/ sábado 21 de noviembre de 2020

Murió Ernesto Canto, medallista olímpico

El atleta mexicano qué ganó todo

Ciudad de México.- Sus triunfos emocionaron a todo México. Hoy un día de fiesta para el deporte se viste de luto al perder a uno de los ilustres atletas que ha tenido nuestro país el marchita Ernesto Canto Gudiño.

El medallista de oro en un los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 84 perdió la batalla contra el cáncer de hígado y páncreas, este viernes 20 de noviembre a la edad de los 61 años después de varios días hospitalizado en hospital privado del Estado de México.

Canto peleó con todo como en sus mejores momentos cuándo estaba en cada una de las competencias, pero al final no pudo con la enfermedad.

Gran legado en la marcha ha dejado el atleta mexicano que ganó todo en un ciclo olímpico entre 1982 y 1984: Juegos Centroamericanos, Juegos Panamericanos, Campeonato Mundial y el oro en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 en la prueba de los 20 kilómetros.

Este viernes se entrega el Premio Nacional del Deporte 2020 a los mejores atletas mexicanos y hoy también perdimos a una de las personas más significativas para el deporte.

SIEMPRE FUE UN GUERRERO

Canto Gudiño, nació el 18 de octubre de 1959 en la Ciudad de México), y se inició lo que fuera su exitosa trayectoria deportiva en la caminata a los 9 años, y en 1972, obtuvo su primer título en el Nacional Infantil en Monterrey, mientras que, a nivel internacional, Ernesto consiguió el primer título en el Centroamericano Juvenil de Caracas 74 (10 km.) y tres años después repitió la hazaña en Xalapa.

A partir de esa fecha vendrían muchos más títulos; en 1977, obtuvo el primer lugar en el Juvenil de América, en Montreal. Al año siguiente (1978) triunfó en el Centrocaribeño de Atletismo en Mayagüez, Puerto Rico. En 1980 realizó una gira europea, triunfando en la Copa Ruse (Bulgaria) con la mejor marca mundial del año (1:19.01 horas).

Pero su primera victoria de renombre fue en 1981, en la Copa Lugano de Valencia (España), posteriormente ganó en la Semana Internacional de Caminata, Noruega-Suecia, triunfos con los que se hizo acreedor al Premio Nacional del Deporte.

GANÓ TODO

Después, en 1982, Canto Gudiño ganó oro en los Centroamericanos y del Caribe La Habana y el siguiente año, en 1983 fue nominado “El mejor Andarín del Mundo en 20 kilómetros” recibiendo el “Trofeo Hispanidad” por ser campeón panamericano en Caracas, y del Mundial de Atletismo de Helsinki (Finlandia) con crono de 1:20.49 horas.

Un año después rompió la marca mundial de la hora en el Grand Prix de Softeland en Bergen, Noruega al recorrer 15 mil 253 metros, superando los 15 mil 129 del soviético Valdas Kazlauskas. Un día después impone récord mundial de 20 kilómetros (1:18.38) destrozando el de su ídolo Daniel Bautista (1:19.49).

Después de esa cadena de triunfos llegaría la gloria olímpica, cuando conquistó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de los Ángeles 1984, teniendo como escenario el Memorial Coliseum. cuando cruzó la meta en 1:23.13 horas.

Posteriormente vendrían más triunfos; en la Copa Randers en Dinamarca durante 1989, la Copa de las Naciones en Múnich, y los Juegos de la Amistad en Seattle (1990).

Esta exitosa trayectoria deportiva fue reconocida en 1992 por el Comité Olímpico Internacional con la condecoración “Botón Olímpico”.

Al término de su carrera deportiva Ernesto Canto se involucró en organismos ligados al movimiento olímpico, fue miembro permanente del Comité Olímpico Mexicano, Miembro Fundador de la Asociación Mexicana de Medallistas Olímpicos Mexicanos, A.C. Miembro de la Legión de Honor Nacional. Miembro de la Academia Metropolitana IAP y presidente de la Academia del Deporte y Bienestar Social; presidente de la Comisión de Atletas del Comité Olímpico Mexicano, y miembro Fundador de la Asociación Mundial de Marchistas y representante para América. Actualmente se desempeñaba como vocal en el Comité Ejecutivo del Comité Olímpico Mexicano.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Ciudad de México.- Sus triunfos emocionaron a todo México. Hoy un día de fiesta para el deporte se viste de luto al perder a uno de los ilustres atletas que ha tenido nuestro país el marchita Ernesto Canto Gudiño.

El medallista de oro en un los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 84 perdió la batalla contra el cáncer de hígado y páncreas, este viernes 20 de noviembre a la edad de los 61 años después de varios días hospitalizado en hospital privado del Estado de México.

Canto peleó con todo como en sus mejores momentos cuándo estaba en cada una de las competencias, pero al final no pudo con la enfermedad.

Gran legado en la marcha ha dejado el atleta mexicano que ganó todo en un ciclo olímpico entre 1982 y 1984: Juegos Centroamericanos, Juegos Panamericanos, Campeonato Mundial y el oro en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 en la prueba de los 20 kilómetros.

Este viernes se entrega el Premio Nacional del Deporte 2020 a los mejores atletas mexicanos y hoy también perdimos a una de las personas más significativas para el deporte.

SIEMPRE FUE UN GUERRERO

Canto Gudiño, nació el 18 de octubre de 1959 en la Ciudad de México), y se inició lo que fuera su exitosa trayectoria deportiva en la caminata a los 9 años, y en 1972, obtuvo su primer título en el Nacional Infantil en Monterrey, mientras que, a nivel internacional, Ernesto consiguió el primer título en el Centroamericano Juvenil de Caracas 74 (10 km.) y tres años después repitió la hazaña en Xalapa.

A partir de esa fecha vendrían muchos más títulos; en 1977, obtuvo el primer lugar en el Juvenil de América, en Montreal. Al año siguiente (1978) triunfó en el Centrocaribeño de Atletismo en Mayagüez, Puerto Rico. En 1980 realizó una gira europea, triunfando en la Copa Ruse (Bulgaria) con la mejor marca mundial del año (1:19.01 horas).

Pero su primera victoria de renombre fue en 1981, en la Copa Lugano de Valencia (España), posteriormente ganó en la Semana Internacional de Caminata, Noruega-Suecia, triunfos con los que se hizo acreedor al Premio Nacional del Deporte.

GANÓ TODO

Después, en 1982, Canto Gudiño ganó oro en los Centroamericanos y del Caribe La Habana y el siguiente año, en 1983 fue nominado “El mejor Andarín del Mundo en 20 kilómetros” recibiendo el “Trofeo Hispanidad” por ser campeón panamericano en Caracas, y del Mundial de Atletismo de Helsinki (Finlandia) con crono de 1:20.49 horas.

Un año después rompió la marca mundial de la hora en el Grand Prix de Softeland en Bergen, Noruega al recorrer 15 mil 253 metros, superando los 15 mil 129 del soviético Valdas Kazlauskas. Un día después impone récord mundial de 20 kilómetros (1:18.38) destrozando el de su ídolo Daniel Bautista (1:19.49).

Después de esa cadena de triunfos llegaría la gloria olímpica, cuando conquistó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de los Ángeles 1984, teniendo como escenario el Memorial Coliseum. cuando cruzó la meta en 1:23.13 horas.

Posteriormente vendrían más triunfos; en la Copa Randers en Dinamarca durante 1989, la Copa de las Naciones en Múnich, y los Juegos de la Amistad en Seattle (1990).

Esta exitosa trayectoria deportiva fue reconocida en 1992 por el Comité Olímpico Internacional con la condecoración “Botón Olímpico”.

Al término de su carrera deportiva Ernesto Canto se involucró en organismos ligados al movimiento olímpico, fue miembro permanente del Comité Olímpico Mexicano, Miembro Fundador de la Asociación Mexicana de Medallistas Olímpicos Mexicanos, A.C. Miembro de la Legión de Honor Nacional. Miembro de la Academia Metropolitana IAP y presidente de la Academia del Deporte y Bienestar Social; presidente de la Comisión de Atletas del Comité Olímpico Mexicano, y miembro Fundador de la Asociación Mundial de Marchistas y representante para América. Actualmente se desempeñaba como vocal en el Comité Ejecutivo del Comité Olímpico Mexicano.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Sociedad

Retrasan aplicación de la segunda dosis de vacuna anticovid para médicos

Tendrán que esperar más de los 21 días previstos debido a la reducción de envíos por parte de la farmacéutica

Mundo

Biden toma el control de un país abrumado

El presidente electo llega con la misión de unir al país; Trump se despide ensalzando su gobierno y desmarcándose de violencia

Mundo

Pandemia marcará la suerte del nuevo Presidente de EU

De su éxito en enfrentar el Covid-19 y reactivar la economía dependerá controlar a los grupos trumpistas