/ martes 27 de agosto de 2019

Esmeralda Falcón con miras a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Ellas También Sudan

Si se apoyará al boxeo con recursos económicos seguramente los resultados fueran mejores. No hemos tenido el apoyo de Ana Guevara ni de la CONADE. Por amor a la patria fue lo que nos sacó adelante

Foto: Elías Moreno

Un bronce que le sabe amargo. Un tercer lugar que pudo ser el primero, pero sin contar con los recursos por parte de las autoridades la peleadora de Xochimilco, Esmeralda Falcón Reyes pudo rescatar la presea de bronce.

La llamada Pantera ha dado otro paso para cumplir su sueño que es participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

A Esmeralda Falcón no le importa sacrificar ocho horas diarias para poder estar entre las mejores del planeta.


LA INSEGURIDAD LA LLEVÓ AL BOXEO

La peleadora es la más joven de la familia Falcón Reyes y siguió los pasos de su hermano mayor, para involucrarse en el deporte por completo.

Un asalto por las calles de la Ciudad de México, la orilló un poco más a la práctica del boxeo, donde primero estuvo entrenando kung fu.

La originaria de Santiago Tulyehualco, Xochimilco, estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México, señaló que quería ser una Bruce Lee en su deporte.

“Me gustan muchas las películas de Brucee Lee. Me inspira cada vez que veo una. Desde que llegamos al gimnasio tuvimos buenos entrenadores, pero fue el boxeo que me inspiró”, mencionó.

Comentó que por recomendación y como terapia se acercó al boxeo pero poco a poco que se fue adentrando en él le gustaba más. “Empezamos con mis hermanos en el kung fu. Pero el boxeo me conquistó y aunque en un principio mi mamá se oponía, al final toda mi familia me apoyó y ahora me ayudan a seguir en el deporte”.

Foto: Elías Moreno


SIEMPRE UNA TRIUNFADORA

Desde su ingreso al pugilismo ha sido triunfadora y ha conquistado el Campeonato Regional 2013, Olimpiada Nacional 2014, Torneo Guantes de Oro 2014, Juegos de Distrito 2015, Torneo Puños Rosas y el Torneo Ídolo Chilango 2015.

Pero su mayor logró lo alcanzó en 2018 en Barranquilla, Colombia, dentro de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, al lograr la presea de oro. En el PrePanamericano de Nicaragua, se clasificó para la justa continental.

En los Juegos Panamericanos de Lima, logró el tercer lugar en la categoría de los 60 kilogramos y la presea de bronce tras caer ante la argentina Dayana Sánchez, en la semifinal de peso ligero femenil (57-60 Kg) en el Coliseo Miguel Grau del Callao.

Fue un duro golpe no solo para Esmeralda sino para el deporte en general, luego de verla perder tras arrebatarle el triunfo de las manos.

Desgraciadamente el deporte mexicano va perdiendo terreno con los de América Latina, tras no participar en los eventos internacionales. A pesar de conectar los mejores golpes y siempre ir hacia adelante, la pugilista azteca fue despojada del triunfo por los jueces al no entregárselo.

Foto: Elías Moreno

CAMINO A TOKIO 2020

Por el deporte de alto rendimiento Esmeralda ha dejado sus estudios en pausa en la Universidad Nacional Autónoma de México. “Me voy a recibir muy pronto. Pero ahora buscamos conseguir el boleto a Tokio 2020 y el profesional por ahora no me interesa y creo que voy a quedar hasta París 2024”, dijo la pugilista.

Esmeralda señaló que desde pequeña ha sido una voz para exigir igualdad y justicia para todos. “No me quedo cayada no me gustan las injusticias”, dijo la peleadora de bronce de Lima.

La peleadora de Xochimilco espera que las autoridades de la CONADE en especial Ana Gabriela Guevara, atiendan sus demandas para beneficio de los deportistas.

Foto: Elías Moreno

“Por amor a la patria estamos participando. No hemos tenido presupuesto en años y se han limitado las concentraciones y campamentos en el extranjero. Debemos participar a nivel mundial para saber a que nos vamos a enfrentar en Juegos Olímpicos, pero esa tarea es de las autoridades de CONADE y la propia Ana Guevara”, dijo.


AE

Si se apoyará al boxeo con recursos económicos seguramente los resultados fueran mejores. No hemos tenido el apoyo de Ana Guevara ni de la CONADE. Por amor a la patria fue lo que nos sacó adelante

Foto: Elías Moreno

Un bronce que le sabe amargo. Un tercer lugar que pudo ser el primero, pero sin contar con los recursos por parte de las autoridades la peleadora de Xochimilco, Esmeralda Falcón Reyes pudo rescatar la presea de bronce.

La llamada Pantera ha dado otro paso para cumplir su sueño que es participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

A Esmeralda Falcón no le importa sacrificar ocho horas diarias para poder estar entre las mejores del planeta.


LA INSEGURIDAD LA LLEVÓ AL BOXEO

La peleadora es la más joven de la familia Falcón Reyes y siguió los pasos de su hermano mayor, para involucrarse en el deporte por completo.

Un asalto por las calles de la Ciudad de México, la orilló un poco más a la práctica del boxeo, donde primero estuvo entrenando kung fu.

La originaria de Santiago Tulyehualco, Xochimilco, estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México, señaló que quería ser una Bruce Lee en su deporte.

“Me gustan muchas las películas de Brucee Lee. Me inspira cada vez que veo una. Desde que llegamos al gimnasio tuvimos buenos entrenadores, pero fue el boxeo que me inspiró”, mencionó.

Comentó que por recomendación y como terapia se acercó al boxeo pero poco a poco que se fue adentrando en él le gustaba más. “Empezamos con mis hermanos en el kung fu. Pero el boxeo me conquistó y aunque en un principio mi mamá se oponía, al final toda mi familia me apoyó y ahora me ayudan a seguir en el deporte”.

Foto: Elías Moreno


SIEMPRE UNA TRIUNFADORA

Desde su ingreso al pugilismo ha sido triunfadora y ha conquistado el Campeonato Regional 2013, Olimpiada Nacional 2014, Torneo Guantes de Oro 2014, Juegos de Distrito 2015, Torneo Puños Rosas y el Torneo Ídolo Chilango 2015.

Pero su mayor logró lo alcanzó en 2018 en Barranquilla, Colombia, dentro de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, al lograr la presea de oro. En el PrePanamericano de Nicaragua, se clasificó para la justa continental.

En los Juegos Panamericanos de Lima, logró el tercer lugar en la categoría de los 60 kilogramos y la presea de bronce tras caer ante la argentina Dayana Sánchez, en la semifinal de peso ligero femenil (57-60 Kg) en el Coliseo Miguel Grau del Callao.

Fue un duro golpe no solo para Esmeralda sino para el deporte en general, luego de verla perder tras arrebatarle el triunfo de las manos.

Desgraciadamente el deporte mexicano va perdiendo terreno con los de América Latina, tras no participar en los eventos internacionales. A pesar de conectar los mejores golpes y siempre ir hacia adelante, la pugilista azteca fue despojada del triunfo por los jueces al no entregárselo.

Foto: Elías Moreno

CAMINO A TOKIO 2020

Por el deporte de alto rendimiento Esmeralda ha dejado sus estudios en pausa en la Universidad Nacional Autónoma de México. “Me voy a recibir muy pronto. Pero ahora buscamos conseguir el boleto a Tokio 2020 y el profesional por ahora no me interesa y creo que voy a quedar hasta París 2024”, dijo la pugilista.

Esmeralda señaló que desde pequeña ha sido una voz para exigir igualdad y justicia para todos. “No me quedo cayada no me gustan las injusticias”, dijo la peleadora de bronce de Lima.

La peleadora de Xochimilco espera que las autoridades de la CONADE en especial Ana Gabriela Guevara, atiendan sus demandas para beneficio de los deportistas.

Foto: Elías Moreno

“Por amor a la patria estamos participando. No hemos tenido presupuesto en años y se han limitado las concentraciones y campamentos en el extranjero. Debemos participar a nivel mundial para saber a que nos vamos a enfrentar en Juegos Olímpicos, pero esa tarea es de las autoridades de CONADE y la propia Ana Guevara”, dijo.


AE

República

Emotiva carta de víctima a ladrón se viraliza en redes sociales

Un ciudadano decidió escribirla al ladrón que lo despojó de la motocicleta que con esfuerzo la compró y en segundos se la arrebató

Policiaca

“No fue la forma de hacer las cosas”, pide perdón Karen Espíndola

La joven nunca pensó en las consecuencias de su mensaje, por lo que se le hizo fácil enviar ese texto y después apagar su celular