/ jueves 20 de junio de 2019

Argentina mantiene el sueño en el Mundial femenil

Cuando todo parecía perdido, la albiceleste se recuperó de un marcador en contra

París.- La selección de Argentina se levantó de tres goles en contra y sobre el final del partido ante Escocia lo empató para mantener así el sueño por pase a los octavos de final del Mundial femenino.

Kim Little metió el 1-0 a los 19 minutos, Jennifer Beattie puso el segundo recién arrancado el segundo tiempo y Erin Cuthbert firmó el 3-0 a los 69 minutos.

Las sudamericanas marcaron el primero gracias a una buena definición de Milagros Menéndez. Florencia Bonsegundo metió un zapatazo de afuera del área, que se desvió en la arquera rival, para el segundo.

Con una desventaja de 2-3, Argentina tuvo un penal a favor, cobrado con la asistencia del VAR, que Florencia Bonsegundo erró; sin embargo, la silbante, Hyang-Ok Ri, fue avisada por el VAR que la arquera escocesa, Alexander, se había adelantado y ordenó que el penal se volviera a ejecutar. Ahí sí, Bonsegundo la mandó a guardar y puso el 3-3 definitivo que mantiene la ilusión mundialista vigente para las chicas.

Nunca antes ninguna selección femenina había remontado un resultado tan abultado y el conjunto sudamericano lo certificó gracias a un penalti transformado en el tiempo añadido; sin embargo, el sueño argentino no depende de terceros, pues necesita que los duelos entre Nueva Zelanda y Camerún y el Chile-Tailandia acaben con empate, lo que convertiría a las albicelestes en una de las mejores terceras y les permitiría lograr la histórica clasificación.

París.- La selección de Argentina se levantó de tres goles en contra y sobre el final del partido ante Escocia lo empató para mantener así el sueño por pase a los octavos de final del Mundial femenino.

Kim Little metió el 1-0 a los 19 minutos, Jennifer Beattie puso el segundo recién arrancado el segundo tiempo y Erin Cuthbert firmó el 3-0 a los 69 minutos.

Las sudamericanas marcaron el primero gracias a una buena definición de Milagros Menéndez. Florencia Bonsegundo metió un zapatazo de afuera del área, que se desvió en la arquera rival, para el segundo.

Con una desventaja de 2-3, Argentina tuvo un penal a favor, cobrado con la asistencia del VAR, que Florencia Bonsegundo erró; sin embargo, la silbante, Hyang-Ok Ri, fue avisada por el VAR que la arquera escocesa, Alexander, se había adelantado y ordenó que el penal se volviera a ejecutar. Ahí sí, Bonsegundo la mandó a guardar y puso el 3-3 definitivo que mantiene la ilusión mundialista vigente para las chicas.

Nunca antes ninguna selección femenina había remontado un resultado tan abultado y el conjunto sudamericano lo certificó gracias a un penalti transformado en el tiempo añadido; sin embargo, el sueño argentino no depende de terceros, pues necesita que los duelos entre Nueva Zelanda y Camerún y el Chile-Tailandia acaben con empate, lo que convertiría a las albicelestes en una de las mejores terceras y les permitiría lograr la histórica clasificación.