/ martes 4 de enero de 2022

Dispositivos, oportunidad de padres para acompañar a sus hijos

Este 2022 la Organización Mundial de la Salud incluyó a los videojuegos en la lista de adicciones, lo que representa un reto pues la tecnología llegó para quedarse

Los dispositivos electrónicos están en los primeros lugares de los deseos de niños y niñas para Día de Reyes, con una doble característica: son muy útiles y divertidos, pero al mismo tiempo representan un riesgo de adicción o ciberviolencia, si son usados en exceso y sin el acompañamiento de los padres.

Como jefes de familia, mamás y papás tienen la responsabilidad de decidir y platicar con sus hijos, si es el momento indicado para que tengan una consola de videojuegos o un celular, y que quede en común acuerdo que éste último no es un juguete.

La llagada de un dispositivo móvil a casa representa una oportunidad única para guiar a los menores a una vida digital saludable, antes que sea tarde, indicó la organización @Ola_Yo_Conecto, dedicada al acompañamiento digital de madres y padres en la crianza de los niños.

Los padres deben preguntarse: “¿estoy dispuesta a acompañar a mis hijos en su mundo digital? Involucrarme convencida, a tal punto de jugar con ellos, descubrir las funciones de su dispositivo y colaborar en la elección y supervisión de sitios, apps y juegos que visitan”, indicó Araceli Ramírez, directiva en la organización, como parte de las recomendaciones para esta fecha.

Este 2022 la Organización Mundial de la Salud incluyó a los videojuegos en la lista de adicciones, que incluye tratamiento por alteraciones mentales, tras un periodo largo de observación y diagnóstico especializado. El desarrollo tecnológico, llegó para quedarse y el desafío para los padres que educan en la era digital, es que asuman roles activos entendiendo la infancia y el juego, antes que convertirse en censores del momento digital por ello que pasan sus hijos, indicó.

Regaños y prohibiciones no son la vía para resolver el tema. Se requiere empatía con los niños y que los padres sean guía digital para convertir el uso en una experiencia cotidiana, que sirva para iniciar al niño en la interacción virtual de manera saludable, y así evitar riesgos como sexting o cyberbullying, establece @Ola_Yo_Conecto.

Entre los temas que hay que responder están la madurez y grado de responsabilidad que tienen los niños con su autocuidado, sus emociones, la empatía y trato con los demás, el trabajo equilibrado en escuela, casa y en sus actividades de tiempo libre.

La conclusión de los padres puede ser que tengan el dispositivo, pero también que juntos requieren fortalecer algunas de estas áreas de manera afectiva, y platicar sobre el significado e impacto de tener un dispositivo.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Quizá requieren su primera bicicleta, un juego de destreza para armar o algún otro juguete, pero en todo caso que “ni la edad ni la presión social sean la razón por la que le compran a sus hijos un dispositivo móvil, sino las necesidades y circunstancias de cada familia”, indicó Araceli Ramírez.

Igualmente importante, agregó, que se entienda que un celular no es un juguete, y al igual que otros objetos del hogar, debe tener condiciones de uso, como límites de horario y sitios donde utilizarlo para que no afecte la convivencia familiar.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado



Los dispositivos electrónicos están en los primeros lugares de los deseos de niños y niñas para Día de Reyes, con una doble característica: son muy útiles y divertidos, pero al mismo tiempo representan un riesgo de adicción o ciberviolencia, si son usados en exceso y sin el acompañamiento de los padres.

Como jefes de familia, mamás y papás tienen la responsabilidad de decidir y platicar con sus hijos, si es el momento indicado para que tengan una consola de videojuegos o un celular, y que quede en común acuerdo que éste último no es un juguete.

La llagada de un dispositivo móvil a casa representa una oportunidad única para guiar a los menores a una vida digital saludable, antes que sea tarde, indicó la organización @Ola_Yo_Conecto, dedicada al acompañamiento digital de madres y padres en la crianza de los niños.

Los padres deben preguntarse: “¿estoy dispuesta a acompañar a mis hijos en su mundo digital? Involucrarme convencida, a tal punto de jugar con ellos, descubrir las funciones de su dispositivo y colaborar en la elección y supervisión de sitios, apps y juegos que visitan”, indicó Araceli Ramírez, directiva en la organización, como parte de las recomendaciones para esta fecha.

Este 2022 la Organización Mundial de la Salud incluyó a los videojuegos en la lista de adicciones, que incluye tratamiento por alteraciones mentales, tras un periodo largo de observación y diagnóstico especializado. El desarrollo tecnológico, llegó para quedarse y el desafío para los padres que educan en la era digital, es que asuman roles activos entendiendo la infancia y el juego, antes que convertirse en censores del momento digital por ello que pasan sus hijos, indicó.

Regaños y prohibiciones no son la vía para resolver el tema. Se requiere empatía con los niños y que los padres sean guía digital para convertir el uso en una experiencia cotidiana, que sirva para iniciar al niño en la interacción virtual de manera saludable, y así evitar riesgos como sexting o cyberbullying, establece @Ola_Yo_Conecto.

Entre los temas que hay que responder están la madurez y grado de responsabilidad que tienen los niños con su autocuidado, sus emociones, la empatía y trato con los demás, el trabajo equilibrado en escuela, casa y en sus actividades de tiempo libre.

La conclusión de los padres puede ser que tengan el dispositivo, pero también que juntos requieren fortalecer algunas de estas áreas de manera afectiva, y platicar sobre el significado e impacto de tener un dispositivo.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Quizá requieren su primera bicicleta, un juego de destreza para armar o algún otro juguete, pero en todo caso que “ni la edad ni la presión social sean la razón por la que le compran a sus hijos un dispositivo móvil, sino las necesidades y circunstancias de cada familia”, indicó Araceli Ramírez.

Igualmente importante, agregó, que se entienda que un celular no es un juguete, y al igual que otros objetos del hogar, debe tener condiciones de uso, como límites de horario y sitios donde utilizarlo para que no afecte la convivencia familiar.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado