/ martes 26 de enero de 2021

Nadie dijo que sería fácil

AJO Y AGUA

Real Madrid ha sufrido para encontrar la regularidad que a lo largo de la historia ha dado paso a su grandeza. Sin embargo, se debe entender que no se trata de buscar culpas, ni de los jugadores ni del cuerpo técnico ni del club, pues todos ellos están atados de manos, debido a los impedimentos que genera la crisis del Covid-19.

Una vez más, el Real Madrid ha encontrado el camino que lleva hacia la regularidad deseada. Sin embargo, esta vez lo hace sin dos de los cuatro objetivos trazados para esta temporada.

Eliminado de la Supercopa de España y de la Copa del Rey, en una sola semana, las críticas no se hicieron esperar, principalmente dirigidas a Zinedine Zidane, señalado por supuestamente haber perdido el toque que lo llevó a ganar tres Champions League consecutivas; sin considerar las complicaciones que ha tenido que esquivar, entre lesiones y contagios de Covid-19, para conformar un equipo competitivo.

Cada derrota del Real Madrid suele magnificarse debido a su grandeza, pero en esta temporada, la más atípica de toda la historia, debemos considerar que la mayor parte de los esfuerzos del club han sido dirigidos hacia la Liga española, el torneo de la regularidad; así como a la Champions League.

En ambos casos, el cuadro merengue se mantiene en la pelea por el título. El fin de semana, con Zidane en cuarentena tras contagiarse de coronavirus, se reencontró con su mejor versión de la temporada y logró un triunfo imprescindible en casa del Alavés para mantenerse en la segunda posición de la clasificación.

Lo hizo gracias al aporte del incansable Karim Benzema, autor de dos de los cuatro tantos con los que el Real Madrid se impuso 1-4 en el estadio Mendizorroza, sin dejar de destacar la enorme actuación de los volantes Luka Modric y Toni Kroos, quienes fortalecen el juego del equipo, tanto a la defensiva, con Casemiro; como a la ofensiva, con Benzema, quien a sus 33 años de edad, sigue dando la cara en una temporada en la que se esperaba que cediera todo el protagonismo a un grupo de jóvenes que, pese a su calidad, no han podido consolidarse, como es el caso de Vinícius Junior y Rodrigo Goes.

Isco Alarcón, Marco Asencio y Lucas Vázquez han dado muestra de que pueden asumir la responsabilidad, pero aún les hace falta un referente, como en su momento lo fue Cristiano Ronaldo, ahora en las filas de la Juventus y convertido, recientemente, en el máximo goleador histórico del futbol profesional, con 760 anotaciones.

Ese líder no debe ser otro que Eden Hazard, aún lejos del nivel que mostró con el Chelsea, pero que comienza a recuperar la confianza tras la larga lista de lesiones que ha sufrido desde que llegó al Santiago Bernabéu, en 2019, sin olvidar que además dio positivo a Covid-19.

El sábado, frente al Alavés, el delantero belga anotó su tercer gol en lo que va de temporada. Lo hizo con gran clase, al recibir el balón dentro del área y definir, sin mayor sobresalto, ante la salida del portero Fernando Pacheco.

Cinco minutos antes, dio una gran asistencia, de tacón, para que Benzema firmara su primer gol de la tarde.

Cuatro goles y ocho asistencias en los 46 partidos que ha disputado, sin dejar de mencionar que ha sido baja durante 291 días, son cifras muy pobres para un jugador del Real Madrid.

Sin embargo, no queda de otra que darle más tiempo, a la espera de que este sea, ahora sí, el punto de inflexión que necesita para asumir la responsabilidad, justo en un momento clave de la temporada, con el inicio de la segunda parte de la Liga española.

Atrás quedó el Eden Hazard que brilló en el Chelsea; ahora, el belga está obligado a escribir una nueva historia, de éxito, con el Real Madrid.

Como lo dijo Benzema, tras la goleada al Alavés, necesitamos la mejor versión de Hazard.


¡Que te lo digo yo!



LAS FRASES


Cada derrota del Real Madrid suele magnificarse debido a su grandeza, pero en esta temporada, la más atípica de la historia, debemos considerar que la mayor parte de los esfuerzos han sido dirigidos hacia la Liga española, el torneo de la regularidad; y a la Champions League


El líder que necesita el club merengue no debe ser otro que Eden Hazard, aún lejos del nivel que mostró en el Chelsea, pero que comienza a recuperar la confianza tras la larga lista de lesiones que ha sufrido desde que llegó al Santiago Bernabéu, en 2019; sin olvidar que además dio positivo a Covid-19

Real Madrid ha sufrido para encontrar la regularidad que a lo largo de la historia ha dado paso a su grandeza. Sin embargo, se debe entender que no se trata de buscar culpas, ni de los jugadores ni del cuerpo técnico ni del club, pues todos ellos están atados de manos, debido a los impedimentos que genera la crisis del Covid-19.

Una vez más, el Real Madrid ha encontrado el camino que lleva hacia la regularidad deseada. Sin embargo, esta vez lo hace sin dos de los cuatro objetivos trazados para esta temporada.

Eliminado de la Supercopa de España y de la Copa del Rey, en una sola semana, las críticas no se hicieron esperar, principalmente dirigidas a Zinedine Zidane, señalado por supuestamente haber perdido el toque que lo llevó a ganar tres Champions League consecutivas; sin considerar las complicaciones que ha tenido que esquivar, entre lesiones y contagios de Covid-19, para conformar un equipo competitivo.

Cada derrota del Real Madrid suele magnificarse debido a su grandeza, pero en esta temporada, la más atípica de toda la historia, debemos considerar que la mayor parte de los esfuerzos del club han sido dirigidos hacia la Liga española, el torneo de la regularidad; así como a la Champions League.

En ambos casos, el cuadro merengue se mantiene en la pelea por el título. El fin de semana, con Zidane en cuarentena tras contagiarse de coronavirus, se reencontró con su mejor versión de la temporada y logró un triunfo imprescindible en casa del Alavés para mantenerse en la segunda posición de la clasificación.

Lo hizo gracias al aporte del incansable Karim Benzema, autor de dos de los cuatro tantos con los que el Real Madrid se impuso 1-4 en el estadio Mendizorroza, sin dejar de destacar la enorme actuación de los volantes Luka Modric y Toni Kroos, quienes fortalecen el juego del equipo, tanto a la defensiva, con Casemiro; como a la ofensiva, con Benzema, quien a sus 33 años de edad, sigue dando la cara en una temporada en la que se esperaba que cediera todo el protagonismo a un grupo de jóvenes que, pese a su calidad, no han podido consolidarse, como es el caso de Vinícius Junior y Rodrigo Goes.

Isco Alarcón, Marco Asencio y Lucas Vázquez han dado muestra de que pueden asumir la responsabilidad, pero aún les hace falta un referente, como en su momento lo fue Cristiano Ronaldo, ahora en las filas de la Juventus y convertido, recientemente, en el máximo goleador histórico del futbol profesional, con 760 anotaciones.

Ese líder no debe ser otro que Eden Hazard, aún lejos del nivel que mostró con el Chelsea, pero que comienza a recuperar la confianza tras la larga lista de lesiones que ha sufrido desde que llegó al Santiago Bernabéu, en 2019, sin olvidar que además dio positivo a Covid-19.

El sábado, frente al Alavés, el delantero belga anotó su tercer gol en lo que va de temporada. Lo hizo con gran clase, al recibir el balón dentro del área y definir, sin mayor sobresalto, ante la salida del portero Fernando Pacheco.

Cinco minutos antes, dio una gran asistencia, de tacón, para que Benzema firmara su primer gol de la tarde.

Cuatro goles y ocho asistencias en los 46 partidos que ha disputado, sin dejar de mencionar que ha sido baja durante 291 días, son cifras muy pobres para un jugador del Real Madrid.

Sin embargo, no queda de otra que darle más tiempo, a la espera de que este sea, ahora sí, el punto de inflexión que necesita para asumir la responsabilidad, justo en un momento clave de la temporada, con el inicio de la segunda parte de la Liga española.

Atrás quedó el Eden Hazard que brilló en el Chelsea; ahora, el belga está obligado a escribir una nueva historia, de éxito, con el Real Madrid.

Como lo dijo Benzema, tras la goleada al Alavés, necesitamos la mejor versión de Hazard.


¡Que te lo digo yo!



LAS FRASES


Cada derrota del Real Madrid suele magnificarse debido a su grandeza, pero en esta temporada, la más atípica de la historia, debemos considerar que la mayor parte de los esfuerzos han sido dirigidos hacia la Liga española, el torneo de la regularidad; y a la Champions League


El líder que necesita el club merengue no debe ser otro que Eden Hazard, aún lejos del nivel que mostró en el Chelsea, pero que comienza a recuperar la confianza tras la larga lista de lesiones que ha sufrido desde que llegó al Santiago Bernabéu, en 2019; sin olvidar que además dio positivo a Covid-19

Doble Vía

Niega vacuna anti Covid-19 a adulto mayor en Jalisco; la llaman #LadyProle

La Servidora de la Nación no le quiso poner la dosis, porque al hacerlo tendría que pasar a “los ricos” y dejaría sin vacuna a “la prole”

Metrópoli

Exigen frenar obra en el Cerro de Zacatenco

Planean instalar cuatro postes de la línea 2 del Mexicable, que va de Ecatepec a Indios Verdes

Política

De manera parcial, Corte invalida Ley garrote en Tabasco

Esta ley impone penalidades más severas a protestas sociales que incluyen el bloqueo de comunicaciones o de obra pública

Política

Edith Aparicio, hermana de Yalitza, va por una diputación federal

Fue el PRI quien formuló la propuesta a Aparicio para representar a la coalición Va por México por el distrito de Tlaxiaco, Oaxaca

Tecnología

SoundCloud remunerará a los artistas en función al tiempo de reproducción

"La industria lo reclamaba desde hace años. Estamos contentos de ser los primeros en aportar esta innovación para apoyar a los artistas", dijo el director general

Metrópoli

Quedó renovado deportivo Benito Juárez en estructura y equipamiento

Con esa acción la alcaldía se coloca a la vanguardia en instalaciones deportivas: Santiago Taboada