/ viernes 11 de octubre de 2019

Elisapie Isaac, la voz indígena de Norteamérica llega al Cervantino

Elisapie no es nueva en el medio musical, por casi 15 años ha trabajado en la construcción de su propio estilo a través de sus propias raíces

Elisapie no es nueva en el medio musical, por casi 15 años ha trabajado en la construcción de su propio estilo a través de sus propias raíces y aunque el camino no ha sido nada fácil, en su última producción discográfica, logró transmitir el dolor de un pueblo que ha sido obligado a callar.

“La realidad a la que se enfrenta la gente indígena en diversos lugares es muy similar, no nos han dado opciones, nos han forzado a parar nuestra forma de vida que es muy única, mucha gente nos ha visto como si fuéramos menos por mucho tiempo, como si no pensáramos cosas, que no éramos muy inteligentes y creo que hay muchas cosas que reflejar de nuestra cultura”, asegura la cantante desde su habitación en entrevista para El Sol de México.

Originaria de Salluit, Elisapie se mudó a Montreal abandonado todo lo que conocía y tiempo después, nacería en ella una intensión de regresar a sus orígenes indígenas, en su disco The Ballad of the Runaway Girl (La Balada de la chica fugitiva) la cantante presenta un trabajo introspectivo con canciones reivindicativas sobre la posición de la mujer y de denuncia hacia las desapariciones y feminicidios aborígenes.

“Sólo estoy expresando lo que es importante para mi ahora, este álbum es el resultado de tres años de reflexiones. Me di cuenta de que mis mayores inspiraciones era que mi gente estaba sufriendo y que mi familia sufrieron tanto porque no tuvieron infancia, porque fueron retirados de sus comunidades, siempre hablo de ello porque esta gente no está hablando de su dolor, no hablan de eso porque no quieren revivir el trauma, es mucha gente que no quiere hablar, y este ha sido un espacio sanador”, asegura la canadiense.

Elegido como uno de los 10 mejores álbumes canadienses, la cantante ha comenzado a romper los estereotipos y el desconocimiento de la gente de su música. “Por mucho tiempo la gente pensaba que mi música era world music sólo porque cantaba en mi idioma y porque tengo la piel oscura y era muy frustrante”, recuerda, pero asegura que la distinción que le ha sido otorgado a su último material es una prueba del avance que ha tenido.

Elisapie no es nueva en el medio musical, por casi 15 años ha trabajado en la construcción de su propio estilo a través de sus propias raíces y aunque el camino no ha sido nada fácil, en su última producción discográfica, logró transmitir el dolor de un pueblo que ha sido obligado a callar.

“La realidad a la que se enfrenta la gente indígena en diversos lugares es muy similar, no nos han dado opciones, nos han forzado a parar nuestra forma de vida que es muy única, mucha gente nos ha visto como si fuéramos menos por mucho tiempo, como si no pensáramos cosas, que no éramos muy inteligentes y creo que hay muchas cosas que reflejar de nuestra cultura”, asegura la cantante desde su habitación en entrevista para El Sol de México.

Originaria de Salluit, Elisapie se mudó a Montreal abandonado todo lo que conocía y tiempo después, nacería en ella una intensión de regresar a sus orígenes indígenas, en su disco The Ballad of the Runaway Girl (La Balada de la chica fugitiva) la cantante presenta un trabajo introspectivo con canciones reivindicativas sobre la posición de la mujer y de denuncia hacia las desapariciones y feminicidios aborígenes.

“Sólo estoy expresando lo que es importante para mi ahora, este álbum es el resultado de tres años de reflexiones. Me di cuenta de que mis mayores inspiraciones era que mi gente estaba sufriendo y que mi familia sufrieron tanto porque no tuvieron infancia, porque fueron retirados de sus comunidades, siempre hablo de ello porque esta gente no está hablando de su dolor, no hablan de eso porque no quieren revivir el trauma, es mucha gente que no quiere hablar, y este ha sido un espacio sanador”, asegura la canadiense.

Elegido como uno de los 10 mejores álbumes canadienses, la cantante ha comenzado a romper los estereotipos y el desconocimiento de la gente de su música. “Por mucho tiempo la gente pensaba que mi música era world music sólo porque cantaba en mi idioma y porque tengo la piel oscura y era muy frustrante”, recuerda, pero asegura que la distinción que le ha sido otorgado a su último material es una prueba del avance que ha tenido.

Doble Vía

Punto Gamer | El Príncipe de Persia regresa a la realeza

Este retorno no solo representa la portabilidad del título original hacia nuestros días, sino la oportunidad de poder remasterizar todos los detalles posibles.

Mundo

Amy Coney Barrett, la antítesis de la juez Ruth Bader Ginsburg

Actualmente jueza del Tribunal de Apelaciones del Séptimo Circuito de EU, esta abogada de apenas 48 años parece ajustarse al libreto de esta Administración

Gossip

Aspiran al Ariel plasmando a México a través del cine

Los nominados a Película y Director para la edición 62 del Premio Ariel representan historias sobre la realidad de nuestro país, a partir de diversos géneros

Gossip

Plácido Domingo: Me he equivocado al guardar silencio

El tenor se mantiene firme al negar las acusaciones por supuestos abusos sexuales a nueve mujeres en los años ochenta

Política

Conago requiere una reforma profunda: Francisco Domínguez

Llama el gobernador de Querétaro a la unidad entre los 32 mandatarios

Sociedad

Sólo 21 de las 294 cárceles del país tienen bloqueo de llamadas

De acuerdo con las autoridades, los familiares de los reos les llevan teléfonos celulares en sus visitas