/ martes 5 de noviembre de 2019

Con calculadora en mano

AJO Y AGUA

La temporada de Chivas deja mucho que desear, tanto, que aún corre el riesgo de quedarse, por quinta ocasión consecutiva, fuera de la Liguilla, al igual que América, Cruz Azul y Pumas. En el Apertura 2019, podría darse el caso inédito de que ninguno de los cuatro grandes del futbol mexicano esté en la fiesta grande.

Me da gusto que Chivas, equipo que mantiene su tradición de jugar única y exclusivamente con futbolistas mexicanos, aún tenga posibilidades de avanzar a la Liguilla. Sin embargo, no podemos tapar el sol con un dedo.

Y es que ciertamente, la temporada que Chivas ha tenido en este Apertura 2019 deja muchas cosas que desear, sobre todo porque hablamos de uno de los grandes de nuestro futbol, y no lo digo sólo por su tradición o por el gran número de aficionados que tiene.

En cuando al tema deportivo, el conjunto tapatío aún corre el riesgo de quedarse fuera de la Liguilla por quinta ocasión consecutiva, algo que para muchos ya era un hecho hace poco menos de una semana.

Pero como se dice en el futbol, el partido no acaba hasta que el árbitro da el silbatazo final, y así lo demostraron los dirigidos por Luis Fernando Tena, con su valioso triunfo del domingo en su visita al Toluca, con marcador 1-3. Aunque claro, la suerte también les sonrió, con la goleada que Bravos le propinó a Xolos, así como el empate entre León y Morelia.

Sin duda, el conseguido en el Nemesio Diez es uno de los triunfos más convincentes en lo que va del torneo, junto a la victoria de 3-0 que firmó ante la visita del Atlético de San Luis, en la fecha 9.

De ahí en fuera, el Rebaño Sagrado ha sufrido muchísimo para sacar adelante sus resultados, pues incluso, en el otro partido en el que metió más de dos goles, terminó por perder 4-3 en su visita al León, en la fecha 5.

Ubicado en la posición 15 de la clasificación, con 19 puntos, a cinco de distancia de la zona de Liguilla, Chivas tiene en su haber cinco triunfos, cuatro empates y siete derrotas. Pero lo más preocupante es su diferencia de goles, con 22 a favor y 25 en contra.

Ante Toluca, Alan Pulido firmó dos de las anotaciones, pero tuvieron que pasar tres partidos para que el delantero pudiera poner fin a su sequía goleadora.

Aún así, Pulido es, hasta ahora, el mejor delantero mexicano del Apertura 2019, con nueve goles en 17 partidos, los mismos que el argentino Nicolás Ibáñez, del Atlético de San Luis; que el francés André Pierre Gignac, de los Tigres; y que el también argentino Julio César Furch, de Santos Laguna.

No muy lejos de ellos, se encuentra otro argentino, Mauro Quiroga, jugador del Necaxa, con 11 tantos.

Sin duda, esta es una de las mejores temporadas de Alan Pulido desde que el club de Guadalajara lo repatrió hace ya más de cuatro años, proveniente del futbol de Grecia.

Está claro que Alan ha encontrado la motivación que necesitaba para alcanzar su mejor nivel, aquel que mostró cuando, con todo en contra, decidió irse al Olympiacos de Grecia, echándose en contra a la directiva de Tigres y al mismísimo Ricardo Ferretti, ante lo polémico que resultó su traspaso por ir en contra de los intereses del club de Nuevo León.

Con todo y el dichoso pacto de caballeros, Pulido regresó al futbol mexicano, en el que ha conseguido cosas importantes con Chivas, como los títulos de la Liga y de la Copa MX, en el 2017, además de la Liga de Naciones de la Concacaf, hace un año.

Sin embargo, siendo titular en las 17 fechas disputadas hasta ahora, su aporte no le ha bastado al Rebaño Sagrado.

Son siete partidos en los que ha anotado, de los cuales, uno se saldó con empate y tres más con derrota, incluida la del León, en la que anotó dos goles.

Es importante señalar que, de pronto, a Alan Pulido le ha faltado ese cómplice que le permita moverse con mayor libertad dentro del área. Y eso se debe, irónicamente, a las complicaciones que la directiva ha tenido para fichar jugadores que marquen diferencia.

Por un lado, el hecho de que contratar jugadores extranjeros está descartado, algo que me agrada, porque obliga a darle la oportunidad al futbolista mexicano.

Por el otro, las dificultades que se encuentra a la hora de querer fichar refuerzos, debido a que los demás clubes de la Liga MX quieren venderle jugadores a precios desorbitantes.

Si es lamentable que algunos directivos le cierren la puerta de Europa al jugador mexicano con altos precios por su traspaso, imagínense lo criticable que resulta hacerlo en el propio futbol mexicano.

¡Que te lo digo yo!

La temporada de Chivas deja mucho que desear, tanto, que aún corre el riesgo de quedarse, por quinta ocasión consecutiva, fuera de la Liguilla, al igual que América, Cruz Azul y Pumas. En el Apertura 2019, podría darse el caso inédito de que ninguno de los cuatro grandes del futbol mexicano esté en la fiesta grande.

Me da gusto que Chivas, equipo que mantiene su tradición de jugar única y exclusivamente con futbolistas mexicanos, aún tenga posibilidades de avanzar a la Liguilla. Sin embargo, no podemos tapar el sol con un dedo.

Y es que ciertamente, la temporada que Chivas ha tenido en este Apertura 2019 deja muchas cosas que desear, sobre todo porque hablamos de uno de los grandes de nuestro futbol, y no lo digo sólo por su tradición o por el gran número de aficionados que tiene.

En cuando al tema deportivo, el conjunto tapatío aún corre el riesgo de quedarse fuera de la Liguilla por quinta ocasión consecutiva, algo que para muchos ya era un hecho hace poco menos de una semana.

Pero como se dice en el futbol, el partido no acaba hasta que el árbitro da el silbatazo final, y así lo demostraron los dirigidos por Luis Fernando Tena, con su valioso triunfo del domingo en su visita al Toluca, con marcador 1-3. Aunque claro, la suerte también les sonrió, con la goleada que Bravos le propinó a Xolos, así como el empate entre León y Morelia.

Sin duda, el conseguido en el Nemesio Diez es uno de los triunfos más convincentes en lo que va del torneo, junto a la victoria de 3-0 que firmó ante la visita del Atlético de San Luis, en la fecha 9.

De ahí en fuera, el Rebaño Sagrado ha sufrido muchísimo para sacar adelante sus resultados, pues incluso, en el otro partido en el que metió más de dos goles, terminó por perder 4-3 en su visita al León, en la fecha 5.

Ubicado en la posición 15 de la clasificación, con 19 puntos, a cinco de distancia de la zona de Liguilla, Chivas tiene en su haber cinco triunfos, cuatro empates y siete derrotas. Pero lo más preocupante es su diferencia de goles, con 22 a favor y 25 en contra.

Ante Toluca, Alan Pulido firmó dos de las anotaciones, pero tuvieron que pasar tres partidos para que el delantero pudiera poner fin a su sequía goleadora.

Aún así, Pulido es, hasta ahora, el mejor delantero mexicano del Apertura 2019, con nueve goles en 17 partidos, los mismos que el argentino Nicolás Ibáñez, del Atlético de San Luis; que el francés André Pierre Gignac, de los Tigres; y que el también argentino Julio César Furch, de Santos Laguna.

No muy lejos de ellos, se encuentra otro argentino, Mauro Quiroga, jugador del Necaxa, con 11 tantos.

Sin duda, esta es una de las mejores temporadas de Alan Pulido desde que el club de Guadalajara lo repatrió hace ya más de cuatro años, proveniente del futbol de Grecia.

Está claro que Alan ha encontrado la motivación que necesitaba para alcanzar su mejor nivel, aquel que mostró cuando, con todo en contra, decidió irse al Olympiacos de Grecia, echándose en contra a la directiva de Tigres y al mismísimo Ricardo Ferretti, ante lo polémico que resultó su traspaso por ir en contra de los intereses del club de Nuevo León.

Con todo y el dichoso pacto de caballeros, Pulido regresó al futbol mexicano, en el que ha conseguido cosas importantes con Chivas, como los títulos de la Liga y de la Copa MX, en el 2017, además de la Liga de Naciones de la Concacaf, hace un año.

Sin embargo, siendo titular en las 17 fechas disputadas hasta ahora, su aporte no le ha bastado al Rebaño Sagrado.

Son siete partidos en los que ha anotado, de los cuales, uno se saldó con empate y tres más con derrota, incluida la del León, en la que anotó dos goles.

Es importante señalar que, de pronto, a Alan Pulido le ha faltado ese cómplice que le permita moverse con mayor libertad dentro del área. Y eso se debe, irónicamente, a las complicaciones que la directiva ha tenido para fichar jugadores que marquen diferencia.

Por un lado, el hecho de que contratar jugadores extranjeros está descartado, algo que me agrada, porque obliga a darle la oportunidad al futbolista mexicano.

Por el otro, las dificultades que se encuentra a la hora de querer fichar refuerzos, debido a que los demás clubes de la Liga MX quieren venderle jugadores a precios desorbitantes.

Si es lamentable que algunos directivos le cierren la puerta de Europa al jugador mexicano con altos precios por su traspaso, imagínense lo criticable que resulta hacerlo en el propio futbol mexicano.

¡Que te lo digo yo!