/ jueves 20 de febrero de 2020

Hoy arranca la Berlinale con nuevos directores

Cate Blanchett, Johnny Depp, Javier Bardem, Salma Hayek y Willem Dafoe, acudirán al festival

BERLÍN. El telón de la Berlinale se levanta hoy con el estreno mundial de El año que trabajé para Salinger del canadiense Philippe Falardeau, celebrando el 70 aniversario del certamen y los 50 años de la prestigiosa sección paralela Forum. Ambos estrenan además nuevos directores artísticos.

El italiano Carlo Chatrian, ex jefe del festival de Locarno, asume la dirección artística de la Berlinale, reemplazando al alemán Dieter Kosslick quien se retira después de 19 fructíferos años en el timón, mientras que la crítica alemana Cristina Nord toma las riendas del Forum. La llegada del primero y el contenido de su programación, despiertan expectativas respecto al futuro perfil del encuentro, que parece necesitar una cierta renovación.

A primera vista en el programa anunciado por Chatrian domina el cine de autor, por encima de aquel de estrellas y gran público que suele formar parte de la programación de sus dinámicos competidores europeos, los festivales de Cannes y de Venecia.

El cine norteamericano “industrial” está casi ausente del programa competitivo; entre las 18 películas seleccionadas de las mil 860 candidatas, hay un par de estadounidenses de producción independiente, destacando Primera Vaca de Kelly Reichardt. Las películas en competencia dirigidas por mujeres son seis, un porcentaje de 33% comparado con 19% para Cannes y 10% para Venecia el año pasado.

Conocidos representantes del cine de autor compiten por el codiciado Oso de Oro, confirmando la predilección de Chatrian por este tipo de cine, lo que además lo llevó a crear una nueva sección competitiva, Encounters, con 15 películas. Por otro lado, eliminó las secciones dedicadas al cine culinario, el cine indígena y las películas fuera de competencia. Estas últimas se reagoupan en la sección Berlinale Special y Berlinale (TV) Series donde este año entre las más esperadas están El charlatán de la prolífica veterana polaca Agnieszka Holland y Pinocchio del italiano Matteo Garrone, y la serie documental sobre Hillary Clinton.

Entre los cineastas/autores presentes se encuentran la británica Sally Potter, el coreano Hong Sangsoo, los rumanos Cristi Puiu y Radu Jude, el taiwanés Tsai Ming Liang, el francés Philippe Garrel, el cambodiano Rithy Panh, el alemán Alexamder Kluge y el controvertido estadounidense Abel Ferrara. También presentes con sus últimos filmes el iraní Rasoulof, no autorizado a salir de su país por las autoridades de Teherán y el ucraniano Oleg Sentsov, recién liberado por las autoridades de Moscú a raíz de una larga campaña llevada a cabo por la comunidad cimematográfica internacional.

Foto: EFE

El país anfitrión tiene tres películas en competencia, encabezadas por la última aportación de Christian Petzold, quien aparece por enésima vez en la Berlinale y una nueva versión fílmica del emblemático libro de Alfred Doblin de 1929 Berlin Alexanderplatz dirigida por Burhan Qurbani.

A pesar de la predominancia del cine de autor, un considerable número de estrellas del cine internacional estará presente en el certamen, desfilando por la alfombra roja del Berlinale Palast, la sede del certamen; entre otros, Cate Blanchett, Johnny Depp, Helen Mirren, Javier Bardem, Salma Hayek, Willem Dafoe, Sigourney Weaver y Elle Fanning.

El jurado internacional para las películas en competencia, es presidido por el actor británico Jeremy Irons y entre sus siete miembros destacan la realizadora palestina Annemarie Jacir, la actriz franco argentina Berenice Bejó y el realizador brasileño Kleber Mendonca Filho.

De América Latina, Argentina y Brasil destacan con su presencia en todas las secciones. El cine argentino se encuentra en la Competencia Internacional, Encounters, Forum y la sección no competitiva Panorama, con nada menos que 10 películas, seguido por Brasil con siete. Chile, Cuba y Uruguay, participan con una película cada uno mientras que Colombia cuenta con dos.

Mexico está presente en competición a través de una coproducción con Argentina y con otro filme en la sección Generation, rerservada al cine para niños y jóvenes. La directora de Imcine María Novaro, cuyo último filme, Tesoros fue estrenado en esta sección en 2017, regresa a Generation, como miembro del jurado.

El cine nacional está además de nuevo presente en el mercado del film (EFM) mientras que jóvenes cineastas mexicanos forman parte de Berlinale Talents, la sección que viajará el próximo mes al festival de Guadalajara para acoger y dar adiestramiento en colaboración con el festival tapatío dentro del Talents Guadalajara, a jóvenes cineastas latinoamericanos.

JLP


BERLÍN. El telón de la Berlinale se levanta hoy con el estreno mundial de El año que trabajé para Salinger del canadiense Philippe Falardeau, celebrando el 70 aniversario del certamen y los 50 años de la prestigiosa sección paralela Forum. Ambos estrenan además nuevos directores artísticos.

El italiano Carlo Chatrian, ex jefe del festival de Locarno, asume la dirección artística de la Berlinale, reemplazando al alemán Dieter Kosslick quien se retira después de 19 fructíferos años en el timón, mientras que la crítica alemana Cristina Nord toma las riendas del Forum. La llegada del primero y el contenido de su programación, despiertan expectativas respecto al futuro perfil del encuentro, que parece necesitar una cierta renovación.

A primera vista en el programa anunciado por Chatrian domina el cine de autor, por encima de aquel de estrellas y gran público que suele formar parte de la programación de sus dinámicos competidores europeos, los festivales de Cannes y de Venecia.

El cine norteamericano “industrial” está casi ausente del programa competitivo; entre las 18 películas seleccionadas de las mil 860 candidatas, hay un par de estadounidenses de producción independiente, destacando Primera Vaca de Kelly Reichardt. Las películas en competencia dirigidas por mujeres son seis, un porcentaje de 33% comparado con 19% para Cannes y 10% para Venecia el año pasado.

Conocidos representantes del cine de autor compiten por el codiciado Oso de Oro, confirmando la predilección de Chatrian por este tipo de cine, lo que además lo llevó a crear una nueva sección competitiva, Encounters, con 15 películas. Por otro lado, eliminó las secciones dedicadas al cine culinario, el cine indígena y las películas fuera de competencia. Estas últimas se reagoupan en la sección Berlinale Special y Berlinale (TV) Series donde este año entre las más esperadas están El charlatán de la prolífica veterana polaca Agnieszka Holland y Pinocchio del italiano Matteo Garrone, y la serie documental sobre Hillary Clinton.

Entre los cineastas/autores presentes se encuentran la británica Sally Potter, el coreano Hong Sangsoo, los rumanos Cristi Puiu y Radu Jude, el taiwanés Tsai Ming Liang, el francés Philippe Garrel, el cambodiano Rithy Panh, el alemán Alexamder Kluge y el controvertido estadounidense Abel Ferrara. También presentes con sus últimos filmes el iraní Rasoulof, no autorizado a salir de su país por las autoridades de Teherán y el ucraniano Oleg Sentsov, recién liberado por las autoridades de Moscú a raíz de una larga campaña llevada a cabo por la comunidad cimematográfica internacional.

Foto: EFE

El país anfitrión tiene tres películas en competencia, encabezadas por la última aportación de Christian Petzold, quien aparece por enésima vez en la Berlinale y una nueva versión fílmica del emblemático libro de Alfred Doblin de 1929 Berlin Alexanderplatz dirigida por Burhan Qurbani.

A pesar de la predominancia del cine de autor, un considerable número de estrellas del cine internacional estará presente en el certamen, desfilando por la alfombra roja del Berlinale Palast, la sede del certamen; entre otros, Cate Blanchett, Johnny Depp, Helen Mirren, Javier Bardem, Salma Hayek, Willem Dafoe, Sigourney Weaver y Elle Fanning.

El jurado internacional para las películas en competencia, es presidido por el actor británico Jeremy Irons y entre sus siete miembros destacan la realizadora palestina Annemarie Jacir, la actriz franco argentina Berenice Bejó y el realizador brasileño Kleber Mendonca Filho.

De América Latina, Argentina y Brasil destacan con su presencia en todas las secciones. El cine argentino se encuentra en la Competencia Internacional, Encounters, Forum y la sección no competitiva Panorama, con nada menos que 10 películas, seguido por Brasil con siete. Chile, Cuba y Uruguay, participan con una película cada uno mientras que Colombia cuenta con dos.

Mexico está presente en competición a través de una coproducción con Argentina y con otro filme en la sección Generation, rerservada al cine para niños y jóvenes. La directora de Imcine María Novaro, cuyo último filme, Tesoros fue estrenado en esta sección en 2017, regresa a Generation, como miembro del jurado.

El cine nacional está además de nuevo presente en el mercado del film (EFM) mientras que jóvenes cineastas mexicanos forman parte de Berlinale Talents, la sección que viajará el próximo mes al festival de Guadalajara para acoger y dar adiestramiento en colaboración con el festival tapatío dentro del Talents Guadalajara, a jóvenes cineastas latinoamericanos.

JLP


Policiaca

Torturado y sin piel en el rostro fue hallado un cuerpo en Chalco

Las lesiones en el cuerpo desnudo y las partes íntimas, dejaron en evidencia la posible tortura a la que fue sometida la víctima

Futbol

FC Dallas se retira de la MLS por contagio de 10 futbolistas por Covid-19

Además de los 10 futbolistas, un integrante del cuerpo técnico de la franquicia también dio positivo por coronavirus

Mundo

[Video] Calcina a 7 explosión de camión cisterna volcado en Colombia

La gente cargaba bidones y rodeaba a la unidad siniestrada, cuando de un momento a otro se produjo el estruendo

México

Insabi y gobierno de Oaxaca acuerdan acciones para convertirse en referente mundial en atención a la salud

Se ampliará de 25 a 42 camas del Hospital de Especialidades de Juchitán de Zaragoza convertido en unidad  COVID-19, ante el incremento de casos

Política

La Mañanera vista por Reyes Razo | "A nuestro país no le conviene pelearse con EU"

En su conferencia matutina, el Presidente volvió exaltar las virtudes del T-MEC