/ martes 29 de octubre de 2019

Raúl Arias confirma la huida de jugadores en Veracruz

El peruano Iván Santillán cobró su sueldo en los Tiburones y se fue del equipo

VERACRUZ, Veracruz, 29 de octubre.- Luego de confirmar que el futbolista peruano Iván Santillán rescindió su contrato con los Tiburones Rojos y se marchó del equipo a inicios de esta semana, el vicepresidente deportivo de los escualos, Raúl Arias, afirmó que los futbolistas están en su derecho de marcharse si así lo deciden, resaltando que la gran mayoría sólo busca que se le pague.

En entrevista, Raúl Arias admitió que se trata de una situación compleja porque evidentemente el jugador está reclamado su dinero, aunque en el caso de los jóvenes como Martín Barra, que también se ha marchado, hay otros factores que deberían tomarse en cuenta.

“Es una situación difícil porque en la controversia que ellos presentaron sí existe una cláusula de rescisión de contrato y pues sí están en su derecho de poderse ir, pero algunos no la han presentado, solamente quieren que se les pague y permanecen en el club por alguna razón, por tener alguna lealtad con el club, al final de cuentas la formación de ellos es gratuita aquí, entonces es una cuestión personal”.

El directivo agregó que más allá del tema de que son futbolistas profesionales, hay valores que al final pueden inclinar la balanza para la toma de la decisión de irse con la rescisión de su contrato.

“Es de decir, yo tengo que agradecerle algo a esta institución que contrató jardineros para que entrenaran en una cancha buena o mala, pero los contrató, contrató a entrenadores, a preparadores físicos, a médicos, para que estuviera yo aquí un día, dos días, un año, cinco años; es una cuestión personal, es una situación difícil”.

Dijo que todos son libres de decidir y si tienen la oportunidad de encontrar algo mejor en la búsqueda de su realización, pues queda a su criterio y no lo pueden impedir.

Reiteró que en el caso de Iván Santillán fue una decisión que tomó tras resolverse su controversia, cobrar e irse, aunque precisó que su marcha no pesará en el plantel en lo que resta del campeonato.

“La verdad es que tampoco es o fue un jugador que en su momento hiciera diferencia y para ser extranjero sí necesitamos que el jugador de fuera venga con más autoridad a hacer superior a los elementos mexicanos, por lo que ahora se abre una oportunidad para algún jugador mexicano principalmente de la Sub-20”.

Sobre la posibilidad de que otros jugadores se sumen en los próximos días al sudamericano, Raúl Arias dijo desconocer si habrá más deserciones, insistiendo que al final será la decisión de cada uno hacerlo o no.

VERACRUZ, Veracruz, 29 de octubre.- Luego de confirmar que el futbolista peruano Iván Santillán rescindió su contrato con los Tiburones Rojos y se marchó del equipo a inicios de esta semana, el vicepresidente deportivo de los escualos, Raúl Arias, afirmó que los futbolistas están en su derecho de marcharse si así lo deciden, resaltando que la gran mayoría sólo busca que se le pague.

En entrevista, Raúl Arias admitió que se trata de una situación compleja porque evidentemente el jugador está reclamado su dinero, aunque en el caso de los jóvenes como Martín Barra, que también se ha marchado, hay otros factores que deberían tomarse en cuenta.

“Es una situación difícil porque en la controversia que ellos presentaron sí existe una cláusula de rescisión de contrato y pues sí están en su derecho de poderse ir, pero algunos no la han presentado, solamente quieren que se les pague y permanecen en el club por alguna razón, por tener alguna lealtad con el club, al final de cuentas la formación de ellos es gratuita aquí, entonces es una cuestión personal”.

El directivo agregó que más allá del tema de que son futbolistas profesionales, hay valores que al final pueden inclinar la balanza para la toma de la decisión de irse con la rescisión de su contrato.

“Es de decir, yo tengo que agradecerle algo a esta institución que contrató jardineros para que entrenaran en una cancha buena o mala, pero los contrató, contrató a entrenadores, a preparadores físicos, a médicos, para que estuviera yo aquí un día, dos días, un año, cinco años; es una cuestión personal, es una situación difícil”.

Dijo que todos son libres de decidir y si tienen la oportunidad de encontrar algo mejor en la búsqueda de su realización, pues queda a su criterio y no lo pueden impedir.

Reiteró que en el caso de Iván Santillán fue una decisión que tomó tras resolverse su controversia, cobrar e irse, aunque precisó que su marcha no pesará en el plantel en lo que resta del campeonato.

“La verdad es que tampoco es o fue un jugador que en su momento hiciera diferencia y para ser extranjero sí necesitamos que el jugador de fuera venga con más autoridad a hacer superior a los elementos mexicanos, por lo que ahora se abre una oportunidad para algún jugador mexicano principalmente de la Sub-20”.

Sobre la posibilidad de que otros jugadores se sumen en los próximos días al sudamericano, Raúl Arias dijo desconocer si habrá más deserciones, insistiendo que al final será la decisión de cada uno hacerlo o no.

Policiaca

Muere por coronavirus elemento de la policía capitalina; cubrió el Vive Latino

El elemento de la SSC presento malestares en su salud tras haber sido asignado a tareas de vigilancia en el festival Vive Latino

Policiaca

Fuerte impacto destroza cascos de motociclistas y mueren en la San Rafael

Al lugar llegaron familiares de los hombres quienes lamentaban su pérdida y lloraban desconsoladamente

Policiaca

Dejó dos lesionados irrupción de embozados e incendio en la FES Acatlán

La UNAM informó que ya levantó las denuncias penales por los daños causados y adelantó que ya ubicó a dos de los agresores

Metrópoli

Refuerzan número de unidades en el transporte para evitar aglomeraciones

Continúan con las jornadas de sanitización en el transporte de manera constante para proteger la salud de sus personas usuarias

Policiaca

Fuerte impacto destroza cascos de motociclistas y mueren en la San Rafael

Al lugar llegaron familiares de los hombres quienes lamentaban su pérdida y lloraban desconsoladamente