrio y orden territorial, se propone reducir las desigualdades entre zonas urbanas y rurales. Los habitantes de las mil 812 colonias de la capital contarán con un espacio público digno e incluyente y áreas verdes a menos de un kilómetro de distancia.

Foto Cortesía | Gobierno CDMX

Los espacios públicos serán libres de violencia, contarán con accesibilidad, seguridad, redes de tecnología avanzada, infraestructura, ecotecnias y mobiliario de vanguardia.

Se contará con una movilidad integrada, incluyente, segura y limpia, ya que se reducirán los tiempos de traslado, incrementará la accesibilidad y se logrará una mejor experiencia de viaje. El transporte público contará con acciones en favor de las mujeres y accesibilidad para personas con discapacidad; la red se ampliará integralmente y existirán mayores opciones de movilidad eléctrica.

Las vías públicas se reordenarán para privilegiar los espacios peatonales, al transporte público de superficie y las ciclovías; se incorporarán nuevas tecnologías y métodos de control de tránsito y ocupación, con el objetivo de reducir el tráfico vehicular.

PAZ Y JUSTICIA

En torno a la paz y justicia, se expone que la violencia se habrá reducido significativamente con la estrategia integral de seguridad y justicia basada en cinco ejes: atención a las causas sociales del delito; más y mejores policías; coordinación entre autoridades y niveles de gobierno; inteligencia policial, de datos y social, así como eficiencia en la provisión de justicia; y la construcción de un marco legal que habilite los cuatro puntos anteriores.

Se garantizará el acceso igualitario de jóvenes a los derechos como la educación, cultura y deporte, a través de la recuperación de los espacios públicos que generen un ambiente de paz y libre de violencia. También se contará con una policía más cercana a la gente y eficaz en la prevención e investigación del delito.

Habrá consolidación de una policía que rinda cuentas de su desempeño e implemente protocolos de justicia procedimental en los que se trate a las personas con dignidad y respeto. Para garantizar el derecho y el acceso efectivo a la justicia, se contará con una Fiscalía General de Justicia (FGJ) plenamente autónoma, que lidere con eficacia las investigaciones que reduzcan la impunidad y desarticulen a las organizaciones delictivas.

La procuración de justicia habrá conseguido cero impunidad en feminicidios, delitos sexuales graves, trata de personas y otras violaciones graves a derechos humanos, con protección efectiva e integral a las víctimas; se reducirán los tiempos para levantar una denuncia y será factible hacerlo de modo digital en diversos delitos.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y la FGJ, habrán realizado investigaciones y acciones conjuntas que derivan en el desmantelamiento de las estructuras de organizaciones delictivas, en el marco de sus atribuciones y salvaguardando los derechos humanos.

Por otra parte, en el rubro de ciudad innovadora y basada en conocimiento, se precisa que, mediante la aceleración en la innovación tecnológica y el desarrollo científico, se garantizará la rendición de cuentas de la administración pública, se abatirán las brechas socio-digitales, se fortalecerá y ampliará el acceso a los derechos. La urbe será innovadora y de derechos, con impulso al cambio social, mediante la responsabilidad gubernamental y, será un espacio con comunidades más informadas y participativas que hacen uso intensivo del conocimiento científico en su vida cotidiana.

En relación a una ciudad de gobierno honesto, cercano y buena administración, se consolidará un ejercicio gubernamental plenamente honesto, austero, eficiente, abierto y transparente, que cumpla con los principios del derecho al buen gobierno y a la buena administración. El gobierno será cercano a la gente, se mejorará la atención de trámites y servicios, mediante el desarrollo e implementación de herramientas digitales.

Ignacio Huitzil | La Prensa

La corrupción no será tolerada ni quedará impune, porque se mantendrá la investigación y sanción de los delitos, además de que se rendirá constantemente cuentas a la ciudadanía. Las compras públicas serán transparentes y competidas con un sistema digital.

Mientras, la actividad gubernamental se ejercerá con austeridad y sin privilegios, porque el Gobierno citadino fortalecerá sus capacidades hacendarias, sus ingresos y presupuestos. Se modernizarán los esquemas de recaudación mediante la innovación y digitalización de procesos; los presupuestos se ejercerán de forma transparente, se asignarán con visión de largo plazo, planeación multianual y tendrán una mayor proporción dedicada a las inversiones en la infraestructura para el bienestar.

Habrá un mecanismo de seguimiento y evaluación periódica del Plan General de Desarrollo 2020-2040, con rendición de cuentas para asegurar el cumplimiento de sus objetivos y metas en beneficio de los habitantes.

Todas las dimensiones tendrán interacción y coordinación, se retroalimentarán para conseguir la integración social, reducción de las desigualdades y el ejercicio progresivo de los derechos.

Contiene el documento las bases para políticas públicas e instrumentos para el desarrollo de proyectos transexenales en beneficio de los habitantes, y forma parte del proceso de creación del Instituto de Planeación de la Ciudad de México.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado





Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Ciudad de México.- En el Congreso capitalino está a disposición de los diputados locales el Plan General de Desarrollo de la Ciudad de México 2020-2040, que contiene siete apartados y la manera en que se le dará seguimiento. De acuerdo con la actual administración, cumple con los tiempos establecidos en la Ley del Sistema de Planeación del Desarrollo.

Por lo que hace al rubro de una metrópoli igualitaria y de derechos, educadora y de bienestar, se expone que se abatirán las brechas económicas, sociales, territoriales y de género, para fomentar la igualdad entre mujeres y hombres en la toma de decisiones de la vida comunitaria, así como en todos los ámbitos de gobierno y sector privado.

Está previsto rechazar y combatir los estereotipos de género, cosificación, estigmatización y discriminación; se habrá puesto fin a todas las formas de acoso y violencia contra las mujeres, ya que las políticas en favor de la autonomía y la igualdad sustantiva tendrán la más alta prioridad y soporte presupuestal.

Se establece que para garantizar el ejercicio efectivo de los derechos de los habitantes en la capital se invertirá en procesos de educación gratuita, de alta calidad, incluyente, intercultural, innovadora y de aprendizaje, a fin de consolidar a la Ciudad de México como una ciudad educadora y del conocimiento.

La autoridad prevé reconocer la aportación económica de las mujeres a la sociedad por su trabajo en el hogar y en los cuidados, con la creación de un Sistema Universal de Cuidados y Bienestar; con la educación sexual se eliminarán los embarazos tempranos y no deseados; todas las mujeres seguirán ejerciendo, en su caso, su derecho a la Interrupción Legal del Embarazo.

Quedará garantizado el derecho de niñas, niños y adolescentes a una alimentación adecuada y para su desarrollo integral, físico y mental, así como la no discriminación contra niñas y mujeres, en particular, pertenecientes a comunidades indígenas residentes o migrantes.

En tanto que sociedad y gobierno impedirán toda forma de discriminación y exclusión que atente contra la dignidad de las niñas y las mujeres, personas indígenas, de la comunidad LGBTTTI+, con discapacidad y adultos mayores, ya que los derechos humanos serán plenamente promovidos, respetados y protegidos.

Quedará fortalecida la capacidad de respuesta de la sociedad y gobierno para enfrentar desafíos planteados por la aparición de enfermedades epidémicas y el aumento de los riesgos a la salud derivados del calentamiento global y el cambio climático.

La urbe tendrá un sistema público de salud, universal, gratuito, integral e incluyente para garantizar el derecho a la salud de los habitantes, aumentará la esperanza de vida de la población en las zonas prioritarias, se tendrá un sistema robusto de atención geriátrica, y la salud mental se atenderá de manera integral mediante acceso a diagnóstico y tratamiento oportunos.

El derecho al deporte será una prioridad en la capital del país, ya que se fortalecerá la infraestructura deportiva y la construcción de nuevos centros sociales, deportivos, rehabilitación, mejoramiento y mantenimiento de los ya existentes. Para fomentar la cultura se equiparán espacios y construirá infraestructura para la creación y manifestación artística y cultural en espacios públicos; el patrimonio histórico y cultural de la Ciudad se protegerá intensivamente como derecho a la memoria.

David Deolarte | La Prensa

Sobre el derecho a la vivienda, se facilitará una oferta accesible e incluyente, segura, de calidad y servicios, que favorezca el bienestar y la eliminación del hacinamiento. Asimismo, se enfatizará la seguridad de los inmuebles ante riesgos sísmicos y de otros tipos, técnicas e innovaciones constructivas que favorezcan la sustentabilidad ambiental.

La capital del país contará con los estándares de calidad de vida de las ciudades con mayor prosperidad e igualdad, ya que se habrá evitado el decrecimiento de la población e incrementado la esperanza de vida con salud, bienestar y mejor distribución demográfica.

En lo relativo a una metrópoli próspera y dinámica, se fortalecerá la economía local para la construcción de espacios de desarrollo y bienestar distribuidos de manera equitativa, generación de empleos dignos, seguridad social y pleno respeto a los derechos laborales; se incorporará la innovación tecnológica y proyectos sustentables orientados por los principios de la economía circular.

Además, se atraerán inversiones hacia zonas actualmente menos dinámicas para disminuir las desigualdades económicas territoriales y ofrecer oportunidades de trabajo de calidad; se apoyará a la economía social y de barrio, a los pequeños negocios para incrementar su enriquecimiento.

SUSTENTABILIDAD

Con relación a una urbe sustentable, sana y resiliente, el documento que entregó el pasado 1° de octubre el titular de la Secretaría de Gobierno, José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, a la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso de la Ciudad de México, Margarita Saldaña Hernández, expone que se logrará sustentabilidad con la aceleración de la tendencia de mejora de la calidad del aire, se cumplirán los compromisos de acción climática para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, las áreas verdes se ampliarán y la biodiversidad se recuperará, se restaurarán las áreas protegidas y el suelo de conservación se protegerá íntegramente.

Los residuos serán aprovechados bajo las formas de la economía circular, lo que contribuirá a la generación de energía y otros productos para aspirar a una ciudad de basura cero; esto permitirá una nueva economía verde y de cooperación con industrias emergentes y esquemas productivos innovadores.

Se garantizará el derecho al agua y de calidad para todos los habitantes, se acabará la sobreexplotación del acuífero de la Ciudad de México, y en coordinación con las autoridades federales y de otras entidades, se trabajará en la restauración de las cuencas de las que se abastece de agua la capital del país.

También se tendrá una mayor cultura de la protección civil y de prevención, innovación en el desarrollo de capacidades digitales y de información, para responder a los sismos y otras emergencias, por lo que la población de la Ciudad de México aumentará su resiliencia y vivirá más segura ante los riesgos de desastres causados por fenómenos naturales extremos.

Para un equilibrio y orden territorial, se propone reducir las desigualdades entre zonas urbanas y rurales. Los habitantes de las mil 812 colonias de la capital contarán con un espacio público digno e incluyente y áreas verdes a menos de un kilómetro de distancia.

Foto Cortesía | Gobierno CDMX

Los espacios públicos serán libres de violencia, contarán con accesibilidad, seguridad, redes de tecnología avanzada, infraestructura, ecotecnias y mobiliario de vanguardia.

Se contará con una movilidad integrada, incluyente, segura y limpia, ya que se reducirán los tiempos de traslado, incrementará la accesibilidad y se logrará una mejor experiencia de viaje. El transporte público contará con acciones en favor de las mujeres y accesibilidad para personas con discapacidad; la red se ampliará integralmente y existirán mayores opciones de movilidad eléctrica.

Las vías públicas se reordenarán para privilegiar los espacios peatonales, al transporte público de superficie y las ciclovías; se incorporarán nuevas tecnologías y métodos de control de tránsito y ocupación, con el objetivo de reducir el tráfico vehicular.

PAZ Y JUSTICIA

En torno a la paz y justicia, se expone que la violencia se habrá reducido significativamente con la estrategia integral de seguridad y justicia basada en cinco ejes: atención a las causas sociales del delito; más y mejores policías; coordinación entre autoridades y niveles de gobierno; inteligencia policial, de datos y social, así como eficiencia en la provisión de justicia; y la construcción de un marco legal que habilite los cuatro puntos anteriores.

Se garantizará el acceso igualitario de jóvenes a los derechos como la educación, cultura y deporte, a través de la recuperación de los espacios públicos que generen un ambiente de paz y libre de violencia. También se contará con una policía más cercana a la gente y eficaz en la prevención e investigación del delito.

Habrá consolidación de una policía que rinda cuentas de su desempeño e implemente protocolos de justicia procedimental en los que se trate a las personas con dignidad y respeto. Para garantizar el derecho y el acceso efectivo a la justicia, se contará con una Fiscalía General de Justicia (FGJ) plenamente autónoma, que lidere con eficacia las investigaciones que reduzcan la impunidad y desarticulen a las organizaciones delictivas.

La procuración de justicia habrá conseguido cero impunidad en feminicidios, delitos sexuales graves, trata de personas y otras violaciones graves a derechos humanos, con protección efectiva e integral a las víctimas; se reducirán los tiempos para levantar una denuncia y será factible hacerlo de modo digital en diversos delitos.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y la FGJ, habrán realizado investigaciones y acciones conjuntas que derivan en el desmantelamiento de las estructuras de organizaciones delictivas, en el marco de sus atribuciones y salvaguardando los derechos humanos.

Por otra parte, en el rubro de ciudad innovadora y basada en conocimiento, se precisa que, mediante la aceleración en la innovación tecnológica y el desarrollo científico, se garantizará la rendición de cuentas de la administración pública, se abatirán las brechas socio-digitales, se fortalecerá y ampliará el acceso a los derechos. La urbe será innovadora y de derechos, con impulso al cambio social, mediante la responsabilidad gubernamental y, será un espacio con comunidades más informadas y participativas que hacen uso intensivo del conocimiento científico en su vida cotidiana.

En relación a una ciudad de gobierno honesto, cercano y buena administración, se consolidará un ejercicio gubernamental plenamente honesto, austero, eficiente, abierto y transparente, que cumpla con los principios del derecho al buen gobierno y a la buena administración. El gobierno será cercano a la gente, se mejorará la atención de trámites y servicios, mediante el desarrollo e implementación de herramientas digitales.

Ignacio Huitzil | La Prensa

La corrupción no será tolerada ni quedará impune, porque se mantendrá la investigación y sanción de los delitos, además de que se rendirá constantemente cuentas a la ciudadanía. Las compras públicas serán transparentes y competidas con un sistema digital.

Mientras, la actividad gubernamental se ejercerá con austeridad y sin privilegios, porque el Gobierno citadino fortalecerá sus capacidades hacendarias, sus ingresos y presupuestos. Se modernizarán los esquemas de recaudación mediante la innovación y digitalización de procesos; los presupuestos se ejercerán de forma transparente, se asignarán con visión de largo plazo, planeación multianual y tendrán una mayor proporción dedicada a las inversiones en la infraestructura para el bienestar.

Habrá un mecanismo de seguimiento y evaluación periódica del Plan General de Desarrollo 2020-2040, con rendición de cuentas para asegurar el cumplimiento de sus objetivos y metas en beneficio de los habitantes.

Todas las dimensiones tendrán interacción y coordinación, se retroalimentarán para conseguir la integración social, reducción de las desigualdades y el ejercicio progresivo de los derechos.

Contiene el documento las bases para políticas públicas e instrumentos para el desarrollo de proyectos transexenales en beneficio de los habitantes, y forma parte del proceso de creación del Instituto de Planeación de la Ciudad de México.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado





Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

República

Karina abordó un Uber y fue asesinada cuando iba camino a casa

El cuerpo de la joven de 23 años fue encontrado entre la maleza, desnudo y golpeado, en un lote baldío al sur de Hermosillo

Policiaca

Violaron y secuestraron a una joven en un taxi en calles de Edomex

La víctima salió de su domicilio para dirigirse a su lugar de trabajo, por ello abordó un taxi a la altura de la comunidad de Santiago Coaxustenco